arrow

Indiana Jones y la última cruzada (1989)

Indiana Jones y la última cruzada
Trailer
7,8
116.291
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En esta tercera entrega, el padre del protagonista (Harrison Ford), Henry Jones, también arqueólogo (Sean Connery), es secuestrado cuando buscaba el Santo Grial. Indiana tendrá que ir a rescatarlo y, de paso, intentar hacerse con la preciada reliquia, que también ambicionan los nazis. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Indiana Jones and the Last Crusade
Duración
127 min.
Guion
Jeffrey Boam (Historia: George Lucas, Menno Meyjes)
Música
John Williams
Fotografía
Douglas Slocombe
Productora
Paramount Pictures / Lucasfilm
Género
Aventuras Acción Secuela Nazismo Años 30
Grupos  Novedad
Indiana Jones
10
O de cómo el doctor Jones se convirtió en leyenda
Es posiblemente junto con El tesoro de Sierra Madre la película de aventuras por excelencia. De las anteriores partes, todos guardamos escenas imborrables, como Indi corriendo delante de la bola en El arca perdida o peleando en las minas en El templo maldito. Pero sin duda, esta tercera parte ofrece los mejores momentos de una trilogía de por sí histórica.

Posiblemente, en manos de cualquier otro, esta hubiera sido una película de aventuras cutre y previsible. Pero con Spielberg al mando, adquiere unas cotas de calidad increibles. Unas escenas de acción increíblemente dirigidas y montadas. En manos de cualquier otro, serían unas escenas de explosiones, persecuciones y disparos, haciendo de ellas algo anodino. En manos de Spielberg, se convierten en auténticas maravillas, de las que el espectador no se cansa, con una planificación bestial, propia del Rey Midas.

A pesar de contar con todos los tópicos de este género ( protagonista guaperas, chica despampanante y malo maloso ), el guión consigue no caer en lo fácil, y plantea situaciones que no hagan que el espectador vea una y otra vez lo mismo. Y aquí se le agrega un componente importantísimo: su padre el doctor Jones senior. Encarnado magistralmente por Sean Connery, y aporta a a la trama algunos momentos cómicos sin igual ( "¡ Padre, avión a las 12 en punto !"). Y nos demuestra que todo héroe tiene sus miedos internos y sus malos recuerdos. El personaje de su padre complementa así una vertiente desconocida por el espectador, su difícil infancia.

Dicha infancia se nos presente ( y de qué manera ) al comienzo de la película. La pasión de Indiana por las aventuras no es nueva, ya que desde su juventud, siente auténtica pasión por la arqueología. No podrá quejarse River Phoenix del papel que le reservo el maestro. Y precisamente es en ese segmento cuando nos damos cuenta de como consiguió el héroe esos elementos que le hicieron tan celebre: su látigo, su sombrero, y su cicatriz. Esos elementos que nos hacen identificarle sin necesidad alguna de que nos recuerden quién es.

Particularmente hay una escena que me parece muy significativa, y es cuando le están explicando cuál va a ser su tarea, y el personaje de Walter, al tiempo que le explica la historia del grial, le entrega simbólicamente una copa de champán.

Sólo queda esperar a que nos entreguen la cuarta entrega de esta maravilla de saga, que nos ha hecho soñar a más de uno sin necesidad de salir de casa.
[Leer más +]
83 de 97 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Clases de historia III: las pelis de aventuras
Sé que parece mentira, sé que muchos no me creerán pero las películas de aventuras existían antes de Indiana Jones. Cuando Lucas y Spielberg decidieron lanzarse en busca de arcas, sólo tuvieron que mirar hacia atrás. Y allí, algo marchito pero todavía con cosas que contar, estaba el director de aventuras por excelencia: John Huston.

Las aventuras de Huston tienen algo que las hace imperecederas. Por mucho tiempo que pase desde que se rodaran, cuando uno las ve, siente que le pertenecen, que las entiende, que su calidad sobresale por encima de actores y efectos especiales. Les daba a esas historias una veracidad difícil de explicar en el cine de aventuras, difícil de constatar sin una somera investigación. Y aunque las aventuras de Indiana Jones ya no llevan asociadas esa veracidad, mantienen el gusto por un excelente guión, unos exteriores milimétricamente buscados para la ocasión y unas grandes actuaciones.

¿Alguien dudaba que la elección de Sean Connery fuera casual? Que mejor tributo a Huston que regalar a la saga de Indiana, al actor que encarnó al masón Daniel Dravot en su película de aventuras “El hombre que pudo reinar” (1975). Es por tanto normal, que el gran Connery de la mejor réplica de toda la saga a Harrison Ford.

Su inicio no es tan demoledor como en “el templo maldito” pero se plasma con acierto y habilidad la creación de un icono: Indiana Jones. Y en pantalla grande. Era la primera de la saga que veía dentro del cine, era la primera vez que John Williams sonaba por los cuatro costados envolviéndome con unos compases que me sabía de memoria. Era la primera vez que iba con ella al cine: la aventura no había hecho más que comenzar.

Para muchos esta es la peor de las tres, para otros es la mejor, para mí es la primera vez que la besé. Tal vez por ello considere a esta película como la que mejor final tiene de las tres.
[Leer más +]
57 de 67 usuarios han encontrado esta crítica útil