arrow

Hannibal (Serie de TV) (2013)

Hannibal (Serie de TV)
Trailer
7,4
12.768
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2013-2015). 3 temporadas. 39 episodios. Will Graham (Hugh Dancy), que trabaja en el FBI como analista de crímenes, tiene una capacidad innata para empatizar con los psicópatas, lo que le permite entender sus motivaciones. Pero, cuando se da cuenta de que la mente del asesino en serie que está buscando es demasiado compleja incluso para él, recaba la ayuda de uno de principales psiquiatras del país, el Dr. Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen). En junio de 2015, la NBC confirmó la cancelación de la serie tras tres temporadas. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Hannibal (TV Series)
Duración
47 min.
Guion
Bryan Fuller, Steve Lightfoot, Scott Nimerfro, Chris Brancato, Andrew Black, Jennifer Schuur, Jeff Vlaming, Jesse Alexander, David Fury, Jim D. Gray, Kai Wu (Novelas: Thomas Harris)
Música
Brian Reitzell
Fotografía
Karim Hussain, James Hawkinson
Productora
Gaumont International Television / NBC
Género
Serie de TV Intriga Thriller Drama Thriller psicológico Asesinos en serie Crimen Policíaco Precuela
Grupos  Novedad
Hannibal Lecter
8
El cocinero, el caníbal, su psiquiatra y su amigo.
Mr. Health: —El desayuno es la comida más importante del día.
Imaginad la indignación de las millones de personas que se dedican a difundir este mensaje, cuando les digo que yo no desayuno nunca. Todos sabemos lo mal que puede acabar la interpretación de un texto de manera literal, o fundamental, sobre todo si dicho texto se ha obtenido de la parte posterior de una caja de cereales. Pues no, nunca desayuno, en gran parte movido por pesados como Mr Health, que se han pasado la vida dando la lata con la importancia de un desayuno, cuanto más copioso mejor. Aunque también he de reconocer que he sido influido por Brad Pitt en la película Kalifornia, 1993. Hasta hace poco estaba convencido de que nadie podría hacerme cambiar de opinión, pero de haberlo, sería sin duda el Dr. Hannibal Lecter.

Thomas Harris creó en 1981 uno de los personajes más terroríficos de la literatura contemporánea, e indirectamente del cine. La figura del genio sociópata ha sido llevada a las salas de cine en numerosas ocasiones, destacando Manhunter, 1986 que, convertida hoy en cinta de culto, fue la primera aparición de Lecter en la gran pantalla, y El Silencio de los Corderos, 1991, obra maestra del cine universal que entra junto a Sucedió una Noche, 1934 y Alguien Voló Sobre el Nido del Cuco, 1975, en el olimpo de las películas galardonadas con los 5 premios principales de la academia. (Mejor película, Director, Guion, Actor y Actriz principales)
En esta ocasión nos encontramos con un Dr. Lecter muy diferente a la imagen que nos dejó la interpretación del gran Anthony Hopkins, y esto será una gran traba para la serie, o al menos un aspecto al que acostumbrarse, y es que olvidar aquella fantástica puesta en escena no será tarea fácil; no obstante, la inconmensurable actuación de Mads Mikkelsen, que requiere un párrafo aparte, conseguirá darle al monstruo un más que digno sucesor. Será en la última escena del capítulo final cuando veamos cómo, efectivamente, la perspectiva del personaje está enfocada desde un punto de vista completamente opuesto.
La primera temporada, ya concluida, se centra en la figura del psiquiatra Hannibal Lecter, antes de ser conocido con el epíteto de El Caníbal. Un hombre con una inteligencia fuera de lo común y con la habilidad de hacer que la gente se sienta segura a su alrededor, reconfortada y protegida entre su elocuencia y sus acogedoras maneras de anfitrión. Sin embargo el protagonista no será él, al menos al comienzo de la serie, sino Will Graham, un ex agente del FBI que, por motivos de inestabilidad, dejó el trabajo de campo para dedicarse a la enseñanza de los oficiales en formación y que, a petición del jefe de la brigada, Jack Crawford, volverá a primera línea para intentar dar caza a un nuevo y despiadado asesino en serie. El Dr. Lecter será el encargado de la cautela y supervisión de Graham para tratar de que se mantenga lo más sosegado posible. Comienza entonces el duelo entre dos mentes excepcionales, que da lugar a una inaudita relación marcada por el control del maquiavélico psicópata.

El danés Mikkelsen borda una actuación magistral. La inefable capacidad del actor para dar vida al antropófago pone los pelos de punta. Un actor que necesita poca introducción tras el formidable número de alabanzas cosechadas con sus últimos trabajos. Un ejercicio de interpretación de manual, poniéndose en la piel de un inteligentísimo, sibilino y más travieso de lo acostumbrado, Hannibal Lecter, un sibarita apasionado por la gastronomía, con un sentido del gusto y el olfato excepcionales, y cuya pasión por la cocina lo convierte en todo un Michelangelo del fogón, aunque como él mismo advierte, sus platos no son aptos para vegetarianos.
Y es que la alta cocina es uno de los elementos fundamentales de la serie, de ahí que cada capítulo sea titulado con el nombre de algún plato francés. Para asesorar en estas diligencias culinarias, se ha contado con la ayuda del aclamado cocinero español, José Ramón Andrés Puerta, cuyo nivel de influencia en Estados Unidos ha subido enteros, gracias a que su nombre ha salido publicado en la lista de personas más influyentes del mundo de la revista Forbes.
Sin embargo, tanto Mikkelsen como la serie se han quedado sin nominaciones a los premios Emmy, algo que no nos sorprende teniendo en cuenta el bajo índice de audiencia que ha tenido esta primera temporada (no queremos insinuar que los Emmy sean otorgados en función de los beneficios y no de la calidad del producto…)
Sí es cierto que hasta el final de la serie hemos estado en suspenso, no sólo por la trama, sino por saber si los malos datos de audiencia permitirían su renovación para una segunda temporada. Finalmente así ha sido. La razón de este estrepitoso fracaso de popularidad podría estar en que la serie le venga grande a la cadena pública NBC, quien compró sus derechos, y cuyos espectadores tal vez no estén acostumbrados a las explícitas imágenes que se muestran. Puede que de haber sido proyectada en alguna cadena de pago, ya sea la consagrada HBO o la emergente NETFLIX, donde la audiencia sabe a lo que atenerse, habría tenido mejor acogida. Y es que, pese a la elegancia y sofisticación del personaje, la carne es tratada como carne. No hay que olvidar que se trata de un monstruo de la peor calaña, un monstruo con un apetito voraz y un gusto muy selectivo en cuanto a la procedencia de sus alimentos.

Sigo en Spoiler por motivos de espacio. No se revela nada.
[Leer más +]
44 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Hannibal Rising (esta vez sí)
Hannibal abre con uno de los pilotos más brillantes de la temporada si no el que más. Un logro que hay que atribuir tanto a la cinematografía como al guion.

Dentro del trilladísimo universo de los dramas procedimentales David Slade consigue innovar en la forma aunque no tanto en el desarrollo. Al parecer la serie ha optado por seguir un modelo episódico, en el que se presenta un nuevo caso en cada episodio y se resuelve antes del final, decisión acertada a mi parecer. Y es que en los dramas procedimentales hay que decidir entre este modelo (que siguen series del estilo de CSI) o un modelo más serial, en el que el mismo caso se investiga a lo largo de la serie (The Killing o Twin Peaks). El problema del modelo serial es que el desarrollo puede causar frustración al no recibir la resolución y no descubrir quién es el asesino hasta veinte episodios más tarde. El modelo episódico, por otra parte, puede calmar las ansias del espectador episodio a episodio a la vez que desarrolla una trama conectora de toda la temporada (aquí la relación entre el agente Graham y el doctor Lecter).

Como he dicho antes, la cinematografía es uno de los puntos fuertes de la serie y uno de los aspectos más cuidados, sobre todo teniendo en cuenta que nos encontramos ante una serie producida por un canal público como es NBC y no un canal de televisión por cable como FX, Showtime o HBO. La manera en que el agente Graham revive los asesinatos en su mente, retrocediendo, esas gotas de sangre desprendiéndose de la pared… Un momento brillante. Slader incluso se ha permitido alguna que otra referencia a “El Resplandor” de Kubrick, en esa escena en la que el agente Crawford (Fishburne) habla con Graham en los baños. Es inegable la fuerza de las imágenes que nos presenta serie: las pesadillas del agente Graham; esa astamenta desgarrando a la víctima. Tampoco me parece que la serie sea más gráfica de lo que debiera, pues al fin y al cabo es una serie sobre Hannibal Lecter, el psicópata caníbal de “El silencio de los corderos”. De no mostrar alguna que otra escena cruenta estaría decepcionando a un amplio margen de los espectadores.

Por otro lado el guion, escrito por el magnífico Brian Fuller (creador de genialidades como “Criando Malvas” o “Tan muertos como yo”), se sostiene por sí mismo. Con diálogos muy logrados y frases que bien podrían volverse clásicos de la televisión: “May I borrow your imagination?”.

Los personajes están bien definidos y brindan unas actuaciones brillantes. Un Lauren Fishburne que si bien es cierto que no se sale de su línea encaja perfectamente con el personaje que interpreta y Hugh Dancy y Mads Mikkelsen en pleno apogeo. El personaje de Dancy recuerda bastante al que interpretaba en “Adam” (2009) pero no me parece que esto sea algo negativo pues sigue siendo un intérprete brillante y Mikkelsen impone desde el primer momento. Uno de los puntos fuertes es que a pesar del conocimiento previo que podemos tener de los personajes es difícil comprender sus motivaciones y esto hace que explorarlos a lo largo de la serie vaya a ser un viaje interesante.

En definitiva, un estreno muy sólido, con imágenes maravillosas, interpretaciones dignas de ver y un desarrollo estable, sin precipitaciones pero sin pausa.
[Leer más +]
36 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil