arrow
6
Tan bien hecha como ambigua
Se corre un riesgo a la hora de querer retratar a una figura tan polémica como la del Che, sobre todo si eres norteamericano. Tomar partido por alguno de los dos bandos es implicarse demasiado, por lo que Soderbergh decide narrar la historia a mucha distancia emocional de la figura del Che. Rodada casi como si de un documental se tratara, nos muestra la evolución del Che justo desde su ingreso a la guerrilla revolucionaria hasta su triunfo y el exilio de Batista. Y ese es otro de los errores de la película, porque nunca llegamos a saber el por qué se alista a la guerrilla y el por qué de sus ideales.

Realista y nada épica, sin figuras legendarias ni héroes que valgan, es una película que se muestra en todo momento auténtica, pero también fría. El Che se nos muestra desde una perspectiva objetiva, ni se le juzga ni se le justifica, y es esa distancia con el personaje el verdadero lastre de la película.

Pero por supuesto, está excelentemente rodada, el montaje es realmente efectivo, la edición de sonido espectacular y las actuaciones muy buenas.

Donde falla "Che, el argentino" es en lo emocional, en esa extraña y mágica vibración cuando sales de la sala de proyección, esa mística y tan difícilmente describible y palpable palabra llamada CINE.
[Leer más +]
134 de 173 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
¿Que culpa tiene Soderbergh?
Hola a todos. He aquí el gran problema de esta película: que trata de Ernesto Guevara. Tiene la enorme carga de narrar la vida de uno de los hombres más polémicos del siglo XX y eso conlleva a que la película sea difícil de juzgar objetivamente. Si crees firmemente en una ideología determinada (no es mi caso), te resultará complicado elaborar una valoración objetiva.

El Che (como bien dijo Benicio del Toro) hay que entenderlo como una figura de los años 60, y comprender también que su ideología ha quedado obsoleta debido al brutal cambio que ha sufrido la sociedad. Hasta yo, que nunca le he seguido ni he aprobado sus métodos violentos, puedo valorar cierto idealismo hermoso, tan romántico como trasnochado en sus escritos. Le ponía histérico la injusticia, y esa histeria la canalizó (erróneamente) en forma de violencia. Creo que podría haber sido un buen político en otras circunstancias, uno de esos escasos hombres que luchan por sus ideas por muy hostil que sea el contexto. No me importa si era de izquierdas o de derechas, hablo de calidad humana.

Independientemente de lo acabo de decir, te aconsejo que te dirijas al cine sin prejuicios dispuesto a disfrutar una película que narra con veracidad y toda la objetividad humanamente posible un hecho de nuestra historia.

El che es simplemente un personaje de otra época alguien que ya murió hace más de cuarenta años, pero su figura y la de los que le rodean están desarrolladas con respeto y distancia, pero también con una comedida profundidad emocional, que ayuda a entender los motivos que les llevaron a las armas.

Sólo se le podría exigir, un poco más de roturación emocional, no tomar partido y crear una gran empatía son dos pretensiones casi opuestas y muy difíciles de aunar en una película, a Soderbergh le falta ese toque de maestro del cine para conseguirlo. Por lo demás el largometraje está lleno de momentos de purísimo cine, de cine verdadero.

Recomendada para cualquier persona que se considere libre pensante y amante del cine
[Leer más +]
116 de 163 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Inofensiva visión en tercera persona del Che Guevara.
Soderbergh había afirmado que se quería retirar. Tras dirigir la saga de "Ocean´s Eleven" se dió cuenta de que estaba cansado de hacer cine. O puede que sólo quisiera esperar a que alguien le ofreciera el gran pelotazo...que le ha llegado ahora, con El Che. Y no sé si porque el traje le viene grande, o por miedo a meterse en los farragosos terrenos panfletarios, Soderbergh se acobarda y opta por colocar la cámara fuera del cerebro del guerrillero cubano.

A mí me hubiera gustado que se hubiera tirado a la piscina...Ver cómo todos los pijos salen del cine preguntándose si ese de la pantalla existió de verdad. O cómo Castro sale en las televisiones diciendo que la visión que se da de los hechos es una vergüenza sin ningún rigor histórico. Hubiera preferido ver al Ché convertido en un bandido de poca monta antes de observarle como si de un puto documental de la National Geographic se tratase. No hay nada de malo en desear que Benicio del Toro se vea obligado a comparecer para explicar el porqué aceptó un papel que le obliga a ir en contra de sus principios (sean cuales sean)...

Todo esto lleva a la inevitable conclusión de que una película sobre El Che debe despertar amores y odios a partes iguales, debe dar que hablar, animar a cada uno a exponer cual es su visión personal de lo ocurrido. Debe haber gente enfadada con lo que ha visto, gente maravillada o escandalizada por la visión del revolucionario, deben aflorar amores, odios...en definitiva, debe provocar muchas, muchas reacciones.

Sin embargo lo único que consigue Soderbergh es que El Che pase de puntillas como una correcta película sobre un guerrillero que pudo haber vivido en cualquier otro país y en cualquier otro tiempo, y El Che, para bien o para mal, fue mucho más que eso.

Con ello no quiero decir que la película se deba posicionar a favor o en contra del Che, pero sí ahondar mucho más en aspectos positivos o negativos que podían haber dado mucho que hablar. Pero parece que hoy en día lo más justo en ser políticamente inofensivo, para luego poder decir que eso es "ser respetuoso", "lo más objetivo posible" o que "se ha tratado la figura del Che desde la imparcialidad". Todo esto es mentira, claro está, porque la propia imparcialidad ya supone un posicionamiento, en este caso cobarde, que le resta enteros a una película que no es lo que merece.
[Leer más +]
57 de 90 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE
Esta película tiene la difícil misión de acercarnos a la vida y la personalidad de uno de los más grandes mitos de la humanidad, la de Ernesto "Che" Guevara. Desde mi punto de vista lo consigue con creces. Tanto es así, que uno termina de ver esta gran obra de Steven Soderbergh y se queda tan fascinado por el personaje, que quiere seguir sabiendo aspectos de él. A mí por ejemplo así me ocurrió y ando sumergido en una extensa biografía de tan singular ser humano.
La película intenta ser lo más fidedigna posible a la realidad y eso es digno de alabar. Hablamos de pasajes históricos y no es bueno adulterarlos. Pero es que además la interpretación de Benicio del Toro es magistral. No es que haga del Che, es que es el Che y eso dota a la historia de una gran credibilidad.
¿Hubiera sido el mundo un lugar mejor de haber triunfado los ideales de Ernesto Guevara? Ya nunca lo sabremos, pero al menos "Che: El argentino" nos acerca a los hechos que dieron luz verde a la creación de un personaje de leyenda.
Así que no dejes de ver esta película, déjate seducir por la revolución, empápate de historia y hasta la victoria siempre. La selva nos espera.
[Leer más +]
25 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
"... de tu querida presencia, Comandante Che Guevara ..." Yo también leí Julius Kaesar.
Se me cae el alma a los pies leyendo la gran mayoría de críticas escritas para esta película. Me he convertido en un pobre ignorante, puesto que no comparto la opinión de la grandísima mayoría.

Lo que me trae a escribir es tratar de explicar que he entendido exactamente lo mismo que ha querido Soderbergh, a quien acusan de "frío y distante", de "rodar un falso documental". Debo ser muy bruto, pensaba, es innegable que el retrato es fiel a lo escrito por Ernesto Guevara durante los meses de su periplo como guerrillero, por lo que tan sólo este dato dejaría en evidencia la acusación de ser "demasiado distante de la figura del Che", "no toma parte por ninguno de los dos bandos", afirmaciones de la crítica más valorada. Esto, inequívocamente, me hace comprender la clase de espectador despistado que estoy hecho.
Por otro lado, en otra crítica leía las dudas de uno para tomar partido, la neutralidad de otro a la hora de juzgar. Pues burro de mi, he pensado que el director plasma perfectamente cuál era la necesidad de un pueblo cubano que vive en chabolas y no sabe leer ni escribir, y cuyos habitantes enferman hasta la muerte o la incapacidad, en contrapunto con los amigos norteamericanos que se atiborran de comida en los eventos celebrados en salones de lujo de los grandes rascacielos, ese hombre comiendo sin parar, come y come, traga y traga, pero como digo, son alucinaciones mías, debo estar atontándome demasiado, el relato es frío y distante.
Volví a equivocarme cuando vi al gran Che ajusticiando a un par de traidores saqueadores y violadores, antes de que el ejército ordenara bombardear indiscriminadamente los alrededores de una población causando bajas civiles a discrección. Qué estúpido soy al pensar que Soderberg tiene alma y la plasma en este joya. Suerte que he leído las críticas más valoradas para darme cuenta de la realidad, el relato es frío y distante.


Por último decir que en efecto los ideales de Ernesto Che Guevara han quedado obsoletos con el paso del tiempo, como dice el amigo Del Toro, pero son este tipo de héroes los que le dan la vuelta al mundo. Con este carácter se nace, esa claridad de pensamiento, esa lucidez de criterios, esa grandeza de espíritu no se aprende ni se roba, se siente desde lo más profundo, es un deseo irrefrenable de luchar por amor a la libertad, al ser humano y a la libertad del ser humano. Desinteresado y puro. Esto es así y punto, no admite discusión. Pero claro, lo dice un tonto del culo así que no me hagais ningún caso.
[Leer más +]
23 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El Che o el libre albedrío.
Ni fría ni aburrida. “Che: El argentino” es una aproximación parcial, ensimismada, apologética y notable a un periodo muy concreto de la vida de uno de los personajes con más coherencia de todo el siglo XX. Si hoy lo llevan en camisetas hippies de derecha, Ayatolahs en Irán, movimientos okupas o jóvenes desorientados es su problema, no del Che.

Algunos parecen molestarles la figura del argentino, excusa para cargar contra la película. Personalmente es imposible que pueda resultarme igual de atractiva la película que su vida, pero lo que nos ofrece Soderbergh es demasiado bueno como para menospreciarla con un adjetivo facilón.

Y claro que es sesgada, y mucho, entiendo que los guevaristas esperasen que esto fuera el diario Pravda y claro no lo es. Y que algunos cavernícolas esperasen ver los ejecutamientos del Che en cámara lenta una y otra vez. Y tampoco. Soderbergh elige una posición tibia, falsamente objetiva de juicio sobre el argentino. Pero se nota y mucho que le admira, como yo, porque se trata de uno de esos hombres que es capaz de ir un paso delante del destino, mientras que el común de los mortales vamos dos detrás.

En una época donde la mayor parte de la población necesitaría acudir al psicólogo, donde las neurosis son recurrentes, el Che fue un ejemplo de confianza en sí mismo y de congruencia con sus ideas porque siempre procuró pensar, decir y hacer en cada momento.

Película notable aunque con deficiente montaje, que se compensa con unas actuaciones memorables. Cine político de calidad.

Nota: 7,3.
[Leer más +]
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
¡Che loco! Olvidaste el brasero
El frío retrato que Steven Soderbergh ha realizado sobre la figura de Ernesto Guevara sólo parece agradar a los muy forofos de fotografía granulosa. Esta fotografía, que gracias a Michael Mann, se ha convertido en sello de modernidad, provoca que si ya de por si la historia es fría (a pesar de tratar sobre un icono de la revolución) nos deja más helados que el propio cine con su aire acondicionado a toda castaña.

Los fallos garrafales en la fotografía, como diciendo, mira que moderno soy y que poco abro el campo, no son más que otro pequeño apunte en esta historia partida en dos, donde lo importante, es que al gente saque dos entradas: pelas, pelas, pelas.

Falla en el planteamiento de cómo contar la historia, falla en un miedo atroz a mostrarnos primeros planos, falla en una duración excesiva, falla en usar unos flashforward completamente fuera de lugar, rompiendo el ritmo aunque retratando a un Guevara más humano.

Si destaco el gran trabajo a nivel interpretativo, sobre todo del mexicano Demian Bichir haciendo de Fidel Castro. Sobre Benicio del Toro, falla estrepitosamente en el acento: ni argentino, ni cubano. Es una mezcla de acentos imposibles de identificar. Una pena, porque presencia: mucha, mucha.
[Leer más +]
29 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Che: el romanticismo de un guerrillero
Ernesto Guevara es en esencia un personaje romántico. Ernesto Guevara es en la práctica un guerrillero. El film de Steven Soderbergh intenta reflejar como un guerrillero se convierte en uno de los personajes más románticos y apasionados del siglo XX.

Soderbergh, evidentemente se distancia, primero porque no tiene valor a exponer su carrera a las críticas, y segundo porque no tiene el talento suficiente como para hacer la obra maestra que debería haber rodado. ¿Qué ha hecho Steven Soderbergh? La única película merecedora de elogios que ha realizado este hombre es "Traffic". Otro director con más talento le habría puesto más garra y se habría mojado, ya sea para elogiar la figura del "Che", para criticarla, o bien siendo neutro pero cercano, casi íntimo.

Esto no quita que la película tenga sus méritos, que los tiene y no son pocos. En general es un buen film. Una película muy didáctica y aparentemente muy bien documentada. La figura de Guevara es el eje principal del film y destaca sobre el resto este personaje tan bien recreado e interpretado por Benicio del Toro. La recreación de Fidel Castro (Demián Bichir) es igualmente extraordinaria. En este gran reparto también destaca Camillo (Santiago Cabrera) quien le da el toque más humano a la película.

"Che: El argentino" es sólo la mitad de una obra y se hace muy complicado valorarla independientemente. Cuando se junten las dos piezas se podrá valorar mucho mejor el trabajo de Soderbergh y si este film termina por dar todo lo que tiene dentro y no se nos ha mostrado.
[Leer más +]
19 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Ecuaciones Diferenciales
Salir de un examen de Ecuaciones Diferenciales es lo que tiene: tras cuatro horas de holocausto neuronal exigiéndote el aprobado, acabas hecho una piltrafa. Y hasta los huevos. Total, que en lugar de tomar la Kalashnikov y liarme a tiros para desfogar un poco el espíritu, preferí ceder el privilegio al Che Guevara y a Del Toro y me encaminé al cine.

Fiel a mi costumbre de no leer nada sobre las películas antes de verlas, iba con la idea de que vería reflejado el viaje espiritual, ideológico y físico que llevó al Che desde su Rosario natal a la Sierra Maestra, combatiendo con los Castro en pos de la revolución. Craso error. Craso error porque resulta que la película va de la Revolución, muestra la Revolución Cubana, con breves incisos de una visita del Che a los Estados Unidos y su comparecencia en la sede de la ONU.

Vale, vale, entonces reconfigurémonos, señor director: la película va de la Revolución. Entonces, ¿por qué está contada de una manera tan parcheada? Retazos de información, pero mal pegados. Anécdotas varias, pero falta de ligazón como para hacerse con una visión diáfana del proceso vivido. Como dice Germán en su crítica: "Podríamos quitar cualquier secuencia y la película seguiría siendo igual". Totalmente de acuerdo. Además, el montaje está hecho de manera que se te escapan cosas, resultan providenciales las apariciones de Fidel Castro para darnos idea del estado de los combates y los pasos que se van a dar a continuación.

En fin, considero que a Sodenbergh le faltaron agallas para decir: oigan, que voy a hacer una película sobre la Revolución cubana. Espero que con el tiempo se acabe haciendo, obviando debates sobre la pureza moral y demás. Creo que es el espectador quien debe decidir, el director nos enseña y nostros opinamos.
Porque no fastidiemos, analizar con la razón del año 2008 la idoneidad de liarse a tiros por la revolución el año 1958 es como pedirle a los espartanos que enviaran a Ban Ki Moon a dialogar con Jerjes.

Total, que después del examen y las dos horas de película ya no tenía ni neuronas, ni seis euros, ni nada de nada. Vi dispararse muchas armas, me reí con las ocurrencias de Camilo Cienfuegos, pero creo que fue más el cansancio que la emoción por la película lo que me hizo dejar la Kalashnikov arrinconada.
Y como dice una profesora mía: "El mundo es como una función que hay que optimizar un poquito". Pues eso, que ya sea con Ecuaciones Diferenciales o con Revoluciones, algo se va haciendo.
[Leer más +]
13 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La historia es nuestra y la hacen los pueblos
Dígamoslo alto y claro: Viva la revolución! Me gusta que un tipo inteligente como Soderbergh se haga cargo del biopic de Guevara, honesto y con cierta clarividencia aborda perfectamente tan complejo pasaje.La elección de los episodios que se narran en el Argentino es muy acertada así como la mezcla de ambos para construir la historia. Que decir de Benicio; evoca, crea y traslada al mejor Che Guevara de la historisa del cine (Omar sharif es ridiculizado por el Toro). El poder de este actorazo para con la cámara resulta desbordante.
Resumiendo, buena película y gran homenaje a los héroes que un día creyerón en la liberación del pueblo cubano y en especial a un argentino que dio su vida por la igualdad y el respeto. Gracias

P.D. Espero con ansiedad el visionado de guerrilla!
[Leer más +]
12 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Memorias desordenadas de un guerrillero inmortal
Esta primera entrega de las dos en las que Soderbergh ha rodado parte de la biografía de Ernesto "Che" Guevara se destapa con el predominio de un estilo semidocumental, en el que los aspectos de diseño de producción e interpretación son probablemente los puntos más fuertes, mientras que la estructura argumental que intenta presentarse de forma original no termina de cuajar causando más bien una falta de continuidad narrativa.

De este modo, encontramos una muy buena ambientación y caracterización de los personajes en el mundo en que se desarrollaron los hechos descritos en las propias memorias del protagonista -"Recuerdos de la guerra revolucionaria cubana"-, al mismo tiempo que una actuación contenida, realista y más que convincente del ya premiado en Cannes por este papel Benicio del Toro; acompañado por un reparto en la misma línea donde merece destacarse además al actor mejicano Demián Bichir encarnando a Fidel Castro.

La película mezcla, alternando entre el color, el blanco y negro, e imágenes con distinto grano y textura, partes diversas: unas sacadas de archivo histórico, otras del desarrollo de la revolución cubana, algunas en las que se representa una entrevista al Che, y varias del papel político posterior de éste en discursos como los realizados ante Naciones Unidas. Aunque el hilo conductor primordial parecen ser las escenas del desarrollo cronológico de la revolución desde su gestación, los flashbacks contínuos que alternan unas partes con otras (archivo, revolución, entrevista, discursos políticos) e incluso que retroceden o avanzan en el tiempo dentro de una misma parte (flashbacks en el hilo revolucionario hacia los momentos de la gestación ideológica), terminan por romper el ritmo necesario para que la película adquiera tensión dramática.

"Che: el argentino" se muestra en definitiva como una sucesión conexa en cuanto a la expresión de los ideales del personaje, pero un tanto inconexa como historia en sí misma, asemejándose más a un documental deslavazado, que ni siquiera por tanto como documental terminaría de cuajar. Mientras que secuencias aisladas pueden tomarse como de gran calidad, el conjunto adolece de la unidad necesaria que hubiera podido convertirlo en un excelente trabajo. Una lástima en un film que aun así no deja de ser bastante interesante.
[Leer más +]
15 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El Che y solo el Ché
Sin querer criticar al director o guionista, al revés, entiendo que la película quiere tratar del Che, pero solo y exclusivamente del Che. Es como si analizáramos un pistón de un motor y veamos cada uno de sus movimientos, sus pequeñas anécdotas y dificultades. Al que conozca el motor completo, la necesidad de crear energía mecánica para mover, cambiar y transformar la sociedad, puede entender la película y complementar con ella el resto de ideas y conocimientos de la Historia, la Revolución Cubana y la Revolución Latinoamericana que se está produciendo 50 años después.

El joven que sólo conoce la figura de algunas camisetas y que se acerca al cine creo que saldrá más perdido todavía preguntándose:

¿Quien era Ernesto Guevara de dónde venía y qué ideas tenía?
¿Siendo argentino y estando en Méjico, por qué se suma a un grupo político rebelde cubano?
¿Qué busca en todo esto?

La vida del Che no se puede entender sin la Revolución Cubana de fondo y su necesidad de revolución latinoamericana, extraer pequeños fragmentos pueden confundir más a quien no conoce al Che que ayudarle a saber quien era y qué significa esa imagen que tras 40 años de su muerte, sigue estando visible en camisetas, carteles, manifestaciones, telediarios, documentales y carteleras de cine. Quizás Jesucristo o algún músico de prestigio puede tener una repercusión similar a la de este mito revolucionario.


Saludos
[Leer más +]
13 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
RETRATO DE UN REVOLUCIONARIO
Misión difícil para quien emprenda esa labor, máxime en este caso, porque si para unos es un Mito, para otros es un despiadado asesino. Muchos valorarán al personaje, -y a la película-, según sus ideas políticas, por lo que nunca quedarán todos satisfechos; pero ha de intentarse hacerle justicia, el director al personaje y nosotros a la película.

La vida del Che está muy documentada, por lo que ateniéndose a los datos contrastado y verosímiles y eludiendo las infundadas e interesadas afirmaciones, ésta película puede ser un buen reflejo de lo que fue su vida y sus motivaciones; su pensamiento, -su ideal de una sociedad mas justa-, y el camino para lograrlo, la Revolución.

Aunque era un idealista, -dedicó su vida a la realización de sus ideales-, no fue evidentemente un pacifista, tampoco fue, -como, probablemente, la CIA pretendió hacer creer para, difamandolo, matar tambien su Mito-, un "despiadado asesino". Fue ....
[Leer más +]
28 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Cine Religioso
Una característica del cine religioso es que, además de estar hecho para los fieles, el protagonista es muy bueno, muy bueno. Intenta hacer el bien para todo el mundo, aunque haya parte de ese "mundo" que no quiera. Tiene frases-guía para toda situación y parece que nunca ha roto un plato. Los que rompen los platos son aquellos que no han entendido el mensaje pero hay que confiar en su redención pues en el fondo lo hacen por nuestro bien. Y luego por supuesto tiene que haber un martirio final, aunque habrá que esperar a la segunda parte para verlo. "Che: el argentino" sigue nitidamente esos parámetros.

Hay que reconocer que está bastante bien hecha. Benicio del Toro es un gran actor y su "Che" es muy creíble. Soderbergh ha tomado bastantes riesgos, aunque calculados. (Fue Mel Gibson el que puso de moda con "Pasión" el hacer películas en su idioma original con subtítulos). Y hay que aplaudir también a los productores. Saben que le personaje del Che está de moda como una especie de "Jesucristo para piji-progres" y probablemente van a hacer una buena caja.

Pero a mi se me hizo bastante larga. No hay épica, no consigue que el espectador desarrolle una complicidad con el personaje, salvo si éste ya te cae bien a priori. Voy a intentar explicarlo con una comparación. Uno ve "Lawrence de Arabia" en el cine (3 horas y media) y cuando llega el intermedio no tienes ganas de levantarte, quieres que la película siga. Uno ve "Che" y cuando llega el final de esta primera parte, tiene ganas de irse a tomar algo y sale convencido de que la segunda parte es mejor verla en el DVD. Al menos lo puedes poner en "Pause" y hacer una incursión a la cocina.


Por último ¿Qué alguien me explique cómo han elegido a Rodrigo Santoro (Jerjes en "300") para interpretar a Raul Castro? Aunque tiene su aquel, porque te hace preguntarte por cuál sería el aspecto del "Che" en la actualidad.
[Leer más +]
19 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Película documental
Para no tratar de darnos un retrato sesgado de la vida del Che, se construye la película a partir de una entrevista en la televisión norteamericana. Se intercalan trozos de ésta entrevista en dónde Ernesto Guevara expone sus ideales con la película en si misma (sobre todo centrada en sus andanzas en Sierra Maestra). Se echa en falta una explicación de como llega un médico argentino a contactar con el exilio cubano en Méjico (en las primeras escenas ya se le ve reunido con Fidel y los demás), porque se pasa directamente a la acción desde la charla que mantiene con Fidel en la terraza. La caracterización de los personajes del Che y Fidel es excelente, hasta el punto de que cuando los ves en la película te parece estar viendo a los personajes reales. Gran trabajo de Benicio del Toro que relanza y sostiene la película en los momentos en que se "enfría" un poco. Más de dos horas de buen cine, en el que se alterna la visión más ideológica del che con grandes escenas bélicas en la historia en si misma.
[Leer más +]
13 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un símbolo
Mi critica a Che el Argentino:


Será que no fui objetivo y me deje influir por mi prisma izquierdísta militante. Pero esta película era necesaria, por 3 cuestiones:

-Dejar claro que el che no era el tío de las camisetas
-Contar lo que realmente paso ahí
-Decir un par de verdades pese a quien le pese

La primera y la que más me repatea, es que mucha gente se está enterando quien es el che, por increíble que parezca, en pleno año 2008, hay gente que realmente cree que el Che es una marca. UNA JODIDA MARCA, COMO LACOSTE!!

La segunda es que esta película ha sido objetiva a la hora de contarnos que ocurrió allí, nos presentan a personajes muy humanos, solidaricémonos o no con su causa, es lo que ocurrió, se cometieron errores y se hicieron cosas correctas.

Y la tercera y más importante es que es una película sin pelos en la lengua, tanto para ambos lados. Toda la película está impregnada de un aire muy ambiguo, sobre todo en torno a Guevara, hay cosas que dice o hace y comprendes y otras en las que ves que no está en lo correcto.
Es decir nos han mostrado a un Ernesto Guevara humano. Ni un ángel ni un demonio. Un ser humano que creía en una causa y la sigo hasta la muerte.

La película deja bien claro que: el comunismo es bueno, pero tiene sus partes malas. y que el imperialismo es bueno, pero tiene sus partes malas.
El film por ejemplo no deja en demasiado buen lugar a Fidel Castro, pero tampoco lo deja en mal lugar.
No me voy a soltar ahora un alegato comunista en la página, porque sé que hay gente que no comparte mi opinión aquí. Para eso ya tengo mi foro de política.

Que decir de que Benicio esta inmenso llenando la pantalla el solito.

Cinematográficamente hablando es una maravilla, con un ritmo muy ligero y digerible, que mezclan las escenas de sierra Maestra con las escenas en América a modo de entrevista y documental, donde la película muestra su mayor grado de ambigüedad.
Y me encanta la manera de retratar el complejo de extranjerismo que sufría Guevara.
La escena: la toma de Santa Clara.
Y os aseguro q las dos horas que dura se pasan en un plumazo.
En fin amigos hay q ir corriendo a verla seáis izquierdísta o derechístas.

Se que a muchos no les resultara muy útil mi critica. Pero es que cuando una película me encanta, ordeno con dificultad mis pensamientos.
Ahora, a esperar la segunda parte: Guerrillas.


Y una pregunta que lanzo al aire: que tendrán los latino americanos, que toda anécdota por insignificante que sea, la cuentas mejor y haciéndola interesante.?
pero ese Fidel, era Fidel Castro?.
Ni hija no, era el marido de la Roció, no te jode.
[Leer más +]
13 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Solo Rodrigo de la Fuente lo hubiera hecho mejor (pero más cálido y cercano)
Demasiado distante, muy frió. Nunca nos acercamos lo suficiente al Ché, no se profundiza nada en sus motivaciones. La cámara le tiene miedo. Salvo en las imágenes en Blanco y negro del Ché en Nueva York, el director no tiene cojones de hacerle apenas primeros planos. No nos emociona el Ché.

Soderbergh vulgariza al mito, cosa que en el fondo me parece muy bien, y lo desmitifica mediante un documental sobre la revolución cubana (no es otra cosa que eso). El Ché pasa a ser un guerrillero más, en un estupendo trabajo de Benicio. Ya no es el símbolo de las revoluciones que se traicionaron, ni de los sueños rotos para América del Sur, ni la de la esperanza que nunca llegó para los pueblos del tercer mundo. Es un tipo con asma, regular general, buen médico y hombre casado que lucha por la revolución cubana. Como tantos otros. El protagonista de la película podría haber sido cualquiera de la columna que el Ché dirigía y no habría cambiado nada.

¿Qué nos queda? Un documento fílmico impecable sobre la revolución cubana, con todos los actores en estado de gracia (atención a Demián Bichir haciendo de Fidel Castro), un gran montaje y una muy buena dirección de Soderbergh. Poco a poco la película va cogiendo su ritmo, para la última media hora, correspondiente con el asalto a Santa Clara, llegar a cotas de muy buen cine. Es una lástima que todos las escenas de la ONU y Nueva York rompan el ritmo de la película. Todo el film va de menos a más.

Las escenas bélicas empiezan siendo poca cosa, pues en la guerra de guerrillas que se practicaban, eran eso, llegar, pegar 5 tiros y salir corriendo muchas veces. Tan solo al final, en la lucha de Santa Clara, los amantes del cine bélico podrán disfrutar a la vieja usanza.

Esperamos impacientes la segunda parte, donde el Ché se convertirá en el mito que ha llegado a ser (gracias al capitalismo atroz de la venta de sus camisetas y demás, curiosamente) o donde Soderbergh hará cuanto menos un documento interesante sobre unos guerrilleros en Bolivia.

Una cosa. Para completar la figura del Ché, teniendo en cuenta que ya esta hecha "Diarios de motocicleta", para poder comprender el cambio del personaje y el "por que" de aceptar la lucha armada como único medio para alcanzar la libertad, es indispensable saber lo que sucedió en Guatemala estando el Ché por allá (Golpe de estado a la democracia apoyado por USA), que no se explica lo más mínimo.
[Leer más +]
12 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Honesta aproximación a la figura del Ché
Mi particular opinión es que “Ché” es por encima de todo una película magnífica, impecable en su planteamiento, en su desarrollo, en su realización y en su resolución. Quizá tiembla un poco el guión, sobre todo por cierta falta de precisión en algunos momentos, pero es que, si fuera todo lo preciso que pudiera ser, la película duraría tres horas perfectamente. Al respecto de su duración y de su división en dos partes, pienso, después de verla, que hubieran podido quitarle media hora y haberla unido con la otra para lograr una película de tres horas más o menos..., pero también es cierto que no le sobra metraje y que, como acabo de decir, incluso hay material para haberse estirado más... Así que, bueno, al final ha quedado dividida en dos..., pues vale.
Como “biografía”, la película tiene la enorme virtud de ser distante respecto al biografiado, seca, desapasionada..., lo que le otorga seriedad y credibilidad. El retrato del Ché que nos ofrece Steven Soderberg no pierde el aura mítica que caracteriza al personaje, pero tampoco maquilla sus sombras y sus contradicciones -entre otras cosas, queda bien claro que Ché no tiene la menor duda en defender la lucha armada como manera de solucionar conflictos políticos.
Destaco también el hecho de que la película esté desprovista de aderezos superficiales que distraigan de lo único que importa: la aportación del Ché a la guerrilla y la revolución en Cuba, acompañada –y esto es fundamental- con alumbradores retazos de su pensamiento político.
Por lo demás, hay algunos momentos impagables, pero en ninguno de esos momentos –y esto es lo mejor- se recurre al sentimentalismo, al encumbramiento empalogoso del héroe o al refuerzo de las imágenes con trucos como el uso de la música con fines emocionales... De hecho, no pude darme cuenta de si era buena o no la música de Alberto Iglesias porque suena poquísimo a lo largo de la película. Es una prueba más de su seca naturalidad, de su trasparencia..., de su carácter francamente honesto.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Che revolucionario
Era dificil hacer una pelicula del Che. Como bien he leído a Del Toro, "casi imposible". Pero se ha hecho. y se ha hecho de forma soberbia. Los diálogos deliciosos, un Del Toro increíble y una dirección casi brillante, hacenn del Che una película sobresaliente. Realmente salí del cine queriendo conocer al Che, hablar con él. Un retrato veraz y acertado del revolucionario y del concepto de revolución en si. Entiendo que haya gente que no le guste, pero a esos hay que decirles que esta película esta realizada guiada por los escritos del Che, por sus experiencias. Si quieren oír otras "informaciones", váyanse a Estados Unidos, hay encontrarán de sobra. Excelente película. No hay más que hablar.
[Leer más +]
24 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Érase una vez en Cuba.
¿Que se puede decir después de ver esta primera parte de la vida de un símbolo?. ¿Viva Cuba libre?, ¿Viva El Che?. Posiblemente si, porque es eso exactamente lo que uno se encuentra ante sus ojos.
Destacable y titánico esfuerzo el realizado por parte de Steven Soderbergh y sobretodo Benicio Del Toro. Totalmente metido en la mente revolucionaria del Che. Solo por esto ya merece ser vista.
Pero no me quiero olvidar del buen trabajo de Demián Bichir como Fidel Castro. Se puede decir que da el pego y algo mas. Las escenas entre los dos son de lo mejor de la película.
En resumen una primera parte que me ha dejado muy buena impresión, y que va mas allá del espíritu revolucionario estampado en la camiseta de cualquier individuo de hoy en día.
Deseando ver la segunda parte y final, pero tampoco es una prioridad.
[Leer más +]
14 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo