arrow
8
De lobo a leñador en 12 años (7.8)
Arriesgada, meditada y sincera reflexión sobre la pederastia desde un punto de vista interesantísimo: el de un violador arrepentido que se sabe enfermo y quiere curarse a toda costa, pero al que le resulta casi imposible frenar sus impulsos sexuales.
Nunca sabremos lo que le hizo a aquellas chicas, pero sí veremos el comienzo de una posible recuperación. ¿Será capaz de superarlo todo y de controlarse? Sólo el tiempo lo dirá.

Lo que más destaca es el guión, sobre todo la estupenda construcción del personaje protagonista. Kevin Bacon lo interpreta bien. Se limita a poner cara seria la mayor parte del tiempo, pero en los momentos clave le vemos contener las lágrimas y la rabia de forma sobrecogedora.
La música es sofisticada y adecuada. También la fotografía.

"¿Qué considero yo ser normal? Ser normal es poder ver a un niña, acercarme, hablarle, y no pensar en... Eso considero normal."
[Leer más +]
39 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una autocritica EXCELENTE
Es una pelicula para recomendar. Se ve claramente un mensaje de autocritica y desesperación por remediar los errores cometidos en el pasado. La actuación de Kevin Bacon IMPECABLE.
El horror de la pedofilia desde un pinto de vista diferente.
[Leer más +]
19 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
"Ya me siento bien"
Interesante película que plantea el tema de los abusos a menores tratados con una dignidad respetuosa. Lo primero a destacar es la sobriedad del guión y la interpretación de Kevin Bacon. La trama esta en ese difícil y doloroso proceso de "conversión", de alguien que quiere ser normal y sentirse bien. El amor que luego surge con su compañera de trabajo y la paciencia de ella influyen positivamente en ese proceso. Una de las escenas más conmovedoras es sin duda la que mantiene con la niña de los pajaros. Es de una sensibilidad muy conseguida y supone el último empujon para la curación del protagonista.
La banda sonora falta en momentos en que haría falta y sobra en otros, aunque se trata de una banda sonora poco convincente.
Es una pelicula que reflexiona sobre la esperanza y el amor y la superación personal.
[Leer más +]
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Serías capaz de simpatizar con un pederasta? Ponte a prueba.
Una de las películas que más me ha impactado en los últimos tiempos. Principalmente porque trata un tema incómodo, molesto, turbio, como es la pederastia, y lo hace desde el punto de vista del propio pederasta, una figura que socialmente es algo así como un apestado, y que sin embargo, como esta cinta nos recuerda, es también una persona y, como todas las personas, siente, sufre y padece.

Para empezar decir que alabo la valentía y el arrojo del director, Nicole Kassell, por afrontar este difícil reto, pero si cabe aún mayor es mi admiración por Kevin Bacon por atreverse a meterse en la pìel de un personaje tan abominable socialmente, tan tortuoso, tan enfermo y tan desesperado. Supongo que tuvo que ser duro para él interpretar a este sujeto, a pesar de lo apasionante del desafío como actor.

De todos los personajes secundarios el que cuesta más entender es el de la novia del pederasta, interpretada por Kyra Sedgwick, famosa por ser la protagonista de la exitosa serie de televisión “The Closer”, y que además es la mujer de Bacon en la vida real. Yo puedo comprender que una tía tenga una relación con un pederasta sin saber que lo es y que incluso cuando lo descubra, si está muy enamorada o es muy dependiente, pueda continuar con la relación. Pero lo que ya me cuesta mucho más creer es que alguien se embarque en una historia amorosa con un individuo que es pública y notoriamente exconvicto por abusar de niños. El suyo es un personaje un tanto anómalo por cuanto es difícil asumir y entender sus razones y su conducta.

La película es durísima, ya lo he dicho. Y te hace sentir muy mal casi todo el tiempo, sobre todo porque consigue que simpatices con el personaje del abusador, que busca desesperadamente su curación y su redención. Kassell consigue que lo veas no como un peligro social sino como una persona enferma que sufre, que se odia a sí misma y que lucha constantemente contra unos impulsos que a él mismo le repugnan. Es una peli para pensar mucho y desde luego no es para pasar un buen rato.

Hay muchísimas escenas superfuertes, pero si tuviera que destacar una por la tremenda tensión del momento sería cuando el personaje de Bacon le pregunta a una niña en el parque: "Te sentarías en mis rodillas?" El desenlace de la escena, que por supuesto no contaré, es sencillamente demoledor.
[Leer más +]
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Valiente, muy valiente... y más dura de lo que parece.
Cuando termines de ver esta película, te encontrarás en una disyuntiva dolorosamente real: no sabrás si compadecer u odiar al personaje. Walter es un ser despreciable, repulsivo;a su vez, es un luchador: combate incesante contra sus propios intintos enfermizos. Porque su deseo es cambiar. Y así, paga los errores pasados (imperdonables incluso para sí mismo), a través del autodesprecio, del control de su vida por parte de las autoridades vigilantes y del rechazo de todo aquel que le rodea y descubre su "otra vida".

Es imposible describir una película como esta. Delicada en lo imposible. Valiente, muy valiente. Y dolorosa. Más de lo que en principio puedes interpretar tras su primer visionado. Al concluirla, un fino poso de dolor se instaura en tu alma y es difícil evadirlo de tu conciencia.

Es infinitamente profunda, tan profunda que no es necesario que se descubran los detalles más escabrosos de su pasado para comprender la totalidad del sentido del filme. No es necesario ahondar en lo que ni tan siquiera el protagonista es capaz de volver a sumergirse.

La pregunta es: ¿Es posible que un enfermo sea capaz de analizar su mal desde un punto de vista externalizado? Tal vez sea posible, o tal vez sea en ese preciso punto donde la trama peque de inocente. No obstante, bajo ese frío, esa soledad que envuelve a Walter, un chillido rasga el viento en aparente calma: el grito de su conciencia. Y todos, su siquiatra, el sargento que le visita, sus compañeros de trabajo, el marido de su hermana (único confidente), todos ejercen una presión demencial sobre su atormentada alma.

Salir adelante de algo así es imposible. Y es perfectamente aceptable que jamás, jamás pueda un hombre ser perdonado por tales actos ante la sociedad. Sin embargo, sentí compasión. Es realmente triste comprobar que, en esta vida, uno no puede huir de sí mismo: esa debe resultar la mayor de las condenas. Si es que sienten remordimientos de algún tipo, algo que esta película defiende con mucha valentía. No sé si con acierto.
Una visión distinta. Una cinta magistral. Pero por la temática, muchos la odiarán.

Mención aparte merece su montaje: una obra de arte, pura poesía visual, realmente triste. Y su banda sonora: de esas veces que capta tu atención más allá de las voces y adquiere una significación real. Por último, Kevin Bacon realiza el mejor papel de toda su carrera. Frío y apático, repugnante y conmovedor.
[Leer más +]
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
BACON CON HUEVOS
Un par es lo que tiene el señor Kevin Bacon, para mí, uno de los mejores actores de su generación, para embarcarse en este relato de moralidad indefinida, donde por primera vez se nos presenta la figura del pederasta no como monstruo desalmado, sino como enfermo patológico. Que nadie piense que esto en absoluto justifica acto alguno contra la infancia, o trata de despertar simpatía hacia el criminal sexual tipo: "pobrecillo, no controla sus impulsos..." No. El mismo protagonista se odia a sí mismo, pero nosotros le acompañamos por el difícil sendero de la represión, ya que la rehabilitación es imposible, su condición le es inherente y lo más que puede conseguir es reconducir dichos impulsos, joderse y aguantarse.

La cuestión se nos plantea como una buena persona, insisto, no un retrato universal del pederasta, con una irrefrenable adicción contra la que lucha. Él sabe que está mal e intenta por todos los medios llevar una vida normalizada con trabajo estable y novia (su esposa en la vida real, la magnífica Kyra Sedgwick) a pesar del acoso del agente de la ley interpretado por Mos Def y las tentaciones cotidianas. Una lucha contra sí mismo que sólo la empatía, el ver a los niños como personas inocentes a las que si da rienda suelta puede dejar traumatizadas, como él mismo quedó para toda la vida, puede llevarle a la redención.

Un duro drama de tema polémico, que puede revolver en sus asientos a los espectadores más conservadores, a los que recomiendo que dejen aparte prejuicios y sentencias; vale la pena por la valentía de una propuesta que no es ninguna apología de la pederastia, su entereza narrativa y sobretodo la excelente interpretación del señor Bacon.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Interpretación de Oscar
Muy buena película que trata el tema de la pederastia desde un enfoque totalmente diferente al habitual. Gran crítica a una sociedad llena de enfermos, entre los que el protagonista de la historia quiere reinsertarse.
Inigualable trabajo de Kevin Bacon, donde vuelve a demostrar su gusto por los personajes extremos.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Humanizando a los pederastas
Si el cine ya ha humanizado a asesinos, mafiosos, ladrones, violadores, terroristas y demás congéneres del lado oscuro, ¿por qué no a un pederasta?
El punto de vista habitual ha sido el de la víctima con el drama de fondo ("Sleepers", "Celebración" o telefilmes al uso) o en su vertiente cómica-morbosa-desagradable capaz de arrancar una carcajada: "Palíndromos", "Happiness", el gag con el cura de "Scary movie 3" y especial mención para algunos episodios de “South Park”. En uno de ellos, el profesor Garrison tenía un trauma infantil no superado ya que su padre no abusó sexualmente de él cuando era pequeño y cuarenta años después le propone a su padre que lo viole en la oscuridad de su dormitorio ¡¿?!

Nicole Kassell lo tiene claro desde el principio. La mejor manera de empezar a humanizar a un pederasta y que el espectador se “solidarice” con su causa es una: quiere curarse y reintegrarse en la sociedad que lo repudia. Si se le añaden algunos elementos para convertirle en víctima mejor: una hermana que no le puede ni ver, un cuñado que le tiene a prueba y le mataría si le hiciese algo a su hija, un policía que le sigue los pasos y le trata como una escoria, problemas en el entorno laboral ante un posible descubrimiento de su pasado y un nuevo amor en forma esperanza y compresión.

Aunque lo mejor de “El leñador”, aparte de la interpretación de Kevin Bacon basada en la contención, es ese triángulo que se estable entre Caperucita Roja, el Lobo y el Leñador. También en plantear al espectador la posibilidad de perdonar a un pederasta, más bien a “este” Lobo con aspiraciones de Leñador.
Aunque se me plantea una pregunta: ¿todos los personajes de “El leñador” han sido violados por padres o familiares? ¿O era necesario para que “cuele” la historia sobre la redención de un pervertido criminal?
[Leer más +]
23 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Genial Película independiente Americana
Grandioso film sobre los inolvidables cargos de conciencia y fantasmas del pasado, sobre la gentileza y acercamiento hacia el otro, sobre el odio, rechazo y el no perdón.
Muy buen guión y la mejor actuación que he visto de Kevin Bacon en mi vida (sin dejar de mencionar a Kyra Sedwick); imprescindible escena de Walter y Robin, y una solidez en la trama que realmente es recomendable.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Cine de la reflexión
No parece empresa fácil abordar el tema delicado de la pederastia. Y menos haciéndolo desde el punto de vista del propio pederasta intentando buscar el lado humano de este personaje enfermo. Nicole Kassell realiza un film sobrio, correcto y con buenas interpretaciones, Kevin Bacon en primer lugar claro está. Casi toda la acción entra en el terreno de la credibilidad aunque haya cabos flojos repartidos por allí ( el personaje de la secretaria de color no se llega a entender, algún que otro diálogo... ) Pero en conjunto es un film interesante que sin caer en tópicos provoca la reflexión seria sobre el tema y es en gran medida honesto.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Mirando el montón de leña
Según quien mire puede ver solo troncos juntos o material para hacer una casa.
Esta historia presenta de forma cruda y directa un tema tan espinoso como la vida de un pederasta. No digo realista ya que lo desconozco.
Muchas obras se han esforzado en pintarnos a los malos como si fueran buenos. Ya puede ser un asesino como en "Leon el profesional" o un nazi como en "La lista de Schindler".
Aquí tenemos una vuelta más de tuerca.
El verdugo pasa a ser la víctima pero durante todo el metraje no dejan de mandarte el mensaje de que sigue siendo un verdugo aunque le pese.
Un intento de reinserción al contrario irónicamente que en el cine, puede quedarse solo en eso, un intento.
Una obra seria que mantiene en tensión en parte a la excelente actuación del amigo Bacon ( no lo hubiera dicho nunca excepto en "homicidio en primer grado").
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Drama muy recomendable.
Drama en el que se toca el tema tan jodido del abuso de niños/as. Buenísima interpretación de Kevin Bacon (no he visto los demás nominados a los Golden Globes, pero creo que este debería tener premio, incluso una nominación al Oscar), que encarna a un recluso por abusos recién salido de la cárcel. La historia muestra cómo se va adaptando a la sociedad llevando su cruz encima y la forma cómo afronta su problema desde un punto de vista positivo (vamos, de querer curarse). El resto de las interpretaciones son pasables y ni le dan ni le quitan, a excepción de la niña abordada por Bacon, que aunque en un papel muy pequeño sí que emociona. La película está muy bien rodada y montada, con una gran fotografía basada en la sencillez de la realidad. La banda sonora, muy suave, pero que apoya el total aportando dramatismo en muchos momentos. Muy recomendable.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
"No soy un monstruo"
Desconocida película que descubrí por casualidad y de lo cual me alegro mucho, ya que me ha gustado muchísimo y me ha llegado al alma. Con un look totalmente independiente, con una realizadora totalmente nobel, con un maravilloso actor que siempre me ha hecho disfrutar con sus actuaciones, como es Kevin Bacon, la película merecía tener más reconocimiento. El propio Bacon produce el film y propuso a la cantante de soul Eve para el papel de secretaria en la empresa para la que trabaja su personaje tras salir de prisión. También dio la oportunidad de lucirse a su mujer en la vida real, la actriz Kyra Sedgwick, quién está realmente perfecta como novia del pedófilo arrepentido. Sedgwick me parece una actriz infravalorada, competente y discreta. Mos Def está correcto en su papel de policía local, Benjamin Bratt me ha sorprendido gratamente, demostrándome que puede ser un buen actor si se lo propone, y vemos en un papel secundario a Carlos León, ex pareja de Madonna y padre de su hija mayor, en su debut como actor interpretando a uno de los compañeros de trabajo de Bacon. Película sín grandes alardes, valiente a la hora de tratar un tema tan peliagudo y, por desgracia, tan a la orden del día en nuestra sociedad actual. Bravo por Bacon.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
¿Quieres sentarte en mis rodillas?
Como en la mayoría de los trabajos de Kevin Bacon lo borda, no resulta nada fácil interpretar a un pederasta, pues de ante mano la gente ya tiene su imagen preconcebida y está con los puños preparados para que te caiga mal, sin embargo es todo lo contrario a lo que ocurre en el film, consigue que su protagonista nos llegue a dar pena y vivamos su angustia al mono (sexual) que vive.
Para curarse que mejor que revivir su trastorno frente a un colegio, viendo diariamente a lo que hubiese sido sus victimas en otros tiempos.
Mi escena prefería es la conversación con la niña en el Bosque, impresionante la narración de la chiquilla frente a Bacon, contándole su historia, pone los bellos de punta de solo recordarla, lo peor unas escenas eliminadas que sí recuperamos en DVD, la conversación con la niña más larga y dando otro giro final a la historia aclarándonos mejor cual va a ser la solución que tomara la chiquilla, dejándonos más claro el final.
Algo que me dejo a mi apagado pues no lo dejaban claro del todo.
En definitiva un peliculón con una historia muy atrevida, magistralmente narrada y pues en escena colosal.



PD: UN SOBRESALIENTE al film y a KEVIN BACON
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Alta tensión
En un marco de alta tensión, de refinado y morboso suspense, esta película dirigida por una mujer se atreve a entrar de lleno en aspectos de la pederastia nunca antes vistos: el candor con que un niño o una niña pueden entrar en la seducción sin violencia de un adulto, la belleza posible de ese encuentro terrible en el que se perderá la inocencia para entrar de lleno en el infierno de un placer inconfesable; la perspectiva también se da cuando una mujer habla de una infancia acosada por sus hermanos, e incluso una bellísima niña de 11 años a punto de 12, en la incómoda situación de recibir abusos en casa... en un contexto donde se difuminan el gozo y el rechazo. El abuso de un adulto que no ejerce violencia física, pero utiliza como nadie la seducción de alguien poderosamente encantador.

Un tema complejísimo tratado con enorme delicadeza y a la vez sin tapujos, aprovechando bastantes ángulos, como ese tan espantoso en el que alguien por despecho puede lanzarse a la yugular del "eterno" culpable destruyéndole socialmente.

También la hipocresía de un mundo masculino que se hace agua la boca ante las ligeras faldas de las preadolescentes. Muchos temas en hora y media tratados con la precisión de un guión muy cinematográfico, con pocos diálogos, brillantes y eficaces imágenes, surgidos de una obra de teatro.

Kevin Bacon está magistral: expresa admirablemente el dolor, la soledad, el deseo compulsivo, la capacidad de seducción y la felicidad ante el manjar prohibido. Kyra Sedgwick es la atractiva mujer capaz de comprenderle porque ha sabido estar del "otro lado". Y la gran sorpresa: Mos Def, el muchacho barriobajero tan divertido de 16 calles, en el papel de un policía al que se le adivina tanta sensibilidad como implacable violencia.

Además, para los amantes de Lolita (1955), la obra maestra de Nabokov (San Petersburgo, Rusia 1899-1977 Montreux, Suiza), la escena capital de la película es un homenaje muy evidente a la novela: se reconoce con precisión el juego de irresistible seducción entre el profesor y la niña.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Execrables pederastas.
No hay nada más execrable en este mundo que la pedofilia, al menos para el que suscribe, y no sólo porque es una aberración reprochable jurídica y penalmente, sino por el dolor que causa a sus víctimas, no sólo a las que asesinan para evitar su justo castigo, sino sobre todo a las que sobreviven a sus abusos que siguen padeciendo durante toda su vida las secuelas psíquicas, morales y sociales que los abusos a los que son sometidos cuando eran niños indefensos les inducen. Y no sólo incluyo a terceros, también y sobre todo a los padres y familiares más cercanos y a los sacerdotes a los que cada día se destapan más las acusaciones de pedofilía con menores que estaban a su cargo para que cuidaran de sus almas por todo el mundo, y a lo que debe poner freno la Iglesia católica si no quiere ver sus Iglesias y sus bolsillos, que es lo que más les duele, vacíos.

Nicole Kassell cuenta con dos actores con los que ha trabajado asiduamente y a los que conoce perfectamente, como Kyra Sedgwick en la serie "The closer" y sobre todo con Kevin Bacon en la serie "The following" partiendo de un pederasta que es puesto en libertad tras cumplir condena de doce años por los abusos a varias niñas, abusos que acertadamente no nos muestran a lo largo de la cinta, y que lucha denodadamente consigo mismo para no ser uno más del porcentaje de reincidentes, desgraciadamente muy elevado y que pone muy en duda su reinserción social cuando cumplen sus condenas, condenas que sus víctimas cumplen durante todas sus vidas.

Película muy estimable con una gran actuación de Bacon, que se reivindica a mis ojos como actor de cierto peso en este drama que desgraciadamente siempre está de actualidad ante los repetidos ataques de estos execrables depredadores sexuales, cuyo número aumenta dentro de una sociedad enferma cuando los que más deberían dar ejemplo son sus principales protagonistas.

Mi nota, un 6.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Alicia en el país de las... ¿maravillas?
Vi esta película recientemente y me gustó. Es algo parsimoniosa pero muy interesante y nada maniquea, lo cual se agradece, porque el personaje de Kevin Bacon (que está estupendo) es un pederasta que sale de la cárcel e intenta reinsertarse en la sociedad; lo que hubiera llevado a una demonización inmediata si se tratara de cualquier otra película.

No cuenta demasiado, pero lo hace con convicción; las dudas de este hombre, su relación con una compañera de trabajo, la vigilancia de un policía encargado de seguirle la pista por si las moscas..., y el inicio de una quizá inquietante (para el espectador) relación de amistad con una niña.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Es dificil reinsertarse
Una dura visión de alguien que quiere reinsertarse en la sociedad después de haber cometido uno de los peores delitos, la pederástia. Buena película con una interpretación muy buena por parte de Kevin Bacon.

Conserva momentos de angustia y te mantiene atrapado durante toda la película. Recomendable, no te arrepentirás.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
En la cuerda floja
Ésta es de esas películas que injustamente suelen pasar desapercibidas en la cartelera. La principal virtud de la cinta es que no sale jamás de los límites de su modestia. Es lo que es y no lo que pretenden otras. Enorme Kevin Bacon, uno de los actores más regularmente buenos de los últimos diez años. Y no me olvido de la infravalorada Kyra Sedgwick.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una grata sorpresa
Me ha sorprendido para bien y me extraña la poca repercusión que ha tenido tocando el tema que toca y siendo una película bastante notable. Exceptuando el final la película me parece una muy correcta aproximación al tema de la pederastia desde el punto de vista del personaje, sin caer excesivamente en blancos (quizás un poco al final) y negros tan normales en estos asuntos. Sensacional el retrato de un Kevin Bacon intentando pasar desapercibido en su entorno a la vez que se siente constantemente señalado, repudiado y marginado en escenas como la primera aparición del policía (genial) o la de la mesa, jugando con fuego para probar el estado de su "enfermedad".
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo