arrow
3
SIN CRUELDAD.
Tengo un enorme respeto por las personas que luchan por convertir sus ilusiones en realidad. Imagino la ilusión de la directora ante su primera película. Pienso en el trabajo de todos los actores y actrices, de todos los técnicos, de todo un grupo de personas trabajando para lograr su sueño. Todo ello merece mi respeto y admiración.
Dicho esto, pasamos a hablar de la película. La película, técnicamente, es correcta. La ambientación, el vestuario y la fotografía son correctas. Falla todo lo demás : el argumento, el guión, los diálogos, los chistes, los............
No voy a escribir más. No quiero ser cruel. Y espero haber sido justo con mi puntuación.
[Leer más +]
21 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Poca fuerza
A la primera película de Marta Díaz de falta arrojo, romper moldes con un tema tan espinoso como la religión y las cofradías, sin duda algo muy nuestro, se prestaba a dar mucho juego. No lo ha conseguido, y con el elenco de actores que presenta, comenzando por Gloria Muñoz, y acompañada por Pepa Aniorte y Carmen Flores, la cosa daba como para desparrame. Todo se ha quedado en hacer torrijas y en esconder un cuerpo. La crítica social del puesto de la mujer en las cofradías y demás pasa un poco de puntillas por la película.

MI QUERIDA COFRAFÍA es el estreno de Marta Díaz tras las cámaras. Discreto, pero bienintencionado, quizás demasiado, en una cartelera plagada de comedias españolas, y de las buenas, como la brillante Campeones de Javier Fesser. Por decirlo de alguna manera, todo lo que sucede en la película suena a que ya lo hemos visto unas cuantas veces. No sorprende nada, y lo único positivo que se puede extraer es la interpretación de Carmen Flores, que acierta en algunos gags.

En definitiva, MI QUERIDA COFRADÍA se pierde entre un mar de comedias más efectivas. Si os soy sincero, apenas he sonreído durante su visionado, por lo que habla poco bien de la comedia. Eso sí, la audiencia más mayor e implicada con la causa cófrade quizás la encuentre más afortunada. Cuestión de gustos. No os perdéis nada.
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Entre torrijas anda el juego
Con notable alto se puede calificar el debut de Marta Díaz de Lope en el mundo del largometraje con Mi querida cofradía.

Se trata de una comedia costumbrista, género que ya había acompañado a Marta desde sus cortometrajes Y otro años, perdices (2013) y Los pestiños de mamá.(2016).

La trama de Mi querida cofradía se sitúa en Ronda, localidad natal de la directora, cuenta la historia de Carmen cuyo máximo deseo es convertirse en la presidenta de su cofradía, pero este sueño se ve frustrado, pues la hermandad elige en las elecciones a Ignacio su máximo rival.

La protagonista tendrá que luchar por hacerse un hueco en un mundo de hombres.

Todo ello entre torrijas, mucho gracejo andaluz, y aderezado con los sonidos de la semana santa andaluza y la música de Conchita Bautista.

Es una película repleta de enredos, de malentendidos al mas puro estilo de grandes maestros cómicos como Alfonso Paso y su obra teatral Vamos a contar mentiras, y con unos diálogos que podrían estar firmados por Rafael Azcona.

Es una comedia de actores, en las que Gloria Muñoz que interpreta el papel de Carmen está francamente bien, en la sobriedad y templanza que da a su personaje, desde aquí decimos que puede ser claramente candidata a mejor actriz en los próximos Goya, si se premiase mas a menudo la comedia.

y no nos podemos olvidar a unos secundarios de lujo, como Pepa Aniorte, Rocío Molina, Manuel Morón, Rosario Pardo y Carmen Flores, que se ha llevado la Biznaga de Plata a mejor actriz de reparto en la pasada edición del Festival de Málaga.Cine en español, donde tuvo lugar su estreno.

En definitiva una comedia fresca, divertida, y con mensaje reivindicar el papel de la mujer en un mundo tan cerrado como las hermandades de Semana Santa.
[Leer más +]
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Crítica de Mi querida cofradía por Cinemagavia
Mi Querida Cofradía es una comedia costumbrista entre el cine de Almodóvar y “La Comunidad” de Alex de la Iglesia. En una hermandad malagueña dominada por hombres, Carmen (Gloria Muñoz) luchará por convertirse en hermana mayor. Tres generaciones de mujeres y una vecina, con la ayuda de unas torrijas siempre omnipresentes, intentarán solucionar que Carmen haya dejado inconsciente a Ignacio, el hermano mayor.

Mi Querida Cofradía es una comedia reivindicativa que nos permite conocer más el mundo de las hermandades, aunque deforma la realidad en algunas situaciones hasta el extremo para conseguir la risa en el espectador. La ambientación y la banda sonora son muy acertadas, así como unas buenas actuaciones de Gloria Muñoz y Carmen Flores como la vecina.

Mi Querida Cofradía es una comedia con diálogos hilarantes, pero de tanto forzar las situaciones a veces es más ficticia que realista y la reivindicación queda un poco en segundo plano.

Escrito por Lucía Pradillos

https://cinemagavia.es/mi-querida-cofradia-pelicula-critica/
[Leer más +]
8 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
EL MÓVIL, PIEZA FUNDAMENTAL EN LA COFRADÍA.
Los buenos actores se descubren en las escenas más sencillas, donde no es el diálogo quien construye la secuencia, sino esos planos y esas miradas, en ocasiones más elocuentes.

La actriz Gloria Muñoz, me ha sorprendido por su compromiso con la historia, sin apenas estridencias; trabajando su papel desde esa cotidianidad que la trama necesitaba, y hábilmente supo entregársela.

Aunque, en cierta medida es una película coral, el peso recae en sus actrices que dibujan la historia con sobriedad y eficacia. Su directora Marta Díaz, ha conseguido resolver con éxito, ese complicado equilibrio para gestionarla, sin caer en el esperpento.
Una comedia donde no se busca la risa fácil del espectador, algo que es de agradecer.

Entretenida y bien resuelta.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Simpática comedia
Opera prima de Marta Díaz con guión de ella y Zebina Guerra en la que nos cuenta en tono de humor los líos que surgen en una cofradía de Ronda en el que nunca ha sido hermana mayor una mujer.

Se ha presentado en el Festival de cine de Málaga donde ha ganado el premio a la Mejor actriz de reparto (Carmen Flores) una vecina la mar de graciosa empeñada en aprender a hacer torrijas, el papel principal es de Gloria Muñoz que hace un magnífico papel, seguida por Pepa Aniorte, Juan Gea, Rocío Molina y Manuel Morón (el inolvidable padre maltratador de "El Bola").
Una comedia simpática y divertida protagonizada casi enteramente por mujeres con mucho respeto a las tradiciones de las cofradías andaluzas y a la religión en la que solo se echa en falta una pizca más de  comedia gamberra, pero que funciona bastante bien políticamente correcta.
Destino Arrakis.com
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
CARMEN, CARMEN
Agradable comedia andaluza sobre las costumbres, ritos y tradiciones de la Semana Santa en España. Sin estrambotes, con delicadeza, sin críticas excesivas, sin adornos superfluos...una comedia en la línea de maestros como Berlanga o Almodovar.
Muchas veces, en mi entorno evangélico, escucho críticas sobre la Iglesia Católica que en esta película, crítica pero amable, quedan desmontadas.
Ese personaje entrañable de Carmen "de rompe y rasga", defensora del progreso pero a la vez temerosa de romper las tradiciones de una sociedad machista, consigue convencer y enamorar con toda esa cohorte de actores formados en el cine, el teatro y la televisión andaluces, que llenan de matices y de verdad un guión muy preciso en el que todo se desarrolla con un ritmo acertado.
No es una película de grandes carcajadas pero si de permanentes sonrisas y complicidades.
Por cierto, todas las torrijas que vemos en pantalla dan mucha pena. Invito a Carmen, a su hija y a su vecina a pasar por mi cocina para que sepan cómo se hacen.
[Leer más +]
6 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
DE PROCESIONES, TORRIJAS Y DOBLADILLOS
La ESAC  (Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña) le ha ofrecido a sus alumnos con la rondeña Marta Díaz a la cabeza estrenarse en su primer proyecto comercial. Un trabajo colectivo más que apañado en el que Díaz hace eco de ese cine español costumbrista que la gusta, citando como referentes a Almodovar, Berlanga, Saura..., cineastas que aún le quedan muy lejos a la andaluza, sin que su propuesta no deje de ser válida.

Adolece el guión de tibio, de no mojarse más, como las torrijas que abundan en la cinta, en un terreno abonado en el que cualquiera de los citados cineastas de referencia habrían entrado a saco en fondo y forma. Todo se queda en una comedia con, por momentos, aires de vodevil con un toque feminista, donde el mundo "integrista" de la devoción por unos iconos y sus cofradías, acaba siendo solo un pretexto para un enredo que se mantiene a flote gracias a la gran labor de su reparto.

cineziete.wordpress.com
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La lucha por el poder de una hermandad
La segunda película dirigida por Marta Díaz, alumna de la ESCAC ( Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya ), y que debutó en la dirección de largometrajes con la cinta de terror " Los inocentes ( 2013 ) ", después de varios trabajos en el mundo del cortometraje, es una comedia bastante decente que tuvo se presentación en el pasado festival de cine de Málaga, en donde obtuvo el premio del público, galardón que repitió hace una semana en el BCN Film Fest. La cinta es una comedia interesante, si la comparamos con las producciones españoles de ese género que no están llegando en los últimos meses, y debería funcionar bastante bien entre el gran público y los aficionados a las comedias españolas, ya que tiene un guion bastante sólido y un gran número de situaciones de humor, aunque puede tener el hándicap de que no tiene rostros conocidos en el reparto, y que quizás sea difícil su introducción en muchas regiones españoles por el título y el cartel de la película. pero estoy seguro que el boca-oreja y la fiel del cine pueden ayudar a que la película sea un éxito de taquilla, al menos relativo, y que logre una recaudación interesante.


Una gran diferencia de esta película con otra propuesta de similar presupuesto, género y pretensiones, y me refiero a " Hacerse mayor y otros problemas ( 2018 ) ", es que en esta ocasión cuenta con un reparto bastante decente, entre las que destaca la protagonista, una Gloria Muñoz que realiza el papel de su vida, el de Carmen una mujer que aspira a ser presidenta de su cofradía, y el primero como protagonista, después de darse a conocer en otros personajes secundarios para películas de Almodóvar y sobre todo en " El bola ( 2000 ) " de Achero Mañas. Su actuación es de bastante nivel y sabe desenvolverse muy bien en las situaciones más dramáticas y en las cómicas y actuando con gran naturalidad. Junto a ella nos encontramos con unos secundarios que están bastante bien, en especial dos mujeres, Pepa Aniorte que en mi opinión es lo más destacado de la película y que interpreta a la hija de la protagonista, y que resuelve con tablas y oficio cada uno de los problemas planteados en el interior de la vivienda familiar de su madre. Carmen Flores tiene el personaje más agradecido y el más divertido, el de la vecina de Carmen, y su papel ha sido premiado en Málaga en el apartado de actriz de reparto, pero que sea la más divertida no quiere decir que nos encontremos ante la mejor interpretación, ya que estando bien me quedo con la de Pepa Aniorte.

Completan el reparto rostros conocidos como Manuel Morón como el consejero inseparable de la protagonista, Juan Gea en el de Ignacio el gran rival de Carmen para presidir la cofradía, y Rosario Pardo como una de las personas que integran la cofradía o Joaquin Nuñez en el papel de pareja de la hija de Carmen. Este excelente reparto debería ser motivo suficiente para que el público se anime a verla, pero ninguno están entre los más mediáticos de nuestra cinematografía. La película se desarrolla en la localidad andaluza de Ronda, y las escenas de exteriores han sido rodadas en esa ciudad, la localidad natal de la directora, que s fue a estudiar cine a Cataluña. La postproducción y gran parte de las escenas de interiores han sido rodadas en Barcelona.
El guion ha sido escrito por la propia directora en colaboración con Zebina Guerra, el montaje ha sido realizado por Jordi Martínez Novo, mientras que Vanesa Sola es la directora de fotografía y Javier Rodero el compositor de la banda sonora.
La película tiene un humor que en algunos momentos es bastante localista, y en esas escenas divertirá al público andaluz, pero son muy pocas situaciones, y el resto de la cinta puede ser ideal para pasar un rato agradable desconcertando de la realidad diaria.

LO MEJOR: La actuación de Pepa Aniorte. Tiene algunas situaciones bastante ingeniosas.
LO PEOR: Tarda en arrancar. Algunos excesos.

Pueden leer esta crítica con imágenes y contenidos adicionales en: http://www.filmdreams.net y http://habladecine.com
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Retrato social muy divertido
La Semana santa es casi lo de menos. Quienes disfrutamos y sufrimos la Andalucía real, ajena por completo a la de Canal Sur y su santa patrona Susana, podemos hallar en esta ingeniosa y contenida película un mundo familiar y, con frecuencia, hostil. El costumbrismo bien hecho es enormemente difícil. ¿Es costumbrista el Galdós de Fortunata y Jacinta? ¿O algo más? Trascender la anécdota no está al alcance de todos los bolsillos.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El techo de cristal
Una comedia entretenida con la dosis justa de crítica para no resultar pesada.
Al margen de lo surrealista de la trama, lo que verdaderamente cuenta la película es la exigencia a la que se ven sometidas las mujeres que quieren alcanzar los puestos de poder en instituciones, en este caso una Hermandad.
Hay una frase en la película que lo resume perfectamente: "Para seguir como hasta ahora, preferimos que él sea el hermano mayor". Osea, que a una mujer se le exige el triple que a un hombre.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Como debut en el largometraje no está mal, pero podría haber estado mejor
Primera película como realizadora de largometrajes de Marta Díaz, con guión propio y de Zebina Guerra.
Está bien en líneas generales, quiero decir con ello que resulta en su mayor metraje entretenida, amena, pero también es verdad que está claramente por debajo de sus propias expectativas o quizás mejor decir de lo que se podría esperar de ella dado los buenos mimbres con los que cuenta.
Y es que tiene buenas ideas pero no están mayormente bien desarrolladas, existiendo hasta varios McGuffins, elementos, situaciones que podrían hacer pensar que darían mucho más jugo y juego que el que posteriormente ofrecen.
Comienza bien y acaba bien, pero por en medio todo se convierte en un sainete, alejado de la comedia de costumbres tocantes a la religión, como se nos había mostrado al comienzo.
Casi todo lo principal está supeditado a las tres amigas y sus dimes y diretes con el cuerpo del Hermano Mayor. Aquí se ve la mano de la dirección de intérpretes, muy estimable, sacando lo mejor de sus tres protagonistas, pero los diálogos y comicidad a veces hacen aguas, volviéndose todo algo repetitivo.
En fin, que es muy irregular, aunque se pasa el tiempo, pero podría haber estado mejor.

https://filmsencajatonta.blogspot.com
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
SI ALMODÓVAR FUERA CAPILLITA EN 'MI QUERIDA COFRADÍA'
Uno, que no se caracteriza precisamente por la firmeza de sus convicciones religiosas, resulta que se siente particularmente conmovido cuando llega la Semana Santa de Málaga. Sí, he de decirlo, el olor del incienso en esos momentos toca en alguna región muy profunda de mi alma, quizá porque incluso para militar en el agnosticismo hay que ser heterodoxo.
La Semana Santa llega además en el inicio de la primavera, que es el verdadero inicio de la vida en el hemisferio septentrional, con el añadido del olor a azahar en el sur de España, y es muy difícil, de verdad, creedme, protegerse contra esas sensaciones. El aire también se siente con mayor ligereza, llegan los primeros calores, que todavía son tenues y, por lo tanto, muy agradables y luego, pues eso, que sería maravilloso que todo lo que se escenifica en esos días fuera cierto. Sería maravilloso que existiera Dios, que hubiera enviado a su hijo para enseñarnos, que hubiera muerto en la cruz para redimirnos y que hubiera resucitado, porque el crucificado es un hombre, mientras que el resucitado es un Dios.
Sería maravilloso, sí. Entre otras cosas porque podríamos preguntar a Dios acerca de tantos y tan enormes desmanes como han jalonado la historia de la humanidad, pero lo dejamos ahí.
El caso es que ésas son las coordenadas personales desde las que asisto a la proyección de Mi querida cofradía (2018), de Marta Díaz, en la 21ª edición del Festival de Málaga, una película que bebe en las fuentes de Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), de Pedro Almodóvar, incluso la estética de los créditos finales es muy similar a los habituales de la productora de El Deseo, S. A., en general, y el cartel oficial de Mujeres, en particular, lo cual no desmerece en absoluto los méritos de la cinta de Marta Díaz.
Porque no es sólo una cuestión epidérmica como la estética de los créditos lo que aproxima una película a otra: podríamos hablar también de una nitidez de colores, muy del gusto del cineasta manchego, si bien es la propia dinámica del filme de Marta, donde cuatro mujeres, que pertenecen a tres generaciones diferentes, se ven envueltas en una situación totalmente rocambolesca, en la que las torrijas y los psicofármacos gozan de particular protagonismo: en la película de Almodóvar, se mezclan con el gazpacho, en la de Díaz, en una copa de brandy peleón, pero en ambos casos con los mismos efectos: provocan un sueño profundo a quien los ingiere.
Pero no quiero sostener que una película sea el calco de la otra, sino que Mi querida cofradía crea, y con bastante eficacia por cierto, sus propias situaciones humorísticas, con una fuerte reivindicación feminista en un ambiente tan masculinamente cerrado como es la presidencia de una hermandad de Semana Santa, donde las mujeres poco a poco se van incorporando (ya hay nazarenas, así como mujeres de trono en la Pascua de Málaga, por ejemplo), pero al día de hoy, a lo más que pueden seguir aspirando las mujeres es a procesionar con mantilla y el recato que se considera propio para la situación.
El final de la película no he convencido en exceso, creo que es el punto más flojo de este filme, pero yo me he reído y mucho durante el planteamiento y el nudo de Mi querida cofradía, siendo así que considero el humor como uno de los mayores regalos que puede ofrecernos la vida. Quienes han leído alguna de mis crónicas ya conocen mi posición al respecto, sin necesidad de que volvamos a acudir a la Carta a Meneceo, de Epicuro, para quien la felicidad consiste en olvidarse de la existencia de los dioses, dicho sea de paso.
Sí quiero llamar la atención ahora acerca de otra cuestión. Y es que fue precisamente ayer cuando se proyectó en el Festival de Málaga Un hombre llamado Flor de Otoño (1978), de Pedro Olea, y durante el coloquio previo, el director vasco llamó la atención acerca de un incipiente Almodóvar al que dio un pequeño papel en el filme: la reina de las bananas, donde el director manchego aparece totalmente maquillado de negro y, por lo tanto irreconocible, pero ahí estaba en una película, cuyo depósito legal es de 1977.
Pues bien, otra de las cosas que comentó Olea es que un buen día, por esas fechas y que por eso le había dado un papel en Un hombre llamado Flor de Otoño, apareció un tal Pedro Almodóvar en la tertulia cinematográfica, donde entre otros participaba José Luis Garci, con un proyector en super-8 y unos tráilers de películas mudas a los que él ponía voz, imitando incluso tonos femeninos. Podríamos argumentar que eso mismo, o similar, ya lo había desarrollado Enrique Jardiel Poncela en sus Celuloides rancios, aunque no sé si Almodóvar había adquirido los derechos sobre los tráilers. Probablemente no, puesto que la idea no era distribuirlos, sino realizar un divertimento. El caso fue que en ese cine que empezaba a sacudirse el pesado lastre de la dictadura en la España de la segunda mitad de la década de los setenta, no cupo ninguna duda que la frescura llegaría de la mano de Pedro Almodóvar. A otros directores, Pedro Olea, sin ir más lejos, les cupo un dignísimo papel mucho más sesudo, pero Almodóvar, sin duda abrió una puerta a la desinhibición en nuestra cinematografía.
Y no, no tenemos una Sor Rata de Alcantarilla ni otra Sor Perra Inmunda, como hallamos Entre tinieblas (1983), pero sí un sacerdote bastante tóxico que obedece al patronímico de Fermín, porque eso es lo que veo en la cinta de Marta Díaz: Almodóvar trajo frescura a una España, en general, o un Madrid, en particular, acartonados y todavía con fuertes resabios pueblerinos, mientras que Mi querida cofradía traslada esa frescura a un mundo tan cerrado como el de las cofradías de Semana Santa, ambientando la acción en Ronda, una ciudad tan bella como abrupta para la modernidad.
[Leer más +]
6 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Mi querido descubrimiento
Fui al cine sin excesivas pretensiones, convencido de que vería una película entretenida pero poco más, tras haber leído la sinopsis. Sin embargo, lo que encontré es, para mí, una de las sorpresas del año, y supone el descubrimiento de Marta Díaz como directora, así como de la actriz Carmen Flores.

Bajo la premisa de una cofradía, la elección del hermano mayor y los problemas para una mujer y las barreras impuestas a ellas solamente por el hecho de serlo arranca este filme. A partir de ahí, encontramos una comedia costumbrista de personajes, con claros tintes del cine de Pedro Almodóvar y, especialmente, del mejor Alex de la Iglesia.

Te mantiene en vilo continuamente, te saca risas, te pone nervioso y, sobre todo, te hace sumergirte en la historia. Maravillosas las actuaciones, especialmente la que menciono de Carmen Flores que le hizo ganar en el Festival de Málaga como mejor actriz de reparto. Ella luce muy bien, pero el resto están a la altura, hecho fundamental cuando los personajes son el motor de una cinta.

Brillante película, no se la pierdan.
[Leer más +]
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Entretenida y con una duración adecuada
Últimamente en el cine nos encontramos con ciertas muestras del que denominaríamos "Me too". Esta película intenta hablar del tema de la igualdad en el mundo de las cofradías.
La película presenta a sus personajes principales y el ambiente dónde habitan. La directora parece haberse empapado mucho de los ambientes ochenteros de Almodóvar (sobre todo en la ambientación de la casa y en los planos picados).
El film en sí es entretenido, pero parece faltarle chispa para acabar de explotar una idea que podía dar mucho más de sí.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
7
Buen estreno en la gran pantalla de Marta Díaz!
Buen estreno en la gran pantalla de Marta Díaz, comedia disparatada que resulta entretenida.
Cuenta con un par de momentos "ñoños" totalmente predecibles, pero sin que resulten excesivos.
Actuación estelar de Carmen Flores... simplemente genial!
Lo peor de la película, sin duda, la actuación de la protagonista Gloria Muñoz.
Imágenes muy bonitas de Ronda en algunas escenas de exteriores.
[Leer más +]
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Puro divertimento.
Sorprendido muy gratamente por esta película. Puro cine andaluz que no es lo mismo que cine hecho en Andalucía. Una reivindicación de la mujer, me niego a decir la cursilería de feminismo, unos diálogos con enjundia y una actuaciones de gran nivel que consiguen meter al espectador en la trama. Gran dirección, bellísima fotografía y una ambientación muy lograda. Un divertimento que recomiendo ver encarecidamente. Película en cierto modo coral donde se deja claro que existen unos muy buenos actores fuera de "la cuerda". Y solo por eso ya merecería verla.
[Leer más +]
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Oportunidad desperdiciada
Esperaba mas.
La película es estéticamente bonita,ambientada en Ronda, en Semana Santa.Esperaba un guión con más humor, más garra, más atrevido, con una crítica social religiosa y costumbrista más ácida y profunda...podría haber sido genial, pero termina siendo un quiero y no puedo.
[Leer más +]
0 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo