arrow

La vida sin Grace (2007)

La vida sin Grace
Trailer
5,8
2.181
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Stanley Philipps (Cusack) acaba de recibir la noticia de que su mujer, soldado en la guerra de Irak, ha muerto en el campo de batalla. El mundo se derrumba a su alrededor, pero Stanley debe mantenerse sereno porque tiene dos niñas a las que no sabe cómo dar la noticia. Al final, decide llevárselas de viaje a un Parque de Atracciones, esperando que el ambiente festivo mitigue el dolor de las niñas al saber que su madre ha muerto. Pero la ocasión propicia no acaba de presentarse. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Grace Is Gone
Duración
90 min.
Estreno
13 de junio de 2008
Guion
James C. Strouse
Música
Clint Eastwood
Fotografía
Jean-Louis Bompoint
Productora
Plum Pictures / New Crime Productions / Benedek Films / Hart-Lunsford Pictures. Distribuida por The Weinstein Company
Género
Drama Familia Guerra de Iraq Cine independiente USA
"Perversa forma de cine de propaganda para unos tiempos demasiado afines a la pornografía sentimental. (...) Cusack agota el repertorio expresivo de la cara de bacalao."
[Diario El País]
"Está llena de pequeñas incrustaciones de luz que la convierten en flamante, en original (...) una película sobria y al tiempo cálida (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
8
Cómo hablar
Presa fácil de acusaciones de sensiblería y de caer en lugares comunes del cine 'indie' norteamericano, 'Grace is gone', es sin embargo una estimable 'road movie' que indaga con sensibilidad, pero sin caer en el abismo de lo excesivo, en la aceptación de la pérdida de un ser querido.

Puede pecar de previsible y abusar de tópicos del género (el uso del paisaje o el encuentro con personajes peculiares) pero por el camino deja escenas tan estremecedoras como la del padre hablandole a la grabación del contestador que dejó su esposa muerta en combate en Irak, o el estallido de ira ante la provocación de su hermano. Y hay también momentos de gozoso humor (la escena del cigarrillo). Y hay dos revelaciones en forma de asombrosas actrices infantiles. Y una estimable música de Clint eastwood cuyo minimalismo le va al relato como anillo al dedo.

Pero por encima de todo, la película pertenece a un inconmensurable John Cusack que realiza una interpretación de las que marcan una carrera, dando vida a un padre que, confundido por el dolor y el sentimiento de culpa, no encuentra el modo de decir a sus hijas que su madre ha muerto.
[Leer más +]
26 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El amor fraternal como escudo al conflicto en Irak
La verdad es que no estaba muy seguro de si ver o no "Grace is Gone", pero coincidió que iba bien de tiempo y la elegí como mi primera película para ver en el Festival de cine de Gijón. La sorpresa que me llevé ante la pantalla fue enorme. Estamos ante una cinta pequeña, con intenciones bastante ambiciosas pero con un corazón que hace bombear cada elemento de la trama, armándose toda esta sobre un hecho que no puede salir a la luz. A lo largo de 90 minutos, asistimos a la lucha interior de Stanley Philipps (Cusack) por no contarle a sus hijas que su madre ha fallecido en la Guerra de Irak, donde se encontraba enviada como soldado.

Este fatídico hecho hace cambiar la personalidad de Stanley, como no podía ser menos, y decide llevarse a sus crías a un Parque de Atracciones como distracción para que, en el momento oportuno, cuando les cuente lo sucedido, les sea menos duro. Así, vamos viendo el viaje de esta familia aparentemente feliz, pero rota, haciendo parada en hoteles o la casa de un familiar (bruta leste tramo con Alessandro Nivola), hasta llegar al citado parque.

La cinta sigue un esquema bastante típico, tiene escenas obviamente lacrimógenas, nos muestra unos personajes magníficamente interpretados -por una vez, los niños actores son geniales y no dan nauseas-, con un Cusack realmente convincente pese a lo fácil que habría sido caer en la sobreactuación. En una trama tan siniestra, dura en el fondo por que desde el principio sabemos lo que ocurre y vemos esa pequeña fantasía creada en torno a la realidad, se incluyen algunos pequeños gags o diálogos con chispa para intentar levantar un poco los ánimos.

Y esto sucede especialmente cuando los acordes compuestos por el magnífico Clint Eastwood suenan, elevando la película al mismísimo cielo, consiguiendo emocionar con ese precioso plano final, manteniéndote pegado a la butaca durante los créditos, para irremediablemente aplaudir compulsivamente al final de la proyección. Hay más películas basadas en el conflicto de Irak y muy variadas (Redacted mismamente), pero esta en especial es fantástica. Una obra pequeña, con un gran corazón y muy sanas intenciones.
[Leer más +]
21 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil