arrow

Riverdale (Serie de TV) (2017)

Sinopsis
Al mismo tiempo que un nuevo año escolar da comienzo, la ciudad de Riverdale aún está reponiéndose de la trágica muerte reciente de Jason Blossom. Por otro lado, durante el verano Archie Andrews (K.J. Apa) se ha dado cuenta de que quiere ser músico. Además a Archie aún le pesa haber roto su amistad con Jughead Jones (Cole Sprouse). Mientras tanto, Betty Cooper (Lili Reinhart) está ansiosa de ver a Archie, de quien está enamorada, pero aún no está lista para revelarle sus sentimientos. Cuando una nueva estudiante, Veronica Lodge (Camila Mendes), llega a Riverdale desde Nueva York junto a su madre, nace la chispa entre ella y Archie. Pero Veronica no quiere poner su nueva amistad con Betty en riesgo. Cheryl Blossom (Madelaine Petsch), la chica más popular de Riverdale, es feliz removiento las situaciones alrededor de Archie, Betty y Veronica para causar problemas. Pero Cheryl es una chica que guarda muchos secretos. (FILMAFFINITY)
Director
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Riverdale (TV Series)
Duración
45 min.
Guion
Roberto Aguirre-Sacasa, Greg Berlanti (Comic: Roberto Aguirre-Sacasa)
Música
Blake Neely
Fotografía
David Lanzenberg
Productora
Berlanti Productions / Warner Bros. Television
Género
Serie de TV Drama Cómic
7
"Este no es el Archie de tus padres"
Esta serie se ha vendido desde el primer minuto con la frase del título.
Una nueva versión, con los infaltables adjetivos "adulta" y "oscura" por bandera, que pretende desempolvar la serie de cómics de hace varias décadas.
La cosa es que aquellos cómics eran la esencia de la juventud estadounidense, repleta de batidos en diners de neón, inocentes aventuras en las que Archie y amigos lograban ser astronautas, detectives o vaqueros, y un sentido del humor blanco como la nieve, cuando no definitivamente infantil.
Bastante complicado darle la vuelta a un tópico tan gigantesco, sin cargarse lo que lo hace especial por el camino.

Y pese a todo, 'Riverdale' me ha convertido en el abogado del diablo.
"Archie se ha puesto buenorro" es una de las primeras frases del primer capítulo, y la probable primera espantada de los que recuerdan a aquel inocente pelirrojo que nunca ha sido el rompecorazones de nadie.
Pero, como cuenta la voz en off, hay bastante más bajo la superficie.
Archie sigue siendo el de siempre, solo que el último verano (ese último verano especial que todos hemos tenido) ha cambiado sus prioridades, haciéndole saber que no tiene que quedarse para siempre en Riverdale donde todas las chicas suspiran por sus abdominales desinteresadamente trabajados, sino que puede aspirar a algo más. Por primera vez, Archie tiene un secreto, sexual y prohibido, que trae la mayoría de edad a una caricatura que a lo mejor no la necesitaba, pero desde luego la hace mucho más interesante.

Betty Cooper también siente ese cambio en Archie, y le hace pensar que quizá sea el momento de lanzarse: cuando la amistad con tu mejor amigo se vuelve incómoda, sabes que quieres algo más que compartir tardes de batidos o inocentes invitaciones al inevitable baile de instituto.
Pero como un romance sería muy aburrido sin una chispa de duda, ahí llega Verónica Lodge, para poner el punto y aparte, o ser la peligrosa manzana prohibida de la clásica duda adolescente: ¿lo bueno conocido, o lo malo por conocer? (salvando las distancias, porque no creo que a Archie le amargue pasar tiempo con ninguna de ellas)
Hasta ahí bien, fidelidad a los cómics salvaguardada.

Pero sucede que, pese a "ponerse buenorro", las cosas no han cambiado para Archie: su interés no acaba de ser ni para la rubia ni para la morena, sino que se centra en conciliar sus crecientes dudas adolescentes con la resaca de un último verano donde se toman decisiones que te durarán para toda la vida.
Como dice Verónica: "ya basta de la clásica lucha entre artista torturado y jugador de fútbol. ¿No lo podemos ser todo en la era post-James Franco?"
Justamente, parece que por tenerlo todo los adolescentes no consigan centrarse en nada, y esa es una reflexión que, si bien no estaba en los cómics originales, a nadie le suena extraña aplicada a ellos en pleno S. XXI.

Pero es que encima, 'Riverdale' tiene el buen gusto de seguir las tradiciones, haciendo que la pareja de Betty y Verónica sea la más atractiva de todas (casi podrían olvidarse de Archie) al bajar la bordería de la morena y la perfección de la rubia, continuando un dilema entre las dos que ya tiene 75 años de antigüedad, y que aquí se vuelve fresco como el primer día.
Y para los que echan de menos los vampiros, las momias y los hombres lobo, aquí hay un misterio a resolver que ha dejado un cadáver con delicioso regusto a 'Twin Peaks'.
Quizá todavía podemos descubrir que sobrevivir a la adolescencia no es lo peor que puede pasar en Riverdale.

¿No trataba 'Archie y sus amigos' de retratar una juventud idealizada con un punto fantástico?
Precisamente.
Quizá de lo que no nos hemos dado cuenta es de que, en su más de medio siglo de cómics, la juventud ha cambiado, y este renovado mundo de Archie no hace un mal trabajo al reflejarla.
[Leer más +]
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Por qué DEBERÍAS ver RIVERDALE
Navegando por internet iba escuchando cositas de esta serie basada en las historietas de Archie. Desconozco los cómics y solo tenía una noción de lo que era a través de referencias en otras series y películas pero, para que os hagáis una idea, narra las aventuras de instituto y conflictos amorosos entre distintos personajes bastante estereotipados.

Lo curioso es que utiliza las historietas originales para crear un producto nuevo, combinando esos personajes y con una historia noir que esconde secretos inconfesables, un asesino, femme fatales, etc.

Básicamente Riverdale convierte, a través del tono, una serie basada en el salseo en una novela negra pero con personajes incluso más cliché. Y funciona, aunque en ningún momento renuncie a frases cursis sobre la amistad y el amor.

Puede que esto último sea lo que hace que no me termine de convencer ya que pienso que la película Brick (2005) creó un mismo ambiente mucho más realista y afín a mis gustos. Sin embargo, Riverdale sigue siendo una serie recomendable debido a que sus virtudes pesan, al menos de momento, más que sus defectos.

La estética impoluta, algunos personajes que de repente adoptan actitudes inesperadas y todas las interpretaciones secundarias hacen que valga la pena ver el piloto de la serie. Aunque en mi caso no encaja con lo que más me gustaría ver, su valor creativo es apreciable y puede que se convierta en un must para muchos de vosotros si sois amantes de los enredos amorosos, las animadoras, los amigos gays y un pelirrojo buenorro.

https://cinefalos.com/2017/02/20/por-que-deberias-ver-riverdale/
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil