arrow
5
Soso western
Es un western muy mundano, muy plano, que no aporta absolutamente nada y que incluso da la sensación de que sobra. Su reparto no está mal (Hamilton Morris, Bryan Brown… e incluso aparece Sam Neill) y cuenta con algún gag simpático, pero su desarrollo es de cajón. Apenas hay sorpresas en el guión y la historia paralela del crío pequeño no termina de encajar al cien por cien.

Tampoco ayuda el montaje, que destripa en algunas ocasiones las mínimas sorpresas que podría darnos la historia, utilizando erróneamente flashbacks que buscan volver un poco loco al espectador. Vamos, que no levanta grandes pasiones.

Más en: https://alquimistacinefilo.wordpress.com/
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
6
Colonialismo y poder
Inspirada en una historia real sucedida e Australia e 1929, este western con el tema del racismo por medio, utiliza el paisaje como un actor más y consigue transmitir, al menos por momentos, con fuerza el dramatismo de las situaciones.
Sin embargo no acaba de cuajar del todo, ya que las situaciones son predecibles.
El colonialismo y el poder son los dos grandes temas del film.
El titulo obedece tanto al asombro del personaje ante la belleza del paisaje, como al lamento final de otro: “¿Qué será de este país?”.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
6
La bondad y la verdad son presas propicias de la violencia
Western australiano que transcurre por los territorios del verismo, enmarcado en una fotografía espectacular y unos paisajes agrestes o acogedores según quien los transite.
Hace cerca de un siglo la mayoría de los granjeros blancos de nuestras antípodas, al igual que los americanos, poseían caballos, vacas y negros sin deferenciar demasiado su valor. Con el agravante además de que los tipos "civilizados" habían sometido, esquilmado y esclavizado las tierras de Oceanía y a sus nativos. Ni siquiera se tuvieron que molestar en comprarlos o en ir a cazarlos a África. En este deshumanizado panorama transcurre la odisea de Sam Kelly, un sensato e íntegro aborígen que se ve obligado a defenderse de un colono borracho y desalmado.
La jauría de los racistas y los funcionarios corruptos abogan por su muerte inmediata, pero un jurista defensor de los derechos de los individuos consigue llevarle a juicio para que argumente en su defensa.

Warwick Thornton, nacido en Alice Springs (Australia) hace 47 años, es un defensor de la cultura de sus ancestros y aunque ama a su tierra de ahí el título (Sweet Country) no duda de que el mayor peligro vendrá de algunos de sus habitadores, de ahí el lamento del predicador: ¿Que será de este país?
Aunque lo que se cuenta tuvo lugar en el primer tercio del siglo XX, los comportamientos de unos y otros son extrapolables a nuestros días. Y es que la pobreza, ignorancia, abuso, injusticia y falta de escrúpulos siguen dañando la convivencia de los seres humanos. Y el esclavismo, que escondía algunas raicillas, ha rebrotado de forma violenta disfrazado con fórmulas que huelen a vaselina y neologismos hipnotizadores.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Ver críticas con texto completo