arrow

Al filo de los diecisiete (2016)

Al filo de los diecisiete
Trailer
6,5
3.611
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dos estudiantes de instituto que son las mejores amigas ven cómo su amistad se tambalea cuando una comienza a salir con el hermano mayor de la otra. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Edge of Seventeen
Duración
102 min.
Guion
Kelly Fremon
Música
Atli Örvarsson
Fotografía
Doug Emmett
Productora
Gracie Films / STX Entertainment
Género
Comedia Drama Adolescencia Amistad Familia Colegios & Universidad Comedia juvenil Cine independiente USA
7
Hacerse Mayor era Esto
"Ya lo entenderás cuando tengas pareja".
Quién no ha recibido, de parte de un amigo o amiga, esa incómoda contestación.
Trazando de repente una línea que no estaba ahí, que parecería que nunca iba a estar ahí, porque se piensa que los amigos son los únicos que nos van a comprender siempre.
La adolescencia, a fin de cuentas, es una época de incomprensión, pero nadie la espera de los que nos han acompañado desde que estábamos en la guardería, y es algo que pasa más a menudo de lo que el cine le ha dado por representar.

'The Edge of Seventeen' se centra justo en ese incómodo momento, en lo que al principio parecería otra historia de "chica contra el mundo" tan habitual de las novelas 'young adult', pero que pronto se desvela una experiencia penosa, impulsiva... y desafortunadamente inevitable, porque viene de serie con la edad.
La diferencia está en que, si bien dichas novelas camuflan la angustia adolescente de locura agradable y conflictos intrascendentes, en esta película hay rabia, tristeza y el punto justo de humor negro: el mismo que le hace afirmar a Nadine con total seriedad que le gustaría suicidarse, mientras su magnífico profesor interpretado por el Woody Harrelson más contenido levanta una ceja ante el cansinismo de la muchacha.

Nada más empezar, Nadine nos relata su vida escolar, marcada por el éxito social de su hermano Darian y su única amistad con Krista, en lo que viene siendo el habitual recorrido que todos hemos pasado: ese limbo indefinido entre la primaria y la secundaria, donde el sexo opuesto no existe y los amigos son los cómplices eternos de lo que hoy juzgaríamos auténticas chorradas.
Sin embargo, la atracción sucede, y la gente se empieza a emparejar en algún momento, hasta que sin saber cómo Krista descubre que le gusta pasar más tiempo con un chico antes que con Nadine.
Para esta última, entonces, todo pasará a ser "¡sacrilegio! ¡traición!"... intentando ignorar esa pequeña, diminuta pregunta en la parte posterior de su cabeza que le dice... "¿madurez?"

Todo puede parecer algo que ya hemos visto, en verdad.
Pero las actuaciones, las elecciones musicales (desde Aimee Mann a Fall on your Sword), el tono... desprenden comprensión del drama juvenil, nunca desprecio disfrazado de humor.
No verás a Nadine histérica, convertida en la heroína de su propia historia, donde todos son tontos menos ella. Al contrario, la ves siendo una estúpida, sola y enfurruñada, las más de las veces por errores que ella misma ha precipitado.
Y tampoco dejarás de comprenderla: de alguna manera, 'The Edge of Seventeen' se las apaña para acercarse a la adolescencia mirando a un mismo nivel, nunca por encima del hombro.

Por el camino, muchos pequeños grandes momentos, la clase de cosas que dejan huella, como silencios compartidos donde no hay nada que decir, inseguridades que salen a la luz cuando se intentan quitar importancia, y una escena, la clase de escena de la que en otra película se hablarían maravillas, pero que aquí puesta parece que merece menos reconocimiento, cuando no debería ser así: Nadine pasando en un mismo monólogo de niña a mujer, excelente gestión emocional de Hailee Steinfeld mediante.

Qué jodido es pasar la adolescencia.
Pero jodido de verdad: es casi un salto de fe decir a todos los que te quieren que estás bien, que estás trabajando en ello, que podrás hacerlo, mientras a la vez intentas alejarles para que no te vean como la masa caótica de miedos que eres, en lugar de la persona que te gustaría ser.
Pero todo pasa, todo llega.
El mérito de esta película es reconocerlo, no ocultarlo ni dulcificarlo.
[Leer más +]
38 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Nunca se deja de aprender.
Soy profesora en un instituto. Hace poco, el compañero de ética me comentaba algunas dificultades que estaba teniendo para hacer trabajar a sus alumnos de 2º de la ESO. Me dijo que les hablaba del futuro, de lo mucho que necesitarán estudiar y hacer las cosas bien para tener un futuro, pero que no reaccionaban. Por un momento sentí ternura… luego preocupación de que aún haya profesores con tal grado de ingenuidad o ignorancia. Profesores que pretenden hacer reaccionar a niños de 13 años hablándoles del futuro. Como si a los 13 años existiera el futuro.
Esta es una de esas películas que tenemos la impresión de haber visto mil veces, porque no hay una trama compleja y original, sino que muestra un trozo de adolescencia, sin más. Con sus altos y bajos, porque eso es la juventud. Sin embargo creo que refleja muy bien algunos sentimientos, y es importante que los entendamos si no queremos caer en descalificaciones hacia toda una generación o estereotipos, así como si queremos comprender de una vez que a los 13, 15 o 17 años no hay futuro que cambie nada. Sólo hay presente, ser el centro del universo y comprender poco a poco, mediante caídas, y sólo así, quiénes somos y quiénes queremos ser.
La película también cae en algunos tópicos y el final es previsible totalmente. Pero es entretenida y la protagonista es un poco el reflejo del desastre que todas hemos sido alguna vez en nuestro camino a la madurez (que nunca termina).
[Leer más +]
24 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil