arrow

La leyenda del Minotauro (2006)

La leyenda del Minotauro
Trailer
3,0
526
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cada cinco años, el pequeño pueblo costero en el que habita Theo se enfrenta a la tragedia del secuestro de nueve jóvenes que son ofrendados al Minotauro; dios al que veneran los despiadados soldados del Rey Deucalión, y que habita en los cimientos de un palacio lejano. Theo, valiente y audaz, consigue introducirse en el barco que transporta la nueva remesa de mártires para rescatar a la joven que ama; quedando abandonado a su suerte, junto a sus compañeros, en el laberinto que custodia el Minotauro... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Minotaur
Duración
93 min.
Guion
Nick Green, Stephen McDool
Música
Martin Todsharow
Fotografía
Nic Morris
Productora
Coproducción GB-Alemania-Luxemburgo-Francia-España
Género
Terror Monstruos Mitología
1
Olé
Cuando leí la sinopsis sobre Minotauro me creó expectativas que distan del resultado final, por su inadecuada adaptación y los recurrentes estándares del género. Con una duración de 93 minutos la fallida elección se vuelve evidente a los 25 minutos (y me he visto tolerante) al ser predecible y peor cuando el esperado esperpento hace su aparición, mal concebida y lograda.

Y Olé mientras todos corren, yo bostezo; mientras tratan de salir del laberinto busco las diferencias del set, ya que es más que evidente el bajo presupuesto para situar al espectador en el laberinto del cual el más inteligente y sagaz tendrá la oportunidad de resolver y matar al toro. Los efectos especiales penosos, la caracterización ineficaz.

No pierdan su tiempo los amantes de la literatura, ¡Se lo que hicieron el verano pasado! Solo que ubicados en un pasaje de la mitología griega. ¡Qué valor! Para hacer este tipo de trabajos.

Vergüenza
[Leer más +]
33 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Cúmulo de despropósitos en Las Ventas
Tremenda birria que viene a demostrarnos que los dioses no existen, pues si existieran, no permitirían que se mancillara su nombre de forma tan infame.

El director, un tal Johnny English, nos presenta todo lo que podríamos esperarnos de alguien con ese nombre: un esperpento que se asemeja más a una comedia que a una epopeya de aventuras terrorífica. Herramienta totalmente eficaz para sufrir como mínimo un ataque de vergüenza ajena (yo sufrí varios, como si fuera un combo), es innecesario decir que se pasan el famoso mito del minotauro por el forro de los cojones. Supongo que la última vez que los guionistas escucharon el relato fue cuando tenían 3 años, de boca de un tipo que acostumbraba a desayunarse una botella de ron, y así quedó la historia.

Los personajes son más planos que la bandeja una tarta, acorde con las sobreactuaciones sonrojantes de los personajes (y en algún momento, descubrí que esto parecía más una de "Scary Movie" que otra cosa, cuando una de las "actrices" pone una mueca y se desvela como una nueva Anna Faris, con la misma cara, en serio). El desarrollo de la historia comienza por ser no muy prometedor para hundirse en un pozo sin fondo de desesperación y basura cuando los protagonistas caen en el laberinto. El minotauro ha pasado de ser un ser mitad hombre, mitad toro, a ser un híbrido entre toro, cabra y gato sphynx, de tamaño variable, para adaptarse a cualquier situación. Su animación resulta, además, totalmente ortopédica y nintendera. Está repleta de situaciones tan inverosímiles como sonrojantes, la ambientación es de cartón piedra, y el vestuario se basa en una combinación de cinta aislante y disfraces de cavernícola. Es tan predecible que te autonombrarás Oráculo mientras la estés viendo/sufriendo. Y las muertes resultan tan poco imaginativas que preferirás que te pongan delante cualquier otro slasher de palo antes que seguir dejando que tus retinas se destruyan.

Al final, ni los créditos acompañan, pues parecen de teleserie en plan "El club de medianoche". Pero claro, luego se desvela el motivo de tanto patetismo inusitado... Entre el montón de países que copro-ducen, encontramos el nombre de España... ¡Ahora encajan todas las piezas!
[Leer más +]
21 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil