arrow

Sherlock Holmes: Juego de Sombras (Sherlock Holmes 2) (2011)

Sherlock Holmes: Juego de Sombras (Sherlock Holmes 2)
Trailer
6,4
46.821
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En todo el mundo se están produciendo llamativas noticias: un escándalo acaba con un potentado del algodón de la India, un comerciante de opio chino fallece de una aparente sobredosis, estallan bombas en Estrasburgo y Viena, fallece un magnate del acero estadounidense... Nadie ve ninguna conexión entre estos acontecimientos aparentemente aleatorios, excepto el famoso detective Sherlock Holmes (Robert Downey Jr.), que ha adivinado una red deliberada de muerte y destrucción. Y en su centro, como una araña especialmente siniestra, está el profesor James Moriarty (Jared Harris), una mente maestra del crimen que auna su capacidad para el mal con una total falta de conciencia. La investigación por parte de Holmes del plan de Moriarty se torna más peligrosa cuando le hace abandonar Londres, junto a Watson, para dirigirse a Francia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Sherlock Holmes: A Game of Shadows (Sherlock Holmes 2)
Duración
129 min.
Estreno
5 de enero de 2012
Guion
Kieran Mulroney, Michele Mulroney (Personajes: Arthur Conan Doyle. Cómic: Lionel Wigram)
Música
Hans Zimmer
Fotografía
Philippe Rousselot
Productora
Warner Bros. Pictures
Género
Acción Intriga Comedia Aventuras Sherlock Holmes Steampunk Secuela Siglo XIX Buddy Film
Grupos  Novedad
Sherlock Holmes
6
Eficaz y efectista (esencialmente lo esperado)
"Sherlock Holmes 2" no ha sido recibida exactamente con los brazos abiertos aquí en América. Algo comprensible, si tratamos de comparar el film de Ritchie con películas, digamos, trascendentes. "Juego de sombras" es, sin embargo, una película eficaz y entretenida que cumple con su objetivo de pasatiempo navideño.

Para mí, que venía del tráfago familiar, de bolsas de regalos y miradas de soslayo a la cuenta bancaria, fue un verdadero entretenimiento. "Sherlock Holmes 2" ofrece exactamente lo que muchas veces el espectador necesita: cero dramas, acción vibrante, giros de guión y actores entonados. Desde estas premisas el film funciona magníficamente. Hay esas anticipaciones que hacen grande al Sherlock del cómic, peleas, bombas, diálogos cómplices entre el Watson de Jude Law y el Sherlock maníaco de Downey. Y en esencia, aunque hablamos de un calco de las estrategias de la primera parte, estas funcionan. En mi opinión, la clave que permitió mantener la atención en esta segunda parte es la calidad del antagonista, un Moriarty brillantemente interpretado por Jared Harris.

Ahora bien, del lado de crítica más exigente podemos poner varios 'peros'. El primero viene impuesto por el ritmo que Ritchie quiere darle al film. El director no quiere remansos o los planea mal haciendo que la película se hunda en algunos momentos y, lo que es más grave, ni el humor ni el drama lleguen a calar, más que superficialmente. He aquí posiblemente su mayor defecto: una superficialidad que nos impide ver más allá de actores y efectos.

Este defecto conecta con el segundo: el film es astuto, pero no inteligente. Es decir, hay muchos trucos, guiños, giros, pero no sutil inteligencia. El Sherlock de Ritchie es un boxeador con enorme retentiva visual, poderes de anticipación, pero no un detective especialmente brillante. Tampoco Moriarty parece mucho más que un académico narcisistas y chalado.

Yo añadiría de mi cosecha un tercer defecto: el retrato de los caracteres femeninos. Ni el exotismo de la chica medio-gitana, ni la efímera aparición de McAdams, ni el rol de la mujer de Watson, tienen consistencia. Esto hace que el juego de romances que se plantea en la mitad del film sea teatral y falso.

Sin embargo, como decía anteriormente, es en la conjunción Downey Jr-Jude Law donde hemos de poner las miras. El humor no funciona tan bien como en la primera parte. Y aún, la química funciona. Solo por su poder actoral, la magnífica presencia visual del film y sus efectos, podemos decir que Sherlock Holmes 2 es la película navideña que muchos de nosotros necesitamos.
[Leer más +]
64 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
¡Watson, es la guerra…!
Llegado el caso de justificar una nota excelente a este Juego de sombras, podría decirse que sería una nota justa aunque la mayoría estuviera por otra labor. Personalmente siempre estaré con la discrepancia, con los James Moriarty que hacen que el mundo se mueva.

Por suerte no hay que justificar nada porque también hay que apoyar a aquella gente que diga que el Juego de sombras hace que no deslumbre nada, como también hay que apoyar a quien luche contra el crimen por simple afición, pues estarán en su derecho de hacerlo y si lo hacen bien, ahí estaremos.

A Guy Ritchie, dicho honradamente, ante estos trabajos hay que reconocerle su labor porque ha tenido el detalle de no aburrirnos con un personaje que dio todo de sí, incluso que resucitó ante la demanda. Hubiera sido nefasto, por ejemplo, que la famosa pareja cayera en la caricaturización o que Sherlock Holmes se pasara ya con sus golpes o… que se disfrazara de mujer, algo imperdonable… Sin duda. Y el hecho es que ha sucedido. ¿Cómo entonces exponer la película a los más altos elogios? Porque, como diría sir Arthur Conan Doyle tantas veces…
-Los extraordinarios hechos acaecidos... durante aquel año en el panorama internacional… Obligaron a ello…

El señor Ritchie ha sabido ajustar escenas y música para llevarnos por la Europa, siempre atractiva, de los tiempos de asesinatos de archiduques, atentados y ametralladoras barriendo terreno sin mostrarnos nada sorprendente o fuera de serie (alguna excepción hay, como cuando salen todos del comedor del restaurante a toque de la personificación del mal, o la excepcional puntería del coronel Sebastian Moran). El mal sí tiene la obligación de sorprender. Ha sabido presentar la relación del detective con Watson, clave de los relatos, con espléndidos diálogos, una pizca de humor y una acción llamativa en su punto medio. Y ha sabido sacar partido al señor Moriarty sin deslumbrar, con credibilidad. Ha jugado su baza como los mismos personajes, con inteligencia; sin plantearse superar la primera película del 2009 a toda costa.

La literatura tiene su parcela y el cine la suya. Sherlock Holmes no necesita presentación. Sigue estudiando las hebras de tabaco, eso es lo importante. Si por el contrario, lo demás resulta excesivo o fuera de contexto, si la acción es sinónimo de falta de calidad, entonces, mi querido Mycroft, lo mejor es que no estés en pelotas en presencia de una dama y que se recurra a la serie detectivesca del Padre Brown, por ejemplo.
[Leer más +]
56 de 83 usuarios han encontrado esta crítica útil