arrow

El barón rojo (1971)

El barón rojo
Trailer
6,2
1.064
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Reconstrucción de las hazañas bélicas del célebre as de caza alemán de la I GM, Manfred Von Richthofen (John Phillip Law), desde sus inicios como piloto de combate, siendo adiestrado por el as Oswald Boelcke, pasando por sus primeras victorias, hasta convertirse en un héroe de guerra, lo cual le acarreará la envidia de otros pilotos destacados de su escuadrilla como Hermann Göring. Su fama hará que un piloto canadiense de la RAF, Arthur Roy Brown, se obsesione con la idea de enfrentarse en combate y derribar al famoso piloto alemán. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Von Richthofen and Brown
Duración
97 min.
Guion
John William Corrington, Joyce H. Corrington
Música
Hugo Friedhofer
Fotografía
Michael Reed
Productora
United Artists / The Corman Company
Género
Bélico I Guerra Mundial Aviones Basado en hechos reales
"Interesantísimo drama bélico (...) Contiene algunas de las escenas aéreas más alabadas de la historia del cine"
[Diario El País]
7
Los Richthofen o el sinónimo de la excelencia.
Cuando Roger Corman dirigió la estupenda “El barón rojo” a principios de los años setenta, la mayor parte de los especialistas opinaban que su derribo en acto de servicio se debió al piloto canadiense Brown.

Esta teoría cambió hace poco más de diez años, cuando se analizó la trayectoria del impacto utilizando técnicas ultramodernas y se comprobó que se disparó desde tierra, concretamente por un soldado que ni siquiera supo que había alcanzado tan ilustre blanco.

Sea como fuera “El barón rojo” es una película estupenda, una de las mejores obras de Corman, donde se refleja como muy pocas veces he visto ese tránsito entre lo que era la guerra caballeresca, de honor, de principios y maneras... y que tuvo en el aire su último exponente, a otra cruel, canina, desvergonzada y sin ninguna clase. Corman lo cuenta maravillosamente bien.

Es verdad que la película tiene algunas concesiones para la galería, la más chirriante la inclusión de Goering, futuro brazo derecho de Hitler, gran piloto, pero que nunca coincidió con el barón Richthofen en su escuadrilla, ya que este último murió poco antes. Además eso de que estaba metido en política y era un bárbaro en sus métodos bélicos es una suposición meramente partidista. Pero es cine, y se puede aceptar perfectamente.

Antes de finalizar esta pequeña crítica, que no lo son ninguna de las mías, son simplemente reflexiones a vuelapluma, quería hablar de la familia Richthofen, a la que admiro profundamente.

Los Richthofen son una familia aristócrata alemana, sería más correcto decir prusiana, que no se limitaron como la mayor parte de las familias nobiliarias del momento –no digo ya de ahora...-a pasar la vida de forma disoluta y mezquina. Estos no, se trata de una de las familias más cultas de toda Centroeuropa. Su voluntad, disciplina, tesón y trabajo, produjo entre sus miembros, no sólo algunos de los mejores aviadores de combate de la historia, sino brillantes embajadores, mujeres científicas, escritores o grandes sabios, como Ferdinand von Richthofen, un geógrafo que fue uno de los más grandes intelectuales alemanes del siglo XIX.

Ojalá los Grandes de España fueran así, pero de momento sólo les ha dado por ir al Rocío. Porca miseria.

Nota: 7,3.
[Leer más +]
53 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
< Aquí yace un valiente, un noble adversario y un verdadero hombre de honor. Que descanse en paz.>
08/08(19/01/12) Interesante biopic sobre el más famoso aviador de la Gran Guerra, Manfred Allbrecht Freiherr Von Richtofen, conocido como el Barón Rojo y que abatió alrededor de 80 aviones enemigos y 151 su unidad antes de su muerte el 21 de Abril de 1918 en el Norte de Francia cerca del río Somme . Dirigida por el especialista en producciones de serie B Roger Corman, lo hace con pulso sólido y ágil, con una gran ambientación, con buenas escenas aéreas, donde no faltan las secuencias de tiroteos y explosiones, pero además escenifica un mundo en decadencia, con bailes de época, mansiones imperiales, códigos morales donde primaba el honor, una sociedad que tocaba a su fin. La cinta se centra en el periodo en que el Barón Rojo (buen Philip Law) pasa de ser un aviador más de la escuadrilla a tras sus hazañas y la muerte del comandante, pasar a dirigirla, de cómo el Honor rigen los combates aéreos, a tal punto que cuando le mandan que pinten los aeroplanos para camuflarse decide hacerlo de modo ostentoso, coloreando el suyo de color rojo chillón pues él creía que esconderse no era de caballeros y además esto fue lo que le bautizó mundialmente con su alias, el resto del grupo también lo hizo de forma llamativo, pasando a ser conocida su compañía como el Circo del Barón Rojo. Paralelamente se cuentan las peripecias aéreas del piloto canadiense Roy Brown (buen Don Stroud), militar que hasta hace unos años se creyó que fue el que lo derribó provocando su muerte (esto no es spoiler, es como contar que el Titanic se hunde), según he leído esta versión oficial ha variado y ahora se le adjudica su muerte a un soldado australiano de infantería, William John ‘Snowy’ Evans que lo acertó desde tierra y nunca lo supo. La obra posee una muy buena puesta en escena, tiene un ritmo fluido, una banda sonora espléndida de Hugo Friedhofer (‘Los Mejores Años de Nuestra Vida’, ‘Juana de Arco’ o ‘La Mujer del Obispo’) con resonancias épicas, una buena fotografía de Michael Reed (‘Drácula, Príncipe las Tinieblas’), que sale airosa de las complicadas escenas aéreas, la ves con agrado, te llega este mundo caballeresco, donde los duelos a caballo cambian a aviones, donde los pilotos son unos aventureros pioneros que abrieron otra forma de hacer la guerra. Como hándicap está que una vez que la ves no ter deja poso, su recuerdo es efímero, no se quita de encima una cierta frialdad que hace las emociones sean cero, te queda un aséptico retrato de un mito, no profundiza en el personaje, nos llega superficial, incluso echo en falta como los británicos lo enterraron con todos los honores.
[Leer más +]
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil