arrow

Hotel y domicilio (1995)

4,1
419
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Ángel trabaja como médico forense en la Audiencia de una ciudad de tamaño medio. Abandonado por su pareja, un psiquiatra amigo y vecino le ayuda, le induce a hacer deporte y le encamina hacia una agencia de contactos para resolver su problema más acuciante. Ángel conoce así a Bruno, un chapero de poco más de veinte años cuyo presente se circunscribe a una agencia en la que trabaja, y a Mavi, una prostituta con la que éste mantiene una relación de compañerismo. En el pasado de Bruno figura Guillermo, un ex-policía que fue su protector-explotador hasta que les separó una condena policial... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Hotel y domicilio
Duración
99 min.
Guion
Luis Eguraun, Santiago González, Ernesto del Río
Música
Bingen Mendizábal
Fotografía
Gonzalo F. Berridi
Productora
Lan Zinema / Sendeja Films
Género
Thriller Drama Homosexualidad Prostitución
3
ACTORES DESAPROVECHADOS.
Una película que se ha quedado muy antigua, pese a que se rodó en 1.995. Yo le hubiera echado unos diez años más.

Trata con poco acierto el submundo de los chicos de compañía, o chaperos. Nos encontramos una historia sórdida y mal planificada, con actuaciones poco atinadas. Se nota la falta de una dirección firme. Pienso en Eloy de la Iglesia, que acertaba siempre con estos personajes marginales, dotándolos de veracidad.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El criminal nunca gana
Determinados individuos viven su homosexualidad de forma traumática y son capaces de transmitir malestar a los que les quieren de verdad. Cuando se trata de la policía, el tema se complica más porque este es un estamento donde se supone que los homosexuales no harían bien su trabajo. El guión es muy flojo y la dirección también pues recurren a que un personaje, o su voz en off, cuente parte de la historia pasada o presente. La inclusión de un psicólogo en la trama para que se cuenten partes de la historia es un recurso demasiado simple que demuestra poca imaginación a la hora de contar con imágenes. La interpretación es así mismo floja, ni Jorge Sanz ni Santiago Ramos entran totalmente en los personajes, y no porque sean malos intérpretes sino, deduzco, que es el mismo director el que los ha contenido.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil