arrow

Alfred Hitchcock presenta: Nightmare in 4-D (1957)

Añadir a listas
Sinopsis
Harry Parker y su mujer Norma viven en el apartamento 4D. Su vecina de abajo, Lainie, es un actriz que un día llama a su puerta para pedir ayuda: necesita deshacerse del cuerpo de Bill Nelson, un hombre que había sido disparado y su cuerpo había caído en su piso.
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Nightmare in 4-D
Duración
30 min.
Guion
Obra: Robert C. Dennis. Historia: Stuart Jerome
Fotografía
Reggie Lanning (B&W)
Productora
Shamley Productions. Distribuida por CBS [USA] / Universal Pictures Home Entertainment [USA]
Género
Drama Intriga Crimen
5
Un vecino modélico
Alfred Hitchcock presenta: Nightmare in 4-D (Pesadilla en 4 D), temporada 2, episodio 16, dirigido por Justus Addiss en 1957. Parco en el gesto, actitud prudente, y un sobrio medio plano, es el marco en el que Hitch se dirige a la audiencia para aclararnos algunas especificaciones sobre fallidas técnicas de emisión para dar mayor realismo a lo que hoy nos presenta, pero, después de algunos rocambolescos experimentos, la decisión sobre como proyectar el episodio se decanta sobre un sistema que nos invita a ver de forma generosa (con puntualizaciones anotadas), acompañado por cierto alboroto entre la vecindad y sus protagonistas.

Gran aficionado a las novelas de misterio y suspense Harry Parker (Henry Jones) es un vecino modélico, siempre dispuesto para ayudar, especialmente a su vecina Elliott (Barbara Baxley), por la que más de un convecino la ve con demasiada fruición imaginativa... Un día cualquiera, ocurre lo normal: nuestros dos vecinos se encuentran en el rellano creándose una situación de necesidad por la complicada carga que lleva uno de ellos ayudándose mutuamente para salir del entuerto.

Una vez más (y ya van muchas, demasiadas quizás) la señora Norman Parker (Virginia Gregg) ha de soportar las pesadilla de su marido Harry, quien reiteradamente se despierta sobresaltado entre los gritos de terror provocados por sus lecturas, de modo que, tratando de calmar su alterado estado de ánimo se distrae con una buena dosis de televisión nocturna. En plena madrugada un incidente provocado por la señorita Elliott reclama urgente ayuda del único vecino en el que confía. Lo que acontece desde ese momento (con pianista incluido) hasta la mañana del día siguiente, es tan increible que nuestro aficionado lector confunde realidad con ficción, hechos con situaciones demostrables y acusaciones con poco o nulo fundamento implicando incluso a la señora Parker. El teniente Orsatti (Norman Lloyd) intentará poner orden en el entuerto.

Mostrando la satisfacción por lo que ha visto, Hitch se muestra convencido que ha sido entretenido, especificando no obstante la consecuencia para alguna protagonista del elenco, tras lo cual cree que le llegó la hora de desaparecer de la pequeña pantalla y de las miradas sin demasiado alboroto, de modo que, con el mismo gesto y prudencia mediante un sobrio medio plano, Hitch se despide en la tranquilidad de quien está convencido que habrá próximos encuentros con la querida y paciente audiencia.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1