arrow

El secreto de Thomas Crown (1999)

6,0
16.076
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A los cuarenta años, al multimillonario y distinguido Thomas Crown no le queda nada que demostrar: es un triunfador nato. Pero no se siente satisfecho, así que planea robar un Monet del Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York. La policía nunca sospecharía de él, pero sí lo hace una experta y bella detective privada que trabaja para la agencia de seguros del museo. Por esta razón empieza a tantear a Crown por medio de un peligroso juego de inteligencia y seducción. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Thomas Crown Affair
Duración
113 min.
Guion
Leslie Dixon, Kurt Wimmer (Historia: Alan R. Trustman)
Música
Bill Conti
Fotografía
Tom Priestley
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer
Género
Intriga Remake Robos & Atracos Ajedrez
"Remake que decae cuando empieza a intercalar secuencias de videoclip. Eso sí, con una imponente Russo que se zampa ella sola la película"
[Cinemanía]
"Aburrida"
[Diario El País]
9
Pura evasión
El cine es un medio de expresión que, al igual que la literatura, puede tener diferentes objetivos. Pretende provocar en el espectador diferentes reacciones: hacer que se ría, que reflexione, que se conmueva, que sueñe.
Bajo mi punto de vista, El secreto de Thomas Crown intenta, y consigue, hacer soñar a quien la ve. Los protagonistas son elegantes, tienen clase, son inteligentes y se encuentran ambos al mismo nivel: somos conscientes de que se la puede jugar uno al otro en cualquier momento.
Por otro lado, de su mano contemplamos obras de arte magníficas, asistimos a fiestas sofisticadas, bordeamos las crestas de las montañas a bordo de una avioneta y viajamos a islas paradisíacas.
La acción, la trama del gato y el ratón, no hace sino aderezar estos componentes para mantenernos en vilo a lo largo del metraje.
El cine, aparte de otras muchas cosas, es entretenimiento, y su grandeza reside en que en ocasiones, como ésta, nos absorbe durante dos horas y permite que nos olvidemos de las calamidades de nuestra vida. Hace que podamos desde visitar el MOMA hasta broncearnos en el Caribe junto a Pierce Brosnan o Rene Russo. Y al fin y al cabo, ¿quién podría resistirse a eso?
[Leer más +]
32 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Genial diversión.
Las películas de McTiernan no engañan a nadie. No pretenden hacer reflexiones profundas sobre temas trascendentales, ni pretenden que pasemos por el aro haciéndonos creer sus inverosímiles guiones y personajes. Hay veces que apetece prescindir de esos conceptos, poner el raciocinio en “OFF” y dejarnos llevar para pasar un rato divertido. ¿A quién no le apetece de vez en cuando?

El Secreto de Thomas Crown me pareció una elegante, sofisticada e ingeniosa intriga en la que dos personajes se seducen mutuamente con un sin fin de peripecias y engaños, que en la vida real serían del todo utópicos, pero en la ficción resultan fascinantes.

Con unas buenas interpretaciones de la pareja protagonista, excelente en el caso de Russo, la historia transcurre de manera intensa sin decaer en ningún momento hasta llegar a un ocurrente final, en el que claro, hay que renunciar a toda lógica, pero por algo es una película de ficción.
[Leer más +]
25 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1