arrow

Crimen y castigo (1935)

7,0
716
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Raskolnikov, un estudiante pobre, asesina y roba a una vieja avara y considera que su crimen está justificado porque la considera un parásito de la sociedad. Al principio consigue eludir las sospechas de la policía, pero no el tormento que le causa su aislamiento y su sentimiento de culpa. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Crime and Punishment
Duración
88 min.
Guion
Joseph Anthony, S.K. Lauren (Novela: Fiódor Dostoyevski)
Fotografía
Lucien Ballard (B&W)
Productora
Columbia Pictures
Género
Drama Crimen
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Fiódor Dostoievski
9
Para no perdérsela.
Gratísimo drama adaptado y simplificado de la novela clásica de Fedor Dostoievski (un policial psicológico-filosófico) y ubicado en los años de la Gran Depresión, donde descuellan Peter Lorre (Roderick Raskolnikov), que venía de hacer "El hombre que sabía demasiado" con Hitchcock y construye un fascinante personaje en su primer filme norteamericano, y el brillante Edward Arnold como el inspector Porfiry, un precursor de otros famosos detectives, como Columbo. Con elementos expresionistas, se puede percibir también un lado kafkiano del personaje criminal, pues tiene arranques de soberbia a pesar de su humildad y confusión culpable. Muy agradable de ver, no se la pierda.
[Leer más +]
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El criminólogo
Notable y eficaz film del realizador vienés Josef von Sternberg (1894-1969). El guión, de Josef Anthony y S.K. Lauren, adapta la novela “Crimen y castigo” (1866), de Fiodor Dostoievsky. Se rueda íntegramente (escenas de interior y de exterior) en Columbia Pictures Studios (Hollywood). Producido por Benjamin Schulberg para Columbia, se estrena el 22-XI-1935 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar en San Petersburgo (Rusia), en 1933/34. Dedicado a los estudios de criminología, Roderick Raskolnikov (Lorre), vive pobremente y con apuros. Escribe interesantes artículos de su especialidad por los que no percibe ninguna retribución, mientras espera que le llegue una racha de buena suerte. Vive solo y se relaciona solamente con Dmitri (Allen), un antiguo compañero de estudios en la Universidad, que se desenvuelve con más habilidad que él y obtiene unos ingresos profesionales relativamente holgados. Su familia se limita a su madre Pulqueria (Risdon), viuda de 43 años, y su hermana Antonia (Birell), soltera, de 20 y tantos años. Conoce y siente interés por Sonya (Marsh), de 18 años, castigada por la mala suerte, pero noble y sincera como pocas. Él, de unos 25 años, es introvertido, solitario, aficionado al estudios y a la lectura, agnóstico, inteligente y con cierta tendencia a la bipolaridad (orgullo/humildad, racionalidad/irracionalidad).

El film suma drama, drama psicológico, crimen, investigación policíaca y romance. Explora el mundo interior del protagonista, sus tendencias megalómanas (admira a Napoleón y Beethoven), sus ideas sobre el superhombre de Nietzsche, su consideración de sí mismo como un superhombre destinado a realizar grandes cosas, con facultades para actuar al margen de la moral hecha para las personas inferiores y con sus convicciones sobre la legitimidad que le corresponde para eliminar a individuos inconvenientes para la buena marcha de las personas y la sociedad. Pese a sus convicciones y sentimientos de superioridad, el crimen se convierte para él en una pesada carga que le rompe los nervios, le atormenta la conciencia, le aturde la mente y le perjudica la salud. Aunque la policía no tiene pruebas contra él, su presencia de ánimo se desmorona y su presunta superioridad se demuestra carente de fundamento. Particular interés tiene el enfrentamiento dialéctico que sostiene con el jefe de policía Porfiry (Arnold) (1).

La obra no forma parte del conjunto de obras maestras de Sternberg (“Marruecos”, “El expreso de Shanghai”, “Fatalidad”...), pero es un trabajo notable, eficaz y convincente, con destellos de la maestría del realizador. La atmósfera del film es densa, opresiva y asfixiante. Traslada a la cinta el ambiente angustioso y opresivo de la novela y de la Rusia zarista en la que la novela (no el film) enmarca la acción.

(Sigue en el “spoiler” sin desvelar partes del argumento)
[Leer más +]
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil