arrow

Misión en Moscú (1943)

Misión en Moscú
Trailer
6,7
182
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El empresario Joseph E. Davies es nombrado por el presidente Roosevelt embajador de los Estados Unidos en la Unión Soviética para que averigüe cuáles son las intenciones de este país respecto a la inminente Segunda Guerra Mundial (1939-1945). El embajador se llevará algunas sorpresas en una nación que pocos conocen realmente. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Mission to Moscow
Duración
123 min.
Guion
Howard Koch (Libro: Joseph E. Davies)
Música
Max Steiner
Fotografía
Bert Glennon (B&W)
Productora
Warner Bros.
Género
Drama Política Propaganda
8
Un acercamiento a la URSS con mentalidad objetiva
Este es uno de los filmes más sorprendentes que haya podido hacerse en los Estados Unidos de Norteamérica. Primero, porque fue producido por uno de los más poderosos Estudios de aquellos tiempos: la Warner Bros. Segundo, porque se hizo en 1943 (en plena 2ª Guerra Mundial) con el beneplácito del gobierno de Roosevelt y como un filme de propaganda. Y tercero, porque su propósito es rectificar -de la manera más objetiva que podía hacerse- la imagen de la Unión Soviética y demostrar su relevante e imprescindible presencia durante la lucha contra el fascismo.

Todo se inicia con la publicación del libro “Misión en Moscú” cuyo autor fue Joseph E. Davies, quien fuera embajador norteamericano en la URSS (1936-1938) y quien vivió por encima de toda sospecha de que tuviera interés alguno en el comunismo, ya que, como empresario, tenía una indeclinable fe en el capitalismo, creía en la libre empresa y era defensor acérrimo del individualismo. Y fueron precisamente estas posiciones, las que animaron al presidente Roosevelt a llamarlo para ejercer dicho cargo diplomático, además de que sabía también de una cualidad indeclinable en Davies: era objetivo y diría exactamente la verdad de lo que viera y oyera en su misión.

Y así, entre los informes que trae Mr. Davies y que el filme presenta con relevancia y claridad, queda sentado que la Unión Soviética era una nación que buscaba “el máximo de bienes para el máximo de gente”, que abogaba por la paz del mundo y que, sin ella, no hubiera sido posible enfrentar con éxito al fascismo.

Michael Curtiz, el director asignado para esta singular empresa fílmica, consigue un cuidadoso y sorprendentemente bien filmado documento histórico, el cual es presentado en primeras imágenes por el propio embajador Davies, dando así cuenta de que aprueba sin objeciones todo lo filmado.

Entre los muchos aportes del filme, se revela mediante una representación casi fidedigna del verdadero juicio, lo que la prensa de derecha llamó “purgas stalinistas”, pero que no fue más que un juicio objetivo e imparcial contra verdaderos traidores al régimen. También –para acallar a los detractores del comunismo- se ilustra el sustantivo progreso industrial que se venía dando en aquellos años. Se deja en claro que, quizás, ningún líder de una nación ha sido nunca tan mal juzgado. Y se muestra la cordialidad y el respeto con que se trataban los cuestionamientos de los visitantes extranjeros.

Pero, había alguien que no deseaba que se difundieran profusamente verdades tan contundentes... y entonces, el filme fue llevado ante la infame Comisión de Actividades Antinorteamericanas, donde no tardó en ser acusado de antidemocrático… y el notable guionista, Howard Koch, fue puesto en la lista negra.

"MISIÓN EN MOSCÚ" es un material imprescindible para políticos e historiadores.
[Leer más +]
33 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La URSS desde un punto de vista diferente.
Misión en Moscú es una película dirigida por Michael Curtiz en 1943, nominada al Óscar por la mejor dirección artística y basada en el libro con el mismo nombre de Joseph E. Davies. Relata lo que Joseph Davies observó en su viaje a la URSS como embajador estadounidense.

La película se produce en una época donde la campaña anticomunista de muchos países (EEUU, Reino Unido, Francia, Japón...) había sido muy fuerte y constante. Ahora, ante la expansión y peligro de la Alemania nazi, había que justificar el luchar al lado de un país al que habían estado vendiendo como el diablo.

En la obra se hacen intentos de compensar los buenos detalles que muestran sobre la URSS (que comentaré posteriormente). Para comenzar tiene un interesante prólogo del propio Davies en el que relata su honestidad y honradez a la hora de contar lo que vio como embajador de Estados Unidos en la URSS, describiéndonos brevemente quién es él, de dónde viene y por qué viajó a la URSS, y en el que se declara un convencido capitalista. Durante la película también habrá momentos de halagos para los EEUU, a veces un poco forzado. Nos muestra en varias ocasiones lo convencido capitalista que es el protagonista o, después de halagar algo de la URSS nos dice que es bueno pero no tanto como en EEUU.
Esto no empaña la obra, que sigue siendo algo único en la filmografía estadounidense. A pesar de estos halagos, el guionista de Misión en Moscú, Howard Koch, fue señalado como comunista e incluido en la lista negra, por lo que fue despedido de la Warner y tuvo que exiliarse a Reino Unido.

Y ahora, adentrándonos en los puntos positivos de la película, nos encontramos con diferentes descripciones y de gran utilidad sobre la URSS y sobre las posiciones de los diferentes países antes de la Segunda Guerra Mundial. Estas son (en el spoiler estarán los siguientes puntos más detalladamente):

1.- La posición inicial de los EEUU respecto a Alemania.

2.- La posición de países europeos respecto a la Alemania de Hitler.

3.- Vemos en diferente momentos la propaganda anticomunista de diversos países, tergiversando y mintiendo sobre los hechos de la URSS.

4.- Se describen fugazmente detalles de la vida en la URSS, como por ejemplo:
4.1.- El papel de la mujer.
4.2.- El funcionamiento de la industria soviética. Vemos a los trabajadores en las fábricas, sus condiciones, la diferente repartición de los beneficios...
4.3.- Los avances que había conseguido la URSS. Literalmente nos dice que ninguna nación había conseguido tanto en tan poco tiempo. Rusia pasó de ser un país feudal y cercano a la Edad Media a, en muy poco tiempo, ser una potencia mundial.
4.4.- El funcionamiento del Partido Comunista.

5.- Fiel descripción de las llamadas purgas estalinistas. Vemos todo el proceso que se llevó a cabo para realizarlas.

6.- El pacto de no agresión entre Stalin y Hitler.

En definitiva, es una película estadounidense con un mensaje respecto a la URSS muy diferente al resto del cine de este país. Basado en unos hechos que el autor del libro en el que está basado vivió en primera persona y que cuenta desde la honestidad. Por lo tanto, es una película fundamental para todo el que le interese los hechos y la etapa histórica que se relata en ella.
[Leer más +]
5 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil