arrow
"Una de las sorpresas cinematográficas de 2000 (...) el cineasta británico invita al espectador a la agitación y crea un thriller que se ayuda de un diabólico guión para desarrollar una trama que se mueve hacia atrás en el tiempo."
[Diario El País]
*Los derechos de propiedad intelectual de las críticas corresponden a los mencionados críticos y/o medios de comunicación.