arrow
7
Entre el chuletón de ternera y el lomo al ajillo.
Toda carne siempre tiene una parte jugosa y otra que no se come. En este caso, la grasilla es la primera parte de la historia de amor y muy especialmente el comienzo, donde te cuelan una historia de instituto barata protagonizada por los grandes genios del siglo XX. Aconsejo apartarla del plato o echársela al perro disimuladamente por debajo de la mesa.

Por otro lado, la parte central del filete está muy bien cocinada y te deja la mar de contento. Todo lo que sabe a conspiraciones, a Ed Harris, a Russell Crowe y a situaciones angustiosas tiene un sabor excelente ¿Juega al despiste? Sí, pero nos gusta que nos despisten, así que vamos a no ser quisquillosos. Un poquito de ajo siempre y cuando luego no te huela el aliento.
Si a eso le añadimos una buena salsa en forma de banda sonora, pues la carne se queda más sabrosa y gana sobre todo en las partes donde no está bien cocinada. Pero ahí está el problema, que una salsita está bien, pero cuando te pasas con las especias no hay forma de disimularlo. Esa inevitable moralina hollywoodiense sobre el espíritu de superación quizá a algunos les parezca apetitosa, pero no a todos nos sienta bien la cayena.

Si eres de los que valoran la diferencia entre un buen chuletón y un lomillo cualquiera seguramente te sabrá a poco. Si eres un estudiante encadenado a los macarrones con tomate, te sabrá a gloria.
¿Conclusión? Híncale el diente, que quita el hambre y no está mal.
[Leer más +]
63 de 83 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Buenísima
Me parece una película buenísima. Refleja muy bien las complejidades de las enfermedades mentales, el sufrimiento del enfermo y sus familiares, y la reacción de la sociedad.
Además la trama no se limita a la enfermedad, sino que mete al espectador en la espiral de espionajes y dudas, consiguiendo que se implicaque más en la historia y dándole muy buen ritmo a la película.´
La interpretación de Russell Crowe, impresionante. En mi opinión se merecía mucho más el Oscar por esta película que por Gladiator.
[Leer más +]
59 de 76 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La mejor interpretación de Crowe
Sensacional película, que encandiló a todos, por una vez mas el ensalzamiento de la amistad y del amor, así como del afán de superación. Y como enfrentarse a los problemas.
Si bien el guión no es del todo acorde con la realidad, a grandes rasgos si que lo es, y tanto Crowe como Jennifer Connelly están de 10!. Ed Harris es siempre un lujo como actor de reparto.
Si eres sensible, esta es una película con la que llorarás por mucho que lo evites...
Especialmente buena la escena en la que saca su teoría.(teoría que aún hoy en día se estudia y se aplica en el mundo empresarial y económico).
[Leer más +]
52 de 79 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Una película maravillosa
El cine es subjetividad, al puntear o criticar una película, lo haces en razón de la experiencia subjetiva que te dejo. Al menos así lo hago yo, dejando a los profesionales de la crítica la objetividad. Por eso me gusta FilmAffinity. Aquí encuentro a otros cinéfilos que califican las películas de acuerdo a su tripa. Y es invaluable.

Pero si de experiencias subjetivas hablamos, creo que "A beautiful Mind" (Una mente brillante en México) es la que más riqueza me dejo. Pareciera que Russell Crowe se diera el lujo de solo trabajar en producciones que prometan algún Oscar ¿O será que el es el que las hace merecer el Oscar? De todas las magnificas interpretaciones de este grande, esta es la que mas admiro, la que mas me llega y con mucho la mas memorable. Y desde Sexto Sentido, no había visto ninguna película tan poco predecible. No te esperas el giro que da justo a la mitad. Te agarra por sorpresa, te asusta a ti también. ¿Que mas puedo decir sin caer en un spoiler? Por favor, si no la has visto, no sigas leyendo, créeme, te quedaras asombrado. Réntala o cómprala sin dudar. Es un 10 absoluto.
[Leer más +]
33 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Russell en estado puro
Primero me gustaria preguntar,¿Quién de aquí se ha leído la biografía de Jon Nash? y me imagino que la respuesta es clara, apenas 2 o 3 personas de las que han opinado en esta película. Una mente maravillosa se puede calificar de muchas formas, y sí, entre ellas de emocional, de buscar la lágrima fácil y de sacar más de su vida ( toque más morboso) que de su trabajo, y es aquí donde hago la segunda pregunta ¿ Cuanta gente hubiera visto la película si sólo tratase las matemáticas puras con las que trabaja el protagonista, si apenas nadie entiende de que habla?.
Una vez dicho ésto me voy a centrar en las estupendas interpretaciones de los actores, y en el fabulosísimo guión. Veanla y juzguen.
Si, puede ser verdad que peque de sensiblera y de emocional, pero ¿a ninguno de los que ha visto la película ha sentido verdadera compasión de él?, pues a mi me pasa y considero a ese hombre digno de admiración; pero no se equivoquen no por como me lo muestra la película, sino porque he tenido la suerte de poder estudiarle y de leer lo gran profesional que ha sido, mostrandome la película ( descartando lo que pueda ser verdad y lo que no) que era un gran hombre, que luchó mucho y que tenía una mujer como pocas en el mundo.
[Leer más +]
39 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
El Oscar más injusto de los últimos años
Extraña película ésta. Más que nada porque creo que nunca había visto ningún film tan insoportable en su comienzo, tan perfecto en su segunda mitad, y tan sumamente soporífero en su conclusión. Una mente maravillosa es una película sin gancho y aburrida durante gran parte de su (excesivo) metraje, y que grita la palabra "¡Oscar!" con desesperación en cada uno de sus planos. Desgraciadamente, parece que hoy en día, rodar una biografía de algún personajes conocido ( y a poder ser, enfermo o drogadicto, claro está) es lo único que hace falta para ganar en la ceremonia de entrega de los premios de la Academia, aunque el resultado final sea tan mediocre como éste.
Sin embargo, cabe reconocer que el segundo acto de la cinta, es decir, desde la aparición del personaje de Alicia Nash hasta los últimos veinte minutos, roza la perfección. La narración de Howard se vuelve ágil y dinámica, y la historia se vuelve interesante sin que sirva de precedente. A ésto contribuye de manera especial una inmensa Jennifer Connelly, que transmite la angustia y el sufrimiento de su personaje a los espectadores, algo que no se puede decir de un sobreactuado Russell Crowe. connelly acaba por convertirse en el alma de la película, como demuestra el hecho de que, cuando deja de aparecer en pantalla con regularidad, la película entera vuelve al tedio inicial.
En el año 2001 hubo, cómo mínimo, dos películas mucho mejores que ésta para llevarse el Oscar (Moulin Rouge, La comunidad del anillo). Pero ya se sabe que la debilidad de la Academia son este tipo de producciones.

Lo mejor: Jennifer Connelly, Ed Harris y Christopher Plummer. Lástima que estos últimos estén desaprovechados.
Lo peor: Que tras sus ínfulas de "película importante", no hay más que una conta correctita sin nada que destacar fuera del trabajo actoral.
[Leer más +]
47 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La película que murió de éxito
En el año 2001 salto la sorpresa en la entrega de los oscars al concederle a "Una mente maravillosa" cuatro estatuillas, entre ellas la de mejor película. Sinceramente esta película no debería haber ganado pero viendo lo que había ese año ("Gosford Park", "El señor de los anillos" o "Moulin Rouge") uno empieza a comprender sus posibilidades, aunque tampoco debería haber ganado. Dicho esto me gustaría defender a la película. Sin lugar a dudas Ron Howard, su director, pone mucha voluntad pero poca calidad a lo largo de su filmografía ya muy extensa pero sin títulos de auténtica mención. Películas muy comerciales como "Llamaradas", "Un horizonte muy lejano", "Willow", "Apolo XIII", "Rescate", "Cocoon"... demuestran las limitaciones del director, que sin embargo ha dado muchos ingresos a la industria americana, de ahí el oscar.
Aún así la Connelly está guapísima y hace un buen papel, Howard hace su mejor trabajo, dentro de una filmografía más bien mediocre.
En definitiva que todo en su justa medida, ni es una película de Oscar pero tampoco es un ”telefilm” como se dice de forma despectiva.
En estos momentos un trabajo muy correcto que le ha perjudicado en realidad los premios al esperarse más de lo que verdaderamente es.
[Leer más +]
48 de 80 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Nash, "Made in Hollywood", y la versión que me hubiera gustado ver.
Película entretenida y sobre todo hecha a la medida, para el lucimiento tanto de su director (Ron Howard), como de su actor protagónico (Russell Crowe).

A la gente de Establishment Hollywoodense y la academia les encantan las interpretaciones de personajes mentalmente perturbados, tanto que hasta los premian, basta mencionar algunos como:

Kathy Bates, Oscar por Misery
Anthony Hopkins, Oscar por el famoso Hannibal Lecter
Tom Hanks, Oscar por Forrest Gump
Nicolas Cage, Oscar por ser un alcohólico suicida en Living las Vegas.
Geoffrey Rush, Oscar por ser un esquizofrénico en Shine
Jack Nicholson, Oscar por tener un trastorno obsesivo compulsivo en Mejor Imposible, etc…

Y en este film tenemos a Russell Crowe interpretando a John Nash un matemático con esquizofrenia, en una actuación bastante mala para mi gusto.

Pero esto no importa ya que como buen producto comercial, tiene varios puntos a su favor, empezando por el hecho de que interpreta a un perturbado mental.

Pero nos la presentan como una historia que fue real, ya que está basada en la vida de Nash. Pero Hollywood (para variar) nos la hace ver más “bonita y romántica”, para que el argumento sea un logro sobre la adversidad (que en este caso es la esquizofrenia), pero para mí ahí esta el error, ya que no es creíble (por lo menos así como la cuentan)
Aquí vemos una versión “Made in Hollywood” de la genialidad y la esquizofrenia.

Pero esto dista mucho de la realidad histórica de nuestro personaje, ya que para que una historia de superación tenga el impacto que se espera en el público, el héroe debe de ser un “Alma Inocente” y Nash distaba mucho de serlo en la vida real.

Algunos de estos detalles los pongo en el Spoiler, para quienes no hayan visto la cinta y para quien quiera saber un poco mas de la vida de John Nash.
Y ojo, la vida de Nash es ya de por si sola sumamente interesante, pero a mi me hubiera gustado una película con Nash como un antihéroe (tal y como era en realidad) mas que la versión edulcorada de Hollywood y Ron Howard ganadora de Oscares académicos.
[Leer más +]
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Vida y amores de un matemático esquizofrénico
Russell Crowe y Jennifer Connelly, dos de mis actores favoritos, son los protagonistas de este biopic que firma el irregular Ron Howard (cuya inclasificable filmografía se compone tanto de anodinos subproductos comerciales como de trabajos mucho más adultos e interesantes, como éste) y que nos narra la obra y milagros del matemático John Forbes Nash (Russell Crowe), quien tuvo que lidiar con una terrible enfermedad: la esquizofrenia.

Lo que me impulsó a ver esta película fue, obviamente, la participación de Crowe y Connelly. El primero me parece uno de los mejores actores de la actualidad, capaz de dar vida tanto a héroes de acción (Gladiator, Robin Hood…) como a personas con mil y un problemas físicos o mentales (véase la película que nos ocupa), mientras que ella era, hasta que le llegó el reconocimiento con este papel, una de las actrices más injustamente infravaloradas de su generación. En Una mente maravillosa ambos están tan espléndidos como acostumbran.

Pero la película también cuenta con otros valores, como por ejemplo la sobria dirección de Howard, aunque yo creo que su mayor logro como director (por mucho que esta película sea, en conjunto, superior) se encuentra en El desafío: Frost contra Nixon (Frost/Nixon), o un acabado notable (a pesar del terrible trabajo de maquillaje durante el último acto). Que se inviertan grandes cantidades de dinero (se rumorea que el presupuesto de esta cinta superó los sesenta millones de dólares) en producciones de este tipo, cuya historia no parece destinada a entusiasmar a las masas, es de agradecer. Sobre todo si el resultado final es tan satisfactorio.
[Leer más +]
15 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
LAS MATES AVANZADAS ES LO QUE TIENEN...
Peli basada en hechos reales. Biografía de un extraño genio que se acabó llevando el Nobel. Russell Crowe, Ron Howard y James Horner por medio.

Carne de tío Óscar, caray.

Pero el guión tiene más trampa que una temporada de "Lost" y la cosa acaba derivando por vericuetos que no eran los planteados en un principio. Las mates son casi más un MacGuffin que otra cosa y la realidad se ve falseada en aras de un happy end made in Hollywood que nada se corresponde con lo que verdaderamente ocurrió.

Un filme con unos cuantos destellos de brillantez... pero mucha treta guionística de por medio.

Lo mejor: Ed Harris. ¡Como siempre!
Lo peor: Su didactismo.
[Leer más +]
16 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Sufriendo con su mente maravillosa
Esta película consigue que entendamos un poco lo que es la esquizofrenia y la evolución de esta enfermedad en el protagonista (J. Nash).
Ron Howard consigue dirigir de forma excepcional a los actores de los que consigue una actuación impresionante.
No me extraña la cantidad de Oscar que consiguió.
Merece la pena verla.
[Leer más +]
30 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Confirmado: las matemáticas son un aburrimiento.
Vamos a ver, "Una mente maravillosa" es perfecta en el aspecto técnico. Tiene una gran cinematografía, la ambientación es magnífica y la banda sonora es digna de mención. Las actuaciones también son excelentes, destacando las buenas interpretaciones de Russell Crowe y Jennifer Conelly. La historia es interesante y trata el tema de la esquizofrenia de manera muy correcta... demasiado correcta y poco arriesgada.

Me explico, El film de Ron Howard es una de esas películas a las que técnicamente no se la encuentran apenas defectos, y sin embargo dejan algo frío. Y es que a esta cinta le falta algo. Para empezar la película no entretiene en todo momento, los acontecimientos se dan demasiado espaciados (sobre todo durante la primera mitad donde es excesivamente lenta). Por otro lado el guión falla cuando interaccionan los personajes (bastante mal tratado el romance de los protagonistas, por cierto), sus diálogos son secos, poco arriesgados, carentes de chispa, vacios... solo en los minutos finales la cosa logra hacerse más emotiva, potente e interesante, pero son unos pocos minutos que no compesan en exceso.

En definitiva. La película tiene una gran interpretación de Russell Crowe (un gran actor que está bien en todo lo que hace) y una banda sonora magnífica. Pero no es sufiente ya que se hace demasiado larga, y parece como si los acontecimietos e interacciones de los protagonistas fueran excesivamente acartonados y carentes de una emotividad y un tratamiento más profundo que la película parece exigir.

Es una película buena y correcta, pero ni muchísimo menos veo en ella la gran obra maestra que se nos ha tratado de vender. Eso sí, gustará a los matemáticos y a algún que otro ingeniero.

Lo mejor: La banda sonora, Russell Crowe.
Lo peor: Algunos diálogos.
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una buena película, pero no maravillosa.
Seamos claros y sinceros con nosotros mísmos, si esta película consiguió los premios que la academia de los Oscars le otorgó fue porque se colocaba en el perfil idóneo de los films premiados por la academia, y no precisamente por su brillantez.

Ron Howard es un director que siempre ha tenido el valor de tratar bastantes temas y géneros dentro de la indústria del cine como realizador, algo bastante elogiable como artista. Sin embargo, el problema de este realizador viene dado con la superficialidad en que toca cada género. No esperen encontrar un drama intenso en el que puedan empatizar demasiado con la vida de Nash, pues se trata de forma demasiado simple y superficial, sin que el espectador pueda implicarse de lleno ante la difícil situación que padece a no ser que haya vivido alguna experiencia similar.

El mayor problema de esta cinta, es que Howard tiene a su disposición a un équipo de gran talento, pero lo desaprovecha, no arriesga y ni se atreve a mostrar la historia de forma mordaz y desbordante.

Aún así, hay que decir que la película está nutrida de unas interpretasciones brillantes y exquisitas. Russell Crowe está soberbio como Nash, al igual que Connelly interpretando a su mujer, que lleva en sus espaldas todo el peso de la esquizófrenia de Nash. Tampoco hay que olvidar las grandes interpretaciones de los segundarios, con un Josh Lucas y Paul Bettany más que correctos y un brillante Ed Harris en uno de los papeles más oscuros y pérfidos de toda su carrera.

Estamos en definitiva, ante una película dotada de una gran banda sonora, buena fotografía y unas prodigiosas actuaciones. No se puede negar que la película está muy cuidada y que desprenda calidad. Pero por desgracia, la cosa se queda ahí, Howard no aprovecha todos los recursos que tiene disponibles para construir un drama drsgarrador, a lo que finalmente queda como una suave película dramática con pretensiones demasiado altas para lo que realmente ofrece. Aún así es interesante de ver sobre todo por el brillante trabajo realizado a cabo por sus actores donde la transformación de Crowe es sencillamente genial.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Lo extraordinario es posible
Cuando asistí a la proyección de Una mente maravillosa me parecía estar ante una pieza cinematográfica de los años 50. Su trabajo de época en cuanto a vestuario, decorados, colores, diseño de producción... son tan embriagadoramente exactos que uno no puede más que rendirse ante tal pulcritud. Pero también me pareció una película digna de los años 50 en el modo en que trataba muchos de sus temas. Es decir, en como obviaba los problemas menos políticamente correctos, en cómo priorizaba en el amor (preferiblemente marital), en contra de otra clase de relaciones, en como, en fin, no se implicaba con la historia real de los hechos descritos en pantalla, sin tratar de adornar con moralidad y buenos sentimientos, lo que en realidad era una aciaga historia de soledades, adicciones y conceptos muy lejanos al American Way of Life.

Pero con Ron Howard en el timón del proyecto uno ya debería saber que esperarse. Un drama romántico y familiar con final feliz, muchas lágrimas, y mucho moralismo. Eso es lo que da Una mente maravillosa, pudiendo haber dado una historia, posiblemente mucho más compleja, y con ello más interesante, duradera, menos ingenua. Aunque sería injusto no defender la labor de Howard como narrador. Su dramatismo es compacto, consigue resolver muchos problemas de planteamiento de una manera elegante, bella y apasionante (como las alucinaciones de Nash o cada vez que este establece pautas y fórmulas matemáticas.

¿Es Una mente maravillosa una película merecedora de cuatro Oscar principales? No. ¿Es una adaptación fiel de la dura realidad? No. ¿Es una mala película? Tampoco.

Y si no lo es, aparte de por lo expuesto, es porque contiene unas interpretaciones más allá de la perfección. Harris, Bettany y Plummer son tres actores secundarios capaces de implicarse y poner un peso en sus intervenciones como si fuesen las estrellas. Los tres conmueven e inquietan de manera sorprendente.

Y Crowe y Connelly van más allá de todo trabajo de método, su transformación corporal y su relación emocional, plausibles como la seda a lo largo de todo el metraje, alimentan dos composiciones duras y cargadas de matices y miradas, con emociones y vivencias de los personajes arraigadas en lo más profundo de sus ser, en lo más profundo de su amor. Sus escenas juntos se convierten en las grandes joyas de esta mente maravillosa.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una película maravillosa
Fantástica película digna de ser vista con una mente abierta. No hay disparos, ni efectos especiales fantásticos. Seguramente estará sobrevalorada, pero una cosa si esta clara: A mi me ha llegado a tocar la fibra sensible. Y creo que el mejor premio que un film puede ofrecer es conseguir que alguien se emocione con ella.
Cuando empece a verla pensé que sería insufrible y ahora no puedo dejar de recomendarla para aquellos que no la habeis visto. Un saludo.
[Leer más +]
14 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Muy buena, a pesar de la exageración.
Luego de ver esta película decidí averiguar con un ex profesor de biología acerca de la ezquizofrenia, y así fue como advertí que las situaciones que derivan de la ezquizofrenia en la historia no son demasiado verosímiles. A ver, un ezquizofrenico sí sufre de alucinaciones, como escuchar voces en su cabeza o ver imagenes qué de verdad no se encuentran presentes. Pero es improbable alucinar con personas físicas (durante un período tan extenso) y más aún con situaciones qué de verdad no suceden, como se da a lo largo de la historia. Una vez aclarado esto, la película creo que es formidable. Grandes actuaciones (Russell Crowe en su máxima expresión y una exquisita Jennifer Connelly), una aceptable dirección, una banda sonóra ideal para la película, y grandes valores que se desprenden de la historia. Más alla del comentario de la inexactitúd acerca de la ezquizofrenia, creo qué de la forma que esta planteada, aporta positívamente en la trama. De esta manera se puede apreciar la lucha ínterna y el esfuérzo que realiza John Nash para sobrellevar su gráve enfermedad y poder llevar a cabo una vida "normal" y hasta ser profesor en la universidad. Todo este esfuerzo no tendría séntido sín el fenomenal apoyo de su mujer, cuyo amor es él mayor responsable de qué Nash se pueda mantener fírme. También es la forma más entretenída de contar cómo se desarrollo una de las príncipales teorías matemáticas aplicadas en la actualidad. Cuando el año anterior ví en Economía de la facultad la teoría de los juegos (nombre de la teoría desarrollada por Nash), agradecí a Una mente maravillosa por explicarme el origén de ésta, facilitandome enormemente poder entenderla.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El lado oculto de la mente
El film descansa en lo sensible, dramático y emocional caso real de John Nash y su deseo de dar a conocer su dolorosa y triste historia (ya escrita en el 1998 por la periodista Sylvia Nasar) y las extraordinarias actuaciones de Russell Crowe (“Gladiator” 2000), Jennifer Connelly (“Requiem for a Dream” 2000), Ed Harris (“Pollock” 2000), Paul Bettany (“A Knight's Tale” 2001), Christopher Plummer (“The Insider” 1999), Judd Hirsch ("Taxi" 1978-1983) y Josh Lucas (“Sweet Home Alabama” 2002).

La película tuvo un presupuesto de $78 millones y generó por la venta de taquillas la cantidad de $317 millones, además recibió 80 nominaciones a diferentes premios en festivales de cine, de los cuales ganó 31 de ellos.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
NOTABLE
Buena película que narra la vida de el genio matemático John Nash. Un poco tramposa en el argumento pero genial en lo esencial. Lo que parece una película aburrida y monótona se convierte en una película mezcla de biográfico, romance e intriga. Todo eso como ya he dicho muy bien hecho. Las actuaciones son muy buenas (destaco a Russell Crowe)Jennifer Connelly hace un papelón y Ed Harris como siempre bien. La banda sonora buenísima de Horner (le hubiera dado el Oscar pero es que estaba la del Señor de los Anillos) me recordó sobre todo la música del principio a la música de Titanic (como no tambien de Horner, por eso se me pareció). Respecto al tema de los Oscar... en fin en ese año estuve un poco perdido. Veánla es admirable.
[Leer más +]
11 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Querer es poder
Fue poco antes de nacer esta película cuando todos nos quedamos impresionados y admirados al ver a un Russell Crowe luchando como un héroe en el Coliseo de una Roma imperial. Sin embargo, de la noche a la mañana, Crowe ya no era gladiador, había cambiado la espada y la armadura por una pizarra y una tiza, y todo ese músculo fue transformado en cerebro, o mejor dicho, en una mente maravillosa.
Crowe adopta el papel de un auténtico genio de las matemáticas cuya mente se ve atacada por la esquizofrenia. La película trata la historia verídica de John Forbes Nash, desde sus primeros años como estudiante universitario hasta que llega a ganar el premio Nobel en 1994, y cómo toda su vida se ve marcada por dicha enfermedad.
"Una mente maravillosa" nos deja ver cómo con fuerza de voluntad y ánimos de superación podemos dejar atrás aquello que nos impide llegar a alcanzar nuestras metas y conseguir más de lo que habíamos imaginado. Sin duda, la historia de este genio es digna de admiración.
Con Nash, Crow pudo demostrar el gran actor que es, ya que se trata de un papel realmente difícil, pero que él consigue captarlo a la perfección e interpretarlo de manera insuperable. Destacar también, a Paul Bettany, el cual nos dejaría bien claro posteriormente que es un magnífico actor en "Master and Commander" y a Jennifer Connelly, que se convierte en la esposa y compañera que todo hombre desearía.
Son estos algunos de los factores que hacen de la historia de un gran hombre una película maravillosa.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Y era más brillante aún
Un film con aire comercial, pero qué vamos a hacer: lo importante es la excelente actuación de Crowe y Connelly. El brillante Profesor Nash, eso sí, está muy por encima de cualquier imitación...y si algún ignorante sólo se enteró de su existencia al ir al cine, siéntase perdonado: es tanta la superficialidad del mundo en que vivimos que la falla es comprensible.
[Leer más +]
14 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo