arrow

Drácula, príncipe de las tinieblas (1966)

Drácula, príncipe de las tinieblas
Trailer
6,6
2.937
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El padre Sandor, abad de Kleinberg, envía un mensaje a los miembros de una expedición que se dirige a las montañas, aconsejándoles no seguir adelante. A pesar del aviso, los Kent deciden continuar el viaje. Al anochecer, su aterrado cochero se niega a seguir avanzando y los abandona en medio del bosque. En tal circunstancia, aparece un misterioso carruaje negro que los conduce a un enorme y misterioso castillo, donde son hospitalariamente recibidos por el mayordomo del difunto conde Drácula. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Dracula: Prince of Darkness
Duración
90 min.
Guion
John Sansom
Música
James Bernard
Fotografía
Michael Reed
Productora
Hammer Films
Género
Terror Vampiros Secuela
Grupos  Novedad
Drácula Adaptaciones de Bram Stoker
7
Volvió para quedarse.
Por mucho que intentaron durante años convencer a Christopher Lee de que se pusiera de nuevo la capa de Drácula, este daba largas una y otra vez, pero al final, en un medio como el cine, donde lo que se dice hoy poco vale para mañana, terminó por claudicar. Es verdad que tardó ocho años, pero una vez que volvió a interpretarlo, ya no pararía ofreciéndonos muchas más, algunas de ellas del todo olvidables, como aquella con Jesús Franco.

Este “Drácula, Príncipe de las tinieblas”, despertó ya en su día bastante expectación y cosechó un apreciable éxito; pero entre nosotros, esta continuación es muy flojita, carente del brío e inteligencia de otras obras de Terence Fisher y donde incluso
Christopher Lee parece no estar nada convencido. No ayuda mucho el guión, ya que una cosa es que el Conde sea parco en palabras y otra muy distinta mudo. Y es que el conjunto de la narración es bastante pobre, previsible e ingenua.

Afortunadamente la Hammer tiene otras virtudes, y es que el sabor de película de serie B que ellos ofrecían es irrepetible. Esos decorados en los estudios de Londres, más a parte, algunas escenas de exteriores rodadas en la mismísima Rumanía le dan un toque especial.

Con el director Terence Fisher hay que tener cierto cuidado, ya que muchas de sus obras más conocidas por el gran público son las más flojas, mientras que otras mucho más inaccesibles como “La novia del Diablo” tienen una calidad mucho más alta.

Disfrutarla con inteligencia y no con fervor es lo más sensato. Ultras ya tenemos muchos en los campos de fútbol.

Nota: 6,1.
[Leer más +]
27 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un conde más inhumano que nunca
Casi una década después. Fisher retomó la historia del vampiro más famoso de la literatura, para seguir afilando sus colmillos y su sadismo (del Conde por supuesto), porque
Drácula es aquí mucho más visceral que en el film anterior, de tal manera que ni siquiera pronuncia una sóla palabra en todo el metraje. La razón de esta particularidad es que Christopher Lee no estaba demasiado contento con los diálogos que le tocaba pronunciar. Según él eran ridículos y pueriles. Sin duda ello contribuye a que el personaje sea mucho más misterioso e inhumano.
La pelicula no llega a la calidad de la anterior, pero sin duda sigue siendo una muy interesante propuesta de la Hammer. Sólo se echa en falta a Peter Cushing. Especialmente memorable resulta la escena en el lago helado. Sigue habiendo referencias de la Novela aunque cada vez se aleja más de ella. Cuidado con el cuello!
[Leer más +]
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil