arrow

Paperman (C) (2012)

Paperman (C)
Trailer
7,4
14.344
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La acción nos sitúa en el Nueva York de mediados del siglo XX. Un hombre se cruza con la chica de sus sueños, pero la pierde de vista y la cree perdida para siempre. Hasta que, desde la ventana de su oficina, ve que trabaja en el rascacielos de enfrente. Utilizando la imaginación y unos papeles, intentará conquistarla. "Paperman" acompañó a la película de Disney "Rompe Ralph" en su estreno en cines. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Paperman (S)
Duración
7 min.
Estreno
25 de diciembre de 2012
Guion
Clio Chiang, Kendelle Hoyer
Música
Christophe Beck
Fotografía
Animation (B&W)
Productora
Walt Disney Animation Studios
Género
Animación Romance Fantástico Años 40 3-D Cortometraje (animación)
8
Belleza entre blanco y negro.
Hay ocasiones en las que un buen trabajo se huele de lejos. En mi caso, cuando vi las primeras imágenes de este cortometraje, tuve la certeza absoluta de que me enamoraría de él en cuanto tuviera la oportunidad de echarle un vistazo. Por suerte, era solamente cuestión de tiempo, pues había una fecha clara. Sólo tenía que esperar pacientemente, ya que contaba con otra certeza: sabía que vería el corto. No se puede decir lo mismo del protagonista de esta pequeña gran obra. Él también se enamoró a primera vista y, sin embargo, no contó con la segunda certeza. En estos tiempos tan saturados, se agradece ver de vez en cuando una pieza que toma un leve riesgo, que se distancia de las agobiantes modas transitorias dentro de nuestro mundo. Ciertamente, la historia puede resultar familiar, incluso una versión fantasiosa de "Signs", otro corto muy recomendable. Pero son muchos los elementos que catalogan este trabajo de excelente:

El esmero artístico es colosal. Aplicar la fusión del 2D y el 3D es algo que se ha hecho en algunas ocasiones, pero jamás para dotar de tanta belleza al conjunto. El diseño de los personajes, clásico, nos recuerda a la Disney de los años 50 y 60 pero, sin embargo, posee un aura de novedad indescriptible gracias a una animación espectacular, una fotografía preciosa que usa con sabiduría la luz y el color para transmitir emociones. Y es que lo que aquí cuentan son las emociones. La historia, adecuadamente situada en mitad del siglo XX, nos presenta una ciudad americana con todas sus gentes adormecidas por sus varios objetivos rutinarios, siempre grises y callados. El lirismo se hace patente cuando, entre toda esa maraña de días normales, hay un pequeño y mutuo acto de pasión que se escapa de todo control. Ese acto, llevado a cabo por dos jóvenes que se enamoran e intentan reencontrarse, significó para mí una visión aún más amplia de lo que es, de hecho, el día a día en nuestros días, en todo el mundo.

Cada día hay un reducido grupo de personas que viven un momento mágico que les cambia la vida. Eso está sucediendo ahora. Un día, sin que puedas predecirlo o controlarlo, llegará a ti ese momento. En una sociedad que busca y anhela el control y el orden, se nos olvida que, en realidad, todos buscamos aquello que jamás podremos controlar o predecir: el amor.
[Leer más +]
42 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Con toxicómanos y papelinas les hubiera quedado más poético
El truco de Pixar es poner golosos cortometrajes al arranque de sus películas para conseguir el aplauso de la sala antes de que empiece la propia cinta. “Paperman” no es una exepción: brillante y elegante ejercicio, estilo años 40-50-‘Mad Men’, sobre blanco, negro y carmín con uno de los argumentos más chorras de la historia del romance que me ha recordado a una de las mayores gilipolleces de la historia del cortometraje: “Signs” de Patrick Hughes. Al igual que la horrenda y facinerosa fábula amorosa de oficina, aquí se lanzan por una ventana tantos aviones de papel como neuronas en uno de los argumentos más simplistas e ilógicos vistos en tiempo. Si fuera la historia de dos toxicómanos que se lanzan papelinas y tienen un ‘viaje’ conjunto me valdría… pero ver como un oficinista lanza su trabajo por los aires, en busca de la conquista de unas bragas y un pintalabios chic, entra en los anales del mal gusto racional. Que sí, que sí, que tiene una brillante factura y la historia será muy romántica y sentimental, pero eso no quita que sea una chorrada monumental. Hagan la prueba: vayan delante de un manicomio y cuentan la historia en recepción entre lágrimas y verán lo rápido que les ponen la camisa de fuerza.

El sino marcado con flechas aéreas de papel recrea una metáfora de que somos simples personajes de un videojuego gris llamado destino. “Paperman” mezcla bellísimos momentos de poesía con el absurdo del amor. Si se entiende como un verso renderizado tiene su encanto, si se analiza fríamente es la mayor gilipollez que se ha hecho en el mundo del cortometraje después de “Signs”. Usted elige la partida y (qué juego) donde meterla. La monedita, claro... que esto al fin y al cabo es Disney. O sea, el carmín con el que se firman los contratos de ventas de almas (de gente con talento) al mismísimo Lucifer.
[Leer más +]
51 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil