arrow

La mecánica del corazón (2014)

Sinopsis
En Edimburgo, en 1874, nace Jack en un día tan gélido que su corazón se congela. Para reanimarlo, le implantan un artilugio conectado con un reloj de mecanismo muy delicado. Con él tendrá que vivir Jack siguiendo tres reglas: no tocar nunca las agujas, dominar la cólera y, la más importante, no deberá enamorarse jamás. Si no cumple esas reglas su corazón dejará de funcionar. Todo va bien hasta que conoce a una chica con gafas que le llega hasta el corazón. Jack emprende entonces la búsqueda del amor en un viaje que le lleva de Escocia a España. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Jack et la mécanique du coeur (Jack And The Cuckoo Clock Heart)
Duración
94 min.
Estreno
17 de abril de 2015
Guion
Mathias Malzieu (Novela: Mathias Malzieu)
Música
Dionysos
Fotografía
Animation
Productora
Duran Duboi / EuropaCorp / France 3 Cinéma
Género
Animación Fantástico Musical Drama Siglo XIX
6
Fábula de estimulante diseño visual que no colma las expectativas narrativas que despierta.
Que la animación no engañe a padres en apuros: La mecánica del corazón es un drama musical (estrictamente, un melodrama) que, aun con un planteamiento inicial próximo al relato infantil, se asimila mejor a partir de la preadolescencia. Nos encontramos ante un interesantísimo ejercicio de animación de ese público que aún posee un sentido trágico y sublime del amor romántico.

La fábula cuenta cómo el corazón de Jack se congela al nacer, motivo por el cual recibe en sustitución un reloj de cuco. Su madre adoptiva le impone desde entonces una regla sobre todas las demás: no debe enamorarse, o su corazón mecánico quedará destrozado. ¿Se imaginan qué ocurre? Exactamente. Eso.

Como adaptación de una novela (súper ventas, cómo no) se asegura repercusión publicitaria y audiencia adicta que desea contemplar en movimiento las ilustraciones que acompañaban al texto original. En este sentido el film logra a la perfección su cometido, transmitiendo ese ambiente onírico, casi surrealista, pero también oscuro y lóbrego que algunos dibujos dejaban traslucir. Imaginativo y visualmente exquisito, este cuento triste, romántico y poco infantil también intenta convertir cada una de sus escenas en obra de culto. Este objetivo en cambio provoca que la suma de todas las partes se quede lejos de una buena película.

Cada plano de esta historia de amores imposibles está mimado al detalle, con un diseño de personajes asombrosamente elegante y un universo en sincronía perfecta con el espíritu del argumento. Cada diálogo y acción impulsa la trama paso a paso, pero en un momento indefinible se constata que el viaje no llega a ninguna parte. Los puntos de inflexión dramática tienen una distribución errónea, repleta de tiempos muertos y secuencias sin significado, dando lugar a una amorfa estructura narrativa que se finiquita en un final abrupto, casi improvisado. Un pastel de maravillosa decoración que deja un gusto muy poco agradable.

Recomendable para amantes del cine delicado, de la fábula y del romance sin esperanza que, sin embargo, no echen de menos eso de que las historias deben estar bien contadas para ser mágicas.

Publicado en blog www.fascinoscopio.com
[Leer más +]
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La mecánica del corazón: el "sur-realismo mágico" tiene acento francés
Leí "La mécanique du coeur" de Mathias Malzieu hace 6 años si no recuerdo mal y fue tal la emoción que este libro despertó en mí que desde entonces he estado esperando que se estrenase la película para ver si comprometía o superaba la novela. Todos sabemos que normalmente suele ser más de lo primero y menos de lo segundo. Pero en este caso la dirección parecía que iba a correr a cargo de Luc Besson, lo cual ya de entrada parecía una garantía de cierta calidad. Y la banda sonora estaba ya hecha y a disposición de todos pues, como es costumbre en Malzieu, después de escribir cada uno de sus libros se encierra en el estudio con su banda Dyonisos a componer la música que su propia historia le ha inspirado. Y en este caso contó con la colaboración de Olivia Ruiz, figura destacada de la escena del pop francés y clara influencia en la caracterización del personaje femenino de la película.

No ha sido Luc Besson finalmente su artífice (demasiado ocupado con "Lucy") sino que la dirección ha corrido a cargo del inexperto Stéphane Berla, acompañado en el proceso del propio Malzieu, que de esta manera se ha asegurado de supervisar hasta el más mínimo detalle su proyecto más mimado y personal.

La atmósfera en la que nos hunde la película es tan onírica que uno se pregunta si está viendo la última obra de Tim Burton, asomándose a un cuadro de Dalí, leyendo un pasaje de Gabriel García Márquez o disfrutando con la última serie de la HBO.

El personaje principal, Jack, es el prototipo romántico y gótico de un joven que sufre por amor: pálido y enfermo pero resuelto a dejarlo todo por su enamorada. Si fuese mujer, podría ser una de las heroínas de las británicas hermanas Brönte. Pero es varón, está claramente inspirado en los rasgos físicos de su propio creador y podría perfectamente tratarse de una encarnación de Gustavo Adolfo Bécquer a juzgar por su intensidad sentimental.

Resultan estimulantes las referencias al momento histórico en el que sus creadores quieren emplazar el relato y en este sentido es curioso ver a Jack el Destripador persiguiendo al otro Jack en uno de los momentos más surrealistas de la película o comprobar cómo es Georges Mélies, padre del cine francés, quien va guiando al joven desvalido en su conquista amorosa a lo largo de algunas tomas que tienen un parecido asombroso con "La Invencion de Hugo", la película que hace 3 años rodó Martin Scorsese para rendir tributo a los orígenes del cine.

La película va desplegándose como un caleidoscopio de colores alucinógenos, una caja de sonidos mágicos, un cofre de aromas tibios, una paleta de sabores prohibidos, hasta llegar a un clímax perfectamente construido en el que la emoción se desborda y entre esfuerzos para aligerar el nudo que tengo en la garganta me digo a mí mismo que, en este caso, la película ha llegado incluso más lejos de lo que llegó el libro.

Como siempre, algunos pensarán que ésta es una película para niños porque ha sido contada mediante personajes animados. Pero quienes sepan ver más allá descubrirán una de las historias de amor más hermosas que se han contado en el cine en los últimos años.
[Leer más +]
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil