arrow
8
7-12-1941
El siempre interesante Fleischer, y aficionado sin par a la hora de no desdeñar ninguno de los géneros cinematográficos, filmó esta notable película sobre el ataque nipón a Pearl Harbour. Creo que no hará falta en estas breves líneas ninguna comparación sobre la peli de Ben Afleck y cía. La bazofia siempre será bazofia.

Tora! Tora! Tora! es uno de los films bélicos más honestos que yo recuerde. Los tejemanejes que urden políticos y oficiales de ambos bandos son mostrados como un "Documentos TV" pero sin narrador. El montaje brinca del bando americano al ejército japonés durante las primeras dos horas de película, y quien espere tiros y demás gaitas desde un comienzo, supongo que se impacientará al comprobar que los preparativos constan de más entresijos que cualquier puntual acción.

Fleischer muestra con acierto los errores o sutiles casualidades que propiciaron el ataque japonés por sorpresa: mensajes que se quedan en cajones, teléfonos que no responden o equivocaciones infantiles, propias de un enjambre de militares con galones. Retrata a los sodados japoneses con dignidad y sin topicazos. ¿Se imaginan a la Coppola tratando el tema? Pero considero que Fleischer peca de torpeza por no enumerar los motivos que llevaron a los japos a bombardear suelo americano. Hablo del embargo energético y del bloqueo comercial al que EEUU sometió a Japón como ahora lo hace con Cuba, aunque claro, la belicosidad y amplitud de tales ejércitos no es comparable. Tiene dos horas para explicarlo y no lo hace. Bueno, quizá era pedir demasiado.

INTERMEDIO, así puesto de sopetón, aparece tras un largo fundido en negro en la pantalla de cine, televisor, etc... y comienzan las hostilidades. Y el tipo me parece un genio. Y me acuerdo de Pearl Harbour con tanto ordenador y tanta castaña y alucino con lo conseguida que está toda la representación bélica. Aparte claro, de regalarnos unas panorámicas aéreas y generales, unos travellings, una composición de planos (no sólo durante el ataque sino en todo el metraje) y unos efectos especiales de quitarse el sombrero para la época. Y cuando finaliza el ataque, a ningún japo le ha tocado los cojones ningún heroícito tipo Ben Afleck con su cacavión. No. Y se agradece.

Película recomendable a cinéfilos y aficionados a la Historia Militar.
[Leer más +]
70 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Código japonés que anunciaba la sorpresa en el ataque a Pearl Harbor.
Reconozco que “Tora! Tora! Tora!” es una de mis debilidades, se encuentra en el top ten de mis películas bélicas favoritas. Más importante que sus méritos, que son muchos, es la práctica ausencia de vicios y problemas tan habituales en el género (xenofobia, exaltación patriótica desmesurada, retrato desigual de los contendientes, subtramas amorosas para hacerlas más comerciales, inverosimilitud de las situaciones, alegatos morales pacifistas…). Aquí todo es diferente.

Para empezar son dos películas en vez de una. La primera parte hasta en intermedio donde el guión se sumerge en la planificación político-estratégica del conflicto entre los EE.UU. y el Japón. Realmente maravillosa, me es difícil recordar una presentación de los hechos tan erudita, seria, profesional y ecuánime como sucede aquí. En la segunda parte viene la acción, y de la buena. Sencillamente espectacular sin necesidad de macarradas a las que estamos habituados.

Toda ella es un prodigio técnico, con unos efectos especiales excelentes, una dirección artística impecable, una fotografía superior y un montaje de gran nivel. Y posiblemente la lograda calidad de la película venga también de que no hay grandes estrellas, por ahí andan Joseph Cotten y Jason Robards, pero no hay protagonistas. El único protagonista es el conjunto en sí, el ataque japonés a Pearl Harbor.

Una victoria la japonesa que resultó de todo menos decisiva. Ninguno de los tres portaaviones norteamericanos del Pacífico se encontraba allí (el Enterprise, el Lexington y el Saratoga), y la capacidad productiva de los americanos hizo que en un tiempo récord reemplazaran las pérdidas con creces, añadiendo a todo ello unas ganas de venganza y resentimiento contra los nipones que culminarían con la bomba atómica sobre Hiroshima.

Indispensable superproducción histórico-militar de la 20th Century Fox que tuvo gran popularidad en su día (5 nominaciones a los Oscar) y a la que se debería de prestar más atención hoy porque creo que es uno de los paradigmas y faros de cómo se debe abordar el cine bélico.
[Leer más +]
60 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El ataque y la posterior metedura de pata de la Flota Aéronaval Japonesa en Pearl Harbour
Mucho se ha escrito y filmado acerca de lo que fué para el pueblo americano aquel ataque por sorpresa en día 7 de Diciembre de 1941, pero ninguna de todas se ha acercado a la verdad como en esta en la cual, aquel ataque no fué todo lo inesperado que se nos hizo creer en aquellos momentos, de hecho los americanos sabían muy bien que tarde o temprano iba a entrar en guerra contra Japón y más tarde contra Alemanía y mediante el propio ataque en si, tuvieron y los propios japoneses les ofecieron la perfecta excusa para movilizar a todo el pueblo incluida su industría para entrar en la Segunda Guerra Mundial.

El almirante japonés Isoroku Yamamoto era consciente de las terribles consecuencias que podría acarrear el hecho de atacar a la Flota Norteamericana en Pearl Harbour si no lograban vencer en los primeros seis meses de confrontación tras el bombardeo a la mencionada base aeronaval, incluyendo también, destruir y hundir los escasos portaaviones que los americanos tenían en servicio en aquellos momentos.

La película en si es un interesante documento histórico donde los dos bandos ofrecen al espectador no sólo la planificación y el desarrollo del ataque en si por parte de los japoneses, con todas sus ventajas y sus inconvenientes que surgieron a la hora de llevarlo a cabo, sino también o eso es según, lo que creamos por parte de los americanos, de la incompetencía y de la burocracía que hicieron alarde tanto el alto mando como el personal de las fuerzas aeronavales norteamericanas en visperas del mencionado ataque, incluyendo las preocupaciones de los Almirantes Kimmel y William F. Halsey sobre el grave riesgo que suponía tener amarrada a la flota en aquel lugar.
[Leer más +]
25 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
"...hemos despertado a un gigante dormido..."
Cuando un film relata un hecho histórico, se debe tener un mínimo rigor histórico; si se trata un hecho concreto, se relata ese hecho concreto y lo que más directamente relacionado esté con él. En Tora! Tora! Tora! se cumplen ambas premisas.

Se rueda una recreación del ataque a Pearl Harbor fiel, objetiva y, lo mejor de todo, contando sus precedentes, el porqué, el cómo... las circunstancias y hechos en un bando y en otro.

Quizá algo fría, lo cierto es que cuenta lo que dice que va a contar, y de una manera muy clara en los precedentes al ataque y muy realista (y espectacular) en el ataque en sí.

Todo esto no lo cumple la versión cinematográfica de hace unos pocos años. ¡Ni de lejos!
[Leer más +]
17 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
¡Juzgue usted!
Basada en el ataque japonés a “Pearl Harbor” el nombre proviene de la expresión "Tora, tora, tora", la frase en clave que utilizaron los japoneses para indicar que habían alcanzado el éxito.

Debido a su política expansionista y sus continuas guerras en el sur de Asia, EEUU imponen un embargo al envío de materiales hacia Japón. Los japoneses están decididos a tomar represalias.

El alto mando japonés se encuentra dividido, el emperador es un hombre pacifista, pero hay militares de la vieja escuela y otros partidarios de la guerra.

Los americanos no dudan de que el ataque de Japón sea cuestión de tiempo, pero asumen que será en Midway u otras zonas al sur del Pacífico, y deciden movilizar a toda su flota hacia la base de Pearl Harbor en Hawaii.

Pero la bahía es en realidad una verdadera trampa, con escasa profundidad y un pequeño estrecho que impediría la evacuación rápida de los navíos en caso de ataque.

El Coronel Bratton (E.G. Marshall) de la inteligencia militar norteamericana ha estado interceptando comunicaciones japonesas codificadas e intenta convencer a los altos mandos de que el ataque es inminente después del 29 de noviembre.

La película tuvo un presupuesto $25 millones y genero por venta de taquillas la cantidad de $29,5 millones, mas $14,5 millones por la venta de alquiler en los videoclubes, además recibió ocho nominaciones a diferentes premios y/o festivales de cine.

El film recibió cinco nominaciones al Óscar, por mejor sonido, mejor edición, mejor cinematografía, mejor decoración y recibió el premio de mejores efectos visuales.

Históricamente los EEUU permiten a sabiendas, que sus enemigos lo ataquen, para así tener una excusa para intervenir en un conflicto bélico de mayor alcance y de muchos intereses. ¡Juzgue usted!

USS Maine (1898), Guerra Hispanoamericana, murieron 256 hombres. Sin esperar el resultado de una investigación, la prensa sensacionalista publicaba al día siguiente el titular: “El barco de guerra Maine partido por la mitad por un artefacto infernal secreto del enemigo”.

RMS Lusitania (1915), 1ra. Guerra Mundial, murieron 1,198 pasajeros, se ha dicho que Winston Churchill, había enviado solapadamente al Lusitania como señuelo para los torpedos alemanes y así hacer entrar en la guerra a EE.UU.

Pearl Harbor (1941), 2da. Guerra Mundial, dejó a 2.403 militares y 68 civiles muertos. Estados Unidos sabía antes del ataque gracias a las comunicaciones japonesas interceptadas y descifradas.

Wold Trade Center (2001), Guerra en Medio Oriente, murieron 3,017 personas, existe evidencia de que los Estados Unidos conocían los planes de atentar contra las torres gemelas pero no hicieron nada para impedirlo.
[Leer más +]
16 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Es casi un documental
Más allá de la pura historia bélica que s cuenta esta cinta casi puede considerarse un documental de como se preparó y ejecutó el ataque a Pearl Harbor. Se agradece que la cinta esté codirigida por americanos y japoneses, lo que le da más neutralidad a la historia.

La historia supera a los protagonistas y hace que no se fije uno tanto en quien interpreta cada uno de los personajes lo que contribuye a la veracidad de la historia, y eso que el reparto está plagado de grandes nombres. Tal vez se eche un poco en falta haber incidido más en los muchos errores, provocados o involuntarios, que se cometieron por parte de los americanos.

Excelente ambientación y ausencia total de victimismo en la parte americana: los errores políticos y militares eran tan evidentes que no se podían camuflar. Merece la pena verla y conservarla.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Sin Kurosawa
Diciembre de 1941. Tora! Tora! Tora! es la señal japonesa para atacar. La película reproduce de manera meticulosa el ataque a Pearl Harbor y todos los hechos que le precedieron. Las primeras escenas nos muestran las diferencias entre ambas posturas: por una parte los imperialistas japoneses deciden realizar un ataque por etapas, por otro lado los altos mandos del ejército americano ignoran esta posibilidad.

Sorprendente cinta que pudo haber sido mejor si Kurosawa no lo hubiese dejado. Porque en un principio Akira Kurosawa estuvo ligado al proyecto, pero luego fue despedido. Como curiosidad, uno de los motivos es que Akira Kurosawa entendió que la parte americana iba a ser dirigida por David Lean, cosa que no sucedió y por lo tanto se hizo despedir. La parte japonesa quedó al cargo de Kinji Fukasaku y Toshio Masuda. Las escenas aéreas son espectaculares y el ataque al puerto de Pearl Harbor es impresionante con unos magníficos efectos especiales. Para terminar, merece ser destacada la música del gran maestro Jerry Goldsmith que acompaña perfectamente a las escenas de acción.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Crónica de un bombardeo
El realizador Richard Fleisher y los orientales Kinki Fukasaku y Toshio Masuda nos presentan esta historia que trata sobre el ataque japonés a Pearl Harbor.

El film está planteado, prácticamente como un documental dramatizado, en el que los realizadores intentan mostrar los dos lados de forma equidistante, tanto el lado japonés como el norteamericano (es lógico pensar que realizador hizo la parte norteamericana y quien la japonesa) tienen el mismo tratamiento, a la hora de ilustrarnos lo que fueron las horas inmediatamente anteriores al ataque, el ataque y un pequeño epílogo para concluir.

Durante dos horas y media vamos asistiendo al desarrollo de los acontecimientos presentándonos a los protagonistas reales, algunos interpretados por eficientes secundarios, cuya cara seguramente nos sonará (secundarios como Jason Robards, Martin Balsam, Soh Yamamura, Tatsuya Mihashi, E.G. Marshall, Joseph Cotten, James Whitmore, George Macready) pero sin la presencia de ninguna estrella, demostrando la voluntad por parte de los responsables del film de ofrecernos un docu-drama coral, en el que lo más importante son los hechos y no los personajes, sin alzar el tono ni enfatizar un momento por encima de otro.

Los japoneses están muy lejos de ser los “malos”, manteniendo un tono neutral a la hora de retratarlos. Por su parte, el lado norteamericano, curiosamente sale bastante peor parados, excesivamente relajados y atascados en una cadena de mando prácticamente burocratizada, lo que les facilitó la labor a los japoneses de dejarles la flota totalmente tocada (y casi hundida). Es posible que hubiera un cierto deseo de redención, en el sentido en que dicho conflicto terminó de una forma brutal (Hiroshima y Nagasaki).

De esta forma, las consecuencias del ataque a Pearl Harbour son más de la eficiencia japonesa unidos a la incompetencia de los principales mandos norteamericanos. Pese a que en cuanto a lo que es la planificación y desarrollo de los acontecimientos más puramente "dramáticos", el realizador mantiene el tono de documental novelado, a la hora de filmar el ataque podemos decir que se trata de un film bélico "de verdad", mostrando con todo lujo de detalles el ataque en cuestión, demostrando un buen hacer técnico, con escenas realmente espectaculares, en las que incluso se adorna en exceso mostrando un buen número de evoluciones aéreas.

Esta parte es la única concesión al espectáculo, y también la más esperada. Se trata de un film interesante, en cuanto a la forma que tiene de mostrar los acontecimientos, y ciertamente interesante a la hora de representar el bloque japonés de una forma equitativa, con respecto al norteamericano, bastante novedoso (después se buscaría la misma fórmula con “La batalla de Midway”, que por cierto fue una victoria decisiva por parte de los norteamericanos) quien sabe si el propio Clint Eastwood se sirvió de esta idea a la hora de elaborar su proyecto sobre la guerra de Iwo Jima...
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Buena! Buena! Buena!
Japoneses hablando en japonés y estadounidenses en inglés (en la versión original), dos puntos de vista, múltiples personajes principales, ningún superhéroe, diversos recursos cinematográficos, y un largo etcétera de cosas buenas que tiene este clásico del cine bélico.
Un poco antes el maestro Kubrick rodó "Teléfono rojo, volamos hacia Moscú". Y años después Clint Eastwood haría dos obras maestras ("Banderas de nuestros padres" y, sobre todo, "Cartas desde Iwoshima"), y aún quedan por hacer más películas que nos desvelen los entresijos de las guerras: las decisones espontáneas, la desidia, la burocracia, los malentendidos, los fallos de la tecnologia, y tantos pequeños/grandes momentos que hacen que se desate por desgracia una guerra.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Al ataque
Tora, tora, tora no es más que la expresión usada por los nipones para lanzar el ataque a la base estadounidense de Pearl Harbor el 7 de Diciembre de 1941.
La cinta es capaz de tratar ambos frentes, con sus necesidades y ambiciones, con sus aciertos y sus errores y con el ambiente que les rodea.
América es una gran y poderosa nación, temida por todo el mundo, pero demasiado burocratizada en cuanto a los altos cargos militares se refiere. Cometen tremendos fallos y tardan demasiado en intentar arreglarlos.
Japón es una nación ambiciosa, ávida de un mayor poder, unida al bando de Alemania e Italia en la Segunda Guerra Mundial.
La limitación que EEUU impone a Japón en ciertos asuntos y el cambio de política militar japones, hacen que los nipones quieran atacar la base de Pearl Harbor, mal defendida y en una situación ideal para ser atacada, ya que podrían obstruir el paso de buques, barcos de combate, portaaviones, etc. y además podrían destruir numerosos aviones.
EEUU no reacciona y a pesar de haber numerosos indicios de que Japón les atacaría inminentemente no hacen nada para evitarlo.
Llegado el día Japón arrasa Pearl Harbor, todo son buenas noticias salvo que no han podido hundir ningún portaaviones, el objetivo fundamental de su ataque.
Japón acaba de declarar la guerra al país más potente del mundo, ha despertado a la bestia americana, y no ha podido acabar con los portaaviones.
La pregunta es: ¿hasta qué punto EEUU se dejó atacar por Japón para tener una razón de peso con la que entrar en la guerra?. Eso ya es un pedacito de historia que seguramente jamás sabremos.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Notable Recreacion del Ataque a Pearl Harbor
Esta película es de notable factura. La perspectiva japonesa del ataque a Pearl Harbor donde además se pueden apreciar las torpes decisiones de los militares americanos. Los parajes son notables y la puesta en escena excelente. Las actuaciones son correctas, incluso en los desconocidos, para mi, actores japoneses. Las tomas aéreas y de portaaviones son de notable factura. Los efectos especiales, si bien es cierto, no son espectaculares, son adecuados para el filme.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Película documental histórica.
Estupenda película histórica sobre las negociaciones previas al inicio de la entrada en la Segunda Guerra Mundial de EEUU, ante el ataque sorpresa de las fuerzas japonesas contra Pearl Harbor, así como de los desajustes en la información que tenían en su poder los americanos, sus errores gravísimos en la logísticas y en la elección del puerto para mantener su flota del Pacífico, y la fortuna que tuvieron en que sus portaaviones no estuvieran en dicha ensenada por que alguien los sacó de allí para que iniciaran unas maniobras, ya que de ser destruidos, los americanos se habrían quedado prácticamente sin defensa contra los japoneses en el pacífico; así como el error de los japoneses al no lanzar una segunda oleada para localizar y hundir dichos portaviones.

Recomiendo tras el visionado de esta película la de la "Batalla de Midway", para tener todos los elementos de juicio sobre la guerra aeronaval en el Pacífico y que logró que EEUU se impusiera al Japón, y que "el gigante dormido" al que hacen referencia los japoneses entrara también en la guerra en Europa para acabar con el yugo nazi.

Sobresaliente película, que al relatar hechos históricos ha envejecido perfectamente, y que como documento informativo no tienen precio a la vista de los militares y las estrategias que siguieron en los episodios bélicos relatados. Un 9 y a favoritas.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Tigre tigre tigre!
Minuciosa reconstrucción del histórico bombardeo de Pearl Harbour contada desde el lado americano y japonés. Su rodaje fue complicado al haber puntos de vista creativos muy diferentes, lo que empujó a los productores a despedir al japonés Akira Kurosawa que fue reemplazado por el eficiente Richard Fleischer. En la edición de los oscars de 1970 se disputó el galardón a la mejor película con otra cinta bélica de peso como fue Patton. Sin embargo, fue esta última la que se llevó el premio.

Con un estilo casi documental el filme describe detalladamente los prolegómenos del ataque de una manera rigurosa y detallada, presentando a todos los personajes implicados y mostrando cómo actuaron en el momento del bombardeo. Jason Robards protagoniza este interesante título bélico que trata de aclarar algunas de las incógnitas del célebre bombardeo. Aunque sigue sin desvelar por qué los portaaviones americanos estaban de maniobras en alta mar dejando desprotegida el resto de la flota. Se especula con la posibilidad de que se permitió el ataque japonés como excusa para entrar en guerra. Tampoco se entiende por qué los japoneses no continuaron el ataque quedando limitada su ofensiva. No remataron la faena y despertaron a un tigre dormido que les acarreó funestas consecuencias.

La película está bien hecha y ganó el Oscar a los mejores efectos especiales. Las secuencias del bombardeo no son tan espectaculares como las de la versión de Michael Bay pero aún así tienen su miga.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Volveremos.
Tora! Tora! Tora! (Tora!Tora!Tora!, 1970) se trata de una de las películas bélicas más célebres de la historia del cine. Seguramente su popularidad la debemos a que está realizada en parte por los Estados Unidos, y que la película cuenta una de las batallas más célebres de la historia americana, el día de la infamia, o más conocido como el ataque a Pearl Harbor. Sí, hay otra película que también cuenta el mismo episodio histórico, perpetrada por el infame Michael Bay, Pearl Harbor (Pearl Harbor, 2001), pero no tiene ni punto de comparación con Tora!Tora!Tora!. Y podría haber sido mejor, si los directivos de la Fox hubieran dejado trabajar a Akira Kurosawa quien en un principio iba a ser el encargado de realizar una parte del filme, pero finalmente por desavenencias con el proyecto (Kurosawa se decepcionó cundo David Lean fue descartado como codirector) abandonó, dejando en un primer momento sólo al director norteamericano Richard Fleischer. La huella de Fleischer y su manera tan artesanal de realizar cine puede notarse (para bien y para mal) en la película, aunque también se contó con dos directores japoneses, que rodaron diversos fragmentos de la parte japonesa.

La película la produce la Fox, quien pretendía repetir el éxito que había tenido con otra película suya basada en la segunda guerra mundial, The Longest day (El Día más largo, 1962) y en realidad utiliza una estructura muy similar[1]. Lo cierto es que la Fox quería hacer las cosas a lo grande (lo que nos hace entender que Kurosawa poco tenía que ver con el proyecto, pues su visión era mucho más personal) y no escatimó en gastos. Sin duda alguna, lo más espectacular del filme son las reconstrucciones de la batalla, que dejan a las versiones digitales (como las empleadas por Michael Bay) a la altura del betún. Con la boca abierta se queda uno cuando observa a los aviones japoneses descender y lanzar sus bombas contra los cruceros. Incluso viendo la parte de la batalla uno se pregunta cómo no murió ningún extra en el filme.

Sin embargo, no sólo nos encontramos con una película de acción, sino que Fleischer hila una película que tiene un potente argumento y que aburrirá a los que busquen una simple distracción. De hecho es necesario explicar que la película está estructurada en dos partes muy diferenciadas, separadas explícitamente por un intermedio al más puro estilo clásico (no en vano el filme pretende empaparse de la seriedad y magnificencia de los filmes clásicos, a pesar de que en realidad está rodada en los años setenta, aunque no lo parezca). La primera parte es la que nos presenta la manera en cómo se desarrollan los métodos diplomáticos que tuvieron lugar antes del ataque japonés, así como también se nos muestra los preparativos militares de dicho país. La película se acerca de manera considerable al cine documental, presentándonos una galería de personajes históricos (de ambos bandos) con un intertitulo que nos da su nombre y puesto. Pero no sólo mediante este recurso el filme se apoya en el cine documental, sino en el propio guión. La película no se centra en un solo personaje, sino que nos muestra una amplia muestra. No hay una intención de crear un asunto dramático mediante los personajes, sino que simplemente sirven para registrar la historia con un trasfondo auténtico.

En la segunda parte del filme se encuentra toda la acción. Las palabras quedan totalmente de banda, para dar paso a la guerra. El ataque es mostrado en todo su esplendor, y como ya hemos comentado, la Fox y Fleischer nos presentan un espectáculo gigantesco y colosal, cercano a los espectaculares Peplums tipo Ben-hur (Ben-hur, 1959). Aún así, a medida que va transcurriendo el ataque uno se pregunta si detrás de los fuegos de artificio existe alguna moral o es simplemente un escaparate para mostrarnos los poderosos medios con los que se contaba entonces. Esta segunda parte de la película es en realidad una obra vacía, que por contar, cuenta lo mismo que una obra de Steven Seagal. Indudablemente está contada con una elegancia incuestionable, no en vano está Fleischer (en parte) detrás de las cámaras, pero todo queda diluido por la potencia de los aviones Zero (que en realidad no eran auténticamente Zeros) cubriendo el cielo. Con el ruido de sus motores tapan también el de las cabezas de los espectadores.

La película no consiguió recaudar lo esperado, seguramente porque no se trata de una película patriótica al uso, ni muchísimo menos. En realidad, los americanos aparecen retratados con muchísimos errores, en especial en cuanto a temas burocráticos, diplomáticos o también en cuanto a la estrategia militar. Una y otra vez los personajes americanos quedan en ridículo ante una serie de decisiones precipitadas que cuestan la vida de sus hombres. Teniendo en cuenta que la película fue estrenada cuando los Estados Unidos estaban en un punto culminante de la guerra del Vietnam, seguramente el enfoque de Tora!Tora!Tora! no fue el más ideal.



[1] ROCH, Edmond, Películas clave del cine bélico, Ed. Ma non Troppo, Madrid 2008, p.165

https://neokunst.wordpress.com/2016/04/04/toratoratora-1972/
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Gran película histórica imprescindible, no se la pierdan.
Durante la II Guerra Mundial se libraron cuatro batallas claves para el desarrollo de la contienda. El inesperado ataque japonés a Pearl Harbour, el desembarco aliado en Normandía, la batalla de Stalingrado, y el enfrentamiento naval en Midway entre la poderosa e invicta flota japonesa y una diezmada marina norteamericana. Vista la historia desde la perspectiva actual, fueron cuatro enfrentamientos absolutamente determinantes.
El film narra fielmente los preparativos, planificación, desarrollo, ejecución y vivencias personales de los protagonistas de los dos bandos, con una excelente visión neutral, y sin tomar partido por ninguna nación beligerante en aquélla trascendente batalla aérea naval.
La película tiene una puesta en escena y una ambientación digna de elogio, barcos, portaaviones, aviones, tropas, material bélico, todo parece tan auténtico y real que el film nos transportará de lleno a las aguas del pacífico. También son destacables las increíbles secuencias de los enfrentamientos aéreos, con un realismo sobrecogedor.
Conclusión: Maravillosa y muy recomendable cinta bélica.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
LA MEJOR VERSION DEL DESASTRE AMERICANO
He vuelto a ver esta película, que ya me gustó mucho la primera vez, hace bastantes años. Tengo además reciente la visión de "Pearl Harbor", muy provechosa para hacer comparaciones, y desde luego, me quedo con esta correcta y brillante versión de Fleischer, alejada de toda cuestión personal entre los personajes, y tan centrada en la histórica bofetada de los japoneses a los yanquis, que podría pasar por un excelente documental. No cabe esperar más de la película, que retrata perfectamente el acontecimiento, salvo que quieran derivarse otras consideraciones políticas en torno a varios fracasos históricos de la orgullosa nación americana, un gigante vulnerable al que países de poca monta le buscaron su talón de Aquiles (Vietnan, Irak, etc). Y a Japón le humillaron solo a base de bombazos atómicos. Lección, pues, de historia contemporánea, que resulta interesante, aunque esta clase de cine no guste a los antibelicistas.
[Leer más +]
7 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La verdadera historia del ataque a Pearl Harbor
Hola amigos y amigas.

Se han rodado varias películas dedicadas al ataque japonés a Pearl Harbor, la mejor, al menos en mi opinión, es "Tora, tora, tora"

Es una magnífica película, muy bien documentada, muy objetiva, un producto típico de los años 70, en que el revisionismo de la historia estaba a la orden del día. Muy diferente de esa otra película "Pearl Harbor", llena de patrioterismo americano y de un romance que no nos interesa lo más mínimo dada la "calidad" de los actores, lo único que vale realmente la pena de la película "Pearl Harbor" son los 45 minutos del ataque, verdaderamente espectáculares.

"Tora, tora, tora" es casi un docudrama, podemos ver los diferentes puntos de vista de ambos bandos, como se gestó el plan, las causas que condujeron a que el Japón decidiera atacar a los Estados Unidos y, por supuesto, el ataque. A pesar de que no es tan espectacular como en la película "Pearl Harbor", la infografía todavía no había nacido, esta muy bien resuelto. Además los actores cumplen muy bien, ninguno de ellos es una gran estrella del cine, son los habituales actores secundarios de la mayoría de las películas, pero secundarios de lujo, con una gran calidad interpretativa. En suma es una película muy recomendable.

Os dejo el enlace al artículo de mi blog dedicado al ataque a Pearl Harbor. Casualmente este año coinciden el día de la semana y el del mes, domingo 7 de diciembre. El artículo esta ilustrado con un gran número de imágenes y además hay varios enlaces con artículos, documentales, vídeos de películas...

http://sergitorrentsgonzalez.blogspot.com.es/2014/12/pearl-harbor_7.html

Espero que sea de vuestro agrado.

Saludos.

Sergi.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La "larga" guerra
Cuando después de haber intentado ver más de siete veces esta película, sin terminarla, logras finalmente acabarla, sientes una enorme alegría: te sientes más fuerte de lo que te imaginabas.
La verdad es que la película es muy correcta en la dirección, en la interpretación, en la fotografia, en los efectos especiales, etc... pero tras la primera hora empieza a ser insufrible, y lo que vaya a suceder, como vaya a producirse, o quien lo vaya a hacer, ya empieza a importante muy poco. No se puede decir que sea mala, pero si la ve, no descarte una pequeña pausa de varias horas, para aguantar la segunda parte (que la tiene).
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Una obra maestra del cine bélico
Sin duda, me parece una de las mejores películas bélicas que he visto, pues trata ambos bandos en conflicto desde su muy particular punto de vista. Es posible comprender por ejemplo cuales fueron los sucesos que llevaron a Japón a atacar Pearl Harbor, así como comprender porqué tomaron a los estadounidenses tan desprevenidos.

El guión, uno de los más apegados a los hechos históricos, objetivo y bien llevado. Los efectos, todo un gran logro para el año en que fue filmada, incluso al día de hoy no dejan de sorprender.

Muy recomendable para aquellos aficionados a los buenos filmes bélico-históricos. Sin embargo si no eres un apasionado del tema, quizá te resulte un poco lenta.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Genial, hasta que la cagan en la última frase
Realmente, la película está muy bien; sobre todo en los efectos especiales. Son muy buenos.

Más bien parece un documental: cuando hablan en japonés está subtitulado (aunque la versión doblada al castellano, lo doblan todo, que mejor para mí, pero quedaba algo ridículo), ponen cartelitos de quien es quien... Que por cierto, hay tantos personajes que uno se pierde. Hay un relato histórico muy bueno. Y lo que más me ha gustado y he disfrutado es que dejan a los americanos como incompetentes y altamente inadecuados para este tipo de trabajo. Vaya, que realmente, te hacen poner en el bando de los japoneses y quieres que le salga bien el plan. Además, ves que hay tantos personajes americanos que mandan, que al final, ninguno hace bien su trabajo.

Eso sí, la última frase de la película es para cortarle el cuello (supongo que para que los americanos no se sientan tan ofendidos) y es así el motivo que bajo de puntuación.
[Leer más +]
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo