arrow

Río de plata (1948)

6,7
282
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuando es expulsado del ejército, Mike McComb, jugador sin escrúpulos, egoista y cínico, decide convertirse en el mayor magnate de plata de Nevada. Su imperio empezará a caer cuando los demás mineros combinen sus esfuerzos contra él. Llegará a perder incluso el apoyo de su mujer y de sus viejos amigos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Silver River
Duración
110 min.
Guion
Stephen Longstreet, Harriet Frank Jr. (Novela: Stephen Longstreet)
Música
Max Steiner
Fotografía
Sidney Hickox (B&W)
Productora
Warner Bros.
Género
Western Drama Romance Drama romántico
7
Plata de ley
Último de los 7 films en los que colaboran el realizador Raoul Walsh y el actor Errol Flynn. El guión, de Stephen Longstreet y Harriet Frank Jr., adapta la novela de bolsillo “Mike McComb”, del propio S. Longstreet. Se rueda en escenarios reales de Bronson Canyon (L.A.), Inyo National Forest (Bishop, CA) y Warner Ranch (Calabazas, CA) y en platós de Warner Studios (Burbandk, CA). Producido por Owen Crump para la Warner, se proyecta en sesión de preestreno el 18-V-1948 (Denver, Colorado).

La acción dramática tiene lugar en Gettysburg, a 6 millas de la batalla (1-3/VII/1863), en Silver City y en localizaciones del territorio de Nevada, entre los años 1863 y 1878. Mike J. McComb (Flynn), antiguo capitán de caballería de la Unión, tras abandonar el ejército, decide emprender una carrera en busca de riqueza y poder. Progresa con rapidez en múltiples actividades (juego, banca, ganadería, minería de plata, madera, etc.). Sus oponentes son Georgia (Sheridan) y el envidioso “Buck” Chevigee (Blue). El villano es “Banjo” Sweeney (MacLane), su mano derecha es “Pistol” (D’Andrea) y el apoyo legal se lo proporciona el abogado John Plato Beck (Mitchell).

El film suma drama, romance y western. Compone un relato que compone un cuento moral sobre la ambición, la soberbia, el individualismo y la ausencia de escrúpulos. La acción tiene lugar en los años posteriores a la Guerra Civil (1861-65), mientras se da en el país una expansión económica intensa, se impone el liderazgo de los empresarios ambiciosos y emprendedores, se registra el desarrollo del sector de las finanzas (banca, bolsas de valores, financiación internacional...), el crecimiento del sistema económico de libre empresa, el avance industrial, la acumulación de grandes capitales privados y la expansión económica general de los estados del Sur y del Medio Oeste. Estas circunstancias quedan reflejadas en el film, aunque se sitúan en el trasfondo del mismo. Se explican a grandes rasgos, con un nivel de aproximación satisfactorio y, por demás, interesante. Reflejan con relativo acierto una realidad histórica del pasado del país, en la época vertiginosa en la que se enmarca el film. La suma de ambos elementos (relato directo y trasfondo histórico) ofrece explicaciones imprescindible para que el espectador pueda entender cabalmente algunas claves de la historia que se explica.

La riqueza de un país depende de la cantidad de bienes y servicios que produce, no del oro y plata que acumula. Es interesante ver cómo en el XIX se pensaba que existía una relación directa entre poder económico y financiero de un estado y el volumen de oro y plata del que disponía. En el marco del relato, la teoría indicada explica hechos importantes, como el impulso que la autoridad desea imprimir a la producción de plata y sus consecuencias.
[Leer más +]
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Gran Flynn
A medio camino entre el western y el melodrama sureño, esta película de Raoul Walsh (Los violentos años 20, Al rojo vivo, Tambores lejanos) ofrece una de las versiones más serias y completas de Flynn. Inicialmente, el actor se desarrolla en el terreno que le es más favorable, el de la truhanería y el desenfado. Sin embargo, Río de plata se va tornando más dramática a medida que la historia avanza y, obviamente, el personaje a quien Flynn da vida va “agriando” también su carácter, volviéndose más trascendente y apesadumbrado. Una memorable transmutación interpretativa y la confirmación de que Errol Flynn era mucho más que un carismático vividor.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil