arrow
9
Integracion
Magnífico guión para abordarlo con una interpretación cercana a un punto de vista de la integración de contenidos mentales y las respuestas internas de un psiquismo caótico y sin manejo alguno de sus estados de conciencia.
Muy buena actuación mas allá de las críticas sobre firmezas o debilidades de los personajes.
Y excelente la resolución de los desbordes cotidianos de fantasías hacia el final de la historia.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
6
Mainstream canónico
Si hay dos elementos sobre los que, fundamentalmente, pivota el éxito o el fracaso en el empeño de plasmar en una película la biografía de un personaje –sea éste del corte que sea-, éstos son el acierto en la elección de aquellos pasajes de su vida que se van a recoger en el desarrollo de la historia, así como el peso cuantitativo (metraje, minutaje) y cualitativo (intensidad y trascendencia dramáticas) que se va a dar a los mismos; y la capacidad del intérprete que asume el papel del personaje biografiado para diluir su identidad hasta el punto de convertirse en otra persona (ojo, no un personaje, sino otra persona: parece lo mismo, pero no lo es...).

Tanto desde un punto de vista, como desde el otro, Una mente maravillosa da en el clavo, y, en ese sentido, poco hay que reprocharle.

El recorrido temporal de la biografía es preciso y ajustado al perfil del personaje. Elude la infancia, cuyas claves son fácilmente asumibles desde el retrato que se dibuja en el punto de arranque –su llegada a la universidad-; fija el clímax dramático en la etapa de madurez personal del biografiado; y se remansa en una vejez a la que sólo la apuesta descarada por el “happy end” y una cierta precipitación, quizá fruto del afán por no extenderse demasiado en la culminación, le privan de una total redondez. Nada que objetar, pues, al respecto.

En cuanto al protagonista, Russell Crowe –cuya particular cosecha, abierta con el Globo de Oro, no ha hecho más que comenzar (y no tiene el Oscar garantizado por la mera circunstancia de que ya lo obtuvo el año pasado, y siempre es difícil repetir...)-, su interpretación no se desvía en lo más mínimo del tono general de la película: sobria, compacta y sin fisuras, con el toque justo de contención para evitar que el personaje se le vaya de las manos (algo nada complicado: los personajes de “loquitos”se prestan muy bien a tal accidente). Su falta de histrionismo hace el resto, y así cuaja un trabajo completísimo, aunque quizá no deslumbrante (lo que sí es realmente deslumbrante es el maquillaje del final: quizá habría que calificarlo, más bien, como orfebrería...).

Y eso es todo, o casi todo (me dejo en el tintero a Ed Harris o Jennifer Connelly, y quizá no sea justo, pero cada cuestión tiene su peso relativo...). ¿Mucho, poco? Ésta es una buena película, un buen producto industrial, tras cuyo visionado uno abandona la sala con el convencimiento de que la factoría hollywoodiense –de la que tan fiel exponente es su director, Ron Howard- no ha perdido ni los planos ni las técnicas para el buen funcionamiento de su maquinaria, pero, eso sí, flojea considerablemente en el departamento de patentes... De ahí que no pueda más que llevarme las manos a la cabeza oyendo ciertas proclamas acerca de la condición de obra maestra de esta película: ¿el que se volvió loco no era el personaje principal de la película...?

* Este texto data del 30 de enero de 2002, y le tengo un especial cariño, porque es el de mi primera crítica publicada en La Butaca, web de referencia de la crítica cinematográfica en Internet durante muchos años.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
3
Un truño maravilloso
El tiempo, implacable juez de la humanidad, es también un buen crítico de cine y con los años su constante labor suele acabar separando el grano de la paja en el mundo del celuloide. Como dice una de las críticas, esta película ha sido totalmente relegada al olvido y eso que triunfó en la gran gala de los actores que interpretan a discapacitados antes conocida como Oscars.

¿Qué puedo decir de este "truño"? La ví hace ya nueve años pero por desgracia incrustó imborrables y desagradables recuerdos en mi cerebelo. El guión es de chichinabo, más simplón imposible, a los veinte minutos ya sabes lo que va a pasar y cómo va a acabar, pero lo que de verdad no le perdono son sus niveles de "pastelosidad" realmente insoportables. La interpretación de la chica es irritante y Russell Crowe, repeinado a lo "nerd" y con esas gafas de "atrezzo" no se lo cree ni él, desde luego no podían haber elegido peor al actor protagonista. Todo ello aderezado con una pésima fotografía, el color rayando el "kitsch" y los decorados fallando totalmente al recrear la década de los cincuenta y eso que estamos delante de una super-producción (véase "Mad Men" para saber lo que es una ambientación magistral). Si alguien ha leido algo sobre Nash, sabe que prácticamente tres cuartas partes de la película, por no decir toda, son pura mentira, la vida del premio Nobel fue mucho más desgraciada y su esquizofrenia mucho más aguda. Bueno, realmente lo que se muestra aquí no es un esquizofrenia, es una enfermedad mental inexistente inventada por el guionista. Hay que ver como la esquizofrenia "made in Hollywood" puede llegar a ser realmente entretenida. Lo único que se salva, Ed Harris, tan sobrio y profesional como siempre, un gran actor. Muy mal Ronnie, para esto mejor haz "Willow 2" antes de que se pase la moda de los "revivals" ochenteros, aunque bien pensado quédate quietecito porque últimamente vas de "truño" en "truño" y tiro porque me toca.
[Leer más +]
9 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Tan correcta que aburre
Aburrida, pomposa, yo no sabía que esta película estuviera basada en la vida real del personaje protagonista. Pero he de decir que esta película no despierta en mi ninguna emoción, de todas las películas biográficas o basadas en personajes reales que he visto está es la peor.
[Leer más +]
6 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
¿Esto ganó el Oscar?
El año en que estaban "El señor de los Anillos. La comunidad del anillo", "Moulin Rouge", "En la habitación" y "Gosford Park" gana este biopic convencional y pobretón. Es de locos.

Ron Howard le arrebató el Oscar a gente como David Lynch, Robert Altman, Peter Jackson o Ridley Scott. Sin Palabras.

Juzguen ustedes mismos. Era realmente "Una mente maravillosa" la mejor película del año.

Eso sí, Jennifer Connelly y Russell Crowe están magníficos, todo hay que decirlo.
[Leer más +]
5 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
no es maravillosa, ni mucho menos
Coincido en que es la mejor película de Ron Howard y de seguro la mejor actuación de Crowe, pero aun así apenas alcanza la categoría de regular, ninguno da para más.
Mucha manipulación del tema de la esquizofrenia, sabemos que se basa en un personaje real, pero cualquiera que sepa algo de la enfermedad entenderá que la sintomatología y la degeneración de la realidad que se presentan no coinciden con un proceso clínicamente creible. Es chevere que utilice como recurso narrativo, lo triste es que la gente se lo crea como algo que tiene base científica.
Una típica superporducción yanquee, destinada a emocionarnos y a valorar la lucha del individuo contra sus circunstancias. Al final, el tesón y -claro- el amor, nos ayudarán a vencer nuestras limitaciones. El guión es de lo más pobre, muy cursi.
La salvan en algo la Conelly, encantadora, y el buen manejo de las sorpresas y personajes que van complejizando y dando acción a la historia.
[Leer más +]
4 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Una mente maravillosa... y una película malísima
Siendo una obra del siglo XXI (2001) y premiada con el Oscar a la mejor película, las razones para pensar que "Una mente maravillosa" sería más bien mala eran poderosas. Además, si añadimos una historia basada en hechos reales tan poco atrayente como la vida de un matemático, es casi seguro el aburrimiento. Uno no se imagina como va a atraer a las masas a base de algoritmos y ecuaciones.

La sensación que uno tiene es que Ron Howard ha ido concibiendo su historia a base de clichés, sin ton ni son, sin precisar muy bien que es lo quería contarnos. Empieza como una película de estudiantes, luego parece científica, más tarde deviene romántica y luego te recuerda a James Bond, a una de superhéroes, de espionaje, de drama de enfermedad, etc. El director va de aquí para ella narrando sin demasiada convicción, sin profundizar en lo que hace, sin lograr concretar en algo que tenga algo que te llame la atención.

La razón para este fracaso está en que "Una mente maravillosa" cae en uno de los errores más comunes en el cine actual: acaba convirtiéndose en la historia de un tío, desde niño (aquí no se remonta tanto) hasta la edad madura o la vejez. Rememorando a Andy Warhol que dijo aquello que todo el mundo debería tener derecho a 15 minutos de fama, todas las historias y todas las vidas tienen derecho a ser contadas. Por eso siguiendo esta filosofía te quieren hacer tragar vidas de escaso interés o historias que no hay por donde cogerlas.

Al final la vida de Nash es simplemente la vida de una persona de la que, aparte de bastante aburrida, no puedes sacar nada claro, ningún mensaje, enseñanza, reflexión o algo que merezca la pena. Porque, no nos engañemos, "Una mente maravillosa" no es un historia sobre la ciencia, el amor o la enfermedad. Sino la vida de una persona que investiga, se enamora o se enfrente a una discapacidad. De este modo me limito a contar sucesos, no tengo por qué darle un significado, por hilvanarlos, por darle profundidad porque no se trata de hacer una película de alguno de esos temas sino de reflejar, como digo, la vida de Nash.

Mi opinión es que "Una mente maravillosa" sólo consigue mejorar ligeramente con la parte de la enfermedad. Por ese motivo debiera haberse centrado en esto dejando al margen, matemáticas, premios, amoríos, paranoias, etc. O en su defecto hacer una cinta puramente intelectual, de lo que es la investigación y el afán de superación, prescindiendo de todo lo demás. Al final al no decantarse por una u otra resulta demasiado "romántica" para la historia que cuenta, se pasa casi de puntillas sobre las matemáticas, la enfermedad no llega a tener la presencia que debiera, pierde tiempo en su labor como profesor, la parte de espionaje sobra, etc.
[Leer más +]
4 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Algo más que matemáticas
El principio de "Una mente maravillosa" gustaría, presumiblemente, a los amantes de las matemáticas y las teorías económicas, y parecería conveertirse en un tostón ininteligible para el espectador de a pie. Sin embargo, la película biográfica se convierte gratamente en una intriga de espionaje y otros aspectos que no desvelaré para no estropear el argumento.
Un film digno de ver, aunque algo edulcorado y muy comercial como suele ser habitual en los trabajos de Ron Howard; con un Russell Crowe impagable, bordando su actuación (los momentos en que casi parece autista debido a la genialidad de su personaje son excelentes); en mi opinión, incluso por encima de "Gladiator", y que, además, cuenta con una buena partenaire en Jennifer Connelly y un notable elenco de secundarios encabezados por Ed Harris, Paul Bettany (quien coincidiría más tarde también con Crowe en "Master and Commander" y Christopher Plummer.
[Leer más +]
2 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Interesante, pero no por lo que vemos
No sé, siempre hay algo en Rusell Crowe que me desconcierta, probablemente sea por soso, así como la película. Revisando la filmografía de Ron Howard veo que sus películas son "bonitas" pero nada más, caen en el olvido...no me imagino en una conversación con Rusell Crowe y Ron Howard, creo que bostezaría aparatosamente.

Lo que sí es interesante es el personaje interpretado, el matemático Nash y sus alucinaciones aunado a su teoría matemática que le valió el Premio Nobel, eso sí hay que destacarlo...el Oscar es lo de menos, además de injustificado, como muchos de los entregados a lo largo de los años.
[Leer más +]
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Ron Howard como siempre
Se pasa de pretencioso, intenta hacernos soltar la lagrimilla, ésta vez con una supuesta historia real y como no, con alguna estatuilla de por medio. La historia no es mala, mas bien interesante, pero se pasa de listo. Demasiadas bobaliconadas y intenciones de hacer un dramón. No sé, desde llamaradas le cojí manía a este director y esque no ha hecho nada decente (en mi opinión).
[Leer más +]
11 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Magistral en todos los sentidos
Gran película del director Ron Howard, en la que se intenta plasmar de la mejor manera posible, la dificil vida del matemático John Nash. Una gran historia interpretada por el siempre genial Rusell Crowe. Muy buena
[Leer más +]
5 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¿La mejor película americana del año?. Así sea.
Mal, muy mal, andamos si resulta que es "Una mente maravillosa", según el inmaculado gusto de los moralistas académicos hollywoodienses la mejor película de la cosecha de 2.001. Si a esta edulcorada, manipulada y algo torpe biografía sesgada del presuntamente admirable matemático John Forbes Nash (un hombre esquizofrénico, incapacitado para la enseñanza durante muchos años por ello y finalmente premiado con el Nobel por sus grandes aportaciones al mundo matemático) es la mejor película americana del año es que, casi definitivamente, el cine USA está en coma, no sé yo si con opciones de sobrevivir.
Que "Una mente maravillosa" esté bien hecha e interpretada, tenga un guión cuidado que te arrastre hacia el sendero que quiere (el ternurismo, la emoción pelín simplista), que el niño mimado de Hollywood Ron Howard haya seguido las líneas marcadas a rajatabla no puede significar otorgar tal cantidad de premios a la misma. Es una buena película que a mí no me gusta. Eso sí, sabiendo el grado de inteligencia del pueblo americano y su extravagante personalidad (¡Bush reelegido!), creo, dentro de mi limitadísimo cerebro, hasta llegar a entenderlo, jamás a compartirlo. Así sea.
[Leer más +]
4 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Basada en echos reales
Esta película me ha gustado bastante y es que la enfermedad que sufre el protagonista es real y la sufren muchas personas. Es muy bonita y sobretodo no te imaginas el final, te sorprende mucho como acaba. Me ha gustado mucho la interpretación del protagonista y es que un papel tan concreto es difícil de interpretar. Esta bastante trabajada y aunque el principio se te hace un poquito pesado enseguida te empieza a intrigar. Es perfecta para cualquier tipo de persona y bastante buena.
[Leer más +]
3 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Muy buena.
Me gustó bastante la película . El papel de Russell Crowe es impecable.
[Leer más +]
2 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El buen biopic del buen norteamericano
Como siempre, Ron Howard (como Steven Spielberg) falsea la realidad y nos regala un mentiroso y pretencioso biopic azucarado y políticamente correctísimo sustentado, eso sí, en grandes actuaciones de un buen reparto. Pero eso no lo salva. No deja "Una mente maravillosa" de ser otra historia de buenos norteamericanos que se acaban autosuperando y alcanzando sus sueños (los sueños norteamericanos). Como era de esperar, se llevó el Oscar.
[Leer más +]
7 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
una mente tortuosa
No voy a juzgarla mal o bien porque haya ganado un oscar inmerecido, pero la película aparte de ser un poco aburridilla, no consigue conectar, y el Sr. Crowe no me gusta especialmente en ese papel, muy sobreactuado, el mejor es Ed Harris y la bella Connelly correcta, pero el director no parece sacar todo el jugo a una buena idea.
En definitiva un film que si no hubiese ganado "Orcars" estaría ya olvidada en el baúl de los recuerdos.
[Leer más +]
3 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una película regular
Una aproximación a la esquizofrenia de forma bastante simple y elemental. En ningún momento transmite la dureza de la enfermedad. A mi juicio bastante sobrevalorada en su día, se puede ver, pero sin mayores pretensiones. El papel de Russell Crowe es correcto.
[Leer más +]
1 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Previsible pero interesante
Seguramente lo mejor de una mente maravillosa no sea su originalidad, sin duda, pero si tiene otras cosas a destacar.
Para empezar, Russel Crowe logra una gran actuación, tal vez una de las mejores de sus carrera, sobre todo en el papel de anciano, en el que ciertamente está convincentey creíble. Otro de los aciertos de la película es el de estudiar completamente la mente de un matemático con sus virtudes y sus defectos, sus habilidades y sus demonios. El resto de elenco actoral se puede decir que están aceptables en sus papeles secundarios, destacando para mi gusto un buen Ed Harrys.
El lastre de la película tal vez sea su duración, ya que al tener poca trama sorpresa llega a hacerse pesada sobre todo en los últimos 45 minutos. Con todo es una película digna de ver y por encima de la media del cine que se hace hoy en día en Hollywood, y seguramente, la mejor película como director de Ron Howard ( ¿o es Cynderella man?
[Leer más +]
1 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Peliculón
Russell Crowe hace un papelón y Jennifer Connely y Ed Harris también me gustaron mucho en la película. Es una película muy buena que te hace reflexionar. Además está basada en una historia real.
[Leer más +]
13 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Buenas interpretaciones y ya.....
Ron Howard, con la mediocridad por delante como en casi todas sus películas, dirige una de las películas mas sobrevaloradas de los últimos tiempos que incluso se alzó con 4 oscars entre ellos el de mejor película, mejor director y mejor guión adaptado. Incomprensible.

La 1ª parte de la película es un tostón insufrible, Paul Bettany me saca de los nervios y Crowe hace lo que puede con su personaje y con las situaciones que se dan que son un auténtico coñazo.

Mejora la 2ª parte bastante, gracias a un Crowe que mejora notablemente su interpretación y a la aparición de una maravillosa Jennifer Connelly (realmente es por ella por lo que se merece ver la película). Ed Harris es un pedazo de actor pero aquí decepciona.

El guión la verdad es que no me gusta mucho. Se me hace demasiado larga, le quitaría bastantes minutos al metraje. Howard es muy tramposo y poco valiente, no se moja y hace películas ligeras para todos los públicos aunque recomiendo ver "Cinderella Man". Temo mucho que El codigo Da Vinci haya caído en sus manos.
[Leer más +]
5 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo