arrow

Street Trash: Violencia en Manhattan (1987)

Sinopsis
Brooklyn, New York. En los bajos fondos de la ciudad, la violencia entre bandas callejeras es extremadamente salvaje. Dos hermanos luchan por liberarse del acoso de la banda del cruel Bronson que siembra el pánico en las calles. Junto a un grupo de renegados, intentan "limpiar" su territorio. Pero un mortífero y devastador nuevo enemigo les acecha: una fuerza energética capaz de deshacer a sus víctimas en segundos... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Street Trash
Duración
91 min.
Guion
Roy Frumkes
Música
Rick Ulfik
Fotografía
David Sperling
Productora
Lightning Pictures
Género
Terror Comedia Comedia de terror Gore Serie B
6
World Trash
Con una estética sacada directamente del cubo de la basura, nos llega esta genial pieza de culto firmada a finales de los ochenta y que no fue hasta años más tarde cuando se la empezó a considerar como lo que era dentro del cine "trash", una pequeña genialidad rodada con cuatro duros, mucha imaginación y un gran sentido del humor.

En un ambiente maloliente y demencial Jim Muro consigue crear todo un mundo "underground", repulsivo y visceral, putrefacto y en total descomposición, donde los personajes a cada cual más tarado que el otro, se verán expuestos a los efectos de un extraño licor que al consumirlo les producirá una extraña mutación llevándolos hasta la descomposición total de su organismo.

Es ahí donde asistiremos a todo un espectáculo lleno de vísceras en total descomposición junto a toneladas de líquidos viscosos y a todo color, un autentico festival de la inmundicia y la podredumbre.
Todo un "clásico" de los cubos de basura.

Para los amantes del "trash" más absoluto.
La edición en DVD incluye el doblaje original de 1987.
Interesante.
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Efectos geniales, montados sobre morralla.
Tremendamente sucia y, a menudo, perturbadora, sólo funciona en los momentos en que el pseudo gore se hace protagonista.

Los efectos, en este sentido, son divertidos y muy logrados, siendo lo mejor -lo único- de la película. Desgraciadamente, no aparecen lo suficiente, ni se dosifican con inteligencia, para atrapar a un espectador que se aburrirá inevitablemente. El resto del film es morralla.

Largometraje flojo, que podría haber sido un corto sublime. Claro que, entonces, no lo hubiera visto nadie.
[Leer más +]
4 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil