arrow

UTU (1983)

UTU
Trailer
6,4
43
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En Nueva Zelanda, hacia 1860, el pueblo nativo Maorí combatió a los británicos colonialistas para intentar conservar sus tierras amenazadas. Un guerrero, Te Wheke, combatirá por los británicos hasta que es traicionado, buscando entonces "utu", venganza. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Nueva Zelanda Nueva Zelanda
Título original:
UTU
Duración
118 min.
Guion
Geoff Murphy, Keith Aberdein
Música
John Charles
Fotografía
Graeme Cowley
Productora
Glitteron
Género
Aventuras Siglo XIX Colonialismo
8
LA HISTORIA DE "TE WHEKE", UN GUERRERO MAORÍ LEVANTISCO Y SANGUINARIO
Pocas películas como esta para comprender la historia del colonialismo europeo en Nueva Zelanda, los abusos y crímenes contra el pueblo natural de esas islas, los maoríes, y los brotes rebeldes de los nativos por liberarse de los conquistadores y avasalladores, enfrentamientos que se han venido dando en distintos momentos a lo largo del tiempo, como por ejemplo en los personificados en este film "UTU", que tuvieron lugar allá por el último cuarto del siglo XIX (ca. 1870).

Así pues, la historia de esta película es la de "Te Wheke", un nativo maorí, de los asimilados como soldados por el Imperio Británico colonizador de esas islas, y que usaban de guías en esas tierras extrañas. "Te Wheke" (interpretado por Anzac Wallace) un día ve en primera instancia el barbarismo criminal del ejército en el que sirve, sobre una aldea maorí de gente inocente y no dañina, nativos de su propia sangre; las crimanidad tan injustificada le revuelve la sangre y se torna repentinamente insurgente, indómito, asesino, guerrillero ("terrorista" o "lacra" le llamarían hoy desde los círculos estatales y adláteres), vengador contra diestro y siniestro, y en definitiva también en violento criminal. Este lider rebelde maorí cuando decide volverse contra los colonizadores, confiesa más o menos "he aprendido mucho con los blancos (se refiere al quehacer inhumano e inmisericorde de los colonizadores europeos) y ahora lo voy aplicar contra ellos".

A partir de este momento, que es casi el inicio de la película, se desarrolla todo un cúmulo de asaltos, circunstancias, anécdotas, guerra de guerrillas, persecuciones, incluso amores sorprendentes. Todo un abanico notable que capta nuestro interés y atención, acompañado de muy buenas escenas rodadas en plena naturaleza neozelandesa, porque la mayor parte del filme se realiza en paisajes abiertos y agrestes, con lo que disfrutamos de hermosas vistas de verdor, ríos, cascadas, lagos, valles, montañas, planicies, etc., todo un lujo para los ojos.

Geoff Murphy puso todo su empeño en este film, lo dirigió, produjo y fue guionista a medias. El resultado: de toda la filmografía dirigida hasta el día hoy por Murphy, esta es sin lugar a dudas su mejor película, original y muy bien llevada a cabo, con momentos para el humor, para la ironía, para el amor, para el odio, para la crítica religiosa (por ej. cuando Te Wheke asalta una iglesia en plena asamblea dominical, en la que el pastor predica sobre el pasaje de Mateo, 26, 52 --donde Jesús le dice a Pedro: «Vuelve tu espada a su vaina, porque todos los que empuñen espada, a espada perecerán.»-- y le da al presbítero un revolver para comprobar si ante su presencia de asaltador asesino, es capaz de cumplir con las mismas palabras que él acaba de predicar), etc., etc.

Película singular como pocas, merecedora de verse; cualquier crítico y amante del cine raro o poco convencional se sentirá impactado ante esta filmación de allende las islas de los maoríes.

Fej Delvahe
[Leer más +]
22 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El enésimo tesoro escondido.
Normalmente, el modus operandi que sigo para encontrar rarezas es el que expondré a continuación. Veo una película (en este caso “El último forajido”, por aquello de ver a Mickey Rourke justo en el punto de inflexión en que se le transfiguraba la cara), está bien, así que me fijo en el director (Geoff Murphy) y busco su filmografía. Entre la lista de películas, selecciono las que más me llaman la atención (en este caso una de extraño título y argumento, “Utu”, que además es una de las películas de más presupuesto jamás realizadas en Nueva Zelanda).

Sorpresa. Extraviado, infravalorado, desterrado y denostado peliculón con todos los honores. Rápidamente se entiende que esté presente en la lista de “1001 películas que debes ver antes de morir”. Dijo una vez Tarantino que “Utu” es la mejor película neozelandesa de la historia. Aunque no me gusta hablar en valores absolutos, sí que es cierto que es una de las mejores películas venidas de la lejana Oceanía. No solo eso, también es uno de los mejores western que he visto.

Durante las llamadas “guerras de Nueva Zelanda”, un maorí reclutado por el ejército británico desertará tras ser testigo de una masacre perpetrada contra su aldea, lo que desatará en él un sentimiento de rabia y un deseo de venganza contra los invasores a los que ayudaba. Para ello, responderá con la misma moneda al hombre blanco, reclutando un pequeño ejército, asaltando, asesinando y enfrentándose a sus antiguos compañeros, tal y como éstos le enseñaron. Por el sanguinario camino, destruirá el hogar y la familia de Williamson, quien a su vez resurgirá con un espíritu de venganza (o “utu”) contra Te Wheke y su ejército. Acción a raudales, bellos paisajes, momentos “made in spaghetti western” como la destructiva y poco práctica arma casera que se fabrica Williamson, y una banda sonora absolutamente genial, dejan a esta película en el podio de los western. Llega a superar por poco a “La propuesta” de John Hillcoat, otro western oceánico imprescindible. Y no puedo olvidar referirme al excelente final, en el que todos parecen tener una venganza pendiente, y que reflexiona sobre el odio que atrae más odio que se expande hasta someterlos a todos.

La recomiendo absolutamente a todo aquel que guste del western, de lo independiente, de lo bizarro y de todo lo bueno por descubrir. Eso sí, tengo que avisar que nadie se haga ilusiones con el tema del idioma, ya que me resultó imposible encontrar subtítulos y por lo que vi en comentarios de otra gente interesada, parece que no existen. No queda más remedio que tirar del inglés nivel medio. Otra muestra más de la estupidez del ser humano.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil