arrow

Los jueves, milagro (1957)

Los jueves, milagro
Trailer
7,3
4.053
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Fontecilla, un pueblo que vivió tiempos de esplendor gracias a la fama de su balneario, sobrevive a duras penas gracias al campo y a un limitadísimo turismo que apenas deja beneficios; ni siquiera el tren para ya en la estación. Don Ramón, el dueño del balneario, harto de su escasa y poco aristocrática clientela, en connivencia con el alcalde, el maestro, el barbero, el dueño del hotel y don José, un acaudalado propietario, urde un plan: organizar una "aparición mariana", como la de Lourdes, que atraiga al turismo y a los devotos. Cuando se dan cuenta del extraordinario parecido que hay entre Don José y una vieja talla de San Dimas, el buen ladrón, el problema queda resuelto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Los jueves, milagro
Duración
85 min.
Guion
Luis García Berlanga, José Luis Colina (Argumento: Luis García Berlanga)
Música
Franco Ferrara
Fotografía
Francisco Sempere (B&W)
Productora
Coproducción España-Italia; Ariel P.C. / Domiziana Internazionale Cinematografica
Género
Comedia Fantástico Sátira Vida rural Religión
"Otra brillante sátira de Berlanga sobre alguna peculiaridades de la sociedad española del momento. El genial Pepe Isbert vuelve a estar una vez más realmente impresionante"
[Diario El País]
7
El milagro de San Dimas Isbert
Berlanga es Berlanga, y aunque esta película no llega a la altura de El Verdugo, Bienvenido Mr. Marshall o Placido es un entretenimiento de primer orden.

La trama, para mi muy atrevida para su época, trata de que las autoridades de un pequeño pueblo en claro declive deciden simular una aparición de un santo, que deciden por el parecido de una imagen de la iglesia con José Isbert, que sea San Dimas, para que el pueblo vuelva a respirar prosperidad atrayendo a su balneario a los creyentes.

Tiene una primera hora fantástica, pero con la aparición del actor americano Richard Basehart en escena decae bastante, ya que este no parece tomarse muy en serio la película y además está muy fuera de la orbita de los demás personajes.

Aún así José Isbert está fenomenal y no digamos nada del siempre genial Manuel Alexandre, su personaje es corto pero siempre que sale da gustó disfrutar de su actuación. Los demás personajes más que correctos.

Supongo que esta película estuvo en manos de la censura de la época, y quizá tuvo que recatarse bastante Berlanga para poder estrenarla. Aún así una gran crítica social de la época que retrata esa ferviente religiosidad que se inculcaba al ciudadano medio.

Como curiosidad decir que en los créditos sale un tal Luisito Varela, que no es otro que Don Luís Varela de niño, ese gran actor de comedia, triunfador más en teatro que en cine y televisión, que ha alcanzado bastante fama hoy en día haciendo del jefe de Camera de Café, es curioso verle. Otro tema que llama la atención es que en esta película sale un José Luís López Vázquez diferente, y es chocante que habla normal, todavía no había utilizado esa voz característica que ha adornado su carrera, que a mi personalmente me pone malo.

Dignísimo entretenimiento, si tenéis un rato disfrutar de ella.
[Leer más +]
37 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Los seis dones
Quinto largo de Berlanga y último de su primera etapa. Escrito por Berlanga y José Luis Colina, desarrolla un argumento original de Berlanga. Se rueda en exteriores de Alhama de Aragón (Zaragoza) y en los platós de Estudios Chamartín (Madrid). Obtiene una mención de honor en el Festival Internacional de Valladolid. Producido por Enrique Balader, se proyecta en público por primera vez el 22-VIII-1957.

La acción dramática tiene lugar, a lo largo de poco más de una semana, en Fuentecilla, pequeño pueblo aislado (el tren nunca para en la estación), con un antiguo balneario de aguas termales con propiedades curativas reconocido en el pasado, pero caído actualmente en el olvido. Seis amigos, que componen las fuerzas vivas de la localidad, deciden representar un milagro para promocionar el turismo, la actividad económica en el lugar y sus propios intereses. Forman el grupo el alcalde (don Antonio), el maestro (don Salvador), el médico (don Manuel), el farmacéutico (don Evaristo), el propietario del balneario (don Ramón) y un propietario agrícola (don José).

El film suma comedia y cine fantástico. Presenta una jocosa sátira social de la España de mediados de los años 50. Se burla del papanatismo y el borreguismo que informan el fervor religioso de la gente sencilla, crédula y manipulada. Se burla de la omnipresencia de la religión en el mundo civil y de su enorme capacidad de influencia. Se burla de la utilización de la religión como instrumento de poder. Se burla de la cultura tramposa, pícara y oportunista de las fuerzas vivas. Se burla del egoísmo y del drástico individualismo de las mismas. Se burla de la estrechez de miras que las guía: no buscan la promoción de los intereses del pueblo, sino la satisfacción de su codicia, su beneficio particular inmediato. Como parte de la sátira expone la pobreza intelectual de las lecciones que se imparten en la escuela, los contenidos absurdos de las mismas y la presencia reiterada del recurso a los castigos físicos como incentivo docente. Pone de manifiesto la dificultad de comunicación entre personas y grupos sociales, de acuerdo con una de las constantes del realizador. Su conocida misantropía explicaría la exclusión de la mujer de todo papel relevante y protagonista.

La primera etapa de la filmografía de Berlanga, a la que pertenece el film, se caracteriza por la influencia que acusa de René Claire, Franz Carpa y del neorrealismo italiano. Es ésta una de las comedias más logradas del realizador, pese a los problemas que tuvo con la censura y las interferencias que sufrió de organizaciones religiosas. La obra está impregnada de ironía, ternura, crítica aguda y humor negro. Su estreno constituyó un fracaso de taquilla.
[Leer más +]
33 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil