arrow
10
Joya cinematográfica
Una de las películas claves de la historia del cine de las últimas décadas. No solamente consigue recuperar el western que había pasado por la peor década de la historia que fueron los ochenta sino que Costner nos ofrece uno de los mejores trabajos de un director debutante de la historia del cine.
La película es un cúmulo de aciertos tanto de forma como de fondo que le hacen una experiencia cinematográfica exultante. La historia conmueve y eso que algunos consideran algo blandengue no es otra cosa que tener empatía e interés por la gente, por los animales, por la naturaleza que pisamos, matamos y destruimos todos los días.
La película es un canto a la naturaleza, a los animales (la importancia de su caballo, de Calcetines, de los bisontes...) No se trata de una película proindia o antinada, sino más bien un canto al desarrollo sostenible a no fagocitar todo y a todos y a intentar estar en el ecosistema sin desequilibrarlo y respetar los recursos sin ponerlos en peligro tal y como hacían en general los pueblos indígenas norteamericanos. Pero sin idealizar nada, no existe la idea del buen salvaje, ellos matan y lo que es más importante se matan entre ellos. No existe un mundo idílico preeuropeo en América donde todos se dan abrazos y besos sino donde se lucha por existir y se domina y extermina a otros pueblos indígenas.
En cuanto a aspectos técnicos la fotografía de Semler es preciosa (fue el fotógrafo de la saga de Mad Max), y John Barry, compone una de sus tres o cuatro mejores partituras de toda su vida. Aunque no se trata de una película de actores, podemos decir que están en general muy bien. Y que Kevin Costner aunque fracasó con la mediocre "The Postman" nos regaló otro peliculón como "Open Range" injustamente olvidado.
Si podéis ver la versión de casi cuatro horas con unos buenos altavoces y con una buena calidad de imagen disfrutaréis de una delicia para los sentidos y la mente.
Esto es Cine. Formalmente bello y contenido comprometido y justo.
[Leer más +]
183 de 207 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Soy cabello al viento ¿No ves que siempre seré tu amigo?
De pequeño yo iba con los indios. Tal era mi pasión por los pieles rojas que en su día llegué a aprenderme el nombre de muchas tribus indias; Estaban los Cherokees, los Arapahoes, los Cheyenes... y los Sioux, mis favoritos. Las praderas americanas, con sus búfalos, sus tipis y sus guerreros a caballo eran un sueño para mi, un sueño con el que me di de bruces el día que entré a ver esta peli, la película que siempre había querido ver, una en la que los buenos fueran los indios.
Todo en Bailando con Lobos es maravilloso, desde la sublime banda sonora de John Barry a la fotografía, pasando por los actores y llegando hasta un Costner en estado de gracia que nunca ha vuelto a hacer nada ni remotamente parecido.
[Leer más +]
110 de 116 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
''Sumani tu tonka ohuachi'', un western que iba haciendo falta (8.5)
Es inevitable compararla con "Un hombre llamado Caballo" (1970), una película anterior con la que comparte las bases de la historia y un espíritu naturalista que trata de desmitificar y dignificar al pueblo indio americano. Y sin embargo ésta es muchísimo más madura y cinematográfica. Será repetir lo anterior, pero no por ello menos cierto, decir que la fotografía es preciosa, que la música alterna perfectamente la épica con el intimismo, que no desentona ningún actor –ni siquiera los jóvenes sioux–, que las vastas praderas norteamericanas pocas veces han sido retratadas con tanto lirismo, que merece toda mi admiración el esfuerzo que han hecho por dialogar en lengua Lakota y subtitularlo todo, etc., etc.
La historia es larga, pero yo no quitaría un solo minuto, ni de la versión extendida ni de la proyectada en los cines el día de su estreno. No hace falta porque te absorbe desde el primer momento.

Me gustaría, si se me permite, replicar al comentario de Pablo Kurt que considera una pega el hecho de que Kostner se tenga que enamorar de una blanca. A mí me parece que lo menos verosímil, según se cuenta la historia, habría sido que se enamorara de una sioux con la que no se habría podido comunicar ni en un millón de años. Introduciendo a esa mujer blanca que conoce ambos idiomas, se hace creíble la integración más o menos rápida, cosa que no ofrecía la película del 70.
Si quieren ver relaciones entre blancos e indios, pásense por "Las aventuras de Jeremías Johnson".
[Leer más +]
75 de 88 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Bailando con el cine
“Bailando con lobos” es uno de los grandes ejemplos de la historia del cine en el que el espectáculo y la calidad se funden con magistral armonía sin desmerecer ni uno sólo de los fotogramas de su extenso metraje. La edición especial de este maravilloso film aporta un sin fin de matices que contribuyen a enriquecer no sólo su desarrollo, sino también las tradiciones y motivaciones de los indios Sioux, así como los sentimientos de su protagonista John Dumbar.
“Bailando con lobos” es una película ecológica, optimista, que cree en los principios básicos de nuestros sentimientos y que dicta en su desarrollo, un feroz veredicto sobre la crueldad del desarrollo urbano. Dumbar nos muestra su visión de un mundo que desconocía que existiera, un mundo que le habían disfrazado de mentiras y que nada tenía que ver con la realidad, un mundo del que se enamora perdidamente por su sentido de la humanidad. Los Sioux viven al margen del egoísmo blanco, que arrasa sin compasión todos los territorios por los que pasan, los Sioux viven por el núcleo familiar y trabajan para su bienestar en plena fraternidad con la naturaleza, de la que toman exclusivamente aquello que necesitan para su supervivencia.
“Bailando con lobos” es una historia de amor que va más allá de dos personas. En la aldea, los niños son hijos de todos, hermanos de todos, padres de todos, nadie está sólo y unos y otros sacrificarán sus vidas por salvar la de cualquiera de sus congéneres, es el utópico antagonismo de la fría sociedad actual gobernada por el materialismo y la sin razón. Un alegórico relato de nuestra civilización actual, en el que el sistema político aniquila con mentiras todo aquello que sea diferente y carezca defensa.
[Leer más +]
60 de 67 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Por fin un western como Dios manda, que trata a los indios con respeto
Siento mucho estar en desacuerdo con la gente a la que le gustan aquellos westerns clásicos tan vomitivamente estereotipados en los que, la verdad sea dicha, los blancos siempre eran los héroes, los "buenos" y los "civilizados", mientras que los indios eran poco más que trogloditas (en el peor sentido de la palabra), malísimos, atacando a los blancos a troche y moche (ah, siempre se les olvidaba mencionar en esas películas que los blancos habían llegado a América a dar por culo, habían expulsado brutalmente a los indios de sus territorios, los habían denigrado, pisoteado su dignidad y reducido a la condición de bestias. Poquilla cosa). Ah, ¿y por qué coño los indios siempre hablaban con infinitivos? ¿Alguien se lo explica?: "Jau. Mí ser Toro Sentado y creer que tú, hombre blanco, ser capullo porque siempre ponerme en películas hablando como gilipollas."
Por fin, Kevin Costner nos regaló un western en condiciones, que nos muestra por una condenada vez el punto de vista de los maltratados indios y, de paso, nos hizo pasar unas horas fascinantes mientras aprendíamos el valor del respeto, la tolerancia, la veneración a la naturaleza y a considerar, por fin, quiénes eran más civilizados.
Tengo poco que objetar a esta estupenda obra cinematográfica repleta de lirismo, un canto a la naturaleza y a la paz. Si acaso, a veces se hace un poco lenta en su desarrollo, pero ésas son las únicas pegas que le encuentro. Ah, y también coincido con Pablo Kurt. ¿Es que un blanco no podía enamorarse de una india? Eso raya un poco y me hace reflexionar si no persistirán todavía ciertos prejuicios en la película, pese a su loable intento de superarlos en gran medida.
Uno de los mejores westerns que se han filmado.
[Leer más +]
39 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Tatanka Iyotake
En la película vemos una matanza indiscriminada de bisontes (en la actualidad, los pocos que quedan, creo que están protegidos) ya que era real que los mal llamados búfalos servían de alimento a los indios americanos de las llanuras, quienes eran unos seres muy espirituales y a la vez valoraban mucho el bisonte albino considerado como una deidad. La lucha del hombre blanco contra el indio piel roja fue algo que marco esta época. Y “Danza con lobos” es una película exitosa, con bella fotografía, situada un poco antes de estas guerras indias. Una danza de Costner con el Oscar. Que lejos estaba de la fallida “Waterworld” de 1995.
Por otro lado siento que en el papel femenino pudo haber estado alguna mujer de raza india. Pero esto, son solo especulaciones. No le quita merito al filme. Es solo la sensación de ver a un representante de los Sioux en un papel protagónico. Como homenaje a una raza que trascendió el materialismo, que tanto daño hace a la humanidad.
[Leer más +]
27 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Obra Maestra
Entraba tarde al cine junto a mis padres, rodeado de esa oscuridad que hace tan mágica la gran pantalla. Allí, un soldado trataba de salvar una pierna colocándose una dolorosa bota, y se jugaba la vida ante un improvisado pelotón de fusilamiento, en una escena que resume en pocos segundos lo que es hacer buen cine. El resto fue un regalo de un Kevin Costner que no ha vuelto a hacer nada igual. La banda sonora de John Barry, espectacular. Hay un lobo con patitas blancas que se llama igual que mi tercer pastor alemán, Calcetines, o sólo "Tines" si es la quinta vez que le llamo para volver a casa. Para él va esta crítica.
[Leer más +]
26 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Sincretismo puro
A los 20 minutos de comenzado el film, el espectador tiene dos cosas claras, una es que está observando una buena película y la otra es que habrán muchos momentos tristes.
Kevin Costner en su apogeo, con una dirección excelente acompañada de una gran fotografía, un buen montaje, detallado vestuario, y la música de John Barry que si bien no es una obra maestra es buena y funciona.
Las actuaciones son estupendas, especialmente de los protagonistas de indios Sioux, todos impecables. La actuación de Costner es igualmente buena.
La película tiene un gran defecto: el personaje "De pie con el puño en alto" y su intérprete, Mary McDonnell es la "Yoko Ono" del film perjudicándolo y no dejándolo ingresar al selecto grupo de "clásico del cine perfecto"; no estoy seguro si hubiese sido mas conveniente eliminar el personaje o reemplazarlo por una india Sioux auténtica. De lo que si estoy totalmente convencido es que la capacidad histriónica de McDonnell es patética, no es creíble en ningún momento, los miembros de la Academia la nominaron a un Oscar, ¿Qué habrán fumado?.
Dr.Juventus
[Leer más +]
21 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Siguiendo el rastro de "Calcetines"
En el apogeo de la Guerra de Secesión, en un hospital de campaña del Ejército de los Estados Unidos, comunican al teniente John J. Dunbar (Kevin Costner) que debido a su herida en la pierna, ésta debe ser amputada.
Desesperado por aquel destino que le aguarda, Dunbar roba un caballo y se adentra en mitad de un fuego cruzado. Este acto de suicidio, equivocadamente lo toman como un acto de valentía. Sobrevive y no pierde la pierna, y es tratado como un héroe, apremiándolo con el caballo robado y un nuevo destino. Él sin pensarlo, decide alejarse lo más posible de la sin razón de la guerra e ir a un territorio inexplorado… Concretamente a “la Frontera”, aquella extensa franja de tierra donde se separa el territorio civilizado del hombre blanco y la pradera infinita del piel roja. Allí no sólo descubrirá la verdadera naturaleza de los Indios.. sino la suya propia.

Esta película es sin duda una de las historia épicas más bellas ambientada en el Oeste. En gran parte por la intención del director de reflejar con auténtica fidelidad como era el pueblo nativo americano antes de que el hombre blanco los echara de la tierra de sus ancestros para "encerrarlos" en Reservas. También en gran parte porque se da la extraña coincidencia de que el guionista sea el mismo autor de la novela en la que se basa el film.
Por tanto la fidelidad al relato está asegurada, y digo esto después de leer el libro. El espectador no se puede sentir decepcionado con esta adaptación cinematográfica. Pero para conseguir esta gran epopeya tuvieron Costner y su equipo que luchar no sólo con los exorbitados costes de producción, sino también con las inclemencias del tiempo -casi todas las localizaciones se rodaron en Dakota del Sur-, el adiestramiento de los lobos, la secuencia de la cacería del búfalo (que reunió a 2000 ejemplares, la manada más grande en América) con el fin de que el espectador tuviera una pequeña idea de lo que podía haber sido antes la Pradera.
La cultura india, de la cual pudimos y debimos haber aprendido en unas cuantas horas de metraje, se muestra muy bien en esta película, empezando por la imposición de que se usara la lengua Lakota para darle más veracidad a la historia (antes de que Mel Gibson pusiera de moda el uso de las lenguas autóctonas/indígenas en sus rodajes), las tipos de tribus que poblaban, la creación del poblado Sioux, las costumbres, ritos, etc, con el fin de que olvidáramos el estereotipo que teníamos del Pueblo Indio como salvajes arrancadores de cabelleras que por desgracia en la década de los 60 y 70 nos hicieron creer y que años después el mismísimo director John Ford “pediría perdón” en su película El Gran Combate (1964).

** (Continúa en SPOILER sin desvelar detalles del argumento, por falta de espacio) **
[Leer más +]
19 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
QUIEN NO BAILARÍA CON CALCETINES....
Un clásico magnífico que todo cinéfilo amante del género tendría que tener.
Que fotografía, que banda sonora... es fabulosa, Kevin Costner perfecto
y un guión que no tiene desperdicio.
La primera vez solo pude ver un trozo de película y luego no me llamaba la atención...
que gran error.... a medida que avanza te vas metiendo de lleno en la historia,
sus pequeños detalles, llena de momentos maravillosos, emotiva... perfecta.
Muy recomendable.
[Leer más +]
19 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Excepcional,Emocionante,Sensible.
Sin duda se trata de la mejor película que he visto. Kevin Costner se luce en esta arriesgada y feroz crítica de la sociedad americana de mediados de siglo XIX, en la que los intereses comerciales derivados de las siempre injustas colonizaciones, priman sobre la cultura y la memoria de uno de los pueblos nativos más respetables y puros que habitaran las praderas de Norteamérica. Como siempre, una muestra más de la crueldad y el racismo de la raza blanca, a lo largo de nuestra historia, pero esta vez, relatada con absoluta perfección y enmarcada en una fabulosa y enternecedora historia que realza los valores del amor y la amistad.
La he visto nueve veces y nunca me cansaré de verla.
[Leer más +]
22 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Maravilla visual y sonora... con lobos de fondo
Había que decidirse por una película para mi primera crítica en filmaffinity, y le ha tocado en suerte a una de mis favoritas de todos los tiempos,"Bailando con Lobos". Cuando la ví por primera vez en el cine, sólo con ver la primera escena del Teniente Dumbar en la "clínica" del campamento y escuchar las primeras notas de la música ya estuve seguro de que aquello me iba a dejar huella, como así fue.

Desde aquel día la he visto bastantes veces y me sigue emocionando la impresionante fotografía y la maravillosa banda sonora que la acompaña en su totalidad.

Las interpretaciones también están a la altura de las circunstancias, destacando en mi opinión Rodney A. Grant, Graham Greene y Wes Studi, sobre todo el primero de ellos, el feroz "cabello al viento", pero que tiene un sentido de la honestidad y la amistad que ya quisieran para sí los "civilizados" colonos. Emocionante a más no poder su despedida al teniente Dumbar en lo alto de la montaña montado en su caballo mientras a lo lejos el aullido del lobo se funde con la música, sin duda una escena inolvidable. Excelente también el "papel" del lobo del que Costner quiere hacerse amigo, incluso me queda la duda de si "calcetines" estudió arte dramático.

Toda una maravilla del entonces debutante Kevin Costner, que arrasó en los oscars y que quizás puso el listón tan alto en su debut que ni él mismo se ha visto capaz de igualarlo. Pero que le quiten lo bailado a Don Kevin, no todo el mundo deja una obra maestra a su paso por el mundo del cine.
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Sencillamente Mágica
Recuerdo que intenté ver por primera vez "Bailando con lobos" cuando tenía 12 años. A la media hora lo dejé por puro aburrimiento. Unos años más tarde lo intenté de nuevo con igual fortuna. Y sin embargo, pese a mi inmadurez, percibía una belleza, una magia en la película que me hacia pensar que, aunque fuese muy aburrida, era magnífica.

Cuando ayer la vi entera (la versión del director, además) me di cuenta que tenía razón. Es una obra que desde los primeros compases desprende una magia, una atracción, un tono de auténtica obra maestra que la hacen inolvidable. La clave está en la dirección de Kevin Costner. El tono es de un clasicismo épico, de una formalidad impecable, de una belleza difícil de igualar. Grandiosa, sublime, crepusucular. Nada de efectos especiales, todo paisajes naturales, realismo puro, pero lírico e intimista. Gracias a su maestria, el director consigue convertir en épicas escenas que rodadas de otro modo serían anodinas. Además la fotografía de Dean Semler es preciosa, la música de John Barry absolutamente conmovedora, el montaje, la ambientación, los actores, el guión, perfectos. Está tan bien rodada que pese a lo largo del metraje en ningún momento te se hace aburrida.

Y luego la historia en si es de una melancolía abrumadora. Un hombre desesperado que quiere morir, que quiere huir de la sociedad occidental y que desea ver, vivir en la frontera "antes de que desaparezca", en contacto con la naturaleza, en uno de los últimos espacios vírgenes al margen del hombre blanco. Y en ese viaje iniciático, el contacto con el otro, con los indios. Y la comunicación y el comprenderse primero, para luego apreciarse y al final quererse. Todo está narrado perfectamente intercalando secuencias casi de antropólogo con otras más bien poéticas.

La película, pese a algunas interpretaciones, no cae en el maniqueísmo (porque los indios también hacen cosas malas), en el antiamericanismo, o en el tercermundismo. Simplemente muestra la realidad, lo que fue frente a lo que podía haber sido. El camino de John y el de los indios, el del respeto, el de la comprensión, el de la convivencia, el del aprecio mutuo, entre ambos pueblos, y todos los pueblos con la naturaleza, con los animales que habitan la tierra. Todo ello está envuelto de una melancolía, de una tristeza arrebatadora. Esos espacios naturales, esas tribus, esos lugares sagrados, esos bosques, esos lobos, esos bisontes seguramente ya no existen aplastados por ciudades, el ferrocarril, las carreteras, la deforestación, la caza, el exterminio, etc.

En fin, gran película, merecedora (por una vez estoy de acuerdo con la Academia) de los 7 oscars que se llevó (mejor película, director, guión adaptado, fotografía, sonido, B.S.O. y montaje), llena de momentos preciosos, con un sabor muy especial, propio del cine clásico moderno, muy de finales de los 80 y principios de los 90, que reflejó perfectamente (y ayudó a crear) el espíritu de aquella época memorable.
[Leer más +]
26 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
En pie con la polla en alto
Después de ver esta película por decima vez o así (en versión extendida) solo puedo corroborar que es la puta mejor película del mundo. Película que nos invita a reflexionar sobre el ser humano y su forma de relacionarse con su entorno y los demás seres vivos (incluido humanos). No le falta ni le sobra ningún detalle. El ritmo de la acción es cojonudamente tranquilito y transmite una paz como pocas películas lo hacen (aquí podría decir que también la sentí con "el último cazador", pero claro, como historia no le llega ni a la suela). Las actuaciones y reacciones de los animales son completamente creíbles (me refiero a calcetines). Las escenas de paisajes son acojonantes. Cabello al viento es el mejor indio que he visto en pantalla en mi vida...

En serio BUENISIMA. Dan ganas de ponerse un taparrabos y liarse a ensartar blancos con una lanza de la mala ostia que te entra.

Yo no sé como el tito Kevin ha hecho semejante truños después de esta obra maestra. Pero en fin, todo se le puede perdonar tras revisar bailando con lobos. Se ve que aquí tuvo un gran momento de inspiración. Esta tan bien acabada que no parece afectarle el paso del tiempo, cosa que, a mi juicio, no podríamos decir de otras películas épicas de los noventa, como braveheart o el último mohicano, donde el paso de los años se hace latente en cada fotograma.

lo vuelvo a repetir, aunque me haga pesado, desde mi punto de vista es la mejor película que he visto y la que más me gusta (junto con Zorba el griego) y es por esto que no me he podido resistir a recomendarla a todo dios que lea esta crítica. No sé como tiene un triste siete de nota, pero en fin...
[Leer más +]
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La frontera interior.
Cuando el teniente John Dunbar emprende viaje hacia Fort Sedgwick no está buscando la frontera: la frontera viaja con él. Él es la frontera, el nexo entre un mundo que empieza y otro que se acaba, solo que él aún no lo sabe.Técnicamente prodigiosa, de una belleza animal y un lirismo tan pausado que estremece, la película, poco a poco, nos va mostrando como la frontera se va encarnando en su mirada y en sus pensamientos. Es, no obstante, en los límites de lo posible donde tiene lugar el verdadero contacto. Y es alli donde Dunbar aprenderá el idioma en el que se escribe su auténtico nombre. Impresiona la escena de la cacería de los búfalos con Dunbar convertido ya en un indio más ( e incluso diría que jamás se ha visto a nadie en el cine cabalgar y disparar con un rifle de un modo tan exquisito), pero impresiona aún más el gesto sobrio de Costner, su mirada cargada de razón y de desprecio hacia todo lo que el hombre blanco representa. Sus vecinos los Sioux, especialmente Pájaro Guía y Cabello al viento, resultan también cautivadores. Una película, en suma, inclasificable cuya premisa argumental desborda las estrecheces conceptuales del western y lo pone de vuelta y media, un capricho del séptimo arte que es además un canto a la naturaleza y a la verdad.
[Leer más +]
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Mi seudónimo es "Cabello al viento"...con eso lo digo todo.
La verdad, no entiendo cuando, en alguna reunión entre amigos, hablando de cine, le llega el turno a "Bailando con lobos" y algunos empiezan a poner pegas. He escuchado críticas que son verdaderas locuras, aquí cito algunas:

-Pues esto es un telefilm de los de Antena 3 a las tres de la tarde.
-Esta peli es fácil de hacer, solo hay que rodar planos de praderas y allí en EEUU eso es sencillo
-No veas que culebrón...y lo que dura.

Me gustaría que en ese momento alguien me fotografiara la cara para ver mi expresión...debe de ser todo un poema.
Pero señores, si esto es una ¡¡¡ Obra maestra !!!, un canto maravilloso a la amistad y a la relación entre culturas, un placer para la vista en cuanto a fotografía, un placer para el oído en cuanto a música, una lección de como hay que mover la cámara y un revulsivo para nuestros sentidos por el mensaje que transmite.

Bailando con lobos es una de las mejores películas jamás rodadas, su director, Kevin Costner se dejó aquí toda le esencia que llevaba dentro, decir que superó al libro en que se basa, sí, así como suena, pues lo he leído y así puedo decirlo, Costner imprimió un ritmo perfecto para su película, por la que será recordado para la historia, quitó lo que sobraba, añadió lo que faltaba y hasta cambió la tribu protagonista, los Comanches por los Sioux...sus razones tendría. Como resultado una película maravillosa que, repito, no entiendo como hay gente a la que no le llega al alma, como olvidar a Cabello al viento gritando al final de la peli aquello de ¡¡¡siempre seras mi amigo!!! o diciendo una de las mejores frases de la pelicula cuando al fin acepta como amigo a Costner..."ahora se por que se fue mi amigo...porque llegabas tu". Película catalogada de interés mundial por aquello del mensaje antiracista que lanza a los cuatro vientos.

Decir que tanto la versión vista en cines de 180 como la de 240 minutos editada posteriormente son dos maravillas, me da igual la que esté viendo, es más a veces las he visto seguidas las dos versiones.

La historia del "tentiente" (así llamaban los jovenes indios a Costner) John Dunbar y de sus amigos, Pajaro Guia, Cabello al Viento, Diez Osos, Nutria...y por supuesto En pie con el puño en alto, quedará para la historia del cine y en las retinas de todos los hombres que comprendieron su mensaje de amistad y respeto.

PD:...mirad cual es mi seudónimo...

Saludos amigos...sumani tatanka wa-ielo.
[Leer más +]
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Como es posible que tenga un 7 ?
No voy a resaltar las virtudes y excelencias de esta película, porque sinceramente, no hace falta. Estamos ante una obra de arte. Lo es en todos sus aspectos. Fotografía, Banda Sonora, Guión, Actores...

Le daría un 11 si pudiese. Lo que no entiendo, lo que me parece de locos, es como puede tener un 7 y pico de nota media.

En serio, hay peliculas, que sin ser malas, tienen un 8. Bailando con lobos se merece mucho más que un 8.

Inexplicable.
[Leer más +]
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Siempre me quedarán mis calcetines
Es la típica que no tópica peli, que si quitas el nombre del director y pones bien grande CLINT EASTWOOD la gente en tropel la pone un 10. Pero es impensable en "el hombre que no debío salir de los pechos de Leone" pudiera haber hecho semejante obra de arte. Arte es poner el nombre de calcetines al lobo. Comparar Bailando con lobos con Sin Perdón es lo mismo que si comparo McEnroe con Ivan Lend en Wiblendon. 3-0. Roland Garros es otra historia. Para el que no lo haya entendido McEnroe es Bailando con lobos. La bola entró señor McEnroe. Otro gallo cantaría si al zurdo de Douglaston le hubieran puesto el ojo de halcón. Habrían ganado él y los jueces de silla. Suplicio era ser juez de silla en la época de gran Mac.
[Leer más +]
17 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Bailando con los Sioux.
Debut como director de Kevin Costner que constituye uno de los trabajos primerizos más logrados de la historia del cine, siete oscar incluyendo el de mejor director.

Westerns clásicos que recuerde donde traten a los indios de un modo diferente se me vienen a la cabeza "Flecha rota", "La puerta del diablo" y a la que más se parece "Un hombre llamado caballo", pero sin duda es "Bailando con lobos" la más épica y la que mejor ha sabido relacionar al hombre blanco y al indio, aprendiendo así a hablar ambos el mismo idioma, no de la noche a la mañana como en otras películas, aunque aquí use a una intérprete blanca dando así más razón para que se enamore, no creo que haga falta decir que es desmitificadora, pues tiene un toque especial naturalista, obligando a usar como ejemplo la frase "Piensa que nada puede vivir sin que otra cosa muera" (No se dice en esta película, sino que es un ejemplo), en el trato de los búfalos, Costner se mete tanto en el mundo de los indios que hasta duda de su raza, acompañado de escenas memorables como las del lobo y su caballo Cisco, la gran banda sonora de John Travis y la magnífica fotografía de Dean Semler.

En el reparto como es normal Costner de protagonista y sinceramente no me imagino a otro en su lugar, Graham Greene como "Pájaro guía" actor nativo americano, Mary McDonnell "En pie con el puño en alto" como la mujer blanca acogida por los Sioux, Wes Studi como jefe de los Pauni, etc... en definitiva, una película inolvidable, directa al corazón.
[Leer más +]
14 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Obra maestra contemporánea
Estamos habalando de una de las mejores películas de la historia. Bajo los parámetros de una dirección que roza la perfección, Costner nos presenta una historia memorable. La colonización europea en norte-américa, presentada de modo áspero y cruel... ¿acaso hay otro modo de retratarlo?. Lo que Costner viene a decirnos, es que, en realidad, los salvajes no eran los indios (en contra de lo que tantas películas del oeste viene a decir) sino que los verdaderos salvajes fueron (fuimos) los europeos: es salvaje quien coloniza y nunca el colonizado, es salvaje quien no respeta otras culturas, es salvaje quien se cree superior por el mero hecho de tener un arma de fuego, es salvaje quien destruye y no entiende... es salvaje quien desprecia a la naturaleza. El pueblo indio ha sido víctima de la prepotencia europea... Kevin Costner así lo entiende, y así lo refleja en su gran obra. En ella su personaje se mezcla con ellos, los escucha, los comprende y por supuesto lucha con ellos, por una causa verdadera, por una causa noble, no lucha y muere por un trozo de tela rojo y blanco... lucha por un ideal. Realmente sobrecogedora, una película memorable que ha pasado ya a los anales de la historia del cine. Bravo Costner, te has ganado mi respeto para siempre.
[Leer más +]
16 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo