arrow

Hacia rutas salvajes (Into the Wild) (2007)

Hacia rutas salvajes (Into the Wild)
Trailer
7,7
65.665
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A principios de los años noventa, el joven e idealista Christopher McCandless (Emile Hirsch), adopta el nombre de Alexander Supertramp, deja sus posesiones y sus ahorros a la beneficencia y abandona el mundo civilizado con rumbo a la salvaje Alaska para entrar en contacto con la Naturaleza y descubrir el verdadero sentido de la vida. Adaptación del best-seller de Jon Krakauer, basado en las notas del diario de McCandless. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Into the Wild
Duración
140 min.
Estreno
25 de enero de 2008
Guion
Sean Penn (Libro: Jon Krakauer)
Música
Michael Brook, Eddie Vedder, Kaki King (Canciones: Eddie Vedder)
Fotografía
Eric Gautier
Productora
Paramount Vantage / River Road Entertainment
Género
Aventuras Drama Basado en hechos reales Años 90 Naturaleza Supervivencia Road Movie Cine independiente USA
"Ingenuo y falaz. (...) Podría haber estado cerca del espíritu aventurero de los iluminados personajes de Werner Herzog (...) pero de lo que queda más cerca es de un libertario (y ultracapitalista) anuncio de automóviles."
[Diario El País]
"Es ese tipo de película que a algunos puede resultarles ingenua, incluso pueril, y que sin embargo otros, a los que les toque en profundidad, acabarán viendo con lágrimas en los ojos. (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)."
[Diario El Mundo]
7
En mundo por montera
Quizá esta película levantara en mí, sensaciones de desasosiego, de fuerte afinidad o de ímpetu por la aventura. Quizá lo hubiera hecho hace algún tiempo. Pero os voy a narrar un hecho que pudo cambiar mi opinión sobre ciertas cosas, entre estas, la película.

Tengo un amigo, cuya madre es todo corazón. Es buena gente, educada, inteligente y servicial. Fue también, en su momento, una segunda madre para mí cuando yo vivía en aquel lugar. Recuerdo que yo estaba en la cama de un hospital y ella, venía a verme con regularidad, dejaba que mi madre se tomara un descanso y fuera a casa. Esta mujer un día, con lágrimas en los ojos me dijo que su otro hijo (el hermano de mi amigo) llevaba ocho días sin decir nada. Estaba sólo de vacaciones por Marruecos.

La mujer, desconsolada, no llegaba a comprender porqué le costaba tanto coger un teléfono. Yo intentaba consolarla diciéndole que era un país muy seguro, con gente hospitalaria y con pocos teléfonos. Nada de esto era falso, pero también yo sabía que si querías llamar podías hacerlo.

Al cabo de una semana el volvió sin haber dado señales de vida. Cuando yo le pregunté por qué, me contestó que no tenía que dar cuentas a nadie. Que por eso desaparecía. Entonces comprendí que no era cuestión de desintoxicarte de este mundo computerizado, que no era cuestión de una búsqueda existencial o de abrazarse a largos periodos de silencio. Era egoísmo. Pensé para mí cuantas veces pude caer en este error, en cuantos viajes, mi madre se sentó al lado del teléfono esperando una llamada.


En “Into the Wild” hay una frase que resume quizá todo esto: “A veces, los hijos pueden ser muy crueles con los padres”. Tal vez por ello, no congenio con el protagonista, tal vez por ello, me cae hasta mal. Emile Hirsch hace bien su trabajo, consigue que quiera darle una patada y espabile.

Con una road movie, Sean Penn plasma con acierto, la experiencia enriquecedora del viaje y la aventura de adentrarse en lo desconocido. De la mano de uno de los más grandes escritores de aventuras, Jack London, el protagonista nos desvela, en casi siempre innecesarios flashback, trazos de sus relaciones familiares para que podamos recomponer su presente y quizá, entenderle. También me pareció innecesario el no mantener la linealidad en la historia, algo que se está poniendo muy de moda.

Aunque la labor en la dirección de actores es muy significante (además de su actor principal, podemos también gozar con una soberbia actuación de Hal Holbrook) a Penn se le escapa un poco el excesivo metraje de una historia que debería haber durado mucho menos.

(sigo sin desvelar nada)
[Leer más +]
350 de 454 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Hola, soy un niñato prepotente que va de ermitaño por la vida.
Hola, me llamo Christopher McCandless, y doy bastante asco.

Soy muy especial, me gustan los escritores rusos: Me he leído tres libros de Tolstoy, dos de Dostoyevsky, y he dejado uno a medias de Kafka. Como veis, no sé escribir sus nombres, y en realidad Kafka no es ruso, pero joder... muy inteligente debo de ser, ¿no?
¡Si saqué un 10 en política africana hombre!
Soy tan inteligente que no me gusta la sociedad, soy un incomprendido, me da asco el colectivo humano… en particular me da asco mi familia entera. Son unos snobs millonarios que me miman muchísimo, pero como no soy nada egoísta voy a renegar de ellos.
De hecho, voy a irme a ver mundo por ahí y nunca les daré noticias mías.
Que se jodan, seguro que no me quieren.
A fin de cuentas son mis padres y se preocupan por mí, así que no se merecen nada. Me cambiaré el nombre por Alexander Supertramp, que es muy "cool" y me pega más.
¡Qué rebelde soy!

Y venga, a vivir de la naturaleza, que es lo que siempre quise.
Gracias, Felix Rodríguez de la Fuente.

¡Qué bonita es mi historia!
Si algún día hacen una película sobre mí (porque es obvio que me lo merezco), me gustaría que la dirigiera Sean Penn, a ver si dirige tan bien como actúa.
Me gustaría que abundaran paisajes bonitos y que la fotografía fuera lo único a destacar, junto con una entrañable banda sonora de Eddie Vedder... que en realidad resulte prescindible por momentos...
Porque, si se pretende ensalzar la naturaleza, con su fauna y flora salvajes, al final está de más tanta canción de fondo, ¿no?
Pero en este caso da igual, quiero que mi película sea, ante todo, pretenciosa y comercial.
Y entonces, cómo no, me gustaría que se abusara de recursos fáciles: camara lenta, voz en off constante y cosas así...
Aaaaah, y que quede claro que vivir en la naturaleza es incluso más sencillo que vivir de tus padres. Porque la naturaleza no es nada peligrosa y siempre te pone las cosas fáciles.
Si no me creéis preguntadle a Dersu Uzala.

Pero bueno, continuemos con la inmadura historia de mi vida, viajando por el mundo...
(Ah... que quede claro que, cuando digo "mundo", digo Norteamérica y poco más)
En fin... prosigamos...
[Leer más +]
456 de 741 usuarios han encontrado esta crítica útil