arrow
5
NO QUIERO ESTROPEARTE EL PEINADO
Peculiar largometraje desconocido para la gran mayoría del público que recrea el ambiente del Brooklyn de los años cincuenta y concretamente en un pequeño cuarteto de pandilleros de calle que lucen sus peinados engominados y más brillantes que sus chaquetas negras. Entre ellos se encuentran Perry King (que interpretaría un atormentado profesor de música en la salvaje película de culto “Curso 1984” de Mark L. Lester y un Sylvester Stallone post-porno y a punto de dar el salto en “Rocky”).

El argumento es lo de menos ya que el film muestra las correrías de éste grupo de chavales y su limitado espacio callejero en que se contonean en broma con las chicas que pasan a su lado, hacen trampas al billar para cabrear a miembros de bandas rivales o se enamoran a la llegada de la chica nueva del instituto si es que no han caído antes en la trampa de haber dejado preñada a sus novias y se ven obligados a comprar el anillo de bodas sin saber decir que no.

Todo lo que se respira en éste largometraje codirigido por Martin Davidson y Stephen Verona titulado originalmente como “The Lords of Flatbush” es como “Grease” pero sin música. Y es que toda comparación es inevitable con el musical de Randall Kleiser pero aquí se otorga el anticipo de haberse estrenado unos años antes que el éxito que llevó a Olivia Newton-John y John Travolta a ser la pareja de moda. Pero aquí no hay ambición, ni parejitas y las canciones solo suenan de fondo. Como un suspiro nostálgico de una película que pasa tan desapercibida incluso con la presencia de un Stallone que aún no se hacía a la idea del futuro que le esperaba.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Vaidcritoaran
Ejemplar cine de rebeldes de bajo presupuesto, actores jovenes aun sin descubrir, realizando papeles adecuados, una buena muestra de que el cine de bajo presupuesto es muy bueno.
[Leer más +]
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo