arrow

La batalla de Inglaterra (1969)

La batalla de Inglaterra
Trailer
6,4
2.108
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A principios de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), tuvo lugar la llamada batalla de Inglaterra, en la que la Aviación Británica (la RAF) se enfrentó a la poderosa Luftwaffe alemana para salvar a Inglaterra de la invasión. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Battle of Britain
Duración
127 min.
Guion
James Kennaway, Wilfred Greatorex
Música
Ron Goodwin, William Walton
Fotografía
Freddie Young
Productora
Spitfire Productions
Género
Bélico II Guerra Mundial Aviones
6
Meticulosa y veraz
Esta superproducción, que costó 17 millones de dólares, tiene su mayor virtud en describir los hechos de una forma bastante apegada a la realidad, de manera muy realista. Así pues, aparecen sucesos muy conocidos como el ataque a Dover, el Día del Águila, los bombardeos sobre Londres, las incorporaciones de pilotos inexpertos y extranjeros a la RAF,...

Lo mejor sin duda es la ingente labor de documentación, entrevistas y la recuperación de antiguos aviones para recrear todo con gran verosimilitud. En efecto, aparecen aviones reales de la Batalla de Inglaterra como los Hurricane, Spitfire británicos o los Stuka alemanes. Ver todos estos aparatos en acción es realmente sorprendente. Los personajes que aparecen están muy cuidados, basados en combatientes reales (podemos contemplar a Göering, jefe de la Lutwaffe; Dowding, jefe de la RAF, pilotos, etc).

Lo esencial, que son los combates aéreos, están muy bien realizados para la época (1969, se trabajaba con maquetas, aviones teledirigidos y los propios aviones reales) aunque en ocasiones resultan confusos y repetitivos (primer plano piloto- plano general aviones- primer plano- plano general explosión). Hay también una parte del enfrentamiento de aviones adornada únicamente con el sonido de la banda sonora que pretende ser artístico pero que se hace un poco largo.

Por lo demás, hay que destacar la estupenda recreación de los aeródromos ingleses, las ciudades -por cierto, una parte rodada en San Sebastián-, el metro como refugio subterráneo, el cuartel general, etc.
Todo ello está contado desde un punto de vista bastante neutro. Nos vamos enterando del resultado de la contienda por las escenas de los altos mandos.
Quizá donde "cojea" es en el terreno de las historias personales. Hay muchos actores de buen nivel pero al ser tantos no se profundiza demasiado. Es una lástima tener a Laurence Olivier o a la guapa Susannah York para unas poquitas secuencias, aunque intuyo que la elección del reparto, aparte de voluntaria pues cobraban sólo por días trabajados, fue un reclamo más de cara a la taquilla.

Para aquellos espectadores que estén interesados en este conflicto o que quieran profundizar más, recomiendo los extras que acompañan al dvd; en ocasiones tan interesantes como el film.
[Leer más +]
33 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Nunca tantos debieron tanto a tan pocos.
“La batalla de Inglaterra” es una de las más deslavazadas y soporíferas películas bélicas que se hicieron a raíz del éxito de “El día más largo” en los años sesenta. Excesivamente larga e insustancial, tiene el gran problema de desaprovechar como nadie un reparto del que se podía esperar mucho más. El guión es bastante endeble, alejado del espíritu de cierta ecuanimidad que suelen tener este tipo de grandes producciones, porque aunque estén realizadas por los aliados, la diferencia es que a los alemanes o japoneses se les suele humanizar más que de costumbre, sobre todo desde el punto de vista estratégico y militar. Aquí ni eso, Goering parece un orangután rabioso y en general la Luftwaffe es retratada como una institución incompetente.

En la parte positiva hay que quedarse con tres atractivos que hacen su visionado recomendable. En primer lugar están rodadas muchas escenas en España, casi todos los exteriores, siempre un pasatiempo para los interesados en las localizaciones como yo. El segundo punto a tener en cuenta son las excelentes escenas aéreas, lo mejor de la película, que se encuentran entre las más destacadas del cine aéreo en la etapa anterior al ordenador. Y por último es reseñable la introducción de un estilo anticipatorio de lo que sería el cine de catástrofes que arrancaría precisamente con “Aeropuerto” un año después. Aquí están presentes muchos elementos de ese tipo de cine.

Una nota más, es un poco cansino el bombo y platillo que se les hace a los Spitfire, grandes cazas, pero que se olviden como suele pasar a los Hurricane, que tuvieron igual o más peso en la batalla de Inglaterra, es muy injusto.

Nota: 6,3.
[Leer más +]
25 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil