arrow

Migas de pan (2016)

Migas de pan
Trailer
6,3
152
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Drama inspirado en el relato de Liliana Pereira, una ex presa política de la última dictadura de Uruguay (1973-1985). La joven fue encarcelada en el año 1975 por sus ideas, fue torturada y perdió la custodia de su hijo. Años después, en 1982, Liliana decide volver a su país para enfrentarse a su pasado. Allí tendrá que elegir entre lo que le pide su corazón y lo que le dicta su conciencia, y se enfrentará al dilema de elegir entre la concordia con su hijo y la denuncia colectiva que prepara un grupo de antiguas compañeras de presidio. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Uruguay Uruguay
Título original:
Migas de pan
Duración
109 min.
Estreno
7 de diciembre de 2016
Guion
Xavier Bermúdez, Manane Rodríguez
Música
Paco Ibáñez, Andrés Stagnaro
Fotografía
Diego Romero
Productora
Coproducción Uruguay-España; Xamalú Filmes / RCI producciones
Género
Drama Basado en hechos reales Dictadura uruguaya
6
Mujeres valientes, mujeres perseguidas
Reconozco que no tenía muy controlada la carrera de la directora uruguaya Manane Rodríguez, siendo ahora en Gijón cuando por primera vez me enfrento a alguno de sus trabajos. 'Migas de pan' es el quinto trabajo ('Los pasos perdidos', del 2001 es su trabajo más reconocido) de esta veterana realizadora afincada en España tras huir de la dictadura militar uruguaya en los años 70. Temática que muestra en su último film, presentado ahora en la Sección Oficial del FICX y haciendo sin duda de él su trabajo más personal.

'Migas de pan', de muy próximo estreno en España (07/12/16), es un film de denuncia, un film inspirado en hechos reales aunque utilizando para su realización personajes completamente ficticios. Si bien es cierto que la historia que se nos cuenta así como varias de las más macabras vicisitudes mostradas han sido, no ya vividas en primera persona por su autora sino por familiares y amigos quienes padecieron las penurias y vejaciones que el régimen militar reinante imponía -ya saben- a quienes no pasaban por el aro. La película cuenta dos momentos en la vida de Liliana Pereira, la actualidad donde interpretada por Cecilia Roth ejerce como fotógrafa y reside en España, y -a través de flashbacks- la Liliana de los años 70/80 como presa política por una notable y bella Justina Bustos.

La historia es francamente interesante, no lo negaré. Un grupo de mujeres que son absolutamente maltratadas y que no se doblegaron ante la mano de hierro existente. Un film en el que se aprecia la filiación de la directora y que probablemente deje mayor huella en el público femenino por la identificación o empatía hacia lo que contemplamos. Un film en su primer tercio con gran intencionalidad pero que sin embargo está filmado de una manera tan absolutamente rutinario y convencional -a pesar de los cambios temporales, resultando más flagrantes a medida que transcurre la trama- que se puede decirse de manera definitoria que estamos ante una historia desaprovechada en gran medida.

El reparto es algo irregular y en ocasiones da la sensación de ser un productor televisivo. Cecilia Roth está correcta, sin más, emergiendo sin embargo Justina Bustos como la mayor sorpresa del film en -sobre todo- ese intenso pulso que mantiene con el militar al mando interpretado por Quique Álvarez. El film mantiene el interés de manera irregular, siendo éste superior cuando se traslada fundamentalmente a la primera parte de la historia como presa política. A pesar, eso sí, de hacerse demasiado pesado y en ocasiones poco atrayente el largo proceso carcelario. Aún con esto que menciono, me sigue interesando más dicho desarrollo de la historia que los problemas de aceptación familiar del tramo actual.

Una película -enviada por Uruguay a los Oscars 2017 en la categoría de película de habla no inglesa- que quizás podría optar a premio del público o a lo sumo al premio interpretativo femenino para Justina Bustos. De lo más flojo de la sección oficial.

Lo mejor: El descubrimiento de Justina Bustos. La denuncia que presenta sobre los abusos de la dictadura uruguaya.
Lo peor: Una narración espesa y poco inspirada. Rutinaria.

VALORACIÓN:

Banda sonora: 6
Fotografía: 5
Interpretación: 7
Dirección: 4
Guión: 4
Satisfacción: 5

NOTA FINAL: 5,1

@hilodeseda - www.habladecine.com
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Cuando la verdad nos atraviesa el alma.
Conocer la verdad es necesario, aunque nos cueste mirarla a los ojos.


La dictadura militar en Uruguay es uno de los capítulos más deshonrosos de la humanidad. El golpe de estado de 1973 propició una represión salvaje, en el que durante años los secuestros y la tortura fueron el terrorismo de Estado más utilizado para acallar las voces de sus detractores.

“Migas de pan” nos muestra a un grupo de mujeres valientes, que supieron enfrentarse al miedo y a la verdad denunciando torturas, violaciones, abandono familiar…
Militares con nombres y apellidos que durante años sometieron a esas mujeres en las cárceles, a una tortura sexual y psicológica de la que salieron con la fuerza suficiente para enfrentarse a ellos.

Lo que más me ha gustado de la película es la sencillez con la que hace el recorrido documental e histórico de la Memoria de una dictadura, que en España conocemos muy bien. La voz de "verdad, justicia y reparación" resuena a lo largo de toda la cinta.

Manane Rodríguez ha unido su corazón a esas “Migas de pan” y nos presenta una dirección en donde las miradas y los silencios forman el camino narrativo que nos envuelve y nos emociona. Nos acerca las imágenes sin protagonismo, como parte de ese dolor al que quiere dar voz, y junto a Xavier Bermúdez nos ayuda a entender el drama desde unos diálogos precisos y sin concesiones.

Cecilia Roth siempre valiente, arriesgando en su interpretación, involucrándose en un trabajo duro y difícil para una actriz. Y en el que, estoy segura, ha dejado su alma pegada a la de Liliana Pereira.

Justina Bustos nos ha trasmitido la soledad y la emoción entre los barrotes de una cárcel, en la que todas las Lilianas uruguayas y españolas, dejaron por un tiempo sus vidas.

Pero también hay que destacar interpretaciones llenas de verdad, de matices y de sensibilidad, como la de Andrea Davidóvics y las actrices del penal. También Quique Fernández y el actor que interpreta al comandante Silva, y el doctor…
Perdón por no conocer los nombres de esos actores y actrices.

Me ha gustado recordar un Uruguay querido y soñado por mi, a través de los ojos de mi amiga, la escritora uruguaya Alondra Badano.

Amparo Climent
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil