arrow
4
Soy merienda
Vale con que Will Smith sea Robert Neville, hacemos un esfuerzo imaginativo y nos lo creemos. Vale con que Neville sea un cruce entre un Navy SEAL y la doctora Quinn, cuesta, pero también nos lo creemos. Vale que el tipo se dedique a hacer el gañán en el Nueva York asolado, en lugar de tratar de preservar el paso de la ya extinta raza humana como hacía el Robert Neville literario, en fin, son pequeñas licencias del guión...Y el caso es que la primera parte tiene garra, entretiene y hasta inquieta, a pesar de que nunca sientes la verdadera soledad de Smith. De hecho, da la impresión de que se lo está pasando bomba y todo.
Pero el final NO. El cabreo con que he salido del cine es considerable. No se me ocurre mayor traición a un texto, a un concepto e incluso a un título. Y ahora, abajo, al spoiler...
[Leer más +]
257 de 303 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
De pena
He ido a ver esta película y me ha parecido terriblemente mala. Lo único salvable: las tomas de Nueva York deshabitado.

Lo que sigue está hasta las cejas de spoilers.
[Leer más +]
412 de 642 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Siempre nos quedará la Fe.
La primera hora de Soy leyenda, en la que se describen adecuadamente la rutina diaria y el sentimiento de soledad que acompañan al personaje interpretado por Will Smith en un desolado Nueva York, tiene la virtud de generar en el espectador una curiosidad sostenida. La cosa empieza a aflojar cuando los efectos digitales toman las riendas de la narración y la conducen hacia una convencional historia de acción postapocalíptica. Con todo, este segundo segmento aguanta el tipo gracias a la buena resolución y el alto voltaje de sus escenas más adrenalíniticas. Lo verdaderamente irrescatable del filme es el peligroso mensaje final que desprende la historia: cuando la ciencia falla, siempre nos queda la Fe. Resbaladizo eslogan en una sociedad -los actuales EEUU- en la que el puritanismo creacionista está en alza.
[Leer más +]
196 de 263 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Incongruencias
A continuación expongo las dudas que a una persona normal le pueden surgir tras ver esta incongruente película (lo hago en el spoiler, pues desvelo bastantes detalles del escaso argumento de esta mediocre película)
[Leer más +]
99 de 130 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Soy leyenda... made in 11-S
La premisa básica de toda adaptación cinematográfica siempre debe ser respetar la idea global de la obra, aunque se hagan muchas variaciones en la traslación de la novela al guión. En Soy leyenda, Richard Matheson contó una historia compleja e inquietante. y contaba, de forma sutil, todos los conflictos humanos, la soledad de un hombre, que había perdido toda la fe en la vida, pero también analizaba cuestiones tan candentes y siempre de actualidad como el racismo o las posibles enfermedades y sus curas o temas tan interesantes como el sacrificio o la evolución. Casi todos ellos se han borrado del libreto, y se ha servido un producto exclusivamente hecho para el lucimiento de Will Smith, dejando la historia en manos de un director incompetente, y convirtiendo una de las novelas más valientes y arriesgadas de su época en una mera historia simplona de un mensaje horriblemente reaccionario.

Los primeros compases de la historia están bien narrados, poniendo cuidado en que todos los elementos sirvieran para alcanzar la idea del libro, y los guionistas se preocupan de no dejar cabos sueltos en la historia y el director lo aprovecha para manejar todos los elementos, incluído el suspense de forma eficaz. Pero, conforme la tecnología entra en la historia y la acción se adueña de todo, el guión se descentra y echa por abajo la buena labor llevada hasta ahora por sus autores, y comienzan a conducir peligrosamente la trama hacia una mera película apocalíptica de serie b, con bichos deshumanizados por completo, echando por tierra una de las mejores cosas de la novela, que hacía de lo conocido tus enemigos, representados aquí como meros zombis-vampiro sin razón ni conciencia. Meros animales, que hacen que la conexión de Neville con ellos no tenga fuerza emocional alguna, y que no se plantee cosas como si realmente ahora el sobrante es él y ellos son los nuevos habitantes de la tierra. Los flashbacks, introducidos de manera torpe en la historia, sirven para cortar la acción y lastrar aún más el desarrollo. Por contra, destacar la notable ambientación y la poderosa atmósfera, logrando que la ciudad del cine parezca por completo desierta, recordando por momentos a 28 días después.

Los excesivos cambios, que, lejos de respetar el original, trazan variaciones ideológicas sobre lo que propuso Matheson, son una muestra más del puritanismo patrio yanki que ha surgido en el cine de manera alarmante desde el 11-S y que barniza todo el cine norteamericano de un tono patriótico excesivo, y el cambio de trama a mitad de cinta hacen que ya llegue a un punto sencillamente ofensivo, porque, donde había pesimismo, Hollywood ve esperanza, y si no la hay, se la inventa. El Soy Leyenda que reza el título cambia totalmente su significado de la novela a la cinta, porque esencialmente se produce por lo mismo, pero los hechos que lo rodean cambian todo lo que aparentemente había ocurrido, y lo que ocurrirá después, quien lo haya leído sabrá por qué.
[Leer más +]
78 de 106 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Lo que retocaría en Soy Leyenda.
• Para empezar, es poco creíble que siendo Will Smith un pez gordo del ejército, piloto de fórmula 1, cazador de leones urbanos, raptor de zombies, culturista, doblador de shrek, doblador del gato, leyenda, mito, héroe, locutor radiofónico, acróbata, padrazo, maridazo, secuaz de Farruquito, cirujano y consumado científico, no sepa pilotar un caza. Así que le montaría en un F-14, después de usarlo de tee, para que en un par de horitas se plantase en las islas Feroe. Allí, 6 meses de luz natural han exterminado toda vida zombie. Julio Alberto ha sobrevivido gracias a la farlopa, y allí pasan juntos los meses de nocturnidad, entre lonchas y sexo anal, que no incluiría explícitamente, pues tales escenas me resultan un pelín soeces, la verdad.

• Incluiría a su vez una escena en la que Rambo se rehumaniza por tres minutos y le enseña al príncipe de Bel Air cómo se matan 7900 zombies con la boca echada a un lado y una metralleta stratocaster.

• En la escena que muestra cómo pasan los zombies las horas diurnas (en corro en la oscuridad), haría sonar una sardana.

• Cuando graba en la cinta las características del zombie que ha pescado (mujer de unos veinte años) añadiría que es soltera y de raza negra. No incluiría la consecuente zombifílica escena, me resulta soez.

• También rodaría un plano picado en tonos sepias y un pelín gore, en el que Will Smith se come a su perro una vez estrangulado, y luego este, saliendo de su propio pecho en plan Jordi Pujol, se come a la mujer, al niño y a la zombie de la mesa de operaciones.

• Sustituiría la fallida escena de la maniquí por una de un avestruz alzando el vuelo.

• Y sobra decir que no incluiría jamás el final alternativo ese que rula por internet y en el que los zombies se transforman en Rock Hudson y Doris Day. Es dañino. Es más lógico uno en el que descarrila un tren y arrasa con el poblado de la esperanza.
[Leer más +]
85 de 121 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La salsa de la soledad
Yo le doy mucho mérito a un actor como Will Smith. Y es que durante la primera hora de la película se echa al hombro el peso de la historia. Siento que Will tiene dotes para el drama y aún más para la comedia.
He seguido a Smith desde que era “el príncipe” del rap y siento que aun puede madurar más como actor y darnos más momentos gratos.
En “Soy leyenda” vemos que la soledad en el hombre puede ser aliada o enemiga según el grado de fortaleza espiritual que posea el individuo.
Aunque el guión es un tanto inverosímil, creo que la idea principal basada en el libro de Matheson es muy buena.
Los flashback, estoy de acuerdo; definitivamente no sirven de nada. Están torpemente manejados.
[Leer más +]
35 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Soy americano y creo en Dios y en la patria (I)
La película empieza bien. No es que sea la bomba pero las calles de Nueva York deshabitadas crean un clima de tensión que no es para tirar cohetes pero achanta un poco.
De repente salen esos zombies poco creíbles, con demasiado retoque de ordenador a sus espaldas. Si alguien cree que los zombies que creaba Tom Savini no daban más miedo, que levante la mano. Además eran más cachondos. Se notaba el cariño y el buen rollo que reinaba en los rodajes de Romero.

Los zombies 2.0 atacan a Will. Parece acorralado. La imagen se desenfoca.
[Leer más +]
39 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
¡¡¡¡Batea Fuerte Merril!!!!!
Este film parece la nueva víctima de la obra de Paulo Coelho y su universo conspirador.
Me explico: La búsqueda de la fe en pequeños detalles que pueden ser circunstanciales o pueden ser decisivos para que encontremos nuestro camino, de un dios que nos utiliza para sus grandes planes, y de que somos las piezas de un gran tablero con una partida que ya está pensada… ¡JODER que queréis que os diga!, ¡me parece anestesia cerebral para apáticos!.
“Mira papa una mariposa” “La luz que ilumina la oscuridad”… son mensajitos bastante baratos y facilotes que ya hemos visto en el memorable “Batea fuerte, Merril” de Señales, o también en la “Guerra de los Mundos” y esa voz en off diciendo que los microbios los puso dios para salvarnos de los alienígenas. Vamos, podemos culpar a las torres Gemelas, a la situación política actual en Yankilandia, o a los best-sellers de Pablito Conejo.

Nuestros ojos se poblarán de lágrimas por un mundo lleno de zombis que tienen sentimientos, hacen trampas y son muy malos. (¡Ah! si hasta tienen perros, como Will smith, la dualidad entre el bien y el mal, fuego y agua, blanco y negro, día y noche!).

¿Will Smith?, lo de siempre, poderoso hombre viril guapo, fuerte, listo, valiente, gracioso, militar, investigador científico, indio apache, samurai, ninja, cheyenne, coronel, sargento, cabo, instructor de animales, piloto de fórmula uno, luchador mejicano, modisto, diseñador web, cocinero, cazador, y además buen padre. ¡Madre de dios, atento Leonidas que te quitan el puesto!
[Leer más +]
34 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La última señal de vida morirá con vosotros
El arranque es espectacular, no sólo asistimos a una presentación muy bien trazada sobre el personaje de Neville, que con la mirada repleta de pesadumbre y el gesto descompuesto nos introduce en un prólogo donde sus inquietudes y preocupaciones se nos atragantan como si las estuviesemos viviendo en primera persona, sino que, además, observamos el transcurso de una historia donde el efectismo y lo abultado o excesivo de las situaciones es borrado de un plumazo del mapa, dando paso a un trazo donde la monotonía diaria -que sigue siendo tal, pese a la situación- y la búsqueda de una salida a tan desoladora situación son las máximas que Lawrence imprime en su libreta de anotaciones, logrando así momentos de gran calidez por su tacto y resolución -el de Sam en el laboratorio- y un puñado de imágenes para la reflexión.

La pena aquí, es que tras esos magníficos sesenta minutos, todo queda encharcado debido a la aparición de un ente, y a las intenciones del guionista alrededor de éste, dejando caer un patético y sobrante pseudomensaje religioso y apoyando todo lo que hasta entonces había recaido sobre las espaldas de un, por momentos, gran Will Smith, sobre un giro tan estúpido y burdo como ese.

Probablemente los efectos especiales no sean de gran altura, pero el pulso en los momentos de mayor acción -inclusive el asalto-, la visión de una ciudad completamente desolada y determinados destellos a lo largo de la cinta, convierten "Soy leyenda" en algo tan destacable como sugestivo que, si hubiese obviado ciertas vías, podría haber resultado algo superior a lo que definitivamente es, creando así expectación y dejando en el paladar de muchos espectadores ese enorme regusto a sorpresa y satisfacción que concede el hecho de observar como esta vez no se ha antepuesto el espectáculo más pueril al enorme trazo de un personaje que parece morir día tras otro, cuando probablemente sea la última esperanza del planeta, pero entonces, ¿qué es sino una persona obligada a convivir con la terrenal soledad de un mundo que ya no parece hecho para él?
[Leer más +]
46 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
—¿Es usted…? —Oui, c’est moi! —¡Jopelines, estas leyendas son todas iguales!
Una compañera de trabajo me dijo:
— Bastardo, me ha encantado “Soy leyenda”.
— ¿La última versión, esa de Will Smith y el director de “Constantirrín”? —respondí inmediatamente.

Mi cara de sorpresa fue descomunal cuando mi compañera se enteró que era la tercera versión y que encima se trataba de una adaptación de… ¡un libro!
El jubilo de la afirmación radica que en la negación posterior. La mayoría de personas que la han visto pensaban que era la última de Will Smith. Pocos sabían que unas hojas impregnadas de tintas habían provocado el parto (o aborto).

Otra compañera comentó el mismo día que Boris había visitado OT y que detalló a sus alumnos una verdad indiscutible: no hay que temer a los libros. Quien lee tiene el don de la palabra. Todo el rollo que les explicó venía por Risto Mejide: al parecer ávido lector (y no del ¡Hola! o del Cuore como hacemos algunos gafapastas en privado y lugares íntimos). Más o menos les dijo: Risto lee y sabe cómo meterse con una persona. Leed vosotros y sabréis defenderos. Sabias palabras de alguien que ha lidiado en ‘Crónicas Marranas’ y ha sido finalista del Premio Planeta. A Risto le echaron en una edición posterior del programa. ¿Cuestiones de marketing o el público empieza a leer aunque sea sus libros?

Los guionistas Akiva Goldsman y Mark Protosevich (alguno de ellos especializado en adaptaciones) han realizado una de las peores lecturas de la imprescindible novela de Richard Matheson. Aquí las criaturas no hablan y ni se plantea nada filosófico: únicamente importa la acción, los pasajes postapocalípticos conseguidos a golpe de talonario y en capotear a mil y un seres digitales salidos del averno. Un filme más aproximado y menos inteligente que “El último hombre... vivo” con añadidos del product placement de “Shrek” (¿sacaría la talonera Spielberg también?).

Lo único lo que sí es interesante es que alguien se acerque a la novela de Matheson aunque en su ‘nueva’ portada aparezca la foto de Will Smith (con o sin perra). Puede que sea el punto de inflexión en la vida de muchos para que se produzca algo verdaderamente milagroso y eso de leer deje de ser leyenda.
[Leer más +]
35 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Me siento sucio y bobo
No sé cuáles son los motivos que me han empujado a ver "Soy bobo", digooo..., "Soy Leyenda". En ocasiones me daba la impresión de estar viendo "Jumanji", en otras "Náufrago", pero a lo largo del metraje del film la impresión perecedera es que Francis Lawrence ha hecho una peli de zombies con pretensiones, y eso es lamentable.

De "Soy leyenda" me quedo con la parte en la que Will Smith lucha por no volverse loco en un mundo en el que se cree el único ser humano con vida, y en el que su perro Sam y los maniquíes que va colocando por las calles de Nueva York son su única compañía. Esto es lo que yo quería ver de "Soy Leyenda", el resto es una enorme tontería.

En un film de esta índole, donde suele destacar el lado técnico de la película, los efectos son bastante malos y no están a la altura de una película de estas características. Las calles desiertas de Nueva York no me han impresionado y el final es una auténtica basura; patético y moralista.

¡Una película para Sam ya! ¡¡Guau, guau!!
[Leer más +]
70 de 116 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Sí tío, eres leyenda, y también serás historia.
Ayer tuve el placer de acudir al preestreno de la nueva película de Will Smith, la cual llevaba 6 meses esperándola con gran entusiasmo. Siempre me han atraído las películas que se centran en contextos apocalípticos, y desde que leí el libro de Richard Matheson me interesé por el nuevo proyecto de la Warner.
Estuve dos horas antes, allí solito, en la cola del cine para coger el mejor asiento de la sala, para disfrutar de la película, para... oh, quizá puse el listón demasiado alto.

La película en sí no está mal, pero me esperaba más de esta gente de HollyWood. Sé que no tengo porqué hacer alusión al libro dado que un director puede basarse en una idea extraída de tal, pero llevar a cabo su propia visión subjetiva de la misma y modificarla a su antojo para innovar y ofrecer al espectador algo que no haya visto o leído antes, y aun habiendo dejado intacto todos los elementos básicos del libro, que es la fuente que da lugar a las películas, hay ciertos aspectos que han cambiado para mejor (los vampiros aquí son mucho más agresivos y peligrosos que en el libro) y otros tantos que por desgracia cambian para peor. Y como en el "Un, dos, tres", hasta aquí puedo leer.
[Leer más +]
41 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Soy sorpresa
En una de mis primeras críticas de Filmaffinity indicaba que se estaba rodando esta película, añadiendo que cabía esperar lo peor de ella. Y por qué no temerlo? Teníamos un remake, ciencia ficción, Will Smith salvando al mundo.....En fin toda una mezcla que no apuntaba precisamente a nada esperanzador.

Pero hete aquí la sorpresa, nos encontramos ante una película que hace un gran esfuerzo para distanciarse de la aparatosidad de las grandes producciones y que al menos intenta ofrecer un enfoque serio y sobrio.

Quizás lo más destacado sea su primer tramo, apenas sin diálogo, donde no se necesitan rimbombantes presentaciones ni pomposas frases para definir el apocalipsis. Simplemente unos planos de una ciudad desolada y el expresivo rostro de la desolación y la soledad que ofrece un cada vez más entonado Will Smith.

El problema es que todo ello no acaba de cuajar por varias razones. En primer lugar, a medida que avanza el film hay demasiadas concesiones al espectáculo, unos flash backs demasiado obvios e innecesarios que buscan el sentimentalismo barato y que además cortan el ritmo del metraje sumiéndolo en una cierta lentitud, una actuación del protagonista que deriva de lo atormentado al típico heroe de acción macho alfa y sobre todo un final demasiado resabido y con un claro mensaje religioso que está fuera de lugar puesto que durante todo el film estabamos hablando de una problemática ética sobre los peligros de la experimentación científica.

A pesar de ello "Soy Leyenda" es un producto digno de verse, simplemente porque ha tenido la decencia de desmarcarse de lo fácil, y eso es siempre de agradecer.

Lo mejor: La primera mitad de la película.
Lo peor: Sus concesiones finales.
[Leer más +]
35 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El virus de las papas aliñá
¿Qué harías si te encontrases sólo en la tierra?... No se a ti, a Will se le ocurrió jugar al golf sobre la cola de un avión de combate.
Chorradas apartes, Neville (Will Smith) una vez al día se coloca sobre tal posición, esperando respuesta a un mensaje que lanza a diario por radio. Para disfrute de los frikis de este tipo de películas como lo soy yo, ahí va el mensaje;

"Me llamo Robert Neville. Soy un superviviente que vive en la ciudad de Nueva York. Estoy transmitiendo en toda la banda de AM. Estaré en el puerto de South Street todos los días al mediodía: cuando el sol está más alto. Si hay alguien ahí… quien sea… si hay alguien ahí puedo proporcionar comida, puedo proporcionar refugio y puedo proporcionar seguridad. Si hay alguien ahí… quien sea… por favor… no estás sólo."

A mí estas cosas me flipan. No lo puedo remediar. Pero eso sí, si yo fuese neoyorquino y escuchara el mensaje, agradecería que dijese una hora en concreto. Eso de "cuando el sol esté más alto" suena un poco confuso; a hora arriba / hora abajo.

Mientras no hay respuesta, nuestro protagonista vaga por la ciudad acompañado por su pastor alemán. No viaja al tuntún. Lo hace por rutina ya que Nueva York en sí es su casa. No le hace falta almacenar comida o medicinas en su propio hogar. Sabe que todo se encuentra y encontrará impoluto donde está. No saquea, no roba... todo es suyo.

¿Y donde están todos los seres humano?, ¿desaparecieron?... No. Mutaron por un virus convirtiéndolos en criaturas diabólicas y nocturnas.

En esta cinta Will luchará por su supervivencia con bastantes tablas porque es coronel. Luchará por encontrar a más supervivientes y ofrecerles protección porque es buena gente, y luchará por destruir el fatídico virus... porque sí, también es científico; ¿algún problema?.
[Leer más +]
25 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Mejor de lo esperado, entretenida, claustrofóbica y pasando de lecturas políticas.
Alucino viendo las lecturas de todo tipo, tanto políticas como religiosas que la gente trata de sacarle a la película. Yo lo único que creo es que nos encontramos ante un blockbuster en toda regla, a ratos dinámico, siempre desolador, y con Will Smith aguantando el tipo todo el rato sin que la cosa se venga abajo.
No creo que ninguno de los responsables de Soy leyenda nos haya intentado colar ningún tipo de panfleto pro-americano, sino una cinta de zombies sin mas pretensiones.
Para mi las otras lecturas no son otra cosa que pajas mentales, por dios que esto ni es Daño colateral ni Air force one........... o es que vemos fantasmas por todos lados.
[Leer más +]
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
No es una crítica, solo son reflexiones
Pues si, más que ponerme a hacer una crítica, voy a reflexionar profundamente (esto no me lo creo ni yo) sobre esta apocalíptico film:

1- El virus letal que ataca Nueva York, no es solo un virus letal, es un hipervirus, pues hace desaparecer también todos los cadáveres ¿Dónde cojones están los cadáveres? O por lo menos ¿Dónde están los huesos de los cadáveres?

2- Nueva York esta lleno de ciervos (va por los bichos, no penséis mal), y hay hasta leones, ¡Ni más ni menos! ¿No sería más normal una vaca, un cerdo, o una gallina?¿Donde narices están los gatos?

3-Teniendo Will todos los supermercados de la Gran Manzana a su disposición se dedica casi toda la película obsesivamente a la caza del ciervo ¿No hay jamones en los mercados de Nueva York? ¿Odia los productos congelados? ¿No le gustan las latas? ¿Ha sido un marido engañado?

4-Will no tiene ni puta idea de adiestrar perros, mira que lo tiene desde pequeñito, y el animalillo no le hace ni el menor caso en toda la película, lo suyo desde luego no es el adiestramiento de canes.

5-Volviendo al tema de los animales, si de verdad les afecta el virus, ¿Dónde están las ratas salvajes que tienen que poblar cualquier rincón de Nueva York?

6-¿A que se debe la obsesión de los vampirillos en comerse al Smith y su chucho? ¿Tienen algo personal contra él? ¿Qué comen estos seres?, con Will y el perro no creo que tengan ni para empezar, no entiendo la obsesión.

Sigo en spoiler cuento cosas de la peli. Decir que aún con tanta reflexión se puede hasta ver, pero no esperéis nada no visto miles de veces. Tiene ratos bastante aburridos y alguno interesante.
[Leer más +]
53 de 93 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
EN VEZ DE «SOY LEYENDA» DEBÍA TITULARSE «SOY UNA POBRE COPIA DE "THE OMEGA MAN" (1971)»
Boris Sagal es copiado por Francis Lawrence, Charlton Heston se convierte en Will Smith y "The Omega Man" (USA 1971) es transmutada en "Soy leyenda" (USA 2007). Ambas caen en los mismos vicios: impresionantes comienzo y media hora inicial sobrecogedora para ir decayendo en ciencia ficción de pésimo convencimiento, peor factibilidad y obvia vulgaridad.

Se trata de una floja película remake de la anterior de 1971 ya citada. Con tan poca renovación u originalidad respecto a su antecesora que no merece dedicarle un mayor número de palabras.

Fej Delvahe
[Leer más +]
16 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
PROBLEMAS HABEMUS
No me malinterpreten: la película me parece aceptable. Está bien interpretada (la verdad, Will se tira media dos tercios del film sin compañía -excepto un chucho adorable- y recae sobre él la dura tarea de mantener al público entretenido sin que haya grandes escenas de acción) y bien rodada (sorpresa: la planificación permite ver lo que está ocurriendo). Por otro lado, respeta el espíritu de la novela durante los dos primeros actos.
Pero... ¡Ay! Llega el tercer acto y el film pasa de ser un "Náufrago" CI-FI a convertirse en una revisitación -con referencias mesiánicas incluídas- de "El último hombre vivo", salpimentada con bichejos digitalizados escaladores en tropel que parecen sacados del clímax de "Yo, robot".

¿Arrasará en taquilla? Probablemente. Smith es una estrella y la publicidad es todopoderosa. Pero no creo que satisfaga al público masivo -y palomitero- porque:

1 - Es un film de acción con poca acción. Hay pequeños fogonazos de terror, pero son una excepción en medio de una primera hora muy parismoniosa. (Algo sorprendente en el cine de Hollywood no shyamalanesco) Y eso provoca (soy testigo) que cierta parte del público A) Hable B) Bostece.

"Soy leyenda" tiene un ritmo que el público masivo de los 70 hubiera aceptado, pero las audiencias del XXI (consumidoras de frenéticas aventuras bournescas) no digieren bien.

2 - Smith no hace chistes. Es más: llora, se deprime y casi llega a enloquecer de soledad. Vamos, que no le toca un personaje fácil. Olvídense del Will chistoso. Su interpretación aquí equidista entre "Alí" y "Yo, robot".

3 - Es una película muy cara, pero solamente hay enormes espacios vacíos. Me consta que vaciar NY es costosísimo, pero luce poco en pantalla a efectos de espectáculo.

Resumiendo -- "Soy leyenda" es un largometraje descompensado: sus últimos minutos son de pura acción, pero no el resto. Así que explosiones y tiros llegan en el último momento y como elemento de compromiso introducido para saciar a las masas.

Algo que resulta un poco esquizofrénico, la verdad...
[Leer más +]
29 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Yo soy leyenda, ellos son spiderman
Lo que le sucede a esta película es tan y tan frecuente en la factoría Hollywood que acabar decepcionado o quejarse resulta todo un ejercicio de futilidad. Para qué, si ya sabemos de entrada QUE LA VAN A CAGAR. Es inevitable. Incluso me la pela bastante que sea más o menos fiel a la novela homónima (que no he leído, por cierto, pero me remito a otras críticas). Qué más da. Es el enésimo tráiler que veo en la web de Apple y es la enésima vez que las ilusiones se desvanecen, pero insisto, cada vez la decepción es menor. El ser humano se adapta, como nuestro amigo Neville se adapta a la jodida situación que esta historia nos cuenta.

Lo que empieza siendo una prometedora cinta de índole apocalíptica acaba siendo un cocktail de "Vanilla Sky", "Estallido" y "El Amanecer de los Muertos" con pinceladas de esto y aquello de más allá (dios mío que gran crítico estoy hecho) y algunas dosis de originalidad (pero pocas). Y digo que promete porque los primeros treinta segundos son interesantísimos, con el tema de New York abandonado, la aterradora desolación, etc, aunque luego la cosa fluctúa considerablemente hasta hundirse del todo en un final muy muy estúpido. Pero vaya, que la conclusión sea más o menos religiosa, que haya moralinas (no experimentéis con el ser humano) y manipulaciones (Dios es cojonudo, la ciencia no)...pues qué queréis que os diga, me da exactamente igual. Basta con no dejarse manipular y listos. Y con lo poco sutiles que son con los mensajitos pues resistírseles no es muy complicado. No creo que nadie salga del cine un poco menos ateo tras ver esta peli. No, no, no. Lo que de verdad me ha jodido son los puñeteros efectos especiales rústicos de hace siete años o más, que se cargan completamente el espectáculo, lo ridiculizan y lo dejan a la altura de cualquier peliculeja de serie B sobre extinciones precoces de la raza humana. Una pena...
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo