arrow

Misión imposible: Protocolo fantasma (2011)

Misión imposible: Protocolo fantasma
Trailer
6,1
31.905
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuarta entrega de la serie cinematográfica Misión imposible. El agente Ethan Hunt, acusado de un atentado terrorista con bombas contra el Kremlin, es desautorizado junto con toda la organización, al poner en marcha el Presidente el “Protocolo Fantasma”. Abandonado a su suerte y sin recursos, el objetivo de Ethan es rehabilitar el buen nombre de su agencia e impedir un nuevo ataque. Pero Ethan emprende esta misión con un equipo formado por fugitivos, cuyos motivos personales no conoce bien. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Mission: Impossible - Ghost Protocol
Duración
127 min.
Estreno
16 de diciembre de 2011
Guion
Josh Appelbaum, André Nemec (Personajes: Bruce Geller)
Música
Michael Giacchino
Fotografía
Robert Elswit
Productora
Paramount Pictures
Género
Acción Thriller Espionaje Secuela
Grupos  Novedad
Misión imposible
7
Cuatro razones para ver Misión Imposible IV
1. Brad Bird: Parecía una misión imposible pero lo ha logrado, lo ha hecho posible. Animador en Disney, consultor creativo de algunas de las mejores temporadas de los Simpson, director de El gigante de hierro y, sobre todo, de las dos mejores películas de Pixar (la maravillosa "Los increíbles" y la insuperable "Ratatouille"), ha cogido una saga herida de muerte (J.J. Abrams cumplió, pero no la resucitó) y le ha insuflado vida, emoción, potencia; talento. Demuestra que la animación como medio es tan potente como la imagen real al abordar esa última con una solvencia inusitada, dejando respirar las escenas, manteniendo el ritmo, no matando a su creación a través de un montaje de planos cortos. Él representaba esa misión imposible. Ahora, posible.

2. Dubai: Digámoslo ya, el tramo sucedido en Dubai es quizá uno de los más primorosos que ha dado el cine de acción en las últimas décadas, perfectamente medido aunque de la sensación de ser orgánico, de que lo que pasa en pantalla está improvisado, que todo funciona en el último momento. El vértigo se transmite, la emoción se siente en la propia carne. Esa doble reunión, tensa e intensa, narrada en paralelo (que no para lelos) es sencillamente memorable. No es que las set pieces de Moscú o, sobre todo, la India sean inferiores, por otra parte. Poco falla a nivel de sacar provecho de los escenarios.

3. Laura Patton: Agárrate, que vienen curvas. Qué mujer, escultural. Qué belleza clásica, qué porte, la cámara de Bird se enamora de ella. Quién fuese su vestido verde, su pistola, su pantalón en la comentada escena de la pelea de gatas. Además interpreta, y de qué manera. Pero todo el reparto está sencillamente cojonudo, no es una película para el lucimiento de Tom Cruise. Pegg se lo pasa pipa y Renner demuestra que lo que vimos en The Hurt Locker o The Town no era casualidad. Aquí no hay sólo 'action heroes', también hay una capa emocional que todos saben aprovechar con solidez.

4. Fantasmas: Los más exagerados de los últimos tiempos. Escenas alocadas, escaladas, gadgets imposibles, tecnología punta. Misión Imposible funciona porque es consciente de su propio exceso y lo usa como arma, no dando explicaciones innecesarias, ni falta que hace. ¿Quieres cine de acción riguroso, seco, realista? Huye. ¿Quieres pasártelo cojonudamente con una de las mejores películas del género de los últimos años? Pues aquí la tienes: Protocolo Fantasma es la respuesta. Y vuela alto, como ese pájaro reconvertido a cineasta llamado Brad.
[Leer más +]
102 de 126 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Misión imposible: protocolo... FANTASMADA!!!
"Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento; hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio."
(Henry F. Amiel)

Sinceramente, pensaba que el argumento de esta peli sería una mínima y endeble excusa para hilar una escena de acción tras otra... pero he ahí la razón de que mi opinión sobre ella haya aumentado exponencialmente sobre las expectativas generadas (cosa que a más de uno que ha escrito aquí le ha pasado): no es así, cuenta con un guión sólido, efectivo y cargado de suspense.

Si algo caracteriza a esta saga es ir incrementando el "más_difícil_todavía" combinándolo con elementos relativamente actuales ("de moda" digamos) según la época de su estreno: se podría decir que el "TGV" en la primera entrega sería el equivalente al Dubai Towers de ésta; y ahí reside su punto débil, pues dicho procedimiento crea filmes sólo disfrutables en ciertas épocas a menos que esté tan bien hecha que esta falta sea mínima hasta para el espectador más exigente. Y Brad Bird supera el umbral ¿pero cómo?

Balanceándose cual Tom Cruise (en esa recordada (Y BRUTAL!!) escena...) entre la acción exagerada hasta llegar a lo paródico ("Shoot em up", "Knight and Day"...) y el thriller más fantasioso ("Quantum of Solace", "Un Ciudadano Ejemplar"...) obteniendo casi por pura chorra un entretenimiento continuo, estupendo e inesperado hasta el límite.

Puede que abuse de las fantasmadas; pero los actores lo bordan, el ritmo es frenético, los golpes de humor (aunque más abundantes de lo esperado) soberbios, los guiños a las anteriores cojonudos... Fotografía, montaje, decorados... Todo realizado con mimo y esmero ¿qué más se puede pedir a una cuarta parte?

Los trailers nos mostraban la, a estas alturas, archifamosa escena de las Torres de Dubai como lo más emocionante que pudiéramos recordar en este lustro... ; pero va más allá: vértigo a flor de piel en cada segundo en el que el señor Cruise se queda colgado como un jamón semicurado y un sacrificio al rodarla digno de elogio: es el cúlmen de la cinta tal como lo veíamos venir ¡pero no lo único bueno!

Lo mejor: expectativas cumplidas; el comienzo en la cárcel rusa es un puntazo; infinitamente mejor que las otras dos secuelas; humor sutil, abundante y efectivo; mantiene el interés y el suspense; buenas actuaciones y el miedo que te transmite la ya mencionada escena... y no abusan tanto de las (...) máscaras de látex como en las anteriores.

Lo peor: ciertos momentos bastante predecibles... aunque afortunadamente escasos; los extrañísimos créditos iniciales; la escena de la tormenta de arena sobraba; el malo no crea ni un mínimo de antipatía; y que Tom Cruise haya pasado de ser un súper_agente con (como todos) algunas debilidades... a un Super_héroe hipervitaminado capaz de esquivar la muerte más veces que Connor McLeod.

Esta crítica podrá ser validada positivamente en 5, 4, 3, 2, 1... y dale al "SÍ" **

a más ver

H
[Leer más +]
59 de 73 usuarios han encontrado esta crítica útil