arrow
8
La Crónica de Un nuevo Despertar
Esta película cayó en mis manos fortuitamente y afortunadamente. Pude ver una especie de trailer en Youtube con la más que preciosa melodía de la cantante Cascada “Everytime We Touch” (que recomiendo escuchar en su versión lenta).
La verdad es que me esperaba más bien poco de esta película ya que las de esta temática se tildan de estupidez, bodrio y clichés varios que, si bien se acercan a la realidad, rezuman en ignorancia y patetismo llenándolas de las típicas mariconadas que a nadie le interesan y que nadie ha vivido.

Me gustó desde los primeros minutos.
Siempre he pensado que la voce en off en una película acariacian a esta y hacen más profunda la visión del conjunto.
La sicología del personaje principal se me antoja llena de matices y verdades ya que habla sobre un ahogo personal que todos hemos vivido, homosexuales o no.

Por otro lado, la figura del imponente cachitas de turno que pone a todos a mil es real, (en todos los institutos que se precien siempre hay unos cuantos de esos), el típico fulano guapo a rabiar, (¡¡¡te comería hasta con espinas!!!!), que hace las delicias de unas y las fantasías de otros que existen, sienten y padecen como los demás.

No puedo dejar de nombrar a la madre y la amiga inseparables ambas, partes importantes de la trama y tambien de la vida del joven muchacho ( y de la de muchos de nosotros).

Sin ser una película magistral que a veces se pierde un poco y no deja clara las formas del cachitas, el papel más soso y peor creado que, a la vez, es uno de los más importantes, se salva por poseer un gran guión lleno de guiños originales y “sorpresas” varias como la del profesor de autoescuela y unos chistes fáciles que le hacen a uno soltar la carcajada y le sorprenden.

Por resaltar: las miradas de los personajes y esa frase final del hijo a la madre cuando esta le abraza, (sencillamente un toque magistral). Por no hablar del “desmayo” en la boda, que es todo un lujazo.

La verdad es que “Get Real”, podría ser una de las mejores películas que se han hecho de esta temática, que ya era hora que hubiera algo bueno que decir, y dejarse de escenas tórridas, sino mostrar una sencilla historia. Por que a veces las historias más sencillas, son las más apasionadas...
[Leer más +]
18 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Y real fue.
Hace muchos años vi el trailer en el cine, cuando yo aún no tenía edad para entender mi propia orientación sexual. Pero desde entonces siempre me quedó en el recuerdo la anécdota con la cual empieza la película.
Luego olvidé su nombre y me dio mucha nostalgia conseguirla y poder verla en su totalidad.

"Get Real" es el relato perfecto y limpio de lo que sucede en los colegios, en la casa y en el corazón de un joven que ya sabe que es gay pero no puede hacer uso de su propia voz para hablar.

Lo maravilloso es que cuenta en paralelo una historia de amor con otro joven que pasa por un estado de mayor confusión.

Excelentes actuaciones, un guión original y fuerte.
Todos los condimentos, desde el comienzo hasta el final, hacen de esta una buena película para darse idea de lo que es una realidad no ajena a la sociedad en la cual vivimos.

Eso sí, es la versión masculina de "Fucking Amal"
[Leer más +]
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una diferente y lúcida mirada
Get Real forma parte de ese conjunto de películas que en la última década tratan con rigor y respeto la inclinación sexual gay. En el fondo es lo mismo de siempre, da igual heterosexual o gay; si el guión es sólido y está bien dirigido, la posibilidad de que interese a un público heterogéneo es grande. Y eso sucede con esta película donde se combinan todos los elementos para que el conjunto resulte lúcido y satisfactorio.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Urinarios, bachillerato (o como se llame la ESO inglesa) y toqueteos
Esta sencilla historia de adolescentes a mí me parece una de las películas más bonitas y luminosas de la historia del cine. Muy divertida y también muy emocionante. El protagonista (Ben Silverstone) interpreta maravillosamente a un adolescente gay. No recomendada para homófobos recalcitrantes (que serían quienes deberían verla en primer lugar, claro).
[Leer más +]
17 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
MI HIJO NO, EL QUE ES MARICÓN ES EL NOVIO DE MI HIJO
Discreta y profunda, certera y directa. Aquí los personajes muestran su realidad con una fuerza que sorprende y atrapa.

Si no tienes complejos y te gusta el buen cine, no te defraudará, porque el retrato de un mundo hostil e hipócrita queda al descubierto a través de la cálida mirada de su protagonista.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Sencilla y deliciosa inocencia
Podríamos decir que nos encontramos ante una delicia. Sencilla, ligera y lineal. Get real nos muestra a un homosexual sensible y valiente. Nos narra la historia de la mayoría de los gays en su adolescencia. No encontraras escenas subidas de tono, ni clichés baratos, pero si tendrás la oportunidad de disfrutar de la inocencia de Steven Carter y poder ver y sentir la vida desde la línea de la tolerancia, el respeto y el amor.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Cada rosa tiene su espina
Aún compartiendo cama en la noche, una pareja puede sentirse a kilómetros de distancia. Aunque uno intente no lastimar al otro, cada rosa tiene su espina, como decían los Poison en aquella canción. La adolescencia es una etapa delicada, en la que declarar que eres homosexual supone un entierro social en la escuela, especialmente si eres algún tipo de ídolo en ella. Y algunos chicos optan por llevar sus románticas relaciones en secreto. Aunque duela.
Steven, que ha asumido su condición de gay aunque no lo haya hecho público, y John, el atleta de la escuela, entablarán una relación, a ojos ocultos de los demás. Cuando están juntos, a solas, pueden hasta abrazar el sol. Cuando están en sociedad, las espinas se clavan sin piedad. Y es Steven quien, con más fuerza, quiere ubicarse en el mundo para que las espinas dejen de lastimarle.
'Get Real' se ha convertido en una película de culto que trata el tema de la homosexualidad con mimo, un grito a la libertad sexual de cada cual. Porque ya basta de intransigencias, de intolerancias, de temores y demonios internos o de falsas aceptaciones.
Quizá peca de algún tópico como la amiga acomplejada que le ayudará incondicionalmente y que, además, aporta el lado cómico, el padre dictatorial o la madre comprensiva.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Sólo es amor...
Yo no podría describir mejor la sensación que sientes por dentro cuando te das cuenta de que alguien te gusta. No solo nos dejan ver esto sino que describe de forma profunda y sensorial como se siente la sexualidad, el amor y el entorno para dos personas del mismo sexo que se gustan y se dan cuenta de ello por primera vez.

Esta película describe perfectamente lo que significa la amistad, la familia y ser uno mismo.

Me ha gustado mucho.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Ser uno mismo.
El amor humano es como una escopeta de cañas. ¿Qué quiero decir con esto?; En la época de mis padres en que no abundaban los juguetes ni los recursos para adquirirlos los niños hacían una simulación de escopeta con cañas para derribar a puros golpes piedras y demás. Evidentemente la mayor parte de las veces fallaban. Eso es lo que pasa con el amor humano o social, falla, pero no con el amor divino o puro, o como deseemos llamarlo. Ese nunca falla y es por que primero nos queremos a nosotros mismos y somos libres para dar parte de ese amor a los demás. Esta película trata de la homosexualidad vista desde dos puntos, la negación y la valentía. Con la negación sólo se consigue fingir ser quien no se es, sufrir y dañar. Con la valentía puede que se pasen malos ratos pero compensa lo que nos espera después. Esto lo refleja a las mil maravillas este film que para ser del año 98 explica muy bien lo que es ser auténtico.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Toda una lección
No se cansa de ver uno ésta joya desconocida, ni se cansa de descubrir toques nuevos en cada visionado.
Una película que debería ser de obligado pase en los colegios. No por el tema de la homosexualidad en sí, si no por la lección de tolerancia que nos da y que, por desgracia, tanto escasea en nuestros días.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una rosa con espinas
Get Real! ¡Ubícate! La vida y el amor son así, como una rosa con espinas, y está historia se asemeja tanto, idolatrar la belleza del sentimiento y a la vez pisarlo, sin mayor tapujo, por temor a la intolerancia; situación amarga y vivida por muchos. “Ubícate”, se aleja de la polémica y se acerca solo a la exposición; no es necesario el Oscar, la Palma de Oro u otro premio para quedar como referencia del buen cine inglés y con gusto propiamente delicado.

Un muy buen ejemplo de la confusión entre el heterosexual y bisexual, mentiras y enredos.
[Leer más +]
9 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Los de Salvados por la campana 'entienden'??
Salir del armario es dificil, sobre todo cuando vives en un entorno conservador que no tolera las discordancias sexuales. Steven lo sabe bien. Tiene 16 años, y pese tener bien asumida su homosexualidad, no posee la confianza suficiente para hacerlo público...

Get real es una película sobre la homosexualidad con un mensaje de tolerancia fácilmente asimilable. Los personajes del entorno de Steven resultan muy familiares, adolescentes al estilo de la serie Salvados por la campana. Tiene toques divertidos y no hay escenas de sexo, por lo que me parece una buena opción para fomentar el debate entre el público más joven.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Sé tú mismo
Get Real es una de las películas británicas más emblemáticas de la década de los 90. Abrió un necesario debate sobre la visualización de la homosexualidad en los institutos, y además dio al queer cinema un film de referencia que todavía hoy en día es una película de culto. Basada en el libreto teatral de Patrick Wilde, Get Real continúa funcionando casi quince años después de su estreno por su franqueza, su humor y su inteligente descripción de personajes. Una película elegante, nada morbosa, con una trama muy sutil que va creciendo hasta sellar un final que marca la liberación de un personaje que harto de esconder su sexualidad decide vivir su vida a su manera, ser él mismo en una escena en la que podemos escuchar la icónica y recurrente Think (Freedom) de Aretha Franklin. Una cinta que traza un retrato amplio del despertar sexual y homosexual en la adolescencia: es sincera en sus escenas más tórridas, sus personajes hablan y se comportan de forma natural, sin plumas ni exageraciones, y el director consigue insertar varias subtramas que dan cuenta del papel de padres, amigos y educadores. Una historia entretenida y pedagógica cuyo visionado debería ser obligatorio en los centros educativos. Un cuento sobre la aceptación y el maltrato en una edad en que las hormonas campan a sus anchas y las emociones corren a flor de piel.

Get Real demuestra que las formas de abordar y enseñar la sexualidad han quedado obsoletas (Steven tiene su primer encuentro con el sexo al ver en clase el vídeo de dos erizos apareándose), y que es necesaria una concienciación social y una educación por parte de profesionales. Get Real muestra dos formas contrarias de vivir la homosexualidad y alegra comprobar que las tendencias del siglo XXI son más cercanas a la decisión final de Steven y no a la cobardía de John. Queda muchísimo por hacer, muchas mentes por cambiar y tal vez un par de generaciones más que garanticen la completa equidad entre gays y heteros, no solo a nivel legal, sino en la práctica, en la convivencia día a día en la calle. De aquí que Get Real siga siendo tan interesante y necesaria. Ojalá este retrato de una homosexualidad caduca y otra liberal (y liberada) sea en otros quince años el viejo testigo de una forma totalmente extinguida de limitar lo homosexual al terreno del tabú y la diáspora.

Xavier Vidal, Cinoscar & Rarities
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Freedom!
"Get Real" no es una película de temática gay más. Es una película sincera y realista sobre cómo viven los jóvenes la homosexualidad, a menudo azotados por los prejuicios y las injusticias de la vida de instituto.

El protagonista de la película (impresionante Ben Silverstone) es un chico que sabe que es gay desde los once... Y aún así sólo su mejor amiga (fantástica Charlotte Brittain) lo sabe. Ambos se enfrentarán a las primeras ilusiones del amor y también a la primeras decepciones y ambos lidiarán con el rechazo.

Un guión muy acertado, buena dirección novel y actuaciones muy cuidadas dan lugar a uno de los mejores films sobre la homosexualidad que ha dado el cine. Ser gay no es una opción, y aún así muchos actúan como si lo fuera. A veces, es demasiado difícil enfrentarse al mundo, chillar lo que somos y disfrutar de la merecida libertad..., pero sólo seremos felices si lo hacemos.

Más cine en: http://laestaciondelfotogramaperdido.blogspot.com.es/
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Se feliz
El director ha tratado con mucha sensibilidad un tema muy doloroso para muchos jóvenes que sufren solos su homosexualidad en unos años que precisamente necesitan más del apoyo de la familia, de los amigos, de la sociedad en general. No hay que olvidar que esta sigue siendo una de las causas mayoritarias de suicidios entre los jóvenes de todo el mundo. Ya parece, y en la película se aprecia, que ciertas sociedades avanzadas están empezando a aceptar la homosexualidad como otra forma de vivir la sexualidad, pero todavía son muchísimas las sociedades del mundo que no aceptan esta forma de sentir y vivir, y no solo marginan, sino que condenan, y hasta la muerte, el ser homosexual. No está de más que el cine, que hoy puede llegar a mucha gente, trate este tema. Pero hay que tratarlo como lo ha hecho Simon Shore, sin hacer de ello una cuestión de militancia que para muchos homosexuales que viven esa situación es imposible de practicar. Sin duda la interpretación de Ben Silverstone ha ayudado mucho a hacer creíble y asumible esta historia, dando todos los matices de ese joven, que si pero no lo parece, que si pero no se atreve, que si pero no le dejan amar y vivir. El alegato final puede ser un poco exagerado en la fibra sensible por las palabras, la situación y sobre todo la planificación, pero posiblemente sea necesario ese toque de militancia homosexual para tocar a su vez los sentimientos de muchos homófobos. Recomendable de todas, todas, pero yo aconsejaría a los jóvenes que puedan verla que lo hagan acompañados de alguien formado porque lanzarse de esa manera a las fauces del león no siempre saldrá como aquí, de película.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Ingenieria social
Desde luego la sociedad ha sido patriarcal, machista y misógina en gran medida, sobre todo en ciertos paises. Por tanto es necesario recuperar el equilibrio entre hombre y mujer y como en todo reajuste se sufre de un proceso fatídico de balanceo. Pero tengamos siempre en cuenta que hemos sido y estamos siendo manipulados en muchos aspectos…una cosa es promover la igualdad de oportunidades y otra es ser feminista, que al fin y al cabo es lo mismo que ser machista.

El movimiento feminista y el movimiento gay fueron financiados por la Fundación Rockefeller e instigados por la CIA. ¿Qué sentido tendría promover estos movimientos? Veamos algunos puntos clave:

- Tener al doble de personas trabajando dentro de la rueda económica.
- Mayor alienación y desestructuración en el seno de la familia.
- Mayor abandono de los hijos a la suerte de la educación que proponga el Estado.
- Alejamiento de la esencia femenina de muchas mujeres.
- Alejamiento de la esencia masculina de muchos hombres.
- El desencuentro a un nivel profundo de hombre y mujer y homosexualización de un sector de la población influenciado por los medios.
- La competitividad por la supremacía entre ambos y la consiguiente guerra de sexos instigada por los medios.

En definitiva todo esto desemboca en un menor número de nacimientos y mayor control sobre la población que es lo que necesita la élite para llevarnos más rapidito hacia el Nuevo Orden Mundial.
[Leer más +]
0 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo