arrow

Star Crash, choque de galaxias (1978)

Star Crash, choque de galaxias
Trailer
3,5
371
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Stella Star y Akton son dos contrabandistas perseguidos por la policía interespacial. Tras toparse con una nave abandonada en la que encuentran a un moribundo superviviente, son atrapados y condenados a pasar el resto de sus días en prisión. Sin embargo, pronto serán excarcelados y reclutados por el Emperador para que lleven a cabo una misión relacionada con la nave que encontraron... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Starcrash
Duración
93 min.
Guion
Luigi Cozzi
Música
John Barry
Fotografía
Paul Beeson, Roberto D'Ettorre Piazzoli
Productora
Coproducción Italia-EEUU
Género
Ciencia ficción Acción Fantástico Aventura espacial Serie B Mockbuster
5
Mejor que una de Von Trier
¿Que es una película mala? ¿un film que te sale horrible, pero que pretendias hacer una obra de arte y que te falla por distintos factores como el presupuesto, el guión, los actores o la puesta en escena o bien un film cuyo planteamiento ya de por sí es patético? ¿en que se diferencian "Star Crash" de "Breaking the waves" de Trier o "Tango" de Carlos Saura? En que la primera te ríes y en las otras dos pides el dinero al taquillero ¿Pretendes hacer un clásico de ciencia-ficción con una actriz que corretea toda la película en bikini, junto a un señor moreno de rayos UVA y pelo afro, personas que no saben actuar, un actor de Hollywood haciendo el ridículo más espantoso con un traje que parece el chandal de un yonqui, en unos decorados sacados directamente del Lolita's Club, junto a un tribu de amazonas con bikinis de piel y un malo patético?

Star Crash fue una película de tantas que surgieron con el vendaval "Star Wars". El público demandaba ciencia-ficción y te estrenaban películas de serie Z como películas americanas, generalmente japonesas o italianas. Yo ví en el cine "Los Invasores del espacio" "Invasión extraterrestre" "El humanoide" y ésta. La mayoría no alcanzaban el aprobado y eran ciertamente cutres, en especial las italianas, que cogían algún actor de Hollywood venido a menos, como el pobre Arthur Kennedy en "El humanoide". En nuestro caso le toca a Christopher Plummer.

"Star Crash" es cutre, cutre, pero si piensas que es una serie Z la verdad es que tiene su encanto y es entretenida, ya que cambia de escenarios continuamente, con numerosos decorados penosos, pero numerosos, pasa del espacio a volcanes, playas, ríos, glaciares, cuevas y de vuelta al espacio, ello implica dinero en localización de exteriores; los efectos son cutrillos pero tiene algunos stop-motions graciosos, como unos robots con espada que recuerdan a los esqueletos de "Jason y los Argonautas" así como una robota descomunal propia de Sindbad de Harryhausen. Hay robots buenos y malos, gente con poderes, enemigos por doquier, peleas, espadas-láser, batallas espaciales, ataques a estaciones galácticas y .... la chica en bikini, mas cárnica que la princesa Leia y sus ensaimadas. ¡¡¡¡¡ Y además debutó en el cine David Hasselhoff !!!!

¿Es mala esta película? Depende de lo que quisiera hacer el director. ¿pretende engañarnos con una historia tipo 2001 y le sale rana? Nada más lejos de la realidad. Obviamente sabe que está rodando un truño cutre pero le dota de un cierto encanto y savoir-faire ¿Ed Wood pensaba que hacia películas malas? ¿Von Trier piensa que hace pestiños insoportables? Luigi Cozzi hace lo que puede con lo que tiene. No es para comprarla pero si te quieres reir un rato y no ver una serie española de la tele, échale un ojo. Además tiene la BSO de John Barry.
¿Cómo clasificarla? Es mala, pero divierte. ¡¡¡That's entertainment!!!
[Leer más +]
15 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
De cuando el cine cutre era de bajo presupuesto
El año de su estreno esta cinta hizo pasar una hora y media realmente fascinante a un niño, pero varios años más tarde una película que era exactamente la misma fotograma por fotograma provocó un recital de carcajadas en un adulto. De haber sucedido al revés, me habría preocupado seriamente. Y es que por más que se diga, las películas no cambian: cambia el público, y cuando afirmamos que una cinta ha envejecido nos limitamos a usar una gastada licencia poética para intentar quitarnos años de encima.

Si los italianos fueron capaces de dejar obras notables al imitar al cine norteamericano en géneros como el oeste o el terror, en la ciencia ficción los resultados fueron casi siempre catastróficos. Y no es que “Choque de Galaxias” sea la excepción, ni mucho menos, pero de entre toda la chatarra parida tras la estela de “La Guerra de las Galaxias” merece destacar por los siguientes puntos:
Caroline Munro. Musa de la Hammer y que aquí vuelve a demostrar que sus dotes físicas son inversamente proporcionales a su talento interpretativo.
Christopher Plummer. El principal responsable del pésimo nivel de los efectos especiales y del tropel de chicas en bikini, ya que su sueldo se comió el presupuesto para maquetas, decorados y vestuario. Su arenga final mirando a cámara es uno de los alegatos más estremecedores contra el consumo de drogas que se haya filmado jamás.
David Hasselhoff. Debutaba en un título a su altura para demostrar que la suya ha sido la carrera más constante de la Historia del Cine: siempre ha sido igual de malo.
John Barry. Deja una muy meritoria banda sonora que hubiera ganado un par de puntos si hubiera prescindido de unos arreglos setenteros. Años después, una elaborada variación del tema central le valdría el Oscar por “Memorias de África”.

Al margen de esta colección de curiosidades, y pese a todos sus abundantes y clamorosos defectos, la cinta de que hablamos, como casi todo el subgénero al que pertenece, tiene una gran virtud: no ofende (o muy poco) No tuvo un presupuesto multimillonario, su taquilla fue discreta, no ganó ningún premio y nadie la considera una referencia de culto para público o crítica. En todos los ámbitos ocupa el lugar que se merece. En cambio, cosas como “La amenaza fantasma” o “Transformers 2” (seguro que pueden añadir docenas de títulos más a la lista, no se corten, hay mucho donde escoger) son bodrios perfectamente equiparables a poco que rasquemos bajo la costra de millones con la que intentan ocultar sus muchas vergüenzas. Y sólo en su promoción se (mal)gasta más dinero del que costó una película que, precisamente por su falta de medios, puede al menos disfrutarse como una inocua gamberrada perpetrada por unos tipos conscientes de que el talento no se puede comprar, ni disimular, a golpe de talonario. Cozzi y compañía no estafaron al personal forrando su chapuza galáctica con billetes, y eso ya es algo de agradecer en estos días de nuevos ricos sin oficio… ni vergüenza.
(Sigue en el spoiler).
[Leer más +]
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1