arrow
2
¡Hay que reconocer que el póster arrasa!
Ya está la secuela de la aclamada obra "Mega Shark vs Giant Octopus", en donde se nos desvela que el megalodón sobrevivió a la primera parte, cuando nadie se lo esperaba (salvo las mentes brillantes de The Asylum).

La primera película estaba hecha con el Movie Maker, copiando y pegando partes sin ton ni son haciendo que al final cada imagen ya la hubieses visto unas cuantas veces. Producía hastío, impotencia y desesperación. Un asco de película, eso sí, con momentos brillantes.

Ahora al querido megalodón le ha salido un nuevo competidor por ver quién es el que peor se lo pone a la marina de EEUU. La tan peculiar marina que siempre aparece en las películas con el sello de The Asylum.

El nuevo contendiente es un cocodrilo prehistórico que aparece así por las buenas en el Congo, como si fuera algo habitual, joder que mida unos 150 metros no es motivo para hacerse notar. Lo mismo vale con el tiburón.

Pero ambos quedan deslucidos gracias a la labor de los protagonistas, encabezados por Jaleel White (en efecto, vivo). Interpreta a un experto en tiburones y será el ayudante de la agente especial Hutchinson (Sarah Lieving, muy guapa) y de Nigel, un cazacocodrilos (Gary Stretch). Los 3 se pasan media película discutiendo en un helicóptero.

Como sucedía en la entrega anterior el tamaño de los monstruos (los bichos, no los actores) varía según convenga, produciéndose incongruencias bastante curiosas. En algunos momentos la aleta del tiburón es la hostia de alta, un poco después el tamaño es menor.

También hay puntazos en forma de que el cocodrilo se meta a Nigel en la boca, pero como está armado logra dejar KO al bicho y el quedar ileso. Como es un bicho pequeño que no le hacen nada los bombardeos de cazas y tanques...normal.

Como comentaba al principio, no nos libramos de algunos momentos copy/paste, pero menos descarados que la entrega anterior. Sí los vemos medio disimulados como si fuera un espejo para que no se noté, pero doy fe que se nota, no puedo más que decir "jajajajaja".

Al final disfrutamos de otra pelea épica, enormemente caótica, repetitiva y aburrida. Es una especie de deja vú de la primera entrega porque todo parece indicar lo que va a pasar, que es lo que pasa. ¿Quién ganaría? Se aceptan apuestas. No es difícil acertar.

Aún así supera con creces a la primera, haciéndose poco pesada por momentos, sobretodo al principio. Y eso que la vi en inglés, a pelo, entendiendo la mitad de las cosas e interpretando las demás (no era complicado).

Para ver borracho.
[Leer más +]
44 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
¡Los chicos de Asylum lo han vuelto a hacer!
Esta gente ha batido su propio récord: Realizar el mayor engendro audiovisual, ¡Una vez más! Sólo por su arrojo, su evidente falta de vergüenza, su amor por el despropósito visual y porque sale Steve Urkel, me veo en la obligación de puntuar con un diez (para nada sarcástico) el cuestionable trabajo de un grupo de fumetas devora-ganchitos. Obra cumbre del cine-truño, estudiada sin duda en los trash entre amigos y objeto de burla por parte de los cinéfilos más avezados. No os mintáis, gafa pastas de Fassbinder, Kiezlowsky, Ozu, Tarkovsky o Fellini, por supuesto que todo ese cine es infinitamente mejor, pero ¿Que haríamos sin semejantes bodrietes? La vida sería mucho más aburrida, amigos.
[Leer más +]
28 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Solo se disfruta con los colegas.
Sinceramente estamos ante una de las mejores proyecciones cinemáticas del siglo 21, solo si viviésemos en una realidad alternativa donde estás películas tengan cabida y gusten al público...

Como esto no es así, estamos ante una película a la que considero habitualmente, serie Alfa, si señores, cuando me quedo corto con el alfabeto uso el alfabeto griego. Ni serie Z ni leches en vinagre, serie Alfa, aunque igual estoy poniendo el listón muy alto, serie Omega mucho mejor.

¿Que tenemos entre manos? Un título enorme, como los bichos de la película, que pasan de ser tan grandes como estadios de fútbol a reducir su tamaño a la mínima potencia. Si en algún momento decides ver esta película es por el titulo de ella, no porque esperes encontrar algo más interesante.

Respecto la escenografía es una autentica basura, se pasan media película en 3 escenarios, el Helicóptero que no se mueve y que cambia de color, el Submarino / Buque de Guerra con decorados irrisorios y el agua donde se produce la acción entre los animales. Ante todo, que no os sorprenda ver la misma escena varias veces, igual andaban cortos de presupuesto. Ante todo hay un momento de la película que se teletransportan de lugares sin ton ni son. Pasan de California, al Canal de Panamá (que a veces ni siquiera es él) a Hawai como si nada.

Hablando del Argumento solo puedo decir una cosa: es de huevos. Sí porque todo gira en torno a los huevos del Crocosaurus, que si huevos para aquí, que si huevos para allá. Todo el rato buscándolos, transportándolos, analizándolos... Seguro que en el set de rodaje se pasaban el día comiendo tortillas gigantes, ah si, hablando de tortillas, estoy repitiendo un chiste de la película, "Ja Ja Ja"

Como añadidura hablar de los efectos especiales... Asylum, especialistas en Studio Max. Todo está hecho por ordenador, los bichos, helicópteros, cazas de combate, algún escenario, explosiones, huevos, más huevos, combates, algún edificio... El problema gira en torno al becario, no son capaces de contratar a algún señor capaz de crear algo real, tiran de becario y todo parece sacado de una persona que ha dado tres clases con el programa. Solo puedo decir que al menos ha tenido bastante curro, me alegro por él.

Como guinda a la crítica mencionar el papelón de Steve Urkell, me alegro que no haga otro tipo de películas. También citar 2 escenas:

-Escena persecución: El Crocosarius es perseguido por Mega Shark y a la vez este por un submarino, ridículamente ridícula.

-Escena Sprint: Los 2 protagonistas se marcan una carrera a cámara lenta escapando de unas explosiones, ni en las mejores películas de acción. Realmente patética.

Como conclusión, no recomiendo verla en solitario, juntaros varios amigos y disfrutar. Os gustará si os gustan los animales gigantes y los efectos especiales hechos a ordenador de mala calidad. No os gustará si esperáis un argumento de Oscar. Huid, insensatos.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Por favor sáquenme los ojos
¡Madre mía de mi vida y de mi corazón bendito!, mi primer pensamiento nada más terminar la "película", sí, terminé de verla. Qué puedo decir de la trama, del director, que debe ser un cachondo metal, de los actores, de los efectos especiales, de los diálogos, etc..., nada, no se me ocurre nada, bueno quizás sí, da gusto ver a Jaleel White por el cariño que se le tiene. Tómate este film como un mero pasatiempo si no tienes que hacer nada en tu vida pero los amantes del buen cine mejor que paseen al perro.
[Leer más +]
11 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
El tiburón se come unos chipirones y luego se compra un bolso de piel de cocodrilo
Vuelve Mega Shark, más grande y saltarin que antes para enfrentarse, en este caso, con el primo de zumosol del cocodrilo de Lacoste.

Christpher Ray, quien repetirá para The Asylum con su particular versión de 'Thor' (que no me perderé por nada del mundo) es el elegido en esta ocasión para contarnos las aventuras del supertiburón. Como ya he dicho en otra crítica, en esta productora no importa quien dirija, y al final terminan siendo todas las películas iguales. Pero no del todo. 'Mega Shark versus Crocosaurus' es ligeramente mejor que las otras dos películas que he visto de The Asylum. Al tener ya asimilada la historia del Mega Shark, me encuentro ahora con que lo que me cuentan ya no me suena a chino (al menos, no tanto). La película, en lineas generales, sigue demostrando que en la productora están enamorados de los bichos grandes, del mar y del ejército. Tampoco faltan las acrobacias ni los tan característicos planos reciclados. El guión sigue siendo absurdo y exactamente igual que en '2010: Moby Dick' y Mega Shark versus Giant Octopus', o sea: bichos la hostia de grandes (aunque su tamaño varía) perseguidos por submarinos y aviones militares que los lapidan a base de misiles. Al final acabas viendo estas películas como si fuesen capítulos de una serie mala. Pero divertida.

El protagonismo se lo reparten Gary Stretch (que es el mejor actor que he visto en una película de The Asylum) y Jaleel White (¡Steve Urkel!). Stretch está bastante acertado, pudiéndose decir de su actuación que está por encima de algunas de ciertos actores con más caché (Nicolas Cage, Val Kilmer...). Jaleel White, al que solamente había visto (desde 'Cosas de casa') haciendo un cameo en 'Gordo mentiroso' recogiendo a Paul Giamatti, me ha sorprendido gratamente. No esperaba volver a verle, para empezar, pero aún esperaba menos que supiese actuar más allá de su legendario personaje de tirantes y gafas grandes. Buena interpretación la suya. Una pena que haya terminado haciendo estas películas, la verdad (dato inútil: ha ganado unos kilitos). La hermosa Sarah Lieving (algo así como la actriz fetiche de The Asylum) está más bien flojita, aunque cumple con la norma de que en toda película de esta productora debe haber, como mínimo, una tía jamona. Correctísimo también Robert Picardo, aunque su papel tenga menos matices que una hoja en blanco.

Resumiendo, que es gerundio: me estoy haciendo adicto a The Asylum (y viendo a Sarah Lieving, más). El por qué sería tan inexplicable como incomprensible, pero creo que el motivo es que río sin parar viendo sus películas y nunca dejan de sorprenderme. En 'Mega Shark versus Crocosaurus', aparte de reír, también he visto una película más que decente para el presupuesto con el que cuenta. Viéndola me ha venido a mi mente ha sido si alguien habrá pensado ya en hacer un trío con la sardina, el chipirón y el Lacoste.
[Leer más +]
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Truñamen como un puñamen... ¿He sido yooooo?
Hilarante mega-producción protagonizada por Steve Urkel, con unos D-efectos especiales que harían desmayarse a Spielberg y Cameron. También hay que decir en su defensa que no tienen la culpa de que no haya salido una versión mejorada del paint, porque las increíbles escenas de lucha sin cuartel entre nuestros monstruos habrían ganado con dos píxeles más.

La película, aunque no tiene argumento intentaré explicarlo, va de la feroz lucha a muerte entre tres bestias pardas salidas del averno: en una esquina del cuadrilátero el megatiburón, un engendro de dos kilómetros y medio de largo y tropecientas toneladas de peso, que no genera movimientos acuáticos al desplazarse o zambullirse; su super-ataque consiste en darle coletazos a los barcos de la marina de EUA y morderle la cola al crocosaurio. En la otra esquina, el crocosaurio, un ser prehistórico salido de una cueva de dos metros de alto por tres de ancho, aunque sus dimensiones son de cuatro kilómetros de longitud y cuatrocientas toneladas de peso; super-ataque: depositar huevos descontroladamente por todo el mundo y sin fecundación previa conocida y morder la cola al megatiburón. En el centro del cuadrilátero el más fiero entre los fieros, Steve Urkel, con metro setenta, setenta y cinco kilos de peso y tremendos ataques, como hacer que media humanidad acabara hasta los mismísimos de él y sus tirantes y gafotas, convertirse en Stefan saltándose todas las leyes científicas, humanas y divinas y conseguir una reputadísima carrera como actor... en el guiñol de la plaza de su pueblo.

¿Quién ganará el terrible combate? ¿Se quitará Sarah Lieving algo más que la chaqueta (que buena que está la jodía)? ¿Sobrevivirá Gary Stretch a otra apocalíptica dentellada del crocosaurio? Todas las respuestas sólo las tendrán tras ver otro producto "made in mierder" de The Asylum.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Megabodrio
El espectador avispado sospechará de lo que se le viene encima cuando en el inicio aparecen los nombres del reparto. Tal vez a los más jóvenes el nombre de Jaleel White no les suene de nada, pero a algunos más mayores nos permanece en la memoria casi como un recuerdo indeleble. Tal vez si decimos que este hombre era el bueno de Steve Urkel en la serie "Family Matters" la cosa se vaya aclarando. En la primera parte uno de los protagonistas es Lorenzo Lamas, así que uno no sabe si la elección habrá sido mejor o peor.

Pero entremos en harina. La película -llamémosla así- es un despróposito de tanta envergadura como los bicharracos que nos muestra. Desde el inicio te percatas de que el director no tiene el más mínimo interés en contar nada, aquí el único propósito es mostrar las correrías del tiburón y el cocodrilo. Por tanto, aquí coherencia, guión, dirección, interpretación o montaje parecen sobrar, y así lo constata el sufrido espectador. El problema es que tanto las imágenes del escualo como las del reptil resultan increíblemente ridículas por lo vergonzoso de su factura. Uno se pregunta si no había recursos para recrear algo mejor a las dos bestias, aunque si lo había es obvio que al responsable le importaba un comino. Los documentales de dinosaurios o incluso algún videojuego dejan a "Megatiburón Vs Crocosaurus" a la altura del betún.

Por lo demás, uno podría esperar escenas espectaculares, muertes a mansalva o gags ocurrentes. Desafortunadamente, lo único que encontramos en la cinta es una sucesión de saltos del tiburón que harían sonrojar a un niño de 6 años (las peripecias del cocodrilo tampoco se quedan atrás, aunque no rallan a la misma altura que las del tiburcio, nunca mejor dicho lo de la altura). Por si tuviéramos poco con los dos titanes mastodónticos, intervienen el bueno de Jaleel con su cara de sapo "interpretando" a un científico reciclado por el Ejército de EEUU, a un cazador de cocodrilos con aspecto de borracho pendenciero, y a una agente secreta de muy buen ver representando al sector militar. Las andanzas de los tres a bordo de buques, submarinos y helicópteros para conseguir aniquilar a los bichos no tienen desperdicio (tampoco interés): una continua repetición de tontunas inverosímiles que de lo patética ni siquiera hace gracia.
Una cosa sí hay que reconocer al que ha defecado semejante engendro, y es el innegable buen ojo a la hora de seleccionar el reparto femenino. Con esas mujeres más vadría que hubiera rodado otra cosa ;-)

Lo cierto es que, por muy manido que suene, "Megatiburón Vs Crocosaurus" entra directamente en la lucha por el título a la película más lamentable, inexplicable, absurda, ridícula, deplorable y peor hecha de la historia del cine, a falta de encontrar más adjetivos que puedan definirla. Lo habrás oído muchas veces pero, hazme caso, esta vez es verdad. Esta basura jamás debería haber existido. Horripilante es poco.
[Leer más +]
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
¡¡¡Madre del amor hermoso!!!
¡¡¡No hay nada como estar en cama con gripe, intentando ver algo en la tv para encontrarse con joyitas como esta!!! A la conmoción de ver semejante despropósito plagado de efectos (por llamarles de alguna manera) chapuceros y cutres, has de añadir un ¿guion? absolutamente demencial y unas interpretaciones patéticas y...para rematar ¡¡¡¡Steve Urkel!!!! Sí, ese colega que internet ha "matado" an varias ocasiones, resucita para participar en semejante disparate y, hacer del conjunto una pantomima surrealista de primer grado. Sólo faltaba que ante el incidente que desata el inicio de la descacharrante trama....alguien le hubiera hecho decir a su personaje: "¿He sido yoooo???" De verdad...no se me ocurre ningún tipo de público, ni siquiera el más friki entre los frikis que, pueda considerar esto en serio ni, mucho menos, digno de visionado. Insuperable de mala que es.....
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Nuevamente anonadado
La peli en sí misma es un soberano mierdo, no obstante, según mi visión hay que apuntar un par de cuestiones que tienen gran importancia para mí.
Lo primero que se me viene a la mente, es que ya hubo una primera película sobre esta aberración. Y han tenido el cuajo de sacar una segunda versión: ESPELUZNANTE.
En segundo lugar, me pregunto qué productor se dignaría a poner dinero por este engendro, creo que un estudiante español de medio pelo con un Windows Movie Maker, y un par de legos, hace una cinta mejor.
Y por último, siendo un poco cenizo/bruto, hubiese sido mejor que el mítico rumor de que Steve Urkell había fallecido de sobredosis, hubiese sido cierto, y no tener que verle arrastrándose en este tipo de proyectos tan lamentables.

PD: Debo apuntar que a pesar de todo lo malo, la he visto un par de veces, pero esto es ya por mis taras mentales.
.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
¿He sido yo?
Mega Shark vs Giant Octopus ya era muy mala, bastante peor que ésta, pero mi alma friki no podía evitar darle una oportunidad nueva a una película como ésta. El resultado, bastante decepcionante, y es que volvemos a encontrarnos con los mismos errores de la anterior película.

Y la cosa no va de ser más cutre o menos cutre, que para esto Sharknado ya demostró que era el rey de la serie Z, se trata de no tomarse en serio. Megatiburón contra Crocosaurio es una película que va de seria, que va de intentar hacerlo bien, y eso le da un aura de ambición que no le hace un gran favor. Si se hacen las cosas mal se hacen realmente mal y punto. Ésta no es ni divertida en ningún minuto.

Tan sólo nos encontramos con un montón de imágenes repetidas e invertidas de mil maneras para llenar una cinta que encima se hace eterna. Es difícil mantenerse y verla entera, y es que lo único que te puede gustar es la primera aparición de Mega Shark, cuando tu mente todavía está activa como para disfrutar de las cgi novedosas y sin repetir. Vamos, que al final lo más divertido es ver a Urkel no llorar la muerte de su esposa nada más empezar la película. Por fin podrá irse con Laura.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
No puedo ser juez de un concurso de tartas si no me gusta el dulce
Como ya he comentado alguna vez tiendo al frikismo en lo que a las películas de bichos asesinos se refiere y las veo con una predisposición un tanto especial, aún reconociendo que la inmensa mayoría tienen menos calidad que el anuncio de scotex.
Pero a veces me pregunto qué es lo que tengo que juzgar de una película como aficionado, si su calidad o lo que me entretiene. Asumiendo que no soy quien para juzgar la calidad cinematográfica, me limito a lo segundo, y este engendro para muchos para mí aprueba. Es previsible, a veces ñoña y no pasará a los anales de la historia del cine, pero no es tan cutre como este tipo de género acostumbra y consigue entretener a los que nos gusta esta temática.
Si no te gusta el género no la veas. Si te gusta te hará pasar un rato agradable. Si el cine se limitara sólo a obras maestras se habrían hecho muy`pocas películas.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Cuando vi el título, me han entrado ganas de ir a verla. Pocas veces he salido más satisfecho de una sala de cine.
Antes de visualizar semejante culminación de la excelencia, nunca antes vista en la ¿gran? pantalla, me planteo una serie de cuestiones. Preguntas y reflexiones como estas se pasan por mi mente.

Leeros el título otra vez por favor. "Megatiburón contra crocosaurio"... Joder, menuda pieza. Es un título... sugerente, diría yo. Incentiva la imaginación. ¿América falta de ideas? Que alguien lo diga después de considerar este título. Perdonad, pero es que estoy flipando.
¿Megatiburón contra crocosaurio? Me entran ganas de reír. ¿Quién lo ha dirigido? ¿Un niño de 5 años? ¿Es a papel y a lápiz? Lástima que no se haya estrenado en ningún cine, nos hemos perdido una gran película. Me da que debió de haberse llevado algún Oscar. Por lo menos al de título más original. Una joya, un diamante en bruto, eso es lo que es. Me imagino que contará con unas grandísimas interpretaciones... Robert de Niro podría hacer de megatiburón y Steve Buscemi de crocosaurio. Yo lo veo. Lástima que no se les haya ocurrido contactar con ellos. Pero aún así, los protagonistas me llaman mucho la atención. Deberán de ser actores de método, ¿no?

LA VEO. Me quedo pensativo horas y horas reflexionando acerca de esta visión psicológica con claros guiños al nihilismo que presenta esta obra maestra, esta culminación cumbre de las vanguardias del Siglo XXI. Me avergüenzo de mí mismo al haber tenido una visión previa tan infantil de esta maravillosa cinta. DIOS, LO EQUIVOCADO QUE ESTABA. Desde luego es para que la estudien los más aclamados críticos y filósofos que reflexionan sobre las cuestiones más complicadas de la existencia, y lo interrelacionen con pasados profundos, místicos y con cuestiones de las crisis de identidad y las felicidades existenciales. Yo jamás podré entender tantas cosas como ellos, pero me quedo con que ha sido una experiencia maravillosa, que me ha hecho ganar más como individuo pensante y aprender a reflexionar más, mejor y desde una postura diferente que hasta ahora. Gran parte de la culpa de todos estos avances estratosféricos la tiene la expresividad del cristalino y puro rostro del megacrocotiburón (al final resultó ser una terrible mutación que se debatía entre la vida y la muerte y es lo que había originado la más cruenta y salvaje guerra entre las las dos especies mutantes), que de haber contado con mis minutos en el plano, hubiera desbancado a Marlon Brando en el Padrino, como la figura interpretativa más expresiva. Una cosa inolvidable, de verdad. A veces cuando estoy solo, todavía esa bendita y maldita expresividad me asaltan, haciendo que la tristeza me asole y que hace que no me sienta más que una insignificante parte más de ese Maravilloso Universo del que todos formamos parte. Qué profundidad, Dios bendito...

Bueno, ya basta de hacer quedaros con la miel en los labios... ¡Id corriendo a verla! ¡Y yo también voy a rememorarla ahora por segunda vez! Lo admito, los clásicos son mi debilidad.
[Leer más +]
7 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Risible
Argumento inexistente, efectos especiales de saldo, actores que harían parecer a Steven Seagal el mismo Stanislavski, bichos que cambian de tamaño según convenga y, para colmo, uno de los protagonistas es Steve Urkel. ¿Quién da más?
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Una broma muy mala
No me ha pillado por sorpresa ya que sabía lo que iba a ver. No hay mucho que decir de ella, simplemente recomiendo a todo el mundo que no la vea. No tiene nada bueno.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Para reírse un rato
Esta película tiene unos efectos especiales tan malos que son realmente graciosos.
Lo mejor es ver el mega tiburón volar como si fuera un delfín catapultado. En una de las veces lleva en la boca un submarino como un perro lleva un hueso.
Por su lado, el crocosaurio va pasando por escenarios de ciudad sin intergrarse en ellos, como en un mal videojuego.
Los actores mantienen conversaciones absurdas, también hilarantes por momentos.
Se pasa un buen rato comprobando lo mala que es, vamos, que la he visto entera.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Ver críticas con texto completo