arrow

The Wall (2017)

Sinopsis
Narra un duelo en medio de un paraje desértico entre un francotirador estadounidense y otro iraquí. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Wall
Duración
81 min.
Estreno
11 de mayo de 2018
Guion
Dwain Worrell
Fotografía
Roman Vasyanov
Productora
Amazon Studios / Big Indie Pictures / Picrow
Género
Bélico Guerra de Iraq
6
Crítica de The Wall por Cinemagavia
Los atentados contra las torres gemelas del 11 S en Nueva York desencadenaron una guerra contra el terrorismo global.

Bajo esta coyuntura, en marzo de 2003 el presidente norteamericano George Bush inició la invasión de Irak con ataques aéreos contra posiciones militares iraquíes alegando, él y sus aliados en la invasión, que poseían un arsenal de armas de destrucción masiva.

Así las cosas, fueron desplegados unos 200 000 efectivos, entre Estados Unidos y sus aliados. El 1 de mayo de 2003 el régimen iraquí fue derrocado y se instauró un gobierno provisional. No se encontraron armas de destrucción masiva.

Saddam Hussein estuvo escondido durante varios meses, aunque finalmente lo apresaron, juzgaron y condenaron, y, el 30 de diciembre fue ejecutado.

Por otra parte, la invasión de Irak originó un aluvión de violencia y atentados contra las fuerzas de la coalición y entre diversos grupos étnicos. Estos enfrentamientos se cifran en 100 000 muertos, aunque hay fuentes que elevan dicha cifra a cantidades mucho más elevadas.

Finalmente, bajo el mandato del presidente Obama, en 2010 Estados Unidos retiró sus tropas de Irak.

The Wall es drama bélico, situado en 2007 en Irak y rodado con poquísimos intérpretes. De hecho, aunque al principio hay dos actores en la pantalla, al caer herido uno de los personajes, prácticamente solo quedará uno de ellos, que interactúa con el invisible enemigo.

El protagonista, Aaron Taylor-Johnson, conocido por su trabajo en “Animales nocturnos” (Nocturnal Animals) interpreta a Allan “Ize” Isaac.

Ize es el observador de su compañero francotirador, y aunque empieza como mero asistente de su compañero, al ser disparado este, se queda como único ocupante de la pantalla. Su intervención es casi un monólogo, está solo ante el enemigo, y tiene que descubrir su posición.

En este papel que era de lucimiento de sus dotes como actor, quizás se agradecería un nivel interpretativo más alto para transmitir al espectador el sufrimiento, la agonía y el dilema que se le plantea al personaje, que sí que lo hace, pero podría mejorarse.

El otro protagonista, casi ausente es John Cena, ex culturista y luchador profesional que interpreta al sargento Shane Matthews, tiene la imagen perfecta del soldado de élite que representa en la película, siendo el militar que todos esperamos ver en cualquier cinta bélica.

Le hemos visto en “Persecución extrema” (The marine) y en algunas películas hace apariciones representándose a sí mismo.

Su papel en The Wall se ve muy mermado. Su personaje cae herido al principio, y casi todo el tiempo aparece inconsciente.

El argumento de The Wall es algo novedoso respecto del resto de películas bélicas a las que estamos acostumbrados. En estas, no faltan grandes escaramuzas, tiros por doquier, explosiones y demás parafernalia que suele acompañar a este tipo de filmes.

Aquí el escenario es minimalista. Un desierto. Un sol abrasador. Un muro a punto de derrumbarse, una tubería de un oleoducto, unos cadáveres y poco más.

Es la lucha de un hombre contra otro hombre. No importa la política, ni el porqué de la guerra. Solo sobrevivir. Ser más inteligente que el antagonista y salir victorioso.

Es una historia de supervivencia en clima extremo bajo fuego enemigo. Es el juego psicológico del ratón y el gato, de preguntas y respuestas, de plantearse toda una vida y toda una guerra.

Tiene una buena trama que genera mucha tensión en algunos momentos, aunque a veces decae, y un ritmo adecuado y progresivo.

Pese a contar con el asesoramiento militar de Nicholas Irving exsargento de operaciones especiales de los Rangers, con amplia experiencia en Irak, adolece de algunas incongruencias, como que soldados ante fuego enemigo se salten todos los protocolos de actuación, siendo de lo más imprudentes.

La intencionalidad de la película no queda clara. No se sabe si es una película que quiere mostrar las duras condiciones de la vida militar, si es una crítica a la guerra de Irak, o a los motivos por los que los soldados se enrolan en una guerra que aparentemente no es la suya.

Si acaso, la aparición en la pantalla de una tubería de un oleoducto, sí que podría ser un simbolismo de las motivaciones de la guerra de Irak y el coste en vidas humanas derivado del interés del petróleo, aunque en ningún momento se hace ninguna alusión.

The Wall es una película con un argumento interesante que provoca una gran tensión a lo largo de la cinta. Pero se ha perdido la oportunidad de oro de generar inquietudes y debates en el espectador. Simplemente nada en la superficialidad de los trascendentales temas que aborda.

Escrito por Luz Nogues

Por falta de espacio puedes completarla aquí:
https://cinemagavia.es/the-wall-pelicula-critica/
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Lucha de francotiradores en el desierto
No hay nada muy novedoso ni tampoco nada muy horrendo, de conjunto este thriller dramático bélico estadounidense se muestra como entretenido, bien filmado y sin mucho ingenio en el guión que tropieza con el facilismo de diálogos entre buenos y malos.
El director Doug Liman (Al filo del mañana, 2014) y el guionista Dwain Worrell logran crear un clima minimalista de tensión bélica pero por momentos se vuelve muy artificial y carece de buenas ideas a la hora de enfrentar a los bandos en pugna. Lo visual es bueno, edificado con poco, y detallista; aunque en el terreno filosófico esquiva hurgar en el antibelicismo y opta por la superficialidad guerrerista.
La propuesta de Doug Liman consigue sostener buenos tramos de tensión, pero lo poco creíble y la escasez de profundidad narrativa la lleva a decaer mucho en su contenido, tropezando con las falencias de Mine (2016); aunque por suerte la duración es escueta y no dilapida sus escasos méritos, los que se ahondan con un final que afortunadamente escapa de lo previsible.

Calificación Fanaseriecine: 5 ½ sobre 10
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil