arrow
8
Talento y redención
Extraña y excelente película del gran director Frank Borzage que consigue mantener el equilibrio perfecto entre el drama carcelario, la película de aventuras, el melodrama más desaforado y el mensaje espiritual más o menos conservador, consiguiendo que todo case a la perfección, que ningún elemento anule a los otros y que su evidente moralismo no arruine el conjunto si no que incluso lo complemente y engrandezca.
La mítica pareja Gable/Crawford están formidables en papeles realmente difíciles y sobre todo Joan Crawford consigue hacer creible un rol alejado del habitual glamour que la caracterizaba. El resto de interpretes también brillan a gran altura, con mención especial para Albert Dekker y Peter Lorre en un nuevo villano que añadir a su memorable filmografía. Si a esto añadimos algunos apuntes de una sorprendente ambiguedad y modernidad (el agnosticismo de Gable, la amistad entre dos de los reclusos fugados, que algún personaje consiga sus fines de libertad pese a ser un terrible criminal, etc...) nos da una idea del gran interés y modernidad de esta extraordinaria película que podría haber sido una gran obra maestra de no haber intervenido la censura para suavizar algunos apuntes religiosos, éticos y morales que no sentaron nada bien en su momento.
A pesar de todo "Extraño cargamento", película rara y bastante desconocida, supone un descubrimiento reivindicable, y una nueva muestra del inmenso talento de Borzage para el cine de los sentimientos (que no de los sentimentalismos), su dominio de los recuros del melodrama y su capacidad para sacar lo mejor de sus actores.
Sin duda alguna una película más que recomendable.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Magnífica.
Cuando leí la reseña, pensé que sería una película de aventuras. Nada más lejos de la realidad. Con una trama por lo demás curiosa, y una manera de llevarlo también curiosa (atención a la escena de Julie y el cuchillo), si bien Clark Gable y Joan Crawford están estupendos, el que se roba la pantalla es sin duda (al menos para mí) un Ian Hunter que supo encarnar a ese personaje llamado Cambreau, tan misterioso y enigmático, fuerte e irresistible (que no se mal entienda), pero sobre todo, amable y de buen corazón. No creo que vuelva a ver alguna actuación así. Mis respetos para él.
Simplemente magnífica.
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
DRAMA Y ROMANCE
Trepidante aventura de argumento sólido, muy serio, ambicioso y de brío enorme que no alcanza en el celuloide mayor nivel porque el guión no es capaz de imprimir todo el vigor que el relato contiene y que la acción requiere.
Junto a esos factores desfavorables, la película exhibe una fotografía magnífica con imágenes de fuerte impacto visual y consigue escenas que describen las situaciones con gran realismo, tanto en su vertiente física como en la psicológica.
También la interpretación de los protagonistas es excelente de tal modo que C. Gable y J. Crawford proporcionan valor añadido a una cinta a un tiempo romántica y dramática.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Un cargamento de arte…
Quisiera poner énfasis en la mirada que escudriña casi todo el metraje, personificada en Ian Hunter, para acompañar el desarrollo, en plan de escollo, para devolver al alma humana a su prístino origen, la bondad. Y ahí, en la mirada, en el primer plano, es donde el fotograma se engrandece (en virtud de las emociones que se van cristalizando en cada uno de los personajes) hasta conseguir un crisol fantástico de lecciones humanas. Borzage es un maestro abordando el papel teológico en la trama y su dirección es ineludiblemente sensible. Todos los intérpretes están soberbios, Gable tiene algún momento verdaderamente estelar (esa mirada y monólogo final se clava en la retina del espectador); por su parte, Crawford está cautivadora.
Como “Un extraño en el paraíso del cine” podría catalogarse a este film de aventuras que aglutina la fuerza narrativa, la etérea materialización y el entretenimiento más cercano para encandilar la negrura y la tempestad de cualquier día gris de nuestras vidas. Para eso está el cine, para aun en blanco y negro, dar color. Un saludo.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo