arrow

Kenshin, el guerrero samurái (2012)

Kenshin, el guerrero samurái
Trailer
6,5
3.805
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Kenshin Himura (Takeru Sato) es un famoso samurái conocido por su destreza con la katana y su frialdad a la hora de matar. En el pasado estuvo al servicio de los Ishin Shishi, un grupo de patriotas que luchaban para devolver el poder al Emperador, librando cientos de batallas y cobrándose muchas vidas. Pero tras terminar todos los enfrentamientos, jura no volver a matar y decide pasar al anonimato para dedicarse a viajar por el país como un vagabundo ayudando a quien lo necesite, como penitencia por todas las muertes que provocó. Diez años después, en 1878, Kenshin llega a Tokio donde conoce a Kaoru (Emi Takei), quien le invita a quedarse en su dojo hasta que decida volver a vagabundear. Sin embargo, el pasado que Kenshin intentó dejar atrás pronto volverá para cobrarse venganza contra él. Adaptación del manga de Nobuhiro Watsuki. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Rurôni Kenshin: Meiji kenkaku roman tan (Rurouni Kenshin Live Action)
Duración
134 min.
Guion
Keishi Ohtomo, Kiyomi Fujî (Manga: Nobuhiro Watsuki)
Música
Naoki Sato
Fotografía
Takuro Ishizaka
Productora
IMJ Entertainment / RoC Works Co / Studio Swan / C&I Entertainment / Warner Bros. Pictures
Género
Drama Acción Japón feudal Samuráis Manga Live-Action
Grupos  Novedad
Kenshin, el guerrero samurái
7
Podría ser mejor, pero también bastante peor.
Adaptación "Live Action" del manga y anime del mismo nombre ambientado en los primeros años de la era Meji en Japón, y que a pesar de contar con licencias, nos traslada de manera bastante fiel al primer arco argumental de la serie.

Este tipo de adaptaciones siempre me han causado autentico pavor, son muchos los ejemplos de adaptaciones de mangas, videojuegos, u otras series de dibujos, que han sido auténticos despropósitos, y que han tomado pilares básicos de nuestra gloriosa infancia, y los han destrozado sin piedad (Dragon Ball Evolution por poner algún ejemplo).

El problema reside en encontrar el difícil equilibrio entre la fidelidad al material original, y la adaptación a la acción real. Si se es excesivamente fiel, el resultado puede resultar demasiado pintoresco, trajes con colores chillones, peinados imposibles, tramas y diálogos infumables... en definitiva, tendremos la sensación constante de estar viendo un "fan made", lleno de frikazos disfrazados.

Si por el contrario se opta por adaptar demasiado a la acción real, todos los cambios que faciliten el cambio pueden difuminar la esencia de lo que se está adaptando, y que quede poco que nos recuerde nuestra querida serie, o incluso que veamos insultada su memoria.

En Rurouni Kenshin casi hemos conseguido este equilibrio, y digo casi porque podría ser mejor, pero también bastante peor.

El cast no está mal, especialmente Himura, que aunque por las imágenes promocionales no me convencía demasiado, si que transmite esta aparente inofensividad que tenía Kenshi, aunque sus interpretaciones dejen algo que desear. Por el contrario me han fallado un poco Sanosuke y Saito, que sin llegar a ser desastrosos, no han conseguido recordarme por completo a los personajes en los cuales están basados.

La historia es prácticamente idéntica que la del primer arco argumental de la serie, entremezclando las historias de Jinei y Aoshi, aunque se ha obviado casi por completo al segundo (una autentica pena, pues viendo cómo han adaptado al resto, Aoshi no debería haber sido ningún problema). No se avergüenza en absoluto de donde viene, se respira el amor y respeto por el manga que le tienen sus autores, y consigue escenas de acción, que sin resultar demasiado irreales, si que consiguen trasmitir bastante espectacularidad, haciéndole bastante justicia a la fantástica serie de los 90.

Por el contrario dudo que alguien que no esté familiarizado con el manga pueda disfrutar la película, pues la estructura de la trama puede resultar bastante tosca y lenta para quien no conoce la totalidad de la historia, así como el lenguaje y estilo, y es que uno de los placeres de esta película es que casi se pueden identificar los distintos capítulos en los que están basadas todas las escenas, con algunos momentos casi calcados.

En definitiva, Rurouni Kenshin es una adaptación bastante decente, que puede disfrutarse mucho por quien gustara de la serie original. Esperemos esto sea el principio y continúen la saga, pues queda mucho por contar, y que así podamos ver pronto la adaptación de lo que fue el momento álgido de la serie, la trama de Shishio, aunque esto también será, bastante más delicado de adaptar.
[Leer más +]
41 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Crónica de una fan
Rurouni Kenshin se encuentra en el altar de las historias que me han cambiado y emocionado hasta el punto de ser capaz de devorarlas una y otra vez y seguir enamorándome, y creo que soy difícil como público cuando se trata de algo que realmente me gusta, así que esta película debe de estar bastante bien hecha cuando me ha gustado tanto.
Para empezar, la historia es diferente a la del manga original. A fin de introducir en un par de horas el primer arco del manga, necesitaban condensar los acontecimientos y reducirlos de manera que solamente hubiera uno o dos villanos grandes. Ha sido el propio Nobuhiro Watsuki el encargado de mover los hilos y hacer todo encajar, y en este sentido creo que se ha hecho un gran trabajo para que todo quedara en su lugar sin mancillar la historia original. En fin, que tenemos a Jine Udo trabajando a las órdenes de Kanryu Takeda y a Hajime Saito metido en el asunto desde el principio; sin descuidar la forma en que Kaoru y Kenshin se conocían en el manga y sin olvidarnos de los siempre queridos y entrañables personajes principales.
La historia no sólo está bien llevada argumentalmente, sino que además ha habido un interesantísimo trabajo de adaptación al cine de carne y hueso, y se ha sabido hacer que cada pequeño detalle resultara realista: desde la cicatriz de Kenshin, pasando por la ambientación, hasta las interacciones entre los personajes. Incluso las batallas, que se han mantenido un poco exageradas para no alejarse demasiado del manga, están medidas y modificadas de forma que no resulten excesivamente fantasiosas.

Los personajes están bastante bien caracterizados y las interpretaciones son buenas. De Kenshin se dejan ver varias caras, y Takeru Sato es AMOR; para mí ha sido una elección acertadísima. Emi Takei también me gusta como Kaoru; es cierto que el guión no permite que la fortaleza y valentía de Kaoru se vean en todo su esplendor, pero la actriz lo hace bien. Sanosuke (Munetaka Aoki) tiene momentos tan Sanosuke que yo lo amo y ya está, pese a que me habría gustado verle interactuar con Megumi (Yu Aoi), quien, por cierto, es guapísima y traduce a la perfección las distintas facetas del personaje. Repito que me han gustado mucho Teruyuki Kagawa como Kanryu, y Koji Kikkawa como Jine. Taketo Tanaka es el Yahiko perfecto, al menos aparentemente.
[Leer más +]
24 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil