arrow

Medianoche (C) (2016)

Medianoche (C)
Trailer
6,6
86
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Hugo, escritor novel, presenta su primera novela en una rueda de prensa. Allí conoce a una periodista en prácticas que se siente atraída por la historia de su libro. A raíz de este interés, ambos acaban manteniendo una conversación con una complicidad tan inesperada, que podría provocar un cambio en sus vidas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Medianoche (S)
Duración
19 min.
Guion
Toni Morejón, Paloma Revilla
Música
Òscar Senén
Fotografía
Adrià Feriche
Productora
Tàndem Entertainment
Género
Drama Romance Cortometraje Drama romántico Literatura
7
Cine de AUTOR
Que Toni Morejón es un tío con mucho talento ya me quedó claro con Vacuity, donde obligado por la falta de recursos hacía un verdadera ejercicio de alquimia, convirtiendo en oro lo poco que tenía.

Con Medianoche el reto es diferente. Con algo más de recursos y una historia no menos ambiciosa pero si menos cara, todo tenía que lucir más. Y vaya si lo hace.
Comenzando por la forma Medianoche es un regalazo para los sentidos. Decir que Medianoche luce como el mejor cine no es exagerar y dadas las circunstancias habla de una nueva exhibición de talento.

Todo lo que más me gusta de Medianoche tiene que ver con la dirección. Sin desmerecer el gran trabajo del resto de su equipo, Medianoche es un reflejo del cine que sé que ama Toni, es el producto de muchas horas de disfrute ante una pantalla. El reflejo de una forma de amar el cine que (creo) comparto con él.

Por tanto Medianoche es cine de autor, un corto personalísimo que vive sobretodo del talento de su director, condensado para mí en un plano final magistral.

En cuento al fondo, después de sus tres trabajos me reafirmo en la idea de que el Toni guionista resta al Toni director. Espero equivocarme y ver pronto una historia suya que me llegue como percibo que él pretende.

Quizás no sea más que un choque intergeneracional. Casi veinte años de vida me separan de Toni, suficiente para acumular una buena capa de cinismo que posiblemente haya que derribar golpeando un poco más fuerte.

En todo caso el corto tampoco es mi formato, y todo combinado hace que me dejen un poco frío los diálogos, las ideas que plantean los dos protagonistas (por cierto, muy bien interpretados).

Aunque posiblemente yo haya tenido conversaciones así hoy en día me parecen planteamientos (algo) intrascendentes y artificiales.

No obstante subyace en la historia una idea que sí me interesa y que estoy de acuerdo es inherente a la vida: la imprevisibilidad, las posibilidades infinitas, la fragilidad, la incertidumbre… en una época de la vida en que cada detalle, por nimio que parezca, puede marcar el resto de tus días.

Por tanto si bien es cierto que puedo percibir con cierta indiferencia a estos dos jovenzuelos intentando parecerse interesantes y profundos el uno al otro, qué gran verdad de la vida es el hecho de que todo, a veces, se decide en un segundo sin que nosotros lo sepamos, sin que tengamos la oportunidad de dirigirlo, sin la más mínima oportunidad siquiera de saber dónde están las riendas.

Enhorabuena Toni.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Osadía, talento y buenos propósitos
No ha de ser nada fácil sacar adelante una idea como la de “Medianoche”: un corto de apenas 20 minutos sobre un encuentro casual chico-conoce-a-chica (y viceversa), con una conversación llena de divagaciones sobre el amor y el azar, e intentando que todo resulte verosímil y que la química fluya entre los personajes. Una empresa muy ambiciosa y arriesgada. El hecho de asumir semejante reto ya dice mucho en favor de un joven director como Toni Morejón.

El resultado es desigual, pero interesante. Hay frases del guión que me chirrían a pesar del competente trabajo de los actores. Por ejemplo, a mí no me suena creíble que un escritor desvele públicamente una idea aún no desarrollada, a la que está dando vueltas para una futura novela. Y, sobre todo, la película adolece de un exceso de diálogo, incluyendo de manera a veces apresurada frases inusualmente profundas para dos jóvenes que acaban de conocerse. El conjunto apabulla. Los escasísimos silencios se agradecen en un relato que, por su temática y contexto, debería haber sido menos explícito.

Y es que, en mi opinión, cuanto más entra Morejón en el terreno de la insinuación, más brillante es su propuesta. Es ahí donde radican las virtudes de “Medianoche”. El intercalado de imágenes a lo largo del metraje es un imaginativo recurso que sirve a la vez para romper la linealidad de la trama, hacer un ejercicio de abstracción para convertir a los personajes en conceptos, y enfatizar el mensaje de banalidad y debilidad del ser humano. Un cúmulo de ideas mediante una simple confrontación de planos.

Y lo mejor, de todos modos, está al final. La última escena sirve para cerrar la historia de manera redonda, y plasmar (o insinuar, o evitar…) un desenlace que podía parecer obvio. Todo un detalle de sutileza y elegancia.

Hay que desearle a Morejón suerte para el futuro. Y seguir con atención sus próximos proyectos…
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil