arrow

Lejos de África (1996)

4,8
194
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Crónica sobre la amistad entre dos niñas de diferentes razas, una blanca, Susana, y otra negra, Rita. La acción se sitúa en Guinea Ecuatorial, entre 1950 y 1961. Gracias a su amiga, Susana irá descubriendo el fascinante mundo africano, al tiempo que se hace mujer y llega a sus vida el amor de un hombre. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Lejos de Africa
Duración
120 min.
Guion
Cecilia Bartolomé, José Juan Bartolomé
Música
José A. Quintano
Fotografía
Pancho Alcaine
Productora
Marea Films
Género
Drama
"Interesante y bella historia contra la hipocresía"
[Cinemanía]
"Historia de amistad entre dos niñas de diferentes razas y mundos opuestos. Mediocre"
[Cinemanía]
6
Recomendable
Agradable y a ratos emocionante historia de amistad que se desarrolla en el marco de la Guinea Ecuatorial en los últimos días del colonialismo. Insólita ambientación, buenas interpretaciones y sobre todo, un relato sentimental que se ve con interés.
[Leer más +]
15 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Buen cine equilibrado y agridulce.
Una película de tema insólito en el cine español y rodada además en una clave intimista, sobria. A partir de propios recuerdos, la muy intermitente Cecilia Bartolomé narra la historia de amistad entre una joven española y una joven guineana en la época colonizadora española sobre África -bajo la dictadura franquista-.
Siempre estimable y recomendable, francamente notable en la primera parte desde que ambas amigas son niñas hasta el fin de su adolescencia y desunión: en este tramo la película deviene en una comedia involuntaria, atípica, nostálgica, dónde se narra sutil y elegantemente una historia de evolución y aprendizaje para Susana (Bogo), la muchacha española para quien su amistad es una aventura exótica riquísima e inolvidable; y para Tina la autoafirmación ingenua de su pueblo, de sus orígenes, de sus tradiciones. Tiene aquí la película momentos hermosísimos como el mutuo entendimiento de torso y pechos de ambas, así como detalles humorísticos eficaces y saludables: el personaje del cocinero nigeriano de la casa, los ritos mágicos de Rita, la probatura de sujetadores.
La segunda parte sale más artificiosa pero aún se extrae una reflexión dolorosa y siempre válida: llegar a adultos supone llegar a una estación dónde los sentimientos infantiles y maravillosamente ingenuos se arrugan, se destruyen, se olvidan, dónde la amistad (¿quizás el amor?) se vuelve amnésica en una simbólica traición al corazón.
Película melacólica y equilibrada, honesta y digna, nos muestra además la actitud de nosotros, ¡oh colonizadores!, sobre los indígenas en una muestra de que África también existió y existe, dónde nos mostrábamos como seres racistas, engreídos y embebidos de nuestra falsa superioridad, abstraídos en nuestra propia miseria (la película es un dardo más eficaz contra el franquismo que muchos otros intentos más pedantes y rimbonbantes).
No es una obra redonda ni perfecta, pero sí una indiscutible muestra de buen cine histórico, dramático, agridulce y nostálgico. Lo que más de la mitad de las películas de hoy no ofrecen ni aún equivocándose.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil