arrow

Defensa (1972)

Defensa
Trailer
7,4
7.539
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuatro amigos que viven en la ciudad deciden pasar un fin de semana en los Montes Apalaches, lejos de sus familias y los problemas de la oficina. Quieren bajar en canoa un río que atraviesa un bosque que pronto será inundado para la construcción de una presa. Todo parece ir bien pero, tras una jornada placentera, el encuentro con los locales convierte la excursión en una angustiosa pesadilla. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Deliverance
Duración
110 min.
Guion
James Dickey (Novela: James Dickey)
Música
Eric Weissberg
Fotografía
Vilmos Zsigmond
Productora
Warner Bros. / Elmer Enterprises
Género
Aventuras Drama Thriller Supervivencia Naturaleza Amistad Película de culto
9
Naturaleza (humana)
"Deliverance" es un encuentro con la naturaleza más pura, con el lado más intenso de ésta. Y ello se constata en cada uno de los planos que forman parte del primer tramo de la excelsa obra que Boorman creó pocos años después de debutar. En esos planos detalle de los ojos de Jon Voight absolutamente fascinados y cautivados ante el influjo de la naturaleza, dejando entrever en ellos el respeto y la más profunda admiración hacía los parajes que nos albergan cuando huimos de los rincones más urbanitas. Y también en sus diálogos, cuatro tipos cuya única preocupación será pasar una tarde realizando piragüismo, debatiendo sobre la posible inundación de aquellos parajes y todo lo que ello conllevaría.

Acto seguido, salta a la palestra otro tipo de naturaleza: La humana, que tiñe los parajes vírgenes de sangre, de demencia, de incertidumbre y transforma lo que había sido un plácido viaje en una turbia espiral de deliberación e instinto de supervivencia.
El instinto mezclado con la auténtica vehemencia del ser humano, que deja tras de si la crudeza y la voracidad de unos actos capaces de engullir cualquier tipo de sentimiento o de miramiento por lo que pudiesen tener ante sí unos protagonistas desbordados por una situación tan extrema y súbita como la que se les plantea.

Así, observamos como el temor se apodera de Drew, el embarazo de Bobby por la situación vivida, y son guiados por Lewis, que en todo momento ejerce de capataz ante sus propios temores también, por lo que pudiera suceder tras esos rocambolescos acontecimientos.
Y continúa el viaje, por un río manchado de incertidumbre, dudas y pavor, un río que llevará a esos cuatro amigos a culminar su peculiar aventura con un nudo en la garganta, exactamente el mismo nudo que acompaña al espectador en sus mismísimas tripas desde que la desasosegante dirección que toman los hechos hace mella en esa travesía.

Finalmente, todo sigue su cauce, y como el mismísimo caudal del Cahulawassee arrastra lo que ha dejado tras de sí el enfrentamiento, el remordimiento y la culpa arrastran a sus protagonistas por un camino del que quizá nunca podrán salir, pues hay recuerdos que siempre se mantendrán imperecederos y jamás podrán ser tapados como los restos que abandonó tras de sí ese río. Y que seguirían fluyendo quisiesen o no.
[Leer más +]
97 de 116 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Liberación
Estados Unidos, años 70. Es tiempo de crisis en el cine yanqui tal y como había sido concebido hasta entonces. Es Deliverance uno de otros tantos buenos ejemplos de que las cosas estaban cambiando.

Primero, con unos títulos de crédito formados por imágenes de todoterrenos adentrándose en paisajes escarpados y salvajes (los Apalaches) acompañados por... no, no es una voz en off. Es un diálogo en off. Es lo que se supone que están hablando los personajes que van en esos 4x4. Original manera de empezar.

La trama avanza equidistante entre varios géneros cinematográficos. Por un lado es un western de tramperos. Con un poco de imaginación, Burt Reynolds es un carismático Davy Crockett adentrándose por territorios inexplorados por el hombre blanco en compañía de otros exploradores, con la permanente amenaza invisible de los indios nativos. En este caso, son los tipos de ciudad en canoa, con el peligro de la presencia de paletos oriundos de la zona.

Por otro lado, es cine negro. Vamos, un delito grave que se va complicando y que va implicando a gente con una familia y una vida arreglada que quiere esconderlo a toda costa, lo que les acarreará cada vez más problemas. Tensión en aumento hasta desembocar en un callejón sin salida que no puede sino evocar al film noir de toda la vida.

Y, por supuesto, es cine de aventuras. Una auténtica epopeya en medio de una naturaleza salvaje de rápidos, cañones, barrancos, bosques, etc. Incluso se podría hablar de road movie, pero tal vez, intentar equiparar coches y carretera con unas canoas por el río puede resultar demasiado osado por mi parte.

Queda así un largometraje extraño, desasosegante, trepidante y con un punto de giro en el minuto 45 de película que los cánones clásicos jamás aceptarían. Estas reglas estipulan que debe ocurrir siempre en el primer cuarto del film, para no aburrir al espectador sin una chicha que ofrecerle. A Boorman se la suda y con razón.
[Leer más +]
80 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil