arrow

Íntimo y personal (1996)

5,3
4.795
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tally Atwater (Michelle Pfieffer) es una desconocida y ambiciosa periodista que comienza a trabajar en un canal de noticias de Miami a las órdenes de Warren Justice (Robert Redford), un veterano presentador y antiguo corresponsal en la Casa Blanca. Tras conseguir presentar el tiempo y posteriormente hacer directos, la carrera de Tally se dispara y llega a presentar un informativo de máxima audiencia. Al tiempo, surge una relación sentimental entre ella y Warren. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Up Close & Personal
Duración
119 min.
Guion
John Didion, John Gregory Dunne (Novela: Alanna Nash)
Música
Thomas Newman
Fotografía
Karl Walter Lindenlaub
Productora
Touchstone Pictures / Cinergi Pictures
Género
Romance Drama Drama romántico Periodismo Televisión
"Se divide en varios bloques: arranca como comedia, prosigue como intriga y acaba en melodrama no exento de moraleja. En la madurez profesional y emocional de Pfeiffer es donde alcanza el punto menos merengue y con más salsa"
[Cinemanía]
6
Entretenida
La clave del cine está en el entretenimiento. Cierto es que a los pocos años de su invención se convirtió en una gran potencia de sugestión PERO que nadie olvide que la base del cine sigue siendo el entretenimiento. Dejemos a un lado nuestra experiencia en visualización cinematográfica y limitémonos a disfrutar de las historias que se nos cuentan. Intimo y Personal no es una película aburrida, está bien narrada y aunque es previsible todos los que rajan de ella seguro que no se levantaron de su sofá hasta los créditos del final.
[Leer más +]
10 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
TODO POR LA AUDIENCIA
“Intimo y personal” es una entretenida película que combina a partes iguales, esquemas tradicionales de la comedia clásica americana (variante «guerra de sexos») con una visión agridulce del mundillo de los canales locales de televisión de los Estados Unidos. Todo un combinado genérico puesto al servicio del carisma estelar de su pareja protagonista: Robert Redford y Michelle Pfeiffer (gran trabajo de ambos).

A pesar de que no termina de sustraerse a las férreas directrices que tiene Hollywood de presentar el “american dream” (no hay que olvidar que es un film de alto presupuesto coproducido por Disney), lo cierto es que la película cuenta con dos bazas importantes: un habilidoso guión que tiene un gran equilibrio entre la convencional “love story” que expone en primer término y la mirada sobre el mundo de la televisión que aparece como telón de fondo.

Respecto al guión hay que decir que, tal y como afirman los créditos del film, está vagamente inspirado en un libro de Alanna Nash sobre la historia real de Jessica Savitch, una reportera que llegó a ser la locutora de televisión más popular de los Estados Unidos a principio de los 80 y terminó quitándose la vida tras un largo y penoso periplo lleno de alcohol, drogas, depresiones y abortos. En principio esta película tenía que ser un “biopic” de Jessica Savitch, pero al coproducir la Disney, determinó que en esta cinta se eliminara toda referencia a esta mujer, y a los aspectos escabrosos de su vida. Quedando como la historia de amor entre la joven reportera y el veterano profesional que la toma bajo su protección.

Por más que el personaje de Tally se nos presenta como una buena chica, lo cierto es que es una mujer ambiciosa, una trepa que llega al triunfo profesional aceptando las reglas del “juego”, cambiando su aspecto exterior, pues en el mundo de la televisión el valor de una persona se mide por su aspecto.

Redford interpreta con su habitual sobriedad a un periodista individualista, desencantado e idealista, que defiende a ultranza la honestidad a la hora de dar las noticias. El tema musical de Celin Dion le da a la relación amorosa un perfecto aire de romanticismo.
Recomendable para amantes del periodismo y el mundo de la televisión.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil