arrow

El bosque animado (1987)

El bosque animado
Trailer
7,4
10.045
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un bandido, un pocero, una niña que trabaja, un chico que no quiere trabajar, una muchacha que emigra y un fantasma que busca compañía. Estos y otros personajes configuran el mundo fantástico que vamos descubriendo entre los árboles de un bosque. Frente al mundo de los pobres, el de los ricos: los señores del pazo, las veraneantes llegadas de Madrid y la patrona que explota a los niños porque su irremediable soltería ha exacerbado en ella el amor por el dinero. Entre todos, el tren que bordea los caminos del bosque, que trae y lleva pasajeros y es el único nexo que los une y los desune. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
El bosque animado
Duración
108 min.
Guion
Rafael Azcona (Novela: Wenceslao Fernández Flórez)
Música
José Nieto
Fotografía
Javier Aguirresarobe
Productora
Classic Films Producción
Género
Comedia Fantástico
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Wenceslao Fernández Flórez
9
¡Me caso en Soria!
Éste es el grito que caracteriza al bandido Fendetestas, uno de los personajes que asustan a los habitantes de una aldea gallega, junto al aparecido Fiz de Cotovelo, que deambula buscando a alguien que cumpla por él la promesa de ir a San Andrés de Teixido. A través de este argumento, José Luis Cuerda nos presenta esta maravillosa adaptación de la obra de Wenceslao Fernández Flórez.
Sin ser tan surrealista como otras de sus películas, "El bosque animado" es, en mi opinión, una de las mejores comedias del cine español. Nunca me canso de verla, aunque me conozca a sus intérpretes de memoria: Malvís (o sea, Fendetestas, con un genial Alfredo Landa, desesperado por su adicción al tabaco), Geraldo el pocero (quién podía pensar viendo esto que Tito Valverde acabaría dando vida a un serio comisario en TV), la atractiva Hermelinda, Marica da Fame y sus hijos, el alma de Fiz (divertidísimo Miguel Rellán haciendo de muerto), la despótica y cínica Juanita Arruallo (bordada por Encarna Paso, a la que te dan ganas de odiar), la Moucha, los señores D'Abondo y sus visitantes de Madrid... Incluso en un papel casi testimonial de lo menor que es, Luis Ciges como el "Loco de Vos", que aporta esa pizca de humor absurdo típico de Cuerda.
Además, la película no excluye, pese a su estilo de comedia, narrar las supersticiones gallegas o las penurias que hacían a los pobres aceptar cualquier trabajo para no morir de hambre.
[Leer más +]
41 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Lo que ocurre cuando los árboles te impiden ver el bosque
Os lo cuento...

A los cinco minutos pensé: “uff, la que me espera... Menudo muermo”. Media horita después, cuando la parienta descabezaba su primer sueño, me planteé seriamente la opción de darle al STOP e irme a planchar la oreja en postura más cómoda. Afortunadamente, no lo hice. Resistí como un jabato y venciendo mis habituales reticencias con la comedia española, conseguí penetrar definitivamente en ese ‘bosque animado’.

Las razones de ese repentino cambio de actitud para con la peli de Cuerda son obvias. De hecho, existe un proverbio que recoge esa contingencia de forma muy explícita: “no permitas que el árbol no te deje ver el bosque”. Pues bien, eso mismo fue lo que me ocurrió a mi. La supuesta trivialidad de la trama unida a la incompetencia interpretativa de alguno de los actores* (Alejandra Grepi está como un queso, vale, pero actuando...¡qué mala es la puñetera!) y la maldita gracia de algunas de las situaciones me impidieron gozar, en primera instancia, de una peli mucho más jugosa de lo que parecía. Súbitamente, sin embargo, me vi transportado a un mágico microcosmos en el que todos esos torpes aldeanos que tanta grima me habían provocado de buen principio se convertían, por arte de birlibirloque, en personajes de cuento de hadas. El hechizo de Cuerda, Azcona y Aguirresarobe, finalmente, había surtido efecto.

Y es que con cenutrios como yo, que no leen al Wenceslao este ni por casualidad, habrá que tener un pelín de paciencia. Digo yo.

*Queda excluido de este comentario, entre otros, un actor al que habría que rendir pleitesía cada vez que se coloca ante una cámara. Un actor que si fuera británico tendría el mismo reconocimiento que Laurence Olivier o Charles Laughton. Me estoy refiriendo, como no, a Don Alfredo Landa.
[Leer más +]
38 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil