arrow

V (Serie de TV) (1984)

V (Serie de TV)
Trailer
6,9
20.491
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (1984-1985). 19 episodios. Una raza extraterrestre llega a la Tierra, desplegando sus naves sobre las ciudades más importantes del planeta, con intenciones aparentemente pacíficas. Pero, una vez aquí, un reportero (Marc Singer) descubre que en realidad son una especie de reptiles con aspecto humano, comedores de ratones... que pretenden colonizar el planeta y usar a los hombres como alimento. La salvación de la humanidad, entonces, estará en manos de unos cuantos valientes que formarán la Resistencia. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
V (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
Kenneth Johnson, David Braff, David Abramowitz, Paul F. Edwards, Brian Taggert, Garner Simmons, Donald R. Boyle, Colley Cibber, Steven E. de Souza, Chris Manheim, Paul Monash, Carleton Eastlake, Mark Rosner, John Simmons, Craig Buck, Diane Frolov, Peggy Goldman, Harry Longstreet, Renee Longstreet
Música
Dennis McCarthy (Tema: Joseph Harnell)
Fotografía
John McPherson, Richard C. Glouner, Dennis Dalzell
Productora
Emitida por NBC; Warner Bros. Television
Género
Serie de TV Ciencia ficción Extraterrestres
Categorías 1
9
Teleindiscreta
Es la serie por excelencia de absolutamente todos los que éramos niños por aquellos años. No había ni un sólo crío al que no le importara los lagartos de máscaras humana.
Recuerdo que coincidiendo con el estreno en España de la serie, se lanzó una revista de estas del corazón llamada "Teleindiscreta". La revista tuvo la acertada idea de incorporar en sus primeros números a modo de regalo-coleccionable, unas pegatinas de "V". Y digo acertada porque se vendían como churros. El Teleindiscreta llegaba a los quioscos los martes. Pues bien; todos los martes, justo tras la sirena que anunciaba el fin de las clases a las 12.30, TODO niño salía como un cohete rozando la velocidad de la luz dirección quiosco. A menudo el repartidor de prensa se retrasaba. Los críos nos manteníamos pegados en la puerta de la tienda sin importarnos en ningún momento que a las 15 horas debíamos de volver a la escuela ya comidos. El almuerzo se enfriaba en casa; pero eso era lo de menos; abandonar el sitio se pagaba con el alto precio de perder tu ejemplar de Teleindiscreta; pues como dije, toda la escuela haciendo cola y sólo llegaban dos docenas de revistas.


"V", volviendo a lo que realmente importa, era espectacular. ¿Quien no recuerda a Diana engullendo una rata, Donovan liderando la resistencia, al rebelde vacilón de Kyle, o lo buena que se puso Elizabeth cuando creció de un capítulo al otro?... son tantas las imágenes que siguen en mi cabeza, que sería incapaz de volver a ver "V" hoy. Sí, como lo oyen... Sé que resultaría una decepción. Prefiero recordarla con el encanto que tuvo en los 80.
[Leer más +]
80 de 97 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Como me pone Diana
Otra de las legendarias series retro que veíamos de pequeñitos y de la cual se puede extraer más lecturas de las que parece, pero antes de entrar en eso, ¿quién no se acuerda de la mítica Diana? Su aparatosamente maquillado look ochentero compuesto de cuero y rojo, su incipiente celulitis y rizada melena humedecía ciertas partes que más de uno aún ni se había encontrado... ¡una de las más carismáticas y guarrillas malvadas de la tele de todos los tiempos bien merece un recuerdo!

Mucho más a gusto y relajado después de nombrar a la diosa Jane Badler, V trataba de la invasión extraterrestre, supuestamente pacífica, de una avanzada raza humanoide dispuesta a compartir su tecnología y conocimientos con los torpes humanos a cambio de algo de agua y alimentos... claro que los alimentos a la larga resultaron ser los propios humanos, que es precisamente lo que menos eran los visitantes, descubriéndose en todo caso como lagartos humanoides.

En una serie de ciencia ficción, el que los visitantes se disfrazasen con piel artificial para hacerse pasar por humanos me parece, me parece una idea tan genial que no creo que ninguna otra la haya superado... soy demasiado jover para recordar la estupefacción que debió producir a los telespectadores el descubrimiento de la verdadera naturaleza de los visitantes, pero debió ser una sorpresa de las gordas.

Todo el argumento es una especie de metáfora de la ocupación alemana de Europa durante la segunda guerra mundial (por eso el símbolo de los uniformes de los lagartos es una especie de media esvástica con puntos a los lados y la propia V del título y el cartel era una pintada habitual de la resistencia francesa, como un superviviente de los campos explica en uno de los episodios). Aún así esta metáfora, transladada a la década de los 80 se convierte, según algunas lecturas, en crítica antisoviética, según lo cual por eso el uniforme de los visitantes sería de ese naranja/rojo.

La primera y segunda temporadas, bloque compuesto por no más de unos 10 episodios en total, es glorioso y contiene sorpresas tan bizarras que en su día escandalizaron a propios y extraños (lo de Elizabeth y el hermano fallido es antológico en televisión). Dado el éxito de la serie hubo una tercera remesa de episodios que en absoluto llegaron a acercarse en cuanto a calidad a las miniseries, aunque almenos dejaron otra malvada de lujo, la rubia Lydia.

Otro venerable pedazo de infancia... Ah! y por supuesto yo también coleccionaba y recuerdo las pegatinas de la teleindiscreta!
[Leer más +]
40 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1