arrow

Las mil y una noches: Vol.1. El inquieto (2015)

Las mil y una noches: Vol.1. El inquieto
Trailer
6,7
660
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En un país europeo en crisis, Portugal, un director se propone construir ficciones a partir de la miserable realidad que le rodea. Pero incapaz de encontrar sentido a su trabajo, huye de manera cobarde, dejando su lugar a la bella Sherezade. Ella necesitará ánimo y coraje para no aburrir al Rey con las tristes historias de ese país. Con el transcurrir de las noches, la inquietud deja paso a la desolación, y la desolación al encantamiento. Por eso Sherezade organiza las historias en tres entregas. Comienza así: "Oh venturoso Rey, fui conocedora de que en un triste país...". Libre adaptación de 'Las mil y una noches' ambientada en el Portugal de hoy, y dividida en tres películas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Portugal Portugal
Título original:
As Mil e Uma Noites: Volume 1, O Inquieto
Duración
125 min.
Estreno
3 de junio de 2016
Guion
Telmo Churro, Miguel Gomes, Mariana Ricardo
Fotografía
Mário Castanheira, Sayombhu Mukdeeprom
Productora
O Som e a Fúria / Shellac Sud / Komplizen Film
Género
Drama Comedia Crisis económica 2008 Trabajo/empleo Política Comedia dramática Cine experimental Película de episodios Realismo mágico
Grupos  Novedad
Las mil y una noches
8
Las mil y una noches a la portuguesa I
Primera parte de la trilogía del director Miguel Gomes, convertida en tal por cuestiones de distribución, esto debido a que realmente se está ante una sola obra de poco más de seis horas de duración.

Con una imaginación desbordante, el film se podría considerar sigue tres ideas que se juntan entre sí: con tono documental se narra en un principio lo que es el cierre de un astillero, se relata la crisis portuguesa y el programa de austeridad que el gobierno de turno implantó. También se cuenta la crisis de un director (Miguel Gomes) que no logra concebir su largometraje, un divertido chiste sacado de la manga. Esto se junta con el imaginario de Las mil y una noches, con los cuentos que Sherezade debe contar, todos ambientados en este contexto del país europeo.

La película cuenta con una enorme introducción de casi media hora, que funciona para contextualizar al espectador de la crisis económica vivida en Portugal, el desempleo y el aumento de la pobreza. Posterior a esto es cuando inicia el argumento de las historias que giran entorno a los cuentos, relatos que según su realizador son reales, puesto que él menciona que tenía un equipo de periodistas buscando noticias, esto para representarlas en pantalla y ofrecer esa visión de la realidad.

Es en dicho punto donde el ingenio de Gomes, Telmo Churro y Mariana Ricardo, estos dos últimos habituales colaboradores como guionistas de los filmes del realizador, se desborda completamente. Son historias contextualizadas en Portugal, pero que no se olvida de el panorama de Las mil y una noche, prácticamente se transforma en una fábula sobresaliente e ingeniosa, surreal, que por momentos recuerda al cine de Buñuel o Fellini.

Pero entre chiste y chiste hay crítica, y mucha, totalmente descarada, burlona y sin vergüenza, el realizador tenía la necesidad de contar lo que él y sus coterráneos vivían, el empobrecimiento y la perdida de justicia social, momentos de caos, sin tomar posición alguna decide representar todo esto. Y al igual que la idea de los textos que toma, son historias interesantes, graciosas pero con mucho contenido y un toque humano esperanzador.

Sin duda alguna hay que saber adaptarse a lo diferente de la propuesta que presenta gomes, es una obra que por momentos se vuelve pesada, pero que a su vez saca muchas risas, esa dualidad entre ficción y documental, además de crítica y divertimento se maneja muy bien. A la espera de la segunda parte la cual el director menciona que es muy diferente a este primer tercio de su film.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
El ataque troikista y naviero contra las avispas sindicalistas
Ya lo anuncia el propio autor al comienzo de todo, nos habla de la imposibilidad de juntar lo maravilloso con lo cotidiano, de hablar de la crisis portuguesa actual a través de fábulas, en definitiva, de la realización de un empeño utópico. Es cierto que juega y bromea, pero lo que luego vemos es la exacta constatación de esa dificultad, el renqueante devenir de esa premisa, la cual, creo yo, no debería ser invalidante, depende del modo, del tono o instrumento elegido por el contador. Y en el caso que ahora nos ocupa, pienso que es equivocado. Concreto: esa evidente inteligencia de la mirada que se alía con buen tino con el humor, se va al garete directamente, a la hondonada de los proyectos fallidos, como ballena varada, cuando tropieza de lleno con una afectación pedante y satisfecha, con una displicencia cargante y sin gracia, con una pose suficiente, estirada y distanciada, como de lado o por encima, sin fijarse de verdad nada más que a ratos escasos de los que sale huyendo como asesino exquisito que no se quiere manchar las manos con la sucia realidad y que organiza la coartada de la ficción literaria para no caer en un realismo demagogo o simplemente documental, y que no se atreve a la imaginación pura tampoco y la enreda, la corta, la pervierte, volviendo otra vez a la denuncia de chichinabo, por superficial, vacía, obvia, y cuando parece que quizás sí esta vez, otro tanto que no... y así todo el tiempo, del caño al coro y del coro al caño, que ni sí ni no sino todo lo contrario; intelectual de morro fino con conciencia desarrollada que no renuncia a su altura de miras pero que observa a ras de suelo de aquella manera.
Lo dicho, la mezcla no tenía que ser mala, el fallo fue el quedarse a medias de todo y nunca mojarse definitivamente e ir de irónico y elegante y suave y coñón y nada.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1