arrow

La escalera (1969)

La escalera
Trailer
6,3
312
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Charlie Dyer (Rex Harrison) y Harry Leeds (Richard Burton), una pareja de homosexuales que conviven desde hace 30 años como un auténtico matrimonio, viven de los ingresos que les proporciona la peluquería que regentan en Londres. Cuando uno de ellos es detenido por escándalo contra la moral y las buenas costumbres, la situación degenera en drama. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Staircase
Duración
101 min.
Guion
Charles Dyer
Música
Dudley Moore
Fotografía
Christopher Challis
Productora
20th Century Fox
Género
Drama Homosexualidad
9
Pequeña joya incomprendida
La escalera (Staircase) se basa en la obra teatral homónima escrita por Charles Dyer. Ha sido representada numerosas veces tanto en el West End londinense como en Broadway. Incluso ha sido representada aquí en España. Pero su adaptación al cine es bastante desconocida para el gran público. Dejando aparte que no suelen pasarla con frecuencia por televisión. De hecho yo sólo he podido verla una vez en una cadena autonómica en sesión golfa. En su momento de estreno en 1969, la película fue vapuleada y fracasó en taquilla.

A mi entender, creo que ninguno de los que participaron en ella esperaban que tuviera éxito. Más bien creo que es un ejercicio de arte. Aceptaron hacerla porque creían en la historia, creían en el guión y deseaban dar al cine la historia de los dos gays peluqueros: Harry Leeds y Charlie Dyer. Admiro cómo dos actores consagrados como Rex Harrison y Richard Burton afrontaron con valentía estos papeles y se atrevieron a rodar una película basada en un texto adelantado a su tiempo. Richard Burton era un actor que no me gustaba demasiado, siempre haciendo de galán atormentado. Pero viéndole en este film me dí cuenta de cómo le desperdició la industria del cine y cuánto podía haber dado de sí su talento. Cuando le veo en "Cleopatra", "El Exorcista 2: el hereje" y otras birrias que tuvo que rodar... le recuerdo en su valiente papel de Harry Leeds. Y me reconcilié con él. Rex Harrison siempre me ha gustado y tras verle como el gay Charlie Dyer aún me agradó más.

¿Y de qué va esta desconocida película?. No desvelaré la trama. Mi intención es que sorprenda al que se interese por ella. Tanto como me sorprendió a mí. Es prácticamente teatro rodado y es tal el gustazo que da ver la batalla actoral entre Harrison y Burton que te importa un pimiento que el film no tenga una fotografía esplendorosa, ni unos decorados lujosos. Si se conoce el texto teatral uno ya sabe qué delicia le espera. Stanley Donen rodó con mimo esta película y trató con gran ternura estos dos personajes que representan un canto al respeto, la solidaridad, al amor incondicional e invencible a través de los años. De la necesidad de amar y ser amado. De estas cosas buenas y de muchas más.

Joyas así no hay que perderlas. Hay que rescatarlas y colocarlas en nuestro altar particular de películas de culto.
[Leer más +]
28 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un par de antenas
Stanley Donen conoce perfectamente el medio cinematográfico y, así mismo, conoce el escenario, con lo que idea una obra perfecta de cine que nos presenta una obra de teatro en la pantalla. No solo conoce lo que es el teatro, es que sabe lo que es un musical y eso se nota en la forma que hace mover a los protagonistas en un mundo que como las tablas solo tiene tres paredes, pues el cuarto lado está abierto al espectador. Sin duda todo este entramado solo podía tener éxito con dos buenos actores, capaces de sacar todos los matices a dos homosexuales que se enfrentan juntos a los cambios físicos y mentales que experimentaran su cuerpo y su espíritu. En 1969 empieza a abrirse la mentalidad cerrada de los ingleses a la realidad homosexual y con obras de teatro como la que da origen al guión, con películas como esta, y con el apoyo de figuras influyentes de la sociedad, así se puede entender la actuación de estos dos monstruos ingleses de la interpretación y en la cima de su carrera. La verdad es que son muchas las películas que al basar su guión en una obra de teatro han fracasado en la pantalla por una mala realización, pero este no es el caso. Y sin embargo la película no tuvo un gran éxito, seguramente por la temática y hasta de la vergüenza que muchos espectadores podían tener de que se les viera en la butaca dispuestos a admitir la homosexualidad como un hecho normal.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil