arrow
6
¿Borracho yo? Tu ru ru
El creador de la famosa serie "Celia" y el de unos cuantos spaguetti western se juntan para contarnos lo que pasó el día que la mafia se aventuró a chanchullear en el viejo oeste. Un pueblo del más salvaje oeste americano, de esos en los que hay sheriff, saloon, y tipos intercambiando disparos a la más mínima oportunidad se ve indefenso ante unos tipos que al más puro estilo Al Capone, se lucran con el cobro de extorsiones a los pobres ganaderos del pueblo.

Eso sirve como punto de partida para una historia en la que se ve como los pobres e indefensos habitantes del pueblo se enfrentan, cuales habitantes de Fuenteovejuna, al poderoso. En un primer momento recurrirán al valiente sherif del pueblo, después a un convicto con cuentas pendientes con los mafiosos; pero al final se darán cuenta de que sus mejores armas son estar unidos y las agallas de un pobre borracho al que todos llaman Brandy.

La película supone un interesante spaguetti western que trata de aleccionarnos sobre el famoso dicho de la unión hace la fuerza. Para ello, se sirve de un guión sencillo pero sin altibajos y un buen cuidado de aspectos como la fotografía o el vestuario. Su mayor virtud, la moraleja final. Su mayor defecto, los estereotipados que resultan algunos de sus personajes.

En cuanto a los intérpretes, decir que a pesar de ser en su mayoría grandes desconocidos, cumplen con mérito su trabajo.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Infierno de valientes
"Brandy" es un caso típico de un film absoluta y escandalosamente infravalorado, por ser español, por ser del Oeste, y, mejor aún, por ser una película española del Oeste, hecha en unos años en los que la proliferación de "westerns" españoles, en todo o en parte, era inversamente proporcional a su aprecio y valoración críticas...Lo cierto es que aquí el mundo del Oeste se muestra con una gran naturalidad, y, para ser el primer film de largo metraje dirigido por José Luis Borau, éste hizo una gran labor de dirección, más propia de un cineasta veterano y curtido en el género que de un novato.

Por supuesto, se aprecia el influjo de "Río Bravo" (Rio Bravo, 1959), de Howard Hawks, pero el argumento de José Mallorquí, y el guión del propio Borau, hacen que la historia parezca distinta y sea distinta, y que "Brandy" tenga una personalidad propia. Por ejemplo, aunque Maite Blasco se parezca físicamente a Angie Dickinson, su personaje también es diferente. En cuanto al estadounidense Alex Nicol, que fue actor y director de cine, su papel de Brandy, el borracho protagonista, tampoco tiene mucho que ver con el personaje de Dean Martin en el film de Hawks, y es impresionante su modestia, su valor y su presencia física. Jorge Rigaud está muy bien en su papel de villano, y Antonio Casas también desempeña muy bien su papel de "sheriff".
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo